viernes, 11 de octubre de 2013

DIAMANTES, UNA HISTORIA DE LUJO, DUREZA Y SANGRE (SEGUNDA PARTE)

En la primera parte de esta historia conocimos la naturaleza y el proceso de formación de los diamantes, como se clasifican y se determina su valor , peso y pureza , viajamos hasta India  que hasta el siglo XVIII tuvo la exclusiva del comercio de diamantes  pues no se conocían yacimientos en otras partes del mundo y recorrimos las vicisitudes y leyendas de algunos de los diamantes más célebres de la historia, desde el Diamante Hope, expuesto en el Smithsonian de Nueva York,  y el Diamante Orloff  que se encuentra incrustado en el Cetro Imperial de Rusia, hasta el Koh-i-Noor , engarzado en la corona de la Reina Madre de Inglaterra , Elisabeth Bowes Lyon(1900-2002), y custodiado en la Torre de Londres junto al resto de Joyas de la Corona británica, y el Darya-ye-Noor, que encontramos formando parte de las joyas de la corona de Irán , expuesto en el Banco Central de Irán en Teherán. Diamantes procedentes de una mítica mina de diamantes, Mina Kullur,  enclavada en el reino de Golcondar, un nombre de reminiscencias legendarias que parece sacado de una novela de J.R.R. Tolkien, el creador de "El señor de los Anillos". Mientras India era el exclusivo suministrador de diamantes a Europa, en el continente europeo una ciudad belga se convertirá en la capital del comercio de estas piedras preciosas, Amberes. 

Situada apenas a cuarenta kilómetros de Bruselas, la actual capital de Bélgica, y a orillas del río Escalda, el puerto y la ciudad de Amberes serán a partir del siglo XVI, cuando se halla bajo la soberanía de España,  en el corazón comercial de Europa . Se estima que por sus muelles circulaba el 40% del comercio mundial y entre las mercancías estrellas estaban los diamantes que convertirían a Amberes en la capital mundial del diamante, una denominación que mantendría a lo largo de los siglos siguientes hasta la actualidad a pesar de la competencia que a partir de mediados del siglo XVII representó Amsterdam que le iría robando parte del protagonismo comercial a la ciudad belga  pero no así el control del mercado de diamantes. Aunque la práctica del corte, técnica para dar forma y pulir al diamante en bruto,  de los diamantes se inició en París,  en  el siglo XVI los artesanos de Amberes ya eran más apreciados que los parisinos y el mismo rey francés Francisco I (1494-1547), hacía sus encargos de diamantes a Amberes. En la actualidad el puerto de Amberes es uno de los más grandes de Europa y en lo que se refiere a los diamantes en la ciudad se manejan el 80% de los diamantes en  bruto, aquellos que todavía no han sido cortados y un 50% de los diamantes ya cortados. Mientras, después de siglos de monopolio de India como suministradora de diamantes, aquellas minas que habían proporcionado millones de quilates  daban síntomas de agotamiento a mediados del siglo XVIII , en el preciso momento en que se hallaba un nuevo yacimiento de diamantes en la colonia portuguesa de Brasil en 1725, en la región de Minas Gerais.

REPORTAJE SOBRE EL CORTE Y TALLADO DE LOS DIAMANTES

En este breve vídeo de cuatro minutos del Discovery Channel podéis ver la técnica empleada en el corte y tallado de los diamantes en bruto hasta convertirlos en un diamante listo para ser comercializado. Uno de los  centros principales de tallado es la ciudad belga de Amberes




El monopolio ejercido por India hasta aquel momento deja paso a un nuevo monopolio, el de los diamantes brasileños explotados por la potencia colonial, Portugal, que convirtió a las minas brasileñas, propiedad de los reyes portugueses y controladas por el estado , en las principales productoras de diamantes del mundo inundando el mercado con ellos lo que haría descender el valor de los diamantes hasta en un 70% .Pero a este boom inicial le seguiría a partir de 1800 una paulatina reducción de la producción por el agotamiento de los yacimientos, que de nuevo elevó los precios de los diamantes y que incluso llevó pensar a muchos que los diamantes estaban muy cerca de agotarse en el planeta, pues las minas de India dejaban de producir y en las de Brasil cada vez se extraían menos quilates de estas piedras preciosas, pero de nuevo, al igual que había sucedido en el siglo XVIII , el descubrimiento de otros yacimientos cambiaría la historia de los diamantes. Ahora tenemos que viajar hasta el sur del continente africano. Estamos en el año 1867 en la Colonia  del Cabo, en lo que hoy es la República de Sudáfrica, territorio bajo dominio inglés.  cuando un joven de quince años llamado Erasmus Jacobs , hijo de Daniel Jacobs, un granjero que poseía unas tierras en el corazón de Sudáfrica , se encuentra a orillas del río Orange, que con sus 2090 kilómetros de longitud es el más importante de Sudáfrica. Ayudando a su padre , Erasmus vio brillar un objeto a la luz del sol a orillas del río . Curioso y atraído por su brillo recogió aquella extraña piedra y la guardó en su bolsillo,utilizándola luego para jugar, Pero su brillo llamó la atención de un vecino de los Jacobs, un tal Shaclk van Niekerk, que propuso al padre de Erasmus la compra de aquella piedra. Daniel , que no daba valor ninguno al hallazgo de su hijo, se la dio sin problemas.

Mapa actual de la República de Sudáfrica. En él podéis ver aproximadamente en el centro del mismo el curso del río Orange, el de mayor longitud y el más importante del país, en cuyas orillas encontró Erasmus Jacubs el primer diamante de África, y también la ciudad de Kimberley, que sería fundada pocos años después cuando se encontró un yacimiento de diamantes en las tierras de los granjeros De Beers .. Se desataría la locura, una fiebre muy parecida a la fiebre del oro que se había vivido en California dos décadas antes, pero ahora por los diamantes. La ciudad primero se llamó New Rush, pero poco después, el 5 de junio de 1873 , se le daría su nombre definitivo, Kimberley que no tardaría en convertirse en una de las ciudades más grandes de la región debido al constante flujo de  hombres en busca de fortuna (Imagen procedente de http://losmejoresdestinos.com ) 

Para averiguar su naturaleza y si tenía valor Niekerk se la confió a otro amigo que a su vez la llevó a la ciudad de Colesberg para que la examinara alguien con más conocimientos. En Colesberg llegaron a la conclusión de que se trataba de un diamante, pero para confirmarlo sin género de dudas lo enviaron a su vez a Grahamstown, la ciudad donde vivía el geólogo más prestigioso de Sudáfrica, William Guybon Atherston (1814- 1898), que con la ayuda del químico Peter MacOwan(1830-1909), confirmaría que la piedra hallada por Erasmus Jacobs  era un diamante de 21,25 quilates, equivalente a 4,25 gramos , y se trataba del primer diamante hallado en África, al que pondrían por nombre Diamante Eureka. El diamante sería adquirido por el gobernador de la colonia, Philid Edmond Wodehouse (1811-1887) que lo llevaría consigo a su regreso a Inglaterra donde el diamante permanecería por espacio de un siglo . Fue vendido en 1946 en una subasta y veinte años más tarde sería la gran empresa del diamante, De Beers, de las que os hablaré dentro de poco, la que lo adquirió y lo donó a la República de Sudáfrica para que lo conservara como el primer diamante hallado en África. Hoy se puede contemplar en el Museo de la Mina de Kimberley con un tamaño más reducido que el original, porque fue tallado y cortado y ahora tiene un peso de 10,73 quilates., No habían transcurrido más que cuatro años desde el hallazgo de Erasmus Jacobs cuando en la misma región fue hallado otro diamante, mucho más grande que el Eureka, pues pesaba 83,50 quilates, en una finca propiedad de dos granjeros que eran hermanos, los De Beers que iba a convertirse en el mayor yacimiento de diamantes conocido hasta la fecha.

Imagen del Diamante Eureka, aquella piedra brillante que llamó la atención del adolescente Erasmus Jacobs mientras estaba con su padre trabajando a orillas del Orange. Durante un tiempo fue un juguete en manos de Erasmus que desconocía que tenía entre sus manos el primer diamante de la historia de África y el comienzo de una fiebre por estas piedras preciosas que iba a desatarse apenas cuatro años después  (Imagen procedente de http://blogs.lainformacion.com )

Se desató una auténtica fiebre del diamante y miles de hombres acudieron a las tierras de los De Beers. Aquella multitud comenzó a excavar en aquel punto , en busca de nuevos diamantes. Fue tal la afluencia de mineros que el 5 de junio de 1873 se fundaba una nueva población a la que dieron el nombre de Kimberley, un nombre elegido en honor de Philip Edmond Wodehouse, el mismo gobernador de la Colonia del Cabo que en 1867 había adquirido el Diamante Eureka y que además de ser el Ministro de Asuntos Exteriores para las Colonias era también conde de Kimberley. Daría también muchos años más tarde nombre a las rocas volcánicas que contenían  los diamantes  , la kimberlita, y a las chimeneas por las que sube el magma hasta la boca de los volcanes, las Chimeneas de Kimberlita. Entre los buscadores de diamantes que acudieron al reclamo del brillo de los diamantes  se hallaba un joven de dieciocho años llamado Cecil Rhodes (1853-1902). Nacido en Inglaterra e hijo de un pastor de la iglesia anglicana , Cecil viajó en 1870 hasta África para vivir junto a uno de sus hermanos que poseía una plantación de algodón, pero cuando le llegaron las noticias del descubrimiento en 1871 del gran diamante de 83,50 quilates, decidió dejar la granja de su hermano para dedicarse a buscar diamantes, aunque para ahorrar dinero se dedica a vender hielo a los mineros. En 1873 parece que el yacimiento de Kimberley comenzaba a agotarse y Rhodes se aventuró a comprar una gran cantidad de licencias de explotación de aquellos que abandonaban la búsqueda de diamantes. Su intuición fue acertada porque al seguir excavando se hallaron nuevos yacimientos aún más ricos en diamantes, y en 1880 ,junto a su socio Charles Rudd (1844-1916) fundará la De Beers Mining Company, un nombre que puso en honor de los hermanos De Beers en cuyas tierras se había descubierto, como acabamos de ver , la piedra preciosa  que desataría la fiebre del diamante.

Fotografía de Cecyl Rhodes, el fundador de la que iba a convertirse en la gran dominadora de la extracción, distribución y comercialización de los diamantes durante todo el siglo XX y aún lo sigue siendo en nuestros días con el control del 40% del mercado mundial, De Beers. También fue el fundador de un nuevo estado, Rodesia, que conquistó para mayor gloria del Imperio Británico . Estaba convencido de la supremacía británica y consideraba ser británico un privilegio por si solo " Recuerda,- decía - que eres inglés y , por lo tanto, has ganado un primer premio en la lotería de la vida" (Imagen procedente de http://dwk.commentaries.com )
Rhodes se introduce en política al tiempo que sigue adquiriendo licencias mineras en directa competencia con otra empresa de explotación de diamantes, la Barnato Diamond Mining Company fundada por los hermanos Barney Barnato (1853-1897) y Harry Barnato. La competencia entre ambas hizo que el mercado se inundara de diamantes provocando la caída de sus precios. Finalmente, Cecil Rhodes adquiriría la Barnato Diamond Mining Company por un precio desorbitado , cuatro millones de libras, equivalente a más de dos mil millones de libras de nuestros días, al mismo tiempo que lograba de las autoridades de Ciudad del Cabo el permiso para utilizar en la explotación de sus minas a presos de las cárceles de la colonia que eran explotados como esclavos. En 1888 nacía la  De Beers Consolidated Mines , la mayor empresas de diamantes del mundo que en ese momento controla el 90% del comercio mundial.. Si hasta el siglo XVIII India había sido la proveedora mundial de diamantes ahora De Beers se convertía en la principal productora mundial y estaba en manos de un solo hombre, Cecil Rhodes. Para evitar que la elevada producción de diamantes extraída de los ricos yacimientos de Kimberley hiciera bajar demasiado los precios , Rhodes ordenó limitar la producción a dos millones de quilates anuales con lo que logró estabilizar los precios. Mientras, el yacimiento original en la granja de los hermanos De Beers siguió siendo excavado por miles de mineros, más de cincuenta mil a lo largo de cincuenta años, extrayendo entre 1871 y 1914 más de dos mil setecientos kilos de diamantes. La mina alcanzaría  los 240 metros de profundidad y 463 metros de profundidad , el mayor agujero excavado por las manos del hombre sin utilizar maquinaria ,por lo que fue apropiadamente bautizado con el nombre de Big Hole, el Gran Hoyo, o el Gran Agujero.

Kimberley Big Hole
Fotografía del Big Hole, también conocido como Open Mine (Mina Abierta) o Mina Kimberley ya que, como podéis ver en la imagen, se encuentra excavado justo al lado de la ciudad de Kimberley fundada precisamente para albergar a los trabajadores  de la mina. Aunque se llegó a excavar hasta los 240 metros de profundidad, en la actualidad hay unos 25 metros de escombros en el fondo  y están cubiertos por otros cuarenta metros de agua, por lo que a la vista hay 140 metros. Es considerado el agujero más profundo excavado por la mano del hombre sin utilizar maquinaria. Cuando la mina se cerró en 1914 se habían removido más de 22 millones de toneladas de tierra y extraído  cerca de tres toneladas de diamantes equivalentes a unos catorce millones de quilates. La gran empresa del diamante De Beers lo ha convertido en un lugar de atracción turística (Imagen procedente de http://www.stumbles.org.uk )

En 1897 muere Barney Barnato y cinco años después fallece Cecil Rhodes, convertido en la mayor fortuna de su tiempo y conquistador para mayor gloria del Imperio Británico, de un territorio al norte de la actual República de Sudáfrica a la que dio el nombre de Rodesia y que hoy se halla dividido en dos estados, Zimbabwe y Zambia. El mismo año de la muerte de Rhodes llegaba a Sudáfrica para trabajar como agente de compras de diamante  el joven alemán de veintidós años  Ernest Oppenheimer (1880-1957), hijo de un empresario del tabaco. No tardará en convertirse en el hombre más importante en el mundo del diamante, pero antes, el 25 de enero de 1905 , en una mina  de Cullinan, en las proximidades de Pretoria , el capitán Frederick Wells hallará el que es considerado el mayor diamante del mundo en bruto, sin ser tallado. Fue llamado Cullinan en recuero de la mina donde fue encontrado, propiedad del magnate del diamante Thomas Cullinan (1862-1936), dueño y fundador de la Premir Mine . El Diamante Cullinan pesaba tres mil quilates, equivalente a seiscientos gramos, y sería regalado al rey de Inglaterra Eduardo VII (1841-1910). La enorme piedra preciosa fue tallada y cortada obteniéndose de ella más de ciento cincuenta piedras preciosas. La mayor de ellas, llamada Cullinan I, fue engarzada en uno de los cetros de los reyes de Inglaterra, el Cetro de la Cruz. Con sus quinientos treinta quilates,cientos treinta gramos de peso, fue el mayor diamante tallado del mundo hasta el año 1985. Años después, en 1914, el estallido de la Primera Guerra Mundial detiene la explotación de diamantes en una época donde ya se han encontrado yacimientos de diamantes en Australia, Estados Unidos, República Democrática del Congo, Sierra Leona, Namibia, Rusia o Bostwana.

Frederick Wells sosteniendo en sus manos el mayor diamante en bruto del mundo, el Cullinan, con sus 3106 quilates , hallado en la Mina Cullinan, propiedad de sir Thomas Cullinan (Imagen procedente de http://isadorasantique.blogspot.com )

En 1917 Ernest Oppenheimer funda la Anglo American Corporation, una empresa dirigida a la búsqueda y explotación de yacimientos de oro y se introduce en el accionariado de De Beers . En 1926 asume el control absoluto sobre De Beers y tres años más tarde se convierte en su presidente. El estallido de la crisis económica mundial derivado del crack de la Bolsa de Nueva York en 1929 supondrá el cese del comercio de diamantes a partir de 1932.Se acumularon millones de quilates a los que había que dar salida ¿Qué hacer para darles salida y al mismo tiempo evitar que bajasen los precios de una forma brusca? Oppenheimer encargó una investigación sobre los hábitos de consumo de los estadounidenses, que consideraba el mercado con mayor poder adquisitivo y de más rápido crecimiento a pesar de haber sido también el más afectado por la crisis de los años treinta aunque revitalizado durante la Segunda Guerra Mundial, y el estudio sacó a la luz que muy pocas parejas asociaban los diamantes a los anillos de pedida de matrimonio, prefiriendo otras piedras preciosas, como gemas o zafiros. Oppenheimer vio allí un filón sin explotar y decidió convertir a los diamantes en la estrella de los anillos de pedida, pretendía que millones de parejas por todo el mundo eligieran un diamante para sellar su unión. Pero para ello había que realizar una campaña publicitaria que lograra seducir a esos millones de potenciales compradores y para ello se abrió un concurso en busca del mejor eslogan para lanzar la campaña.

Un anuncio de la empresa De Beers con el eslogan "Un diamante es para siempre" que desde su lanzamiento en 1947 parece inseparable de esta piedra preciosa y que es considerado uno de los mejores eslóganes publicitarios de la historia. La empresa De Beers supo controlar la comercialización de los diamantes durante la mayor parte del siglo XX , siendo consciente de la necesidad de regular su venta para que el exceso de oferta de diamantes no hundiera los precios, unas normas que han sido seguidas por casi todos los países productores. de diamantes, excepto en algunas naciones africanas donde comenzaron a venderse fuera de los circuitos habituales para poder financiar la compra de armas utilizadas en sus conflictos internos como sucedió en Sierra Leona o en Angola  (Imagen procedente de http://www.greatnewplaces.com)

Finalmente, y después de muchas propuestas rechazas, una joven creativa llamada Frances Gerety, dio en el blanco con una frase breve y directa "A diamond is forever", es decir, "Un diamante es para siempre". ¿A qué la habéis escuchado en alguna ocasión? Sin duda, porque aún hoy sigue asociándose indefectiblemente a los diamantes. La campaña , como podéis suponer, fue un completo éxito y el resultado llega hasta nuestros días donde se estima que el 80% de las parejas que se prometen en matrimonio en Estados Unidos, Europa y Japón lo hace con un anillo adornado con un diamante que , probablemente, procede  de de De Beers. El gigante del diamante, que a finales de la década de los noventa seguía controlando el 40 % de los diamantes comercializados a nivel mundial, continuaba en manos de la familia Oppenheimer . Debido al incremento en la demanda de diamantes y para regular su comercio y establecer unas reglas comunes, en 1947 se creó la Federación Mundial de Bolsas de Diamantes (WFDB por sus siglas en inglés) , que según sus estatutos tenía y tiene como principal objetivo "participar en la promoción del comercio mundial y fomentar el establecimiento de las bolsas, con vista a una eventual afiliación de todos los centros donde los diamantes se negocian activamente" A la muerte de Ernest en 1957 le sucedería su hijo Harry Federico Oppenheimer(1908-2000). La familia Oppenheimer era de origen judío pero tanto Ernest como Harry Oppenheimer se convertirían al cristianismo aunque apoyando siempre a Israel, a la que convertirían en uno de los centros mundiales del corte y tallado de diamantes . Bajo su presidencia de De Beers en 1966 se hallaron importantes yacimientos de diamantes en Bostwana, y ya en 1972 nuevos yacimientos saldrán a la luz en los desiertos de Bostwana

Mapa de los principales yacimientos diamantíferos del mundo .  En la actualidad casi el 60% de la producción procede de las minas situadas en el continente africano. Fue el descubrimiento de los yacimientos en Sudáfrica en el siglo XIX lo que hizo bajar el precio de los diamantes haciendo peligrar el negocio, lo que se acentuó a comienzos del siglo XX cuando en Namibia se hallaron nuevos yacimientos que forzaron el desplome de los precios de las piedras preciosas cuyo valor viene determinado por su escasez y, por supuesto, por la fascinación que siguen ejerciendo sobre sus compradores que no siempre se preguntan la procedencia y las condiciones en que fueron extraídos en su origen  (Imagen procedente de http://www.diamantes.infos.com ) 

De Beers sigue conservando el monopolio gracias a su política de comprar los nuevos yacimientos, adquirir su producción o encargase de su distribución. El comercio mundial se centra en África, de cuyas minas  procede el 60% de los diamantes que se comercializan en el mundo. Harry Oppenheimer sobresaldría también por sus actividades filantrópicas y apoyó  económicamente al Partido Progresista Federal sudafricano contrario a la política de apartheid del gobierno sudafricano, al que años después elogiaría por su actitud contra el apartheid el propio Nelson Manderla(1918). Harry Oppenheimer se retiró de la presidencia de De Beers en 1984 y le sucedió como presidente de De Beers en 1998   su hijo Nicholas Oppenheimer (1945). En 2011 la familia Oppenheimer venderían su participación en De Beers a la empresa que había fundado el patriarca de la familia, Ernest Oppenheimer, la Anglo American Corporation, , y De Beers pasará a integrase dentro de la estructura de esta última. Pero unos años antes estallaría el escándalo que saltaría a la fama a raEn estíz de la publicación en 2002 del best seller "Blood Diamonds", "Los Diamantes de sangre", del escritor y periodista estadounidense Greg Campbell(1970) y en la que luego se inspiraría la célebre película del mismo titulo rodada en 2006 y protagonizada por Leonardo DiCaprio(1974). Gracias a la novela y la película el gran público conoció lo que había estado sucediendo  en África en las décadas anteriores, años en los que sangrientos conflictos se extendieron por algunas de las principales  naciones productoras de diamantes, desde Sierra Leona y Liberia hasta la República Democrática del Congo y Angola, en la que millones de personas murieron en guerras internas financiadas por las ventas de diamantes en la de´cada de los noventa del pasado siglo XX

REPORTAJE SOBRE LA RUTA COMERCIAL DE LOS DIAMANTES

En este reportaje podemos ver el proceso de comercialización de los diamantes, desde su extracción , el corte y tallado y la venta. En la actualidad los principales consumidores de diamantes del mundo son los estadounidenses que absorben el 60% de la producción mundial . Hay cinco mil centros  para el corte y pulido de diamantes distribuidos por todo el mundo 





Campbell centró su investigación en Sierra Leona, una pequeña nación de poco más de setenta mil kilómetros cuadrados y seis millones de habitantes, cuyas costas fueron visitadas por primera vez en 1447  por el navegante portugués  Alvaro Fernandes en uno de los viajes que los navegantes portugueses realizaban en su intento de circunnavegar el continente africano. Quince años después, en 1462, otro portugués, Pedro Da Cintra bautizaría aquellas tierras con el nombre que hoy conocemos, Sierra Leona, por la forma de su bahía. Cuando a finales del siglo XVIII Inglaterra se planea abolir la esclavitud, lo que no haría definitivamente hasta 1833, y liberar a los esclavos, se busca para ellos un lugar donde establecerse y Sierra Leona sería la elegida. En 1787 se fundaba en las costas de Sierra Leona la ciudad de Freetown , Ciudad Libre, por cuatrocientos antiguos esclavos liberados . Aunque este asentamiento fue destruido poco tiempo después, Inglaterra convertiría Sierra Leona en una colonia en 1808 y en las décadas siguientes miles de antiguos esclavos de las diferentes colonias británicas   se asentarían en ella. Ya en 1930 se descubrirían los yacimientos de diamantes  en su territorio que serían explotados en régimen de monopolio por la Sierra Leona Selection Trust Limited , fundada en 1913 por el ingeniero estadounidense Alfred Chester Beatty  que tenía concedido los derechos de la explotación de diamantes en régimen de monopolio por espacio de 99 años, desde 1935 hasta 2034. Para burlar este monopolio los buscadores de diamantes los pasaban de contrabando a través de las fronteras con sus países vecinos, Guinea y Libera, donde acudían compradores europeos para adquirir aquellos diamantes de contrabando a un precio más bajo que los ofrecidos por la Sierra Leona Selection Trust Limited. Ya en los años cincuenta se descubren nuevos yacimientos de diamantes y se hace más difícil conservar el monopolio..

En Sierra Leona los diamantes no se encuentran en yacimientos bajo el suelo como en la República de Sudáfrica, sino que son principalmente diamantes arrastrados por las aguas de los ríos y acumulados en depósitos aluviales que luego los buscadores de diamantes se afanan en encontrar con sus cedazos como en la imagen. Esto hace mucho más complicado el control de su extracción y facilita el contrabando que iba a alimentar los conflictos armados de estas naciones africanas durante la década de los noventa, transformando la riqueza de sus yacimientos de diamantes en una verdadera maldición para sus habitantes (Imagen procedente de http://macamilagutierrez.blogspot.com)

Sierra Leona alcanza la independencia del Reino Unido en 1961 , pero el nuevo estado no era homogéneo, sino que estaba formado por diferentes grupos étnicos. Por un lado estaban dos de los pueblos que habitaban aquel territorio desde el siglo XV, los mende, que ocupaban el centro y el sur del país,  y los temnés al norte , constituyendo estos últimos  un tercio de la población total , sometidos por la élite criolla , europeos nacidos en el país. Los Mende trataron de hacerse con el poder , pero los criollos buscaron el apoyo de la etnia minoritaria de los limba, apenas un 10% de la población,  para oponerse a los Mende y a los Tenme  y finalmente lograron controlar el poder durante los años setenta y ochenta. El resentimiento hacia criolllos y limbas fue creciendo entre los mende y los temné que unieron fuerzas para tratar de desplazarlos del poder. Finalmente, en 1991 se produjo una rebelión de los tenmés  organizados en el Frente Unido Revolucionario (FRU  en sus siglas en inglés) creado y liderado por Foday Sankok (1937-2003) y apoyado por otro grupo militar procedente de la vecina Liberia, el  Frente Patriótico Nacional de Liberia (NPFL) dirigido por  Charles Taylor (1948). El ataque había comenzado por el sureste del país por una razón concreta, el control de las minas de diamantes de Sierra Leona, porque quién controlase las minas tendría en sus manos una fuente de financiación a través de la venta de estos diamantes al resto del mundo. Era el comienzo de una guerra civil que se prolongaría hasta el año 2002 y regaría de sangre y sufrimiento estas dos naciones, Liberia y Sierra Leona  , una matanza sufragada por la venta de diamantes manchados con la sangre de decenas de miles de víctimas, los diamantes de sangre. El desarrollo de los conflictos africanos de la última década del siglo XX y las consecuencias sobre el mercado de los diamantes los veremos mañana en la última parte de esta historia.

El Mentidero de Mielost en Facebook :
https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos