miércoles, 3 de julio de 2013

CIUDADES CON HISTORIA: DE LUTECIA A PARÍS, LA CIUDAD QUE ES UN MUNDO (PRIMERA PARTE)

"París no es una ciudad, sino un mundo" así definía hace quinientos años el hombre más poderoso de su tiempo en Europa, el emperador Carlos V (1500-1558) a la capital francesa  . Medio milenio después París sigue hechizando a quién recorre sus calles, convertida en mucho más que una ciudad, en un símbolo, no ya de una nación sino de un continente . Una ciudad que, como las grandes urbes del mundo tiene mil rostros diferentes, un lugar para encontrarse y también para perderse, la ciudad de las letras, de la pintura, de la escultura, de los artistas bohemios que a comienzos del siglo XX buscaban en ella respirar los aires de las vanguardias que iban a cambiar el mundo del arte, la ciudad de los enamorados que pueden pasear su amor por las estrechas calles adoquinadas de Montmartre o seguir el curso del Sena hasta el más emblemático de los monumentos parisinos, la Tour Eiffel, la ciudad de la moda donde se encuentran las grandes casas de los más célebres diseñadores del mundo, la ciudad medieval de la que aún se erige orgullosa como símbolo de un tiempo pasado la catedral de Nôtre Dame, la ciudad de napoleónica dominada por el colosal Arco del Triunfo, la ciudad del arte con su maravilloso Museo del Louvre, pero sobre todo la ciudad de sus calles, de los puestos de libreros a orillas del Sena, de los músicos que tocan junto a los cafés de los bulevares esperando una moneda de las miríadas de turistas que acuden a París atraídos por su hechizo, de los deliciosos crêpes y las tiernas baguettes, la ciudad que, como reza el lema de su escudo de armas, "Navega sin ser nunca sumergida", la ciudad, en fin , de la que todos decimos "Siempre nos quedará París" , aquellas palabras con las que Humphrey Bogart se despedía  de Ingrid Bergman en la mítica "Casablanca". 

El río Sena a su paso frente a la Tour Eiffe, dos de los símbolos que han hecho reconocible a París en cualquier lugar del mundo. Uno de los ríos principales de Francia con sus 760 kilómetros de longitud, es navegable por grandes buques incluso hasta Ruan, que se halla a más de ciento veinte kilómetros de su desembocadura en el Océano Atlántico . La UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad en 1991 junto con sus orillas a su paso por París, porque a ambos lados se encuentran los monumentos más importantes de la historia de la ciudad , muchos de ellos emblemáticas no sólo para Francia sino para la cultura mundial. La UNESCO lo explicaba con estas palabras "Desde el Louvre hasta la Torre Eiffel, desde la Plaza de la Concordia hasta el Grand y el Petit Palais, la evolución de París y de su historia pueden verse desde el río Sena. La catedral de Nôtre Dame y la Sainte Chapelle  son obras maestras de la arquitectura, mientras que los amplios barrios y bulevares de Haussman influyeron en el urbanismo de todo el mundo a finales del siglo XIXy durante el XX" Sus aguas son también las responsables de periódicas inundaciones, la última de las cuales se produjo en 2003 obligando a poner a salvo más de cien mil obras de arte . También se dice que Napoleón Bonaparte deseaba ser enterrado a sus orillas y que las cenizas de Juana de Arco fueron aventadas sobre sus aguas, aunque esto último parece más una lyenda y Napoleón,si esa fue realmente su voluntad, sería incumplida ( Imagen procedente de http://www.viajesaeuropa.org )
 
Porque París es más que una ciudad, es la imagen que cada uno de nosotros tenemos de ella creada por las películas, la literatura, la poesía , la música o la pintura, el París de "Amelie" , de "La invención de Hugo" , el París de Coco Chanel , de Edith Piaff o Maurice Chevallier, el París del que el compositor polaco Frederic Chopin dijo "París responde a todo lo que el corazón desea. Uno puede divertirse, aburrirse, reír, llorar o hacer lo que se le antoje sin llamar la atención, puesto que miles de personas hacen otro tanto...y cada uno como quiere." Os invito a que me acompañéis a recorrer su historia y sus calles . Como decía el pequeño ratón protagonista de "Ratatouille" "¿Por qué no aquí? ¿Por qué no ahora? ¿Acaso hay mejor lugar para soñar que París?" Soñemos pues con esta seductora mujer, pues por si no lo sabéis París tiene su sexo, al menos así lo veía la novelista británica Angela Carter que escribía " Las ciudades tienen sexo: Londres es un hombre, París una mujer, y Nueva York una transexual bien adaptada" . Y hora es ya que subamos a nuestra particular máquina del tiempo  para trasladarnos al siglo IV a. C, pues fue sobre esa fecha cuando parece que una de las muchas tribus celtas que habitaban lo que los romanos denominaban la Galia se asentaba en una isla del río Sena, la que hoy conocemos como la Île de la Cité, aunque los arqueólogos tienen diferentes criterios sobre ellos y también se aventuran otros asentamientos de este pueblo conocido con el nombre de Parisii o Parisios ,que en el futuro prestarían su nombre a la actual capital de Francia.

Aspecto de la Galia en la época de la conquista de Julio César . En color verde tenéis el territorio de la denominada Galia Comata o Galia Melenuda, habitada por pueblos celtas que conservaban su independencia de Roma y en amarillo se encontraba Bélgica , cuyos pueblos se negaban a ser considerados galos ni tampoco germanos, que iban a ofrecer una encarnizada resistencia y de los que César pensaba que eran los más fuertes y temibles de todos . El historiador romano Tácito(56-117) describiría así aquel territorio que César se disponía a conquistar  "Toda la Galia está dividida en tres partes: una la habitan los belgas, otra los aquitanos y la tercera aquellos que en su propia lengua se llaman celtas y a los que nosotros llamamos galos" Si os fijáis en el mapa, muy cerca de la línea de separación entre belgas y galos, por encima de los nombres de otras dos tribus, Senones y Carnutos, se encuentra los Parisii, los primeros habitantes del lugar donde hoy se encuentra París (Imagen procedente de http://galos.galeon.com ) 
 
Para la cada vez más poderosa República de Roma , la Galia era a la vez un peligro por la presencia de aquellos celtas indómitos y también un lugar atractivo para extender sus dominios. Lo que hoy es la mayor parte de Francia era denominado por los romanos como la Galia Comata o la Galia Melenuda, ya que los pueblos celtas que la habitaba tenían la costumbre de dejar crecer largas cabelleras y junto a ella se encontraba otro territorio aún más alejado de las influencias de Roma, Bélgica. Roma tenía bajo su poder la Galia Cisalpina, que se extendía al norte de Italia hasta los Alpes, y la  Galia Transalpina o Gala Ulterior que se extendía al sur de lo que hoy es Francia, en la zona costera que va desde los Alpes hasta los Pirineos.  De estas dos provincias romanas fue nombrado procónsul , cargo equivalente a gobernador, Cayo Julio César(100-44 a.C) en el año 58 a.C y desde su llegada a ellas inició una agresiva política de expansión que en apenas siete años le llevaría a dominar toda la Galia celta, derrotando a una coalición de pueblos celtas muy superiores en número y dirigidos por el líder de la tribu celta de los  arvernos , Vercingetorix(80-46 a.C) , al que derrotó y capturó en el año 52 a.C en la Batalla de Alesia, poniendo punto final a la resistencia celta y asegurando el dominio romano sobre todos aquellos territorios, incluido el territorio de los parisii.y estableciéndose en el asentamiento abandonado por los parisii , al que dieron el nombre de Lutetia o Lutecia , en la orilla izquierda del Sena , probablemente donde hoy se halla el Barrio Latino o Quartier Latin, en la Montaña de Santa Genoveva, que domina la confluencia de los ríos Sena y Bièvre. Era un buen emplazamiento porque ponía al asentamiento fuera del alcance de las inundaciones periódicas del Sena.

Basílica del Sagrado Corazón (Sacre Coeur en francés) que se erige sobre la cima de la colina de Montmartre, donde habría sido torturado y decapitado el primer obispo de París y hoy patrón de Francia, Saint Denis o San Dionisio. En su honor el que fuera llamado en época romana Mons Martis, Monte de Marte, se cristianizó más tarde como Mons Martyrium o Monte del Martirio y con el paso del tiempo se transformó en el actual Montmartre. El barrio del mismo nombre que se encuentra a los pies de la Basílica del Sagrado Corazón se convirtió en el París bohemio, el de los artistas e intelectuales que convirtieron París en la capital cultura de Europa durante la segunda mitad del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX. En cuanto al Sagrado Corazón su origen es mucho más moderno, ya que fue construido entre 1875 y 1914 para honrar a los caídos en la guerra entre Francia y Prusia que tuvo lugar entre 1870 y 1871 y también como el cumplimiento de una promesa de un grupo de católicos que habían hecho esa promesa si París salía indemne del asedio a la que le sometían los prusianos. Hoy se ha convertido en un símbolo de París y en particular de Montmartre, sobresaliendo su cúpula central que se eleva hasta los 83 metros de altura y alberga una de las campanas más grandes del mundo con 19 toneladas de peso. Para que os hagáis una idea solo el badajo pesa 850 kilos. Muchos turistas emplean el funicular que permite tener vistas de París y te lleva hasta la basílica (Imagen procedente de http://mural.uv.es )
 
Desde este punto cero, donde hoy se encuentran las instalaciones de la Universidad de la Sorbona, comenzó a crecer la Lutecia romana y es aquí donde se han hallado los principales restos arqueológicos del dominio romano,las termas de Juliano, el anfiteatro, una de las estructuras arquitectónicas más grandes de la Galia construido en el siglo I, el gran acueducto de 26 kilómetros que suministraba agua a la población , además de templos, calzadas y otros edificios públicos que mostraban la intensa romanización del territorio. Sin embargo, su importancia política no era demasiado grande y ni siquiera era la capital de su provincia. En el siglo III llegaban a estas tierras los primeros evangelizadores cristianos encabezados por Dionisio. Poco sabemos con certeza de su vida, ya que lo que conocemos nos ha llegado a través de una "Vidas de San Dionisio" escrita casi seiscientos años después durante el gobierno de Carlomagno (hacia 742-814). Dionisio habría fundado iglesias por toda la Galia y se convertiría en el primer obispo de Lutecia , pero aún no eran buenos tiempos para el cristianismo y el emperador Lucio Domicio Aureliano (hacia 214-275), inició una nueva persecución contra los cristianos en la que Dionisio fue capturado, martirizado y  decapitado en el lugar que a partir de entonces se llamaría Mons Martyrium o Monte del Martirio, que en francés hoy es conocido como Montmartre, el célebre barrio bohemio de París. Aunque no es más que una leyenda, la "Vidas de San Dionisio" nos cuenta como Dionisio, una vez decapitado, se levantó , recogió su cabeza y recorrió, descabezado, seis kilómetros, para entregársela a una cristiana llamada Casulla , tras lo cual cayó sin vida al suelo. Hay que reconocer que era un hombre muy resístente. Sobre ese mismo lugar un siglo después se construiría un mausoleo que más tarde se convertiría en la Basílica de Saint Denis (San Dionisio en francés), lugar de enterramiento de todos los reyes de Francia desde el siglo X , situada precisamente en la población de Saint Denis, a unos diez kilómetros de París y hoy convertida en uno de los suburbios de la capital.

Basílica de Saint Denis , situada al norte de París , , lugar de reposo de los restos de los diferentes reyes de Francia a lo largo de la historia , erigida en el lugar donde San Dionisio se desplomó muerto después de caminar con su cabeza debajo del brazo entre seis y cuatro kilómetros, depende de las versiones y según su muerte tuviera lugar en Montmartre o en la Ile de la Cité. La primera de las iglesias construidas en este lugar fue realizada por iniciativa de Santa Genoveva a finales del siglo V y hacia el 630 fue enterrada en ella San Dionisio junto con otros dos sacerdotes que le habían acompañado en su martirio. En el 750 el padre de Carlomagno y primer rey carolingio, Pipino III, del que os hablo más adelante, comenzó a construir un nuevo santuario que a su vez sería sustituido por el primer edificio de estilo gótico en Francia en el siglo XII. A partir del primer rey de la dinastía Capeto, Hugo I Capeto(940-996) , todos los reyes de Francia se encuentran aquí enterrados excepto Felipe I (1052-1108) (Imagen procedente de http://www.paris.es )
 
 San Dionisio o Saint Denis, se convirtió en el apóstol de las Galias. Pero dejemos la increíble resistencia de este hombre, pues caminar seis kilómetros con la cabeza bajo el brazo es algo realmente extraordinario, y sigamos avanzando en el tiempo. A partir de la segunda mitad del siglo IV las incursiones de las tribus bárbaras procedentes del norte en territorio romano son cada vez más frecuentes. El emperador Constancio II (317-361), uno de los hijos de Constantino I el Grande(272-337), había nombrado a su primo Flavio Claudio Juliano(hacia 331-363) César de la parte occidental del Imperio y en el 358 Juliano se dirigió a la Galia para detener las incursiones de los bárbaros. Parece que el joven césar quedó cautivado por Lutecia y es a él a quién algunos atribuyen que la ciudad cambiara su nombre hacia el 360 por el de París, en recuerdo de la antigua tribu celta que había vivido en la zona hasta cuatro siglos antes. Un año después aquel joven se aprovecharía del prestigio militar que había ganado gracias a sus éxitos contra los pueblos bárbaros para asaltar el trono imperial. Sin embargo, antes de que estallara la guerra civil, su primo Constancio II fallecía de forma repentina y Juliano se convertiría en el nuevo emperador de Roma. Pasaría a la historia con el sobrenombre de Juliano el Apóstata , puesto por los cronistas cristianos, ya que trató de imponer de nuevo el culto a los dioses paganos en el Imperio en detrimento del cristianismo. Un intento vano que terminó con la muerte del emperador apenas dos años después, en 363, durante una campaña militar contra los persas.

Ste_genevieve_st_etienne.jpg
Estatua dedicada a Santa Genoveva (Saint Geneviève en francés) en el Pont de la Tournelle, uno de los más de treinta puentes (he encontrado diferentes cifras aunque la mayoría mencionan 36 puentes) que cruzan las aguas del Sena. El Pont de la Tournelle había sido construido en madera durante la Edad Media, pero una riada acabó con él en 1651 por lo que fue reconstruido, ahora en piedra, en 1656. Pero no es el que podemos ver hoy, ya que tuvo que ser derruido en 1918 y se reconstruyo diez años después, en 1928, cuando se instaló además esta estatura que tenéis en la imagen, Santa Genoveva, la patrona de París, que corona un pilar de 15 metros de altura. La intervención de la santa durante la segunda mitad del siglo V tuvo una gran importancia para la historia de la ciudad como podéis ver en el relato bajo estas líneas  (Imagen procedente de http://www.whataboutclients.com )
 
Regresemos de nuevo a la recién bautizada París y adentrémonos ya en el siglo V. El poder de Roma se va debilitando paulatinamente y los territorios bajo dominio romano son cada vez más inseguros. Entre los pueblos más agresivos se encuentran los hunos, un pueblo que había sido un antiguo aliado de los romanos contra las tribus germánicas y que ahora, bajo la dirección de su rey Atila (hacia 395-453) ,penetraba en la Galia y ponía en peligro la propia París. Es entonces cuando surge la figura de una joven de Nanterre llamada Genoveva (hacia 424-hacia 512) que vivía en la ciudad consagrada a la vida religiosa . Cuanto llega la noticia de que las tropas de Atila se hallan próximas a París cunde el pánico y la población se apresta a abandonar la ciudad, pero Genoveva se planta ante ellos y, a pesar de su juventud , les dirige , siempre según la tradición, estas palabras " Que los hombres huyan, si lo desean, si no son capaces de luchar más. Nosotras, las mujeres, rogaremos tanto a Dios, que Él atenderá nuestras súplicas"  y además les aseguró que los hunos pasarían de largo. Cierto o no , la verdad es que Atila y sus hombres no atacarían París y seguirían avanzando hacia el sur hasta que fueron detenidos y derrotados por una coalición de romanos y visigodos en la Batalla de los Campos Catalaúnicos el 20 de junio de 451. Pero Roma agonizaba y en 476 es destronado el último de sus emperadores, Rómulo Augústulo (hacia 461 -fecha desconocida) y sólo sobrevive la mitad oriental de su imperio que a partir de entonces sería conocido como Imperio Bizantino. En cuanto a la Galia de finales del siglo V es un pequeño caos. Desaparecida la autoridad romana, se suceden los  enfrentamientos entre diferentes pueblos bárbaros , aunque la mayor parte del territorio se halla en manos de visigodos,alamanes, ostrogodos,  burgundios y los francos.

Mapa con la situación de lo que había sido la antigua provincia romana de la Galia a finales del siglo V , cuando se produce la expansión de los francos dirigidos por su rey Clodoveo I  . Como podéis ver en el mapa París se hallaba en el territorio perteneciente al reino de Afranio Siagro, que después de la caída del Imperio Romano siguió conservando las formas de gobierno romanas hasta que en 486 fue derrotado en la Batalla de Soissons que aparece también señalada en el mapa , por las tropas de Clodoveo , que expandió sus territorios anexionando el reino de Siagrio, incluido París que iba a convertirse en la capital del reino franco. Posteriormente, en 507 derrotaría a los visigodos en la batalla de Vouillé, que en el mapa podéis ver que se encuentra a la altura de Poitiers, extendiendo sus fronteras hasta los Pirineos. El Reino Burgundio, del que procedía su esposa Clotilde, conservaría por ahora su independencia . En treinta años de reinado Clodoveo había conquistado casi la totalidad de la antigua Galia (Imagen procedente de http://www.xtec.cat )
 
Estos últimos , los francos, procedían de los territorios de la actual Alemania, y durante un tiempo también había sido aliados de Roma contra otras tribus germanas. Desde el 481 su líder era el rey Clodoveo I (466-511), nombre que podría traducirse como "ilustre en la batalla" , considerado el fundador de la dinastía de los merovingios, que lleva este nombre en recuerdo del primero de sus líderes, Meroveo(hacia 411-457) . Clodoveo inicia una política de expansión hacia el sur y el oeste de la Galia , derrotando en 486 a Afranio Siagrio(430-486) que había conservado un territorio en el que aún seguían vigentes las formas de gobierno romanas. Los pueblos germánicos eran en su mayoría cristianos arrianos, es decir, seguidores de la doctrina de Arrio (256-336), que afirmaba, contra la doctrina ortodoxa de la Iglesia Católica, que Jesús era Hijo de Dios pero no Dios mismo. En 493 Clodoveo se había casado con la princesa burgundia Clotilde(hacia 474 -545), que profesaba la fe católica y será gracias a su influencia y también de la del obispo de Reims, Remigio(hacia 437-533),  que tres años después Clodoveo, y con él todo el pueblo franco, se convierten al cristianismo después de una victoria contra los alamanes en la batalla de Tolbiac, donde , según cuenta la tradición, viéndose perdido, Clodoveo rezó al dios de los cristianos prometiendo que se haría cristiano si le otorgaba la victoria, como finalmente sucedió. Fue bautizado junto a tres mil de sus hombres en Reims, que a partir de entonces iba a convertirse en el lugar tradicional para el bautismo de los futuros reyes de Francia. . Los demás pueblos germánicos  visigodos, burgundios y ostrogodos, se unieron contra Clodoveo temiendo la influencia que el monarca pudiera tener sobre la población católica de sus respectivos territorios.

File:Chlodwigs taufe.jpg
San Remigio bautizando a Clodoveo I, una obra atribuida al Maître de Saint Gilles, un pintor anónimo que vivió hacia finales del siglo XV y comienzos del XVI y que retrata aquí uno de los momentos claves en la historia de Francia. Años antes Clodoveo I había hecho bautizar a su primer hijo, Ingomer, en la fe católica a instancias de su esposa Clotilde , pero este muere poco después. Según el historiador Gregorio de Tours (538-594) autor de una "Historia de los francos", al conocer la muerte de su hijo Clodoveo dijo "Si el niño hubiese sido ofrecido a mis dioses, seguro que hubiera vivido, pero como ha sido bautizado en el nombre de vuestro Dios, no ha podido sobrevivir". Sin embargo, una vez más, cuando Clotilde da a luz a su segundo hijo, Clodomiro, logra convencer de nuevo al monarca para que sea bautizado en la fe católica. Clodomiro también enferma de gravedad pero Clotilde no deja de rezar con fervor. Al comprobar que su segundo hijo logra sanar y recuperarse de su enfermedad, Clodoveo se siente muy impresionado. Por fin , en 496 la leyenda nos cuenta que durante la Batalla de Tolbiac contra los alamanes, viéndose perdido, Clodoveo prometió que si el dios de los cristianos otorgaba la victoria a los francos él y todos sus hombres se convertirían al cristianismo. Así sucedió y el obispo Remigio bautizó a Clodoveo y a tres mil de sus hombres en Reims. Según narra Gregorio de Tours , en el momento de recibir el bautismo el obispo Remigio habría exclamado "¡Dobla la cabeza franco! Adora lo que has quemado, quema lo que has adorado" aunque no parece muy creíble que el obispo se dirigiera con tanta vehemencia al monarca (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )    
 
Clodoveo derrotaría a los visigodos en la batalla de Vouillé en abril de 507, llevando las fronteras de su reino hasta los Pirineos , y un año después iba a convertir a París en la capital del nuevo Reino Franco. Genoveva, que medio siglo antes había evitado la huida de los parisinos cuando se aproximaba Atila, convenció a Clodoveo para que construyera una iglesia dedicada a San Pedro y San Pablo y también se erige una nueva iglesia sobre la tumba de San Dionisio. Clodoveo fallece en 511 y un año después lo hace también Genoveva, que será enterrada junto al monarca en la iglesia de San Pedro y San Pablo que ella había impulsado , y unos años más tarde se unirá a ellos la esposa de Clodoveo, Clotilde. Genoveva se convertiría en el futuro en la santa patrona de París. Siglos después sobre aquella iglesia se iba a erigir en el siglo XVIII el Panteón de París, en el conocido como Barrio Latino , en la orilla izquierda del Sena y que ya vimos que era el lugar original del asentamiento romano. El Panteón sería destinado a albergar los cuerpos de algunas de las personalidades más importantes de la cultura y la política francesa, desde Voltaire(1694-1778) a Marie Curie(1867-1934) entre más de sesenta personalidades, y que también alberga el célebre péndulo de Foucault con el que en 1851 se demostró el movimiento de  rotación de la Tierra. Pero no nos desviemos de nuestro camino y regresemos a este París medieval. Tras la muerte de Clodoveo I en 511 dividió su reino entre sus cuatro hijos, una práctica habitual entre los pueblos germanos pero que debilitaba el reino. Gradualmente la dinastía merovingia fue debilitándose hasta que sus reyes se convirtieron en poco menos que figuras decorativas en manos de sus Mayordomos de Palacio, en teoría al servicio del rey, pero en la práctica quienes controlaban el verdadero poder político.

Fotografía del Panteón de París construido entre 1764 y 1790 en el mismo emplazamiento que en el siglo VI ocupaba la iglesia en la que habían hallado reposo los restos de Clotario I y su esposa Clotilde además de Santa Genoveva. El Panteón fue el primer gran monumento del París moderno, cuya cúpula se podía observar desde cualquier parte de la ciudad y que se convertiría en el lugar de entierro de grandes personalidades de la historia de Francia como Voltaire, Rousseau, Victor Hugo, Marie Curie, Louis Braille, Jean Monnet , Alejandro Dumas hasta un total de más de sesenta personalidades (Imagen procedente de http://www.parisfrancia.info )
 
Finalmente, en 751 , el último de los Mayordomos de Palacio, Pipino III el Breve(715-768), llamado el Breve por su baja estatura,  se convierte en el nuevo unificador del reino franco, depone al último rey de la dinastía merovingia, Childerico III(714-755) que hacía tiempo que ya no gobernaba, y fundao una nueva dinastía, la carolingia. Tras su muerte en 768 le sucederá su hijo Carlos I ( hacia 742-814), que pasará a la historia con el nombre de Carlomagno gracias a sus conquistas que convertirán al reino  en un Imperio , el más poderoso en Europa desde la desaparición del Imperio Romano de Occidente, además de ser el impulsor de un renacimiento cultural en sus dominios. París , sin embargo, ve como pierde la capitalidad del reino, que se traslada ahora a la ciudad de Aquisgrán donde Carlomagno decide establecer su gobierno. Aquisgrán, la actual Aachen en el estado alemán de Renania del Norte-Westfalia , se convertiría en el lugar de coronación de todos los emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico hasta el siglo XVI . París quedó bajo el gobierno de un conde , pero aunque momentáneamente perdió importancia, no tardaría en recuperarla . Al igual que había pasado después de la muerte de Clodoveo, también el Imperio Carolingio fundado por Carlomagno fue dividido en diferentes reinos entre sus descendientes, debilitándolo y durante la segunda mitad del siglo IX  cada vez fueron más frecuentes las incursiones de los hombres del norte, los normandos o vikingos , a los que nadie parecía poder frenar. Pero el conde Eudes de París (hacia 860-898) decidió hacerles frente detrás de las murallas de la ciudad, rebelándose contra las órdenes de uno de los sucesores de Carlomagno, el rey Carlos III el Gordo(839-888), que prefirió pagar a los vikingos y no hacerles frente , lo que le hizo perder toda su popularidad entre la población.

Extensión del Imperio Carolingio durante el reinado de Carlomagno que se extendía hasta la actual frontera entre Alemania y Dinamarca al norte y hasta la vertiente española de los Pirineos al sur . También podéis ver la situación de Aguisgrán, hoy en territorio alemán, que iba a convertirse en la nueva capital del Imperio en detrimento de París, que ahora era la sede del gobierno del conde de París . En ese mismo siglo IX uno de los condes de París, Eudes, lograría independizarse brevemente de la soberanía de los reyes carolingios convirtiéndose en rey, pero no sería hasta 987 cuando otro conde de París, pariente de Eudes, fundó una nueva dinastía, los Capeto, que a partir de entonces permanecerían unidos a la historia de Francia hasta el siglo XIX, bien como Capetos o como alguna de sus ramas familiares, los Valois y los Borbones . París recuperaba su importancia y ya en el siglo XII se convertía de forma definitiva en la capital del reino (Imagen procedente de http://proyectotelemaco.com )
 
Entre los años 885 y 886 París fue sitiada por un gran ejército vikingo de unos cuarenta mil hombres , que remontan el Sena e inician el asedio de la ciudad. Mientras la población espera inútilmente la llegada de los hombres de Carlos III el Gordo, la defensa de la ciudad es dirigida por Eudes. La ciudad resiste durante todo un año a los vikingos y poco a poco la población recupera la esperanza al comprobar que  aquellos vikingos que hasta entonces parecían invencibles podían ser derrotados .Eudes se convierte en un héroe, la invasión es rechazada y Carlos III el Gordo es destituido por la nobleza franca. El Imperio Carolingio está dividido en dos , el Reino Franco Oriental , que podríamos considerar como la actual Alemania, y el Reino Franco Occidental, el territorio que en parte corresponde a lo que hoy es Francia, aunque ni los territorios de una y otra se corresponden con lo que hoy son estas naciones exactamente pero es una forma de hacernos una imagen de como quedaban los antiguos dominios de Carlomagno . En el Reino Franco Oriental se acepta la autoridad del último de los descendientes vivos de Carlomagno, Arnulfo de Carintia(850-899), pero en el Reino Franco Occidental se elige como monarca al conde Eudes , al que todos admiraban por su heroica defensa de París. De esta forma Eudes se convertía en el primer monarca francés que no pertenecía a la dinastía carolingia desde el año 751 cuando ocupó el trono Pipino III, aunque Eudes terminaría aceptando la soberanía de Arnulfo. Son tiempos duros e inestables, con incursiones de húngaros, vikingos y las constantes luchas internas entre los diferentes territorios que hoy forman Francia. La dinastía carolingia siguió gobernando aunque cada vez más debilitada y su poder era más testimonial que real, como había sucedido con los merovingios.

File:El reino de los francos bajo Hugo Capeto-es.svg
Mapa de Francia en el momento en que Hugo Capeto se convierte en rey de Francia y el fundador de la dinastía Capeto. Aunque en teoría los diferentes territorios que veis coloreados en este mapa rendían vasallaje al rey francés, la realidad era muy diferente y su autoridad directa se circunscribía a los pequeños territorios que en el mapa aparecen coloreados en azul . El monje francés Abón de Fleury (945-1004) escribiría durante un viaje por el Ducado de Gascuña "Heme aquí más poderoso en este país que el rey, ya que aquí nadie conoce su dominio". En efecto, en muchos lugares el rey era incluso desconocido para sus habitantes por lo que su gobierno era meramente nominal. Durante siglos los reyes franceses tendrían que lidiar con aquellos señores que, en muchas  ocasiones, eran más poderosos y ricos que los propios monarcas franceses (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )   
 
Por fin , en 987 el conde de París y duque de los francos, Hugo Capeto(940-996), descendiente del conde Eudes, obtiene el apoyo de la nobleza franca para ser elegido como nuevo monarca con el nombre de Hugo I Capeto. Nacía así una dinastía que reinaría Francia hasta el siglo XIX a través de sus diferentes ramas familiares. Bajo el gobierno de los primeros capetos París comienza a prosperar de nuevo . Al establecerse la corte del rey en la ciudad se convierte en un nuevo centro cultural y económico  que atrae a más gente y la población crece con rapidez . Monjes, eruditos, poetas, músicos, filósofos se establecen en la ciudad y su escuela episcopal se convierte en una de las más famosas y concurridas. Figuras como el filósofo  Pedro Abelardo (1079-1144), una de las figuras intelectuales más importantes de su tiempo, enseña en la ciudad, atrayendo aún más estudiantes. En 1163 comienza la construcción de la nueva catedral de la ciudad, dedicada a la Virgen María, de ahí que sea conocida como   Nôtre Dame (Nuestra Señora), cuya construcción se prolongará hasta 1345 y será uno de los símbolos más reconocibles de París en todo el mundo. Los siglos XII y XIII fueron una época de prosperidad económica lo que permitió la erección de las grandes construcciones religiosas en el nuevo estilo gótico que había nacido precisamente en Francia. La catedral era el símbolo de esa prosperidad . En 1179 sube al trono el rey Felipe II Augusto(1165-1223), que se haría célebre por participar en la Tercera Cruzada a Tierra Santa junto al rey de Inglaterra, Ricardo I Corazón de León(1157-1199) al que parece ser que le unía algo más que una estrecha amistad. Bajo su reinado París se convierte definitivamente en la capital del reino , sería protegida con una muralla y se construiría una fortaleza conocida con el nombre de Louvre  que disponía en su centro de una gran torre de quince metros de altura.

Fotografía del Museo del Louvre con la polémica Pirámide que fue instalada durante el proyecto de ampliación del Museo impulsado por el presidente François Miterrand (1916-1996) y que siempre ha sido controvertida por el contraste de estilos entre ella y el Palacio del Louvre . Aunque comenzó su existencia como una fortaleza erigida en el siglo XII por el rey Felipe II Augusto, desde el siglo XIV hasta el siglo XVII fue residencia de la familia real, pero tras la construcción del Palacio de Versalles durante el reinado de Luis XIV (1638-1715) , el Palacio fue abandonado por la monarquía y empleado como sede de diferentes academias francesas, hasta que la Revolución Francesa de 1789 y la consiguiente abolición de la monarquía hizo que las obras de arte de la colección real fueran reunidas en el palacio que abrió por primera vez sus puertas al público el 8 de noviembre de 1793. Por primera vez el pueblo podía  contemplar lo que antes quedaba reservado nada más que a los ojos de los monarcas y la aristocracia (Imagen procedente de http://www.fotosyimagenes.com )


 
Esta fortaleza  se convertiría a partir del siglo XIV en Residencia Real hasta que en el siglo XVI el rey Francisco I(1494-1547) y su hijo Enrique II(1519-1559) proyectaron la ampliación del Palacio, hasta convertirlo en el gran palacio que contemplamos hoy. A partir de 1793 iba a convertirse en lo que hoy es el Museo del Louvre , uno de los más visitados del mundo , cuyos kilométricos pasillos son recorridos por casi nueve millones de turistas al años  que , entre otras muchas obras, acuden allí a contemplar una obra mitificada, la Gioconda del genio renacentista Leonardo Da Vinci (1452-1519). Todavía bajo el reinado de Felipe II Augusto se funda en 1215 la Universidad de París  que era en realidad la suma de un conjunto de colegios que habían funcionado hasta entonces de forma independiente. Bajo el gobierno de Felipe prosperan los gremios de comerciantes y artesanos , a los que el monarca concede un cierto poder político y administrativo, encargándose de recaudar impuestos y de otros temas relacionados con la ciudad y a lo largo del siglo XIII irán asumiendo cada vez mayores cuotas de poder transformándose en una fuerza política independiente. Pero lo próspero que había sido el siglo XIII dejaría paso a un siglo XIV  marcado por la Guerra de los Cien Años que desde 1337 hasta 1453 enfrentaría a Francia e Inglaterra en un interminable conflicto por el trono francés tras la muerte sin descendencia  del último Capeto descendiente directo de Hugo Capeto, el rey Carlos IV(1294-1328). Le iba a suceder un miembro de otra rama de los capetos, los Valois, en la persona de Felipe VI Valois(1293-1350), pero el rey inglés Eduardo III(1312-1377) también se consideraba con derecho al trono por ser nieto del rey francés Felipe IV el Hermoso (1268-1314).  Pero además de la lucha por el trono París, como gran parte de Europa, sufriría otro mal aún más mortífero que la guerra, la peste negra que diezmó a la población de la ciudad que por entonces debía rondar los cien mil habitantes. Se iba a iniciar un nuevo período revolucionario en la ciudad. Pero por hoy me detengo aquí para retomarlo mañana en la segunda parte que nos llevará hasta el nacimiento del París del siglo XIX que es el que casi todos guardamos en nuestra memoria.

No hay comentarios:

Famosos