lunes, 12 de agosto de 2013

MISTERIOS DE LA HISTORIA: EL PUEBLO OLMECA Y EL ENIGMA DE LAS CABEZAS GIGANTES


Mesoamérica es una palabra formada por el término griego "Meso" que significa Intermedio y que se podría traducir como "la parte intermedia de América", una denominación geográfica e histórica que abarcaría el sur de México, los territorios donde hoy se hallan Guatemala, Belice y El Salvador así también como parte de Honduras, Costa Rica y Nicaragua. Históricamente podríamos considerar esta tierra como una Mesopotamia en América, pues de ella surgieron algunas de las civilizaciones más brillantes del pasado del continente americano, si bien no llegaron a constituir grandes organizaciones estatales como Egipto en el Norte de África o los imperios babilonio o asirio en Mesopotamia, pues no sería hasta la aparición de los mexicas, también  conocidos entre nosotros como aztecas, que a partir del siglo XIV ,y hasta la llegada de los españoles dirigidos por Hernán Cortés (1485-1547) en el siglo XVI, tuvieron el mayor imperio que  había conocido la región. Cuando hablamos de Mesoamércia nos vienen a la mente sobre todo los nombres del pueblo que acabo de citar ,los aztecas, porque llegaron a formar un imperio en el corazón de lo que hoy conocemos como México, el pueblo maya que, sin llegar a formar un imperio como los aztecas, si construyeron una de las civilizaciones más brillantes y avanzadas de América formada por múltiples ciudades estado que se extendieron por Guatemala, Belice y el sur de México, como los estados de Yucatán o Quintana Roo entre otros,   que en algo nos recuerdan a las polis griegas, y otros pueblos como los zapotecas, uno de los más antiguos de Mesoamérica, que se estableció hacia el X a.C en lo que hoy es el estado mexicano de Oaxaca  .

Este mapa  abarca gran parte de lo que consideramos geográficamente Mesoamérica aunque se quedan fuera de la imagen Guatemala, El Salvador, Belice, Honduras, Costa Rica y Nicaragua que también forman parte de esta zona geográfica. En color rosa, bañada por las aguas del Golfo de México podéis ver la tierra habitada por los Olmecas de los que hay vestigios con hasta cuatro mil años de antigüedad, pero su época de apogeo, cuando comenzaron a establecerse en núcleos urbanos como San Lorenzo y posteriormente La Venta y de forma tardía en Tres Zapotes comenzó hacia el 1200 a. C y su historia se prolongaría hasta el siglo V a.C o I a. C, cuando la civilización olmeca desapareció de la historia, tal vez desplazados o absorbidos por los mayas. Su cultura puede ser considerada la inspiradora de los diferentes pueblos que a lo largo de los siglos se desarrollarían en Mesoamérica  (Imagen procedente de http://hispanoteca.eu ) 
 
Aztecas, mayas y zapotecas son sólo tres de las civilizaciones surgidas en este marco geográfico e histórico que llamamos Mesoamérica, pero hay una aún más antigua y también mucho más desconocida, que apenas nos ha dejado restos de su presencia ni información sobre ellos pero que nos ha legado uno de los grandes enigmas de la arqueología, unas cabezas gigantes , algunas de ellas de más de veinte toneladas de peso, apenas casi el único testimonio de la que es considerada la primera gran civilización de Mesoamérica, los olmecas. Hasta su propio nombre nos es desconocido, ya que olmeca  , que significa "habitantes de la región del hule", es el nombre con el que los arqueólogos del siglo XX denominaron a esta cultura que se propagó entre los siglos XIII a. C y I a. C. aunque también eran conocidos como "el pueblo de la selva" o "el pueblo del jaguar"  ,uno de sus animales sagrados olmecas cuya sacralidad sería transmitida a las culturas que la sucederían en el tiempo . Pero ¿de donde surgieron los olmecas?¿quienes eran? Pocos datos hay para determinar su  origen más allá de decir que surgieron de la selva, algunos dicen que procedentes de Ecuador, la mayoría que del Golfo de México,  y fundaron la primera de las poblaciones olmecas de la que tenemos noticia, San Lorenzo, en el actual estado mexicano de Veracruz y que podríamos considerar como la primera ciudad de Centroamérica, al menos la primera de la que tenemos constancia de su existencia. Aunque tal vez los orígenes de los olmecas se podrían remontar incuso al siglo XVIII a. C , esta primera población estable, San Lorenzo , habría sido fundada hacia el siglo XIII, casí en la misma época en que en Egipto gobernaba el faraón Ramsés II (hacia 1303-1213 a.C)

 
Para poder desarrollar una civilización el primer paso es poder garantizarse la alimentación. Fue a partir del 2700 a. C aproximadamente cuando los habitantes de la región mesoamericana comenzaron a cultivar el cereal que constituiría durante milenios la base de su alimentación, el maíz , aunque los primeros restos arqueológicos de esta planta que los mayas denominaban en nahual, la lengua maya, elote, se remontan a unos siete milenios antes de Cristo. Incluso se ha fijado un punto geográfico que habría sido el origen de la domesticación y difusión del maíz por Mesoamérica,  el municipio mexicano de Coxcatlán, en el estado de Puebla , donde durante milenios habían vivido pueblos nómadas protegidos en el interior de las cuevas que se hallan en la región. Los primeros agricultores aún no podían obtener el rendimiento suficiente de sus cultivos para sostener a grandes núcleos de población pero cuando los olmecas abandonaron las selvas para asentarse en las fértiles llanuras de clima tropical del sureste de lo que hoy es México, una tierra de temperaturas cálidas , regada con abundantes lluvias y rica en humus, lograron hasta cuatro cosechas anuales de maíz, lo necesario para establecerse en un lugar fijo y fundar los primeros núcleos urbanos de Mesoamérica. De esta forma debió nacer la ciudad que os he mencionado antes, San Lorenzo. Probablemente, porque en lo referente a los olmecas siempre nos movemos en el terreno de la especulación a falta de documentos escritos u otro tipo de testimonios, tanto San Lorenzo como otros núcleos urbanos que irían surgiendo en los siglos siguientes, aparecieron alrededor de centros ceremoniales junto a los que se asentaba el pueblo, formando pequeñas ciudades como la propia San Lorenzo que tendrían poblaciones entre las tres mil y las diez mil personas.

File:Olmec Heartland Overview 4.svg
Territorio ampliado de los olmecas donde observamos sus tres centros urbanos más importantes, San Lorenzo, La Venta y Tres Zapotes y más al norte, a orillas del Golfo de México, la Sierra de los Tuxtlas, desde donde los olmecas extraerían las rocas de basalto sobre las que luego esculpirían las cabezas gigantes que hoy son el principal vestigio de una cultura por lo demás casi desconocida y que, sin embargo, ejercería una influencia capital en el desarrollo de las grandes civilizaciones mesoamericanas, desde los mayas a los aztecas (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )




Los olmecas se extendieron por la región próxima al  istmo de Tehuantepec, la zona de México donde es menor la distancia que separa el Océano Pacífico del Océano Atlántico y que se extiende por parte de los territorios de Chapas, Tabasco, Oaxaca y Veracruz, siendo en este último estado donde los olmecas fundaron San Lorenzo, en una zona donde la temperatura media anual es de 35ºC y con abundantes lluvias. Otra de las características de esta región es su riqueza petrolífera e incluso llega a aflorar los hidrocarburos a la superficie formando zonas pantanosas.  En este territorio cubierto de selvas se hallaban algunos de los animales considerados sagrados por los diferentes pueblos mesoamericanos, como los jaguaresel mayor felino de América y sólo por detrás del tigre y el león en cuanto a tamaño, o el ave sagrada Quetzal , que en la mitología maya aparece asociado a su dios principal, Quetzalcóatl, la Serpiente Emplumada. Además de San Lorenzo los olmecas construyeron otros núcleos urbanos entre los que sobresale la población que los arqueólogos denominan La Venta, en el estado de Tabasco, descubierta en 1925   y que debió ser su centro religioso y administrativo más importante hacia el 1000 a. C , cuando se inició su época de apogeo que se prolongó hasta el siglo V a. C. Esta época de apogeo coincidió aproximadamente con el abandono de San Lorenzo hacia el año 900 a. C , sin que sepamos cual pudo ser el motivo de este abandono . En La Venta se encuentra la pirámide más antigua de América hecha de arcilla y con una altura de más de treinta y un metros. Se estima que en su momento de máximo esplendor pudo estar habitada por dieciocho mil habitantes.

File:La Venta Pirámide cara sur.jpg
Esta es la pirámide más antigua de América, la que se halla en la ciudad olmeca de La Venta, con 31 metros de altura  y un diámetro de 128 metros , levantada con arcilla ya que en el territorio donde habitaban los olmecas no había piedras con las que levantar edificios ni monumentos. Los olmecas fueron también los primeros en utilizar los hidrocarburos que afloraban en la superficie, que también es denominado asfalto, betún o chapapote, que recogían y utilizaban como ornamento, también como pegamento, para impermeabilizar sus canoas y probablemente como elemento de construcción para recubrir el suelo , las paredes y el techo como elemento aislante y tal vez con otros usos que hoy nos son desconocidos (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )


Otra de las poblaciones importantes de los olmecas y la más reciente de las tres que os he mencionado fue Tres Zapotes, pero era una cultura olmeca que para entonces , hacia el siglo IV a. C , se hallaba ya en su periodo de decadencia . Sabemos que tanto estas como otras ciudades olmecas fueron destruidas periódicamente, tal vez por guerras internas entre ellas como las polis griegas, o tal vez por el advenimiento de una nueva dinastía que gobernarse la región y quisiera borrar los restos de la anterior, como si se tratara de un renacer . Entre las características del pueblo olmeca estaba su espíritu comercial que les llevó a crear grandes rutas comerciales que permitían traer y vender productos en tierras alejadas , ayudando con ello a difundir la cultura olmeca muy lejos del lugar donde se hallaban asentados , lo que a su vez permitió que hallemos rasgos característicos del arte olmeca en otros muchos pueblos precolombinos de Mesoamérica, de ahí que algunos historiadores la consideren como la cultura madre de Centroamérica aunque no todos estén de acuerdo con esta denominación por los escasos datos que tenemos de su origen y cultura.  A ellos se atribuyen los primeros calendarios mesoamericanos y también una rudimentaria escritura jeroglífica que no habrían utilizado para escribir documentos sobre transacciones comerciales o administrativas sino para inscripciones relacionadas con la astronomía. Antes  ,cuando os he mencionado la pirámide hallada en La Venta, os decía que estaba hecha  con arcilla y lo mismo sucedía con la mayoría de construcciones olmecas ya que en el territorio donde se establecieron apenas había piedras para esculpir o construir, y tenían que viajar decenas de kilómetros para buscar roca sólida y luego transportarla por terrenos accidentados y pantanosos hasta sus ciudades, por lo que lo más sencillo era construir con arcilla, otro de los motivos por lo que nos han quedado tan pocos restos de su cultura.


Una de las seis cabezas gigantes olmecas conservadas en el Museo Antropológico de Jalapa. Desde 1,60 hasta los 3 metros de altura, desde las seis toneladas y las  25 toneladas de peso, son todas diferentes entre si, como si se tratara de retratos que los arqueólogos aventuran que podrían ser de reyes , jefes militares o chamanes y aún presentan restos de pintura por lo que estaban policromadas. Podéis ver el casco que lo cubre y también los rasgos de su rostro, labios gruesos , narices achatadas y hasta los ojos que recuerdan más a los rostros africanos que a los habitantes de la región. (Imagen procedente de http://www.mastache.com )  

Pero hay algo que no podía hacerse con barro, unas  esculturas que se han convertido en el símbolo distintivo de esta cultura , las cabezas gigantes olmecas. La primera de ellas fue desenterrada en el siglo XIX y desde entonces se han hallado diecisiete, diez de ellas en San Lorenzo y las demás entre La Venta y Tres Zapotes. Están esculpidas en grandes bloques de basalto , una roca volcánica de color oscuro que además es la más abundante en la superficie terrestre . Sus tamaños son colosales  ,desde las seis toneladas de peso de las más pequeñas hasta más de veinte toneladas y tres metros de altura de la mayor de ellas . En cuanto a su antigüedad no pueden ser datadas con precisión pero las diez halladas en San Lorenzo se estima que como mínimo son del 900 a. C, pues fue en esta fecha cuando la ciudad fue abandonada y las cabezas misteriosamente enterradas , tal vez para ocultarlas y evitar su destrucción, por un rito funerario  o con otra motivación que nos es desconocida. Cada una de estas diecisiete cabezas monolíticas es diferente, con su propio rostro y cubiertas con una especie de casco que también es diferente en cada una de ellas. Una de las características llamativas de las cabezas son los rasgos que recuerdan a un individuo de raza negra y cuando nadie, que sepamos, de raza negra pisaría América hasta la llegada de los españoles en el siglo XVI  aunque ahora volveremos sobre ello.  Recordemos que los olmecas carecían de piedras para construir edificios, por lo que el basalto para estas espectaculares cabezas lo tuvieron que buscar lejos de su territorio.

Matthew Sitrling
Matthew Stirling(1896-1975) fue un arqueólogo norteamericano principalmente conocido por sus excavaciones y descubrimientos sobre la cultura olmeca entre 1938 y 1946. En la fotografía podemos verle junto a una de las colosales cabezas olmecas desenterrada en 1946 y conocida como "El Rey". No deja de asombrar y sorprender que un pueblo que desconocía las herramientas de hierro, la rueda y que tenía que trasladarse más de cien kilómetros para buscar los bloques de basalto de toneladas de peso fuera capaz de salvar todos esos obstáculos para dejarnos estos monumentos cuyo significado hoy ignoramos al igual que el motivo por el que muchas de ellas fueron enterradas, como si quisieran ocultarlas o tal vez como parte de algún rito igualmente desconocido como casi todo lo que rodea a la cultura olmeca. Stirling dedicó buena parte de su vida a establecer las conexiones entre la cultura olmeca y el resto de las culturas mesoamericanas concluyendo que era como la madre de las otras culturas que fueron surgiendo con el tiempo en esta región (Imagen procedente de http://bloglegadodigital.de ) 

Viajaron hasta la Sierra de los Tuxtlas, hoy también llamada Sierra de Santa Marta, una cordillera montañosa situada a orillas del Golfo de México y situada a un radio de entre 100 y 60 kilómetros de los principales centros urbanos olmecas, San Lorenzo, La Venta y Tres Zapotes. Fue de esta Sierra donde extrajeron los grandes bloques de basalto que necesitaban para sus cabezas . Pero os preguntaréis ¿cómo podían transportar estos monumentales bloques de basalto, algunos de ellos de más de veinte toneladas de peso, a través de la selva, cruzando los múltiples cursos fluviales que recorren la región y las zonas pantanosas donde el petróleo aflora en la superficie? y ¿ como lograron tallar con tanta habilidad los bloques de basalto hasta dar una forma perfecta a las cabezas sin disponer de herramientas metálicas para hacerlo? y finalmente, ¿por qué las hicieron?¿a quién representaban?¿por qué aparentan tener rasgos negroides?¿qué significa el casco sobre su cabeza? La respuesta a esta pregunta es , todavía no lo sabemos. Pero me extenderé un poco más en la respuesta. ¿Qué utilizaron para transportar toneladas de peso desde más de cien kilómetros de distancia? En un documental que os incluyo en este artículo se aventura la hipótesis más factible , que lo hicieran con grandes canoas de unos quince metros de eslora (largo de la embarcación) , que atadas unas a otras habrían formado una base lo bastante resistente para transportar sobre ellas el bloque de basalto por los ríos hasta llegar a la ciudad, aunque esto no deja de ser una hipótesis ya que no se ha conservado ninguna embarcación olmeca. Por tierra está casi descartado ya que habrían sido necesarios un mínimo de un millar de hombres para transportar un bloque de unas cuarenta toneladas salvando ríos y pantanos.

DOCUMENTAL DEL CANAL HISTORIA SOBRE LA CULTURA OLMECA

Esta es la primera parte del documental "Los Olmecas, Reyes de la Edad de Piedra" . Como no me ha dejado el sistema bajar las otras partes os dejo aquí el enlace del documental para que lo podáis ver entero . Hace un estudio de la forma en que podrían haber sido hechas y transportadas las gigantescas cabezas olmecas además de ver su primera ciudad, San Lorenzo.
http://www.youtube.com/watch?v=6DzTCNt2A8M





¿Qué emplearon para tallarlas? Al no tener herramientas metálicas tuvieron que ser talladas, presuntamente,  con habilidosos golpes de piedra con la que fueron dándole su característica forma que, sin embargo y como acabamos de ver, cada una tenía un rostro diferente. ¿Por qué las hicieron y a quién representan? Podría tratarse de los rostros de diferentes reyes olmecas e incluso podrían haberse aprovechado en algunas de ellas el propio trono de basalto del rey para esculpir en él el rostro del rey fallecido como un acto conmemorativo en su recuerdo y homenaje. ¿Por qué parecen tener rasgos negroides? Es cierto que es algo que llama la atención desde la primera vez que se las contempla ,pero esos rasgos también se encuentran hoy en algunas poblaciones indígenas de la región, aunque no tan acusados como en las cabezas . En cuanto a los cascos que llevan en sus cabezas podría hacernos pensar que se trata de la representación de un guerrero con su casco protector, lo que descartaría que fueran esculturas dedicadas a un dios olvidado por nosotros. De estas cabezas colosales seis de ellas se conservan en el Museo Antropológico de Jalapa , lo que la convierte en la mayor colección del mundo. Y eso es casi todo lo que se conoce sobre las cabezas olmecas y casi sobre la propia cultura olmeca, que también nos ha dejado otras obras, muchas de ellas talladas en jade  ,un mineral que para los pueblos de Mesoamérica , incluidos, mayas, zapotecas y aztecas,  simboliza la creación y la fertilidad además del poder, significados que probablemente habrían heredado de los olmecas, destacando entre los olmecas las tallas de jaguares o el dragón olmeca, el dios más frecuente en las tallas olmecas.

"El Señor de las Limas" una obra atribuida al periodo de los olmecas donde vemos a un joven que sostiene en sus brazos un niño-jaguar, uno de los animales sagrados no solo para los olmecas sino para los demás pueblos mesoamericanos. Las grandes cabezas olmecas y esculturas como esta son casi la única pista que los arqueólogos tienen para desentrañar la historia de este pueblo que por un lado parecía vivir en la edad de piedra y luego era capaz de hacer maravillas como las grandes cabezas, crear un calendario y desarrollar la que es probablemente la primera escritura de Mesoamérica (Imagen procedente de http://www.elistas.net )

En realidad no debería haber titulado a este artículo el enigma de las cabezas gigantes, sino el enigma de los olmecas.  Es la primera cultura de la que tenemos constancia en Mesoamérica, pero no sabemos de donde surgieron, como era su vida, en que creían y , sobre todo, ignoramos porque se tomaron tantos esfuerzos para extraer bloques de basalto de más de veinte toneladas de peso para transportarlos hasta cien kilómetros de distancia y esculpir estas colosales cabezas que luego fueron halladas enterradas, ocultas, sin que sepamos el motivo. Una vez más nos hallamos ante el misterio de pueblos antiguos levantando monumentos colosales, ya sea Stonehengue , las pirámides de Egipto o más recientemente los moais en la isla de Pascua. Conjeturas, hipótesis, suposiciones pero no tenemos certeza del cómo y el por qué de su realización. Ahí siguen, desafiando a las preguntas para las que seguimos sin tener una única respuesta. ¿Transportaron en canoas los gigantescos bloques de piedra?¿representaban a sus reyes o a quién sino?¿por qué las enterraron?¿cual fue el fin de los olmecas entre el 400 y el 100 a. C? Tal vez inventores de la primera escritura de América, del primer calendario, de la primera pirámide, de las primeras ciudades y rutas comerciales, de las colosales cabezas, de la cultura de la que luego beberían mayas, toltecas, zapotecas, aztecas y tantos otros pueblos mesoamericanos , pero tanto ellos como las cabezas siguen siendo un enigma. Pero como decía Albert Einstein, "Lo importante es no dejar de hacerse preguntas." así que seguiremos preguntándonos sobre el misterio del pueblo olmeda y sus cabezas y tal vez nuevos descubrimientos nos permitan iluminar lo que hoy sigue envuelto en el velo de lo desconocido.
Famosos