miércoles, 7 de agosto de 2013

GIBRALTAR, DE LAS COLUMNAS DE HÉRCULES A LA OPERACIÓN FÉLIX (SEGUNDA PARTE)

 
Ayer recorrimos la historia de Gibraltar, una de las claves estratégicas para el control del Mediterráneo, puerta de comunicación entre el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo y también la frontera entre el continente europeo y el africano, desde el inicio de su formación geológica hasta sus orígenes mitológicos en los que recibió el nombre de Columnas de Hércules. Vimos como los primeros exploradores y comerciantes fenicios se aventuraron más allá del umbral del Estrecho para explorar la costa africana hasta el Golfo de Guinea por el sur y también hacia el norte hasta alcanzar las costas de lo que hoy son Francia e Inglaterra. Más adelante Gibraltar estaría en manos de romanos, bizantinos y visigodos hasta que en 711 fue la puerta de entrada para los invasores musulmanes que durante ocho siglos ocuparían la Península Ibérica. Después de una breve reconquista castellana en 1309 de la mano del noble Guzmán el Bueno (1252-1309), de nuevo volvió a manos musulmanas en 1333, formando parte hasta el año 1462 del territorio del reino nazarí de Granada. Sería en ese año de 1462 cuando un descendiente de Guzmán el Bueno , Juan Alonso Pérez de Guzmán (1410-1468) , se convertía en el nuevo señor de Gibraltar  quedando definitivamente integrada en el Reino de Castilla y así seguiría siendo hasta comienzos del siglo XVIII. Durante los siglos XVI y XVII España se convierte en la primera potencia mundial durante el reinado de la dinastía de los Austria y sus sucesivos monarcas, desde el rey Carlos I de España y emperador Carlos V de Alemania (1500-1559), nieto de los Reyes Católicos, su hijo Felipe II (1527-1598) y a los que sucedieron Felipe III(1578-1621) , Felipe IV (1605-1665) y el último de la dinastía en España, Carlos II (1661-1700). Permitidme que me detenga un momento en el desdichado reinado del último rey de la dinastía de los Austria por la importancia que tendrá en los acontecimientos futuros.

Carlos II había nacido el 6 de noviembre de 1661 en Madrid , hijo del rey Felipe IV y de su segunda esposa Mariana de Austria (1634-1696), era el único descendiente varón del rey y , por lo tanto. se convertía en el heredero de la corona. Desde el principio se puso de manifiesto la debilidad de Carlos que reunía en su persona todas las taras provocadas por dos siglos de matrimonios endogámicos. Un  diplomático francés escribía  en 1665, cuando el príncipe tenía cuatro años, "Parece extremadamente débil, tiene las mejillas pálidas y la boca muy abierta y aunque dicen que camina con sus propios pies , yo lo dudo, ya que le vi coger la mano de la nodriza para sostenerse" Felipe IV fallece ese mismo año y ante la debilidad física de Carlos ni la reina ni sus preceptores se preocupan en prepararle para reinar, recibiendo una pésima educación que le condujo a no aprender a leer ni escribir hasta los nueve años de edad. El gobierno del Imperio queda en manos de la reina Mariana de Austria y sus validos. Pero era necesario que Carlos II contrajera matrimonio y diera un heredero a la corona. Se elige a una sobrina del rey de Francia Luis XIV (1638-1715), María Luisa de Orleans (1662-1689), una mujer de gran belleza que, contra todo pronóstico, formaría un matrimonio feliz con Carlos aunque no lograron la descendencia que tanto anhelaba la corona española. Se popularizó en las calles de Madrid una canción que hacía burla de la falta de descendencia de los reyes " Parid, bella flor de lis, que en aflicción tan extraña, si parís, parís a España, si no parís, a París." Responsabilizaban de la falta de descendencia a la reina, la flor de lis de la canción,  aunque con toda probabilidad la causa había que buscarla en los problemas físicos del rey.

Retrato del rey Carlos II, llamado el Hechizado, el último miembro de la dinastía de los Austria. Su sobrenombre de El Hechizado , se lo debería a sus últimos años de vida, cuando diferentes confesores del rey manifestaron sus sospechas de que el monarca era víctima de un hechizo que le impedía tener hijos . El desdichado monarca sería obligado a someterse a exorcismos, a tomar extrañas pócimas para recuperar la fertilidad que agravarían aún más su ya delicado estado de salud. Mientras, tanto el Sacro Imperio como Francia tomaban posiciones para ubicar a sus candidatos al trono español en la mejor posición posible que sumirían a la muerte de Carlos II en 1700 en una guerra por el poder donde la gran perdedora fue la propia España y entre los muchos territorios que iba a ceder se encontraría Gibraltar  (Imagen procedente de http://www.protocolo.org)  

En 1689 fallecía María Luisa de Orleans y ante la falta de un heredero se busca rápidamente una nueva esposa al monarca, elección que recae en Mariana de Neoburgo (1667-1740), hija del elector de Palatinado y escogida por la tradición de fertilidad de su familia, ya que la madre de Mariana madre había dado a luz nada menos que a veintitrés hijos.  Pero pasan los años y el hijo tan deseado no llega. En 1696 la delicada salud del monarca y la ausencia de hijos plantean el problema de la sucesión. Presionado por Mariana de Neoburgo el rey Carlos II designa como sucesor al hijo del elector de Baviera, José Fernando de Baviera (1691-1699), de apenas cinco años de edad y nieto del emperador del Sacro Imperio Leopoldo I (1640-1705). Todo parecía arreglado pero en 1699 José Fernando de Baviera fallece a los ocho años de edad y de nuevo se abre la incertidumbre sobre el heredero del trono.  El rey francés Luis XIV presiona para que sea designado como sucesor su nieto , el duque Felipe de Anjou (1683-1747) . Como Luis XIV había estado casado con María Teresa de Austria (1638-1683), hija de Felipe IV y hermana de Carlos II, Felipe de Anjou venía a ser sobrino de Carlos II, lo que daba legitimidad a sus aspiraciones. Pero había otro candidato, este apoyado por la dinastía de los Austria, el archiduque Carlos de Austria (1685-1740). Finalmente, el 3 de octubre de 1700, y tras el apoyo del partido francés por parte del Consejo de Estado, el rey Carlos II firma y sella su testamento en el que nombra como heredero a Felipe de Anjou. Menos de un mes después , el 1 de noviembre de 1700, fallecía en Madrid el rey Carlos II que pasaría a la historia como el Hechizado y con el que concluían doscientos años del gobierno de la dinastía de los Austria en España.

Su sucesor, ya con el nombre de Felipe V, hacía su entrada triunfal en Madrid el 17 de febrero de 1701. Mientras, el gobierno queda realmente en manos de su abuelo Luis XIV que, aunque reitera a las demás potencias europeas que Francia y España van a seguir siendo estados plenamente independientes , no consigue calmar los recelos de estas que ven como las fuerzas unidas de España y Francia amenazan a todos los demás reinos europeos. De esta forma Inglaterra, el Sacro Imperio,  Prusia, Portugal y las Provincias Unidas (la actual Holanda)  apoyarán la candidatura del archiduque Carlos de Austria iniciando la que la historia conoce como Guerra de Sucesión Española  y que se prolongaría durante los siguientes quince años. En 1702 una flota angloholandesa formada por doscientos buques y catorce mil hombres al mando del almirante inglés George Rooke(1650-1709) había fracasado en un intento de asalto a la ciudad de Cádiz pero de regreso a Inglaterra se encontraron con la flota española procedente de América y cargada de plata y otros tesoros escoltada por navíos franceses. Los españoles buscaron refugio en la Ría de Vigo . Después de un mes refugiados en la ría , el 23 de octubre de 1702  las dos flotas se enfrentaron en la denominada Batalla de Rande donde la flota francoespañola fue derrotada y el almirante español Manuel de Velasco y Tejada ordenó que los barcos con la plata de América fueran hundidos evitando que sus tesoros quedaran en manos de los británicos. Mientras, en España casi todos los territorios de la Corona de Aragón toman partido por el archiduque de Austria que desembarca en 1704 en la capital portuguesa, Lisboa, y es recibido por el rey portugués Pedro II (1648-1706), como el legítimo rey de España.

DOCUMENTAL SOBRE LA HISTORIA DE GIBRALTAR

Este es un documental del Canal Historia sobre el conflicto de Gibraltar que recorre los últimos trescientos años de su historia, desde la ocupación británica en 1704 hasta nuestros días. Cuenta con la colaboración de historiadores como el hispanista británico Henry Kamen(1936). Creo que os será  más interesante leer primero la historia y luego acompañarla con este vídeo que os ayudará a visualizar estos acontecimientos.




Es en ese momento cuando de nuevo entra en acción el almirante George Rooke al frente de una armada formada por 61 buques de guerra, con una dotación de cuatro mil cañones, nueve mil infantes y veinticinco mil marineros en la que comparte el mando con el Príncipe de Hesse-Darmstadt(1669-1705) que era a su vez comandante de las fuerzas austríacas al servicio del archiduque Carlos de Habsburgo. La flota angloholandesa había cosechado un primer fracaso al tratar de ocupar Cádiz por no disponer de hombre suficientes, por lo que decidieron marchar hacia Gibraltar, como ya sabemos pieza clave para controlar el tráfico marítimo entre el Mediterráneo y el Atlántico y que según los informes recibidos por Rooke apenas estaba defendida por unos cien soldados parapetados tras las antiguas fortificaciones construidas por el emperador Carlos V en el siglo XVI y renovadas un siglo después,  que contaban con aproximadamente un centenar de cañones .  En aquel momento Gibraltar estaba poblado por unas cinco mil personas y tal vez podría armarse a unos cuatrocientos civiles para ayudar a la defensa pero poco podían hacer frente a la superioridad de la flota de Rooke. El 1 de agosto de 1704 la flota realiza una primera descarga de cañonazos para intimidar a los defensores al tiempo que se leen sendas cartas del archiduque Carlos de Austria y del Príncipe de Hesse-Darmstadt instando a los gibraltareños a que entreguen la plaza , asegurándoles que de hacerlo se respetarían todas sus posesiones y privilegios pero en caso contrario serían atacados. Los españoles, con el gobernador de Gibraltar al frente , Diego de Salinas al frente (1649-1720) , respondieron que sólo reconocían como rey legítimo a Felipe V  y que estaban dispuestos a morir en su defensa.

El príncipe de Hesse-Darmstadt al mando de mil ochocientos hombres avanzó el 2 de agosto hasta el istmo que une Gibraltar a la Península , poniéndose casi al pie de las murallas que defendían la plaza , mientras Rooke disponía sus navíos en línea prestos a disparar sus cañones contra las fortificaciones. En la madrugada del 3 de agosto comienzan a resonar los cañonazos en Gibraltar , al mismo tiempo que se aproximan lanchas de desembarco. Salinas no dispone de hombres para proteger toda la fortificación. La población corre aterrada por las calles buscando refugio en el Santuario de Nuestra Señora de Europa , el principal templo de Gibraltar. Mientras, la batalla se centra en los dos muelles de Gibraltar, el Muelle Nuevo y el Muelle Viejo, los mejor defendidos pero también la zona más accesible para el desembarco de las tropas inglesas. Los españoles, sin embargo, no disponen de hombres suficientes para defender simultáneamente los dos muelles , y mientras logran detener el ataque contra el Muelle Nuevo causando a los ingleses más de un centenar de bajas entre muertos y heridos , el Muelle Viejo queda indefenso y es ocupado con facilidad por un contingente de seiscientos ingleses. La población que se había refugiado en el Santuario de Nuestra Señora de Europa, al conocer que los ingleses entraban en la plaza, abandonaron la iglesia para disponerse a defender sus pertenencias , recibiendo los cañonazos de las naves inglesas que seguían disparando a las fortificaciones, quedando atrapados  un grupo de mujeres y niños entre la iglesia y la ciudad, en tierra de nadie y expuestos al fuego enemigo. Vista la dramática situación en que se encontraban y ante la falta de hombres para mantener la resistencia , el gobernador Diego de Salinas pedía durante la mañana del 4 de agosto y tras cinco horas de encarnizado combate , la negociación para rendir Gibraltar.


File:Toma de Gibraltar.jpg
Este mapa nos servirá para ubicar mejor los movimientos de aquel 4 de agosto de 1704 en el que Gibraltar fue ocupado por los ingleses. Vemos los dos Muelles, el Muelle Nuevo y el Muelle Viejo, que eran los dos lugares más favorables para el desembarco y por ello donde los españoles concentraron sus escasas fuerzas  y donde también los ingleses concentrarían sus ataques. Finalmente, ante la imposibilidad de defender los dos ante la superioridad británica, los españoles perderían el Muelle Viejo . Vemos también en el extremo de Gibraltar la Punta Europa, donde buscaría refugio la población de Gibraltar del ataque inglés en el Santuario de Nuestra Señora de Europa y, finalmente , la Catalan Bay o Bahía de los Catalanes, porque un centenar de catalanes partidarios del archiduque Carlos y que apoyaban por lo tanto a los ingleses, aprovecharon que la parte oriental se hallaba indefensa para desembarcar aquí y con la ayuda de escalas penetrar en Gibraltar. También podemos ver el lugar donde el  Príncipe de Hesse-Darmstadt dispuso a mil ochocientos de sus hombres en pleno istmo de Gibraltar , casi a los pies de las defensas de la plaza y la posición de la flota británica dirigida por el vicealmirante Byng frente a Gibraltar (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )       


El mismo 4 de agosto se firmaba la capitulación de Gibraltar y el seis de agosto la práctica totalidad de los habitantes de Gibraltar abandonaba la población junto con sus pertenencias, negándose a jurar fidelidad al archiduque Carlos como rey de España,  y apenas permanecieron allí setenta personas , la mayoría de ellos religiosos o personas heridas o enfermas. Nada más conocerse la caída de Gibraltar a manos de los ingleses, una flota francesa  compuesta por cincuenta navíos, seis fragatas y  24.275 hombres se dirigió hacia Gibraltar. Cuando Rooke tuvo noticias de ello decidió salirles al encuentro y las dos flotas se encontraron frente a la población de Velez-Málaba el 24 de agosto de 1704, librando durante trece horas la batalla naval más importante de la Guerra de Sucesión , con mil seiscientas bajas entre los franceses y unas dos mil setecientas entre los ingleses aunque no se hundiría ningún barco y la batalla acabó en tablas. Fue el primer intento y el primer fracaso de recuperar Gibraltar. Una gran parte de la población que abandonó Gibraltar se estableció muy cerca del Peñón, en la población de San Roque que aún hoy tiene la denominación oficial de "Ciudad de San Roque donde reside la de Gibraltar". Allí se depositó también parte del patrimonio histórico y artístico que se pudo salvar de la plaza . Otra parte de la población refundaría Algeciras, abandonada desde el siglo XIV, donde además llevaron la imagen de Nuestra Señora de Europa que antes había estado en el Santuario de Nuestra Señora de Europa en la que los gibraltareños habían buscado refugio cuando fueron atacados por la flota angloholandesa. Antes de terminar el año 1704 habría un intento de las tropas de Felipe V por reconquistar Gibraltar, cuando el 5 de diciembre se presentaron ante Gibraltar un contingente de unos nueve mil soldados españoles y tres mil franceses . Gibraltar sería asediada hasta marzo de 1705 y logró resistir gracias al apoyo de una escuadra británica bajo el mando del almirante John Leake(1656-1720) El primer intento de reconquista había fracasado, pero no sería el último.

La Guerra de Sucesión prosiguió en los años siguientes , pero en 1711 fallecía el emperador del Sacro Imperio, José I (1678-1711) y el hasta entonces archiduque Carlos de Habsburgo, hermano de José I, le sucede en el trono como emperador Carlos VI . Si antes los ingleses habían tratado de evitar el nacimiento de una superpotencia con la  unión de Francia y España bajo la dinastía Borbón, ahora también quería evitar que el emperador del Sacro Imperio , Carlos VI, pudiera a su vez ser rey de España. Era el momento de negociar la paz y una solución para la Guerra de Sucesión. Así se llegaría a la firma el 11 de abril de 1713 del tratado de Utrecht, en virtud del cual se reconocía a Felipe V como rey de España a cambio de que renunciara a toda aspiración a suceder a su abuelo Luis XIV en el trono de Francia y también la entrega de todos los territorios españoles en Europa. El Austria obtendría Luxemburgo, parte del Milanesado, Flandes, Cerdeña y Nápoles , Saboya se quedaba con Sicilia e Inglaterra conservaba en su poder la isla de Menorca y Gibraltar. Es decir, la gran  derrotada en esta lucha por el trono español había sido la propia España, víctima de las luchas por el equilibrio de poder en Europa . Así lo manifestaba la propia reina Ana de Inglaterra(1665-1714) en 1712 en un discurso ante el Parlamento inglés "Al final, Francia ha manifestado que ofrece que el  duque de Anjou renuncie para siempre, para él y todos sus descendientes, a cualquier pretensión sobre la corona de Francia, ya que la ansiedad de que España e Indias hubiesen podido estar unidas a Francia ha sido la principal causa del inicio de esta guerra, y la prevención efectiva de esta unión ha sido el objetivo que he tenido desde el principio del presente tratado. Francia y España estarán ahora más divididas que nunca y de esta manera, gracias a Dios, se restablecerá el equilibrio de las potencias de Europa"

En este mapa podéis ver los territorios que España iba a ceder como consecuencia de la firma del Tratado de Utrecht de 1713, en el que pagó un alto precio porque la corona fuese a la cabeza del candidato francés, perdiendo todas sus posesiones en Europa y cediendo dos plazas en su propio territorio a Inglaterra, Menorca y Gibraltar. Trescientos años después el Tratado de Utrecht estaría olvidado sino fuera por su artículo X en el que se establecía que "El Rey Católico  por sí y por sus herederos y sucesores, cede por este Tratado a la Corona de la Gran Bretaña  la plena y entera propiedad de la ciudad y castillos de Gibraltar, juntamente con su puerto, defensas y fortalezas que le pertenecen  dando la dicha propiedad absolutamente para que la tenga y goce con entero derecho y para siempre, sin excepción ni impedimento alguno" Unas palabras que sellarían el destino de Gibraltar durante los siguientes trescientos años , años en los que los habitantes de Gibraltar cuyos descendientes hoy viven en San Roque, Algeciras, Los Barrios  siguen reclamando aquello de lo que entonces fueron despojados. Después de la conquista inglesa, Gibraltar quedaría casi vacío y a lo largo del siglo XVIII fue repoblado por los británicos  (Imagen procedente de http://wwwhistoriasiglo20.org )


En lo que respecta a Gibraltar, el artículo X del Tratado de Utrecht especificaba que "El Rey Católico (se refiere a Felipe V) ,  por sí y por sus herederos y sucesores, cede por este Tratado a la Crona de la Gran Bretaña  la plena y entera propiedad de la ciudad y castillos de Gibraltar, juntamente con su puerto, defensas y fortalezas que le pertenecen  dando la dicha propiedad absolutamente para que la tenga y goce con entero derecho y para siempre, sin excepción ni impedimento alguno" Sin embargo, también se establecían con claridad los límites de la soberanía británica sobre el territorio, algo que sería incumplido más adelante violando los límites fijados por el Tratado, ya que hoy ocupa también parte del istmo que nunca fue cedido a los británicos  "Pero, para evitar los abusos y fraudes en la introducción de las mercaderías, quiere el Rey Católico, y supone que así se ha de entender , que la dicha propiedad se ceda a la Gran Bretaña sin jurisdicción alguna territorial y sin comunicación alguna abierta con el país circunvecino por parte de tierra." Y establece una excepción para la comunicación por tierra entre Gibraltar y el territorio español cuando las condiciones del mar no permitan el acceso de los gibraltareños a la costa, pero sólo en esos casos "Y como la comunicación por mar con la costa de España no puede estar abierta y segura en todos los tiempos , y de aquí puede resultar que los soldados de la guarnición de Gibraltar y los vecinos de aquella ciudad se vean reducidos a grandes angustias, siendo la mente del rey Católico sólo impedir, como queda dicho más arriba, la introducción fraudulenta de mercaderías por la vía de tierra, se ha acordado que en estos casos se pueda comprar a dinero contado en tierra de España ".

Un poco más adelante se recoge el compromiso inglés de no permitir que musulmanes y judíos se establecieran en Gibraltar "Y su Majestad Británica, a instancia del Rey Católico, consiente y conviene en que no se permita por motivo alguno que judíos ni moros habiten ni tengan domicilio en la dicha ciudad de Gibraltar" además de proteger a los católicos que desearan vivir en la plaza "Promete también su Majestad la Reina de Gran Bretaña que a los habitadores de la dicha ciudad de Gibraltar se les concederá el uso libre de la Religión Católica Romana" y por último se indica que "Si en algún tiempo a la Corona de la Gran Bretaña le pareciere conveniente dar, vender, enajenar de cualquier modo la propiedad de la dicha ciudad de Gibraltar, se ha convenido y concordado por este Tratado que se dará a la Corona de España la primera acción antes que a otros para redimirla" con lo que la pretensión de las autoridades gibraltareñas en la actualidad de convocar un referéndum para solicitar la independencia es, según el Tratado de Utrecht aún vigente en nuestros días, de imposible aplicación ya que antes tendría que renunciar España a su posesión ya que el tratado le otorga prioridad a España sobre cualquier otra opción. Pero Felipe V no se había olvidado de Gibraltar. En 1725 se firmó el Tratado de Hannover , un acuerdo que establecía una alianza militar entre Reino Unido, Francia, Prusia, Provincias Unidas , Dinamarca y Suecia que era la respuesta a otro tratado, el Tratado de Viena ,firmado entre España y el Sacro Impero , que establecía una nueva alianza entre ambas potencias en virtud del cual el Sacro Imperio se comprometía a apoyar a España en la recuperación de Menorca y Gibraltar.

Durante el Gran Asedio de 1779 los británicos construyeron toda una red de túneles en los que además se encontraban dispuestas baterías de cañones como la de la fotografía para defenderse de los ataques españoles. A estos túneles dos siglos después , en plena Segunda Guerra Mundial, se añadirían otros cincuenta kilómetros de túneles donde además de armas también había todo lo necesario para que hasta 16.000 soldados pudieran vivir en su interior sin necesidad de salir al exterior, convirtiendo a todo Gibraltar en una auténtica fortaleza interior protegida por otra fortaleza exterior (Imagen procedente de http://www.miathletic.com )

Dos años después, a comienzos del año 1727, se incrementó el número de tropas españolas frente a Gibraltar y comienzan a construir en el istmo de una batería de costa. Aunque todavía no se había declarado la guerra la guarnición gibraltareña comenzó a bombardear la posición española para retrasar la construcción de la batería, contando también con el apoyo de las naves británicas. Esta situación se prolongaría durante varios meses , bombardeándose desde ambos lados , pero sin lograr ningún avance efectivo. Finalmente, en junio de 1727 se estableció un armisticio aunque se mantuvieron las baterías y el asedio a Gibraltar hasta que el 6 de marzo de 1728 se firmó el Tratado de El Pardo que ponía momentáneamente punto final al enfrentamiento entre España e Inglaterra levantándose el asedio de Gibraltar. En 1735 se finalizaba la construcción de la denominada Línea de Contravalación de Gibraltar que se  había iniciado cinco años antes dirigido por el ingeniero militar Jorge Próspero de Verboom (1667-1744), un sistema de fortificaciones que trataban de impedir la expansión del territorio gibraltareño por las tropas inglesas y que se convertiría además en el embrión de la futura localidad de La Línea de la Concepción. Pero aún estaba por llegar el más prolongado de los asedios a los que se vería sometido Gibraltar, y fue ya durante el reinado de uno de los hijos de Felipe V, el rey Carlos III (1716-1788).  En 1779 España y Francia formaban una nueva alianza a través del Tratado de Aranjuez para enfrentarse al Reino Unido, enemiga de ambas naciones. Como veis, los vaivenes diplomáticos eran continuos, y las alianzas se forjaban y rompían con facilidad con el resultado de que las guerras se sucedían entre las diferentes potencias europeas. Ese mismo año la alianza franco española declaraba la guerra al Reino Unido y dos de los objetivos principales eran de nuevo Menorca y Gibraltar. En junio de 1779 España cerró la frontera con Gibraltar y desplazó a unos trece mil efectivos para someter de nuevo a asedio a la plaza inglesa, donde el gobernador inglés George Augustus Eliott (1717-1790), tenía a su disposición más de cinco mil hombres para la defensa.

REPORTAJE SOBRE LOS TÚNELES DE GIBRALTAR

Es un breve reportaje de tres minutos que nos permite ver el interior de los túneles de Gibraltar, una auténtica ciudad dentro del Peñón



Así comenzaba un asedio que se prolongaría durante cuatro años . En 1780 el bloqueo marítimo al que España sometía a Gibraltar era burlado a través de Marruecos, desde donde llegaban barcos con provisiones aunque en diciembre de aquel año se establecía un acuerdo entre España y Marruecos para impedir que pudieran zarpar barcos con alimentos para Gibraltar. Aunque en 1781 una gran flota británica formada por más de cien barcos, rompía el cerco español y lograba entrar en Gibraltar con provisiones para los gibraltareños. Las hostilidades siguieron hasta que en 1783 España , Francia e Inglaterra se reunían para firmar el final de la guerra cuando el marco de las operaciones iba a trasladarse a las posesiones americanas. El 3 de septiembre de 1783 se firma el Tratado de Versalles, un nuevo tratado e imagino que ya habréis perdido la cuenta, por el que el Reino Unido se comprometía a devolver a España la posesión de la isla de Menorca , además de la devolución de ciertas posesiones en América , pero nada se dijo de Gibraltar. Terminaba así el asedio más largo al que sería sometido Gibraltar en el que encontraría la muerte el escritor español José Cadalso (1741-1782). A lo largo del siglo XIX las tropas inglesas fueron extendiendo el territorio de Gibraltar al istmo que, según el Tratado , era zona neutral. También fue creciendo su población. En 1810 era destruido el sistema de fortificaciones de la Línea de Contravalación por los ingleses con el pretexto de impedir que fueran utilizadas por las tropas francesas que en aquel momento ocupaban España. Cinco años más tarde , en 1815, Gibraltar sufría una epidemia de fiebre amarilla y el gobierno  autorizó a los británicos a construir barracones en la zona neutral para atender a los enfermos, barracones que luego los británicos no se ocuparon de desmontar.

En esta fotografía aérea de Gibraltar se aprecia la disposición del aeropuerto al pie de la imagen, construido en 1938, durante la Guerra Civil Española, y situado en el istmo, una zona neutral en la que en teoría Inglaterra no tenía derecho alguno a establecerse según lo establecido en el Tratado de Utrecht. La política de hechos consumados empleada por el Reino Unido ante la pasividad en muchas ocasiones de España le permitió durante el siglo XIX y XX ir aumentado su territorio . El control del mar que la Royal Navy tuvo durante los siglos XVIII y XIX impidió que cualquier intento de reconquista por parte de España estuviera destinado al fracaso (Imagen procedente de http://www.finanzas.com )

La población del Gibraltar siguió creciendo y en el año 1830 recibió por parte del gobierno del Reino Unido el estatus de Colonia Británica. Una nueva epidemia en 1854 hizo que los ingleses volvieran a ocupar la zona neutral y ahora además construyeron una primera valla que delimitaba aquella parte de territorio que según el Tratado de Utrecht no les pertenecía. Ya entrando en el siglo XX , en 1909 las autoridades británicas autorizaron la construcción de una nueva  barrera fronteriza que se popularizaría con el nombre de La Verja y que aún ocupaba una franja más amplia del territorio neutral ante la pasividad española. Cuando España se hallaba en plena Guerra Civil , en 1938 los ingleses aprovecharon la ocasión para construir en territorio neutral el aeropuerto de Gibraltar y parte de la pista ocupaba incluso aguas territoriales españolas . El 1 de septiembre de 1939 estallaba la Segunda Guerra Mundial, y después de la ocupación de Francia, la Alemania de Hitler fijó sus ojos en España, gobernada desde 1939 por el general Francisco Franco(1892-1975). Alemania estudiaba establecer una alianza con España , atravesar su territorio y ocupar Gibraltar, con lo que controlarían la entrada al Mediterráneo y tendrían una base inmejorable para iniciar la conquista del Norte de África. En julio de 1940 miembros del OKW (siglas del alto mando de la Wehrmacht, el ejército alemán) estuvieron en Algeciras para estudiar la forma en que pudieran ocupar Gibraltar. El 23 de octubre de 1940 en Hendaya se produjo la conocida reunión entre Adolf Hitler y Francisco Franco. Dos meses antes, en agosto, Hitler había dado el visto bueno para una operación militar dirigida a ocupar Gibraltar que le había presentado el general Alfred Jodl(1890-1946), pero en Hendaya no lograría convencer a Franco para que España se implicara activamente en la guerra. Aún es objeto de debate entre los historiadores lo que sucedió en aquella reunión pero el resultado es que España siguió manteniéndose al margen de la guerra.

A pesar de ello los alemanes siguieron adelante con sus planes para ocupar Gibraltar, una operación a la que denominaron Operación Félix , llamada así porque en una ocasión, una amiga de Jodl, al verle bailar , le dijo que e lugar de Alfred debía tener un nombre más alegre como Félix,   que incluía dos cuerpos del ejército alemán que tendrían que atravesar España hasta llegar a Gibraltar y que contarían con apoyo aéreo. Hitler solicitó permiso a Franco para realizar la operación pero Franco respondió al representante de Hitler, el almirante Wilhelm Franz Canaris (1887-1945), que España no estaba preparada para dar apoyo logístico a las tropas alemanas y además temía que un ataque a Gibraltar pudiera ser respondido por el Reino Unido atacando las islas Canarias. Canaris, que años después estaría implicado en un atentado contra Adolf Hitler, podría haber traicionado a los nazis sugiriendo a Franco que sería mejor para España mantener la neutralidad. Fuera como fuese la Operación Félix fue suspendida en febrero de 1941.En una carta escrita por Adolf Hitler a su aliado italiano, Benito Mussolini(1883-1945), que "Me temo que Franco está cometiendo el mayor error de su vida" ¿Habría cambiado el curso de la guerra de tener lugar la Operación Félix? Posiblemente, porque habrían cortado la comunicación del Reino Unido con sus colonias en el Norte de África de la que recibía suministros , permitiendo además que Alemania pudiera ocupar todo aquel territorio , convirtiendo al Mediterráneo en dominio alemán. Tal vez así habría obligado al Reino Unido a firmar un armisticio y entonces podría dirigir todos sus esfuerzos a lo que Hitler consideraba su verdadero enemigo, la Unión Soviética.

DOCUMENTAL SOBRE LA OPERACIÓN FÉLIX

La Operación Félix no es uno de los episodios más conocidos de la Segunda Guerra Mundial, pero , sin duda, de haber tenido éxito la operación podría haber cambiado la historia del conflicto. En este documental se cuanta su historia y los intentos  de Hitler por convencer a Franco para que uniera sus fuerzas a las de Alemania  y también para que apoyara esta operación 





Pero esto es ya historia ficción, la guerra terminó, Alemania fue derrotada, Franco permaneció en el poder y Gibraltar continuó bajo la soberanía de Inglaterra. Habría nuevas tensiones durante las décadas siguientes. En 1946 la ONU declaraba Gibraltar como un territorio pendiente de descolonización. En 1966 el gobierno español proponía al británico la anulación del Tratado de Utrecht y la devolución de Gibraltar a España pero un año después fue rechazada en un referéndum por los gibraltareños por casi el 100% de los votos. Dos años más tarde y tras producirse sucesivas violaciones del espacio aéreo español por aviones ingleses, Franco ordenaría el cierre de la famosa Verja aislando a Gibraltar del resto del territorio español , con lo que se ahogaba la economía gibraltareña  y permanecería cerrada hasta 1982 y solo fue abierta al tráfico de vehículos en 1985 como uno de los requisitos para admitir la entrada de España en la futura Unión Europea, entonces Comunidad Económica Europea. En todas estadas décadas y hasta hoy mismo los roces con Gibraltar han sido frecuentes, con la detención de pesqueros españoles acusados de contrabando, las acusaciones de España a Gibraltar por ser un paraíso fiscal y por la ocupación ilegal del istmo y llega justo hasta el momento en que escrito este artículo, cuando España estudia imponer una tasa de cincuenta euros tanto para salir como para entrar en Gibraltar, después de un nuevo conflicto con respecto a unos bloques de hormigón que Gibraltar habría arrojado a aguas de jurisdicción española para que formen arrecifes artificiales impidiendo así la pesca a los pesqueros españoles. Este año se cumplen trescientos años de la firma del Tratado de Utrecht y la herida de Gibraltar sigue abierta, a veces olvidada, pero siempre termina reapareciendo enturbiando las relaciones entre Inglaterra y España.
Famosos