lunes, 10 de junio de 2013

UN HÉROE CONTRA EL ESTADO KAFKIANO

Llamas a través de tu teléfono móvil a un amigo. Terminada la llamada compruebas tu correo electrónico y respondes a varias personas sobre temas tanto personales como profesionales. Una vez que has terminado cierras el correo y recuerdas que habías decidido que hoy elegirías un vuelo y un hotel para tus vacaciones. Te conectas a Internet y comienzas a navegar por la red hasta que encuentras una página con ofertas de paquetes de avión más hotel. Eliges una propuesta que parece interesante y te decides a realizar una reserva . La página te pide tus datos que introduces confiadamente porque ves el símbolo de un candado que te confirma que esa página es segura. Escribes tu nombre y apellidos, la dirección , el teléfono, tu dirección de correo electrónico y finalmente tu número de tarjeta de crédito para garantizar la reserva. Terminada esta tarea piensas en distraerte un poco metiéndote  en Facebook para ver que cuentan hoy algunos de tus amigos , publicas un comentario sobre una noticia que te indignó o sobre otra que te pareció curiosa ,le das un "me gusta" a una página dedicada a tu deporte o tu actriz favorita y luego se te ocurre poner unas fotografías de tu último viaje. Después te conectas otro rato a tu twitter para ver algunos de los últimos comentarios. Si tienes tiempo tal vez leas la versión digital del periódico del que eres asiduo lector mientras buscas en YouTube una canción que te guste para acompañar la lectura. Mientras estas leyendo tienes un aviso de llamada del Skype , es de una amiga que vive al otro lado del océano y comienzas una videollamada. Tal vez, si tienes un blog como este, dediques unas cuantas horas a preparar un artículo y para ello consultarás diferentes páginas de Internet. Apagas el ordenador y te vas a preparar la cena.
 
Hasta aquí una escena cotidiana en millones de hogares por todo el mundo, pero ¿os imagináis lo que sería realizar todas esas tareas que consideramos privadas mientras alguien te está mirando por encima del hombro, tomando nota de cada una de las palabras que escribes , de cala palabra que pronuncias al teléfono, de cada dirección de Internet en la  que entras, de las transacciones que realizas con tu tarjeta de crédito, de las conversaciones que mantienes en Facebook , de los comentarios que haces en ella y los me gustas que das, de los tuits que escribes , de las canciones que escuchas en YouTube, del contenido de tus correos electrónicos? Pues eso es precisamente lo que la semana pasada han destapado dos periódicos, el británico "The Guardian" y el norteamericano "The Washington Post" , que ponían al descubierto como la NSA, siglas en inglés de la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos, a través de  dos programas y con la colaboración de  algunas de las principales empresas del mundo de la telefonía e Internet, estaba haciendo , corrijo, está haciendo, precisamente eso, observar todo lo que hacemos como si tuviéramos a alguien a nuestra espalda. Emplean para ello dos programas, uno que implica a las tres compañías de teléfonos más importantes  de Estados Unidos ,de las que dos se encuentran entre las más poderosas del planeta al margen de las compañías chinas , AT&T y Verizon , y otro programa denominado PRISM que vigila los servidores de las mayores empresas de Internet, entre las que se encuentran Microsoft, Facebook, YouTube, Google, Yahoo, American On Line(AOL), Skype y la propia Apple y otra empresa  menos conocida por su nombre pero tan importante como las otras que he mencionado,  Dropbox , para almacenar documentos en la célebre nube , es decir, no en el interior del ordenador sino en la propia red.
 
Diagrama publicado por The Guardian con el gráfico de las diferentes empresas que se han ido incorporando al programa de vigilancia e intervención de las comunicaciones llamado PRISM a pesar de que todos ellos han negado tener conocimiento de su existencia y el gobierno británico, que también habría participado desde el año 2010 utilizando el programa PRISM para espiar a sus ciudadanos , afirmaba este domingo a través de Malcolm Rifkind, presidente del comité parlamentario de Inteligencia y Seguridad de la Cámara de los Comunes  que los servicios secretos británicos habrían cumplido con su misión de "Mantener a la sociedad segura en la era de Internet" La palabra seguridad en manos de los gobiernos suelen significar malas noticias para las libertades individuales de los ciudadanos. La pregunta habría que hacérsela precisamente a estos ciudadanos espiados ¿estáis dispuestos a cambiar libertad por seguridad? (Imagen procedente de http://www.guardian.co.uk ) 
 
A través de este programa llamado PRISM y aprovechando que Estados Unidos es un nodo de comunicaciones por donde pasa en un momento u otro gran parte del flujo de información que se genera en Internet, la Agencia Nacional de Seguridad habría ido incorporando a estas empresas paulatinamente. Según la información publicada por los periódicos que os he comentado antes, en 2007 Microsoft habría sido la primera en permitir el acceso a sus servidores y a la información que circulaba por él, a la que le habrían seguido Yahoo en 2008, Facebook, Google y Paltalk (un servicio de comunicación en la red) en 2009, YouTube en 2010, American On Line y Skype en 2011 y Apple sería hasta ahora la última de estas gigantes en ser incorporada en 2012. ¿Qué significa esto? Que a través del PRISM y del programa de escuchas telefónicas todas nuestras comunicaciones quedan registradas y pueden ser objeto de investigación,  análisis y almacenadas sin que tengamos ningún control sobre ello Como mencionaba el Washington Post citando a una fuente que mantenía  el anonimato hasta ayer, con la combinación de ambos programas los servicios secretos norteamericanos pueden "literalmente leer tus ideas mientras estas escribiendo" . Para que os hagáis una idea aún más clara, lo que estoy escribiendo ahora en el Mentidero podría ser leído en tiempo real por algún funcionario de alguna de las cincuenta agencias de espionaje norteamericanas a las que el gobierno de Estados Unidos financia anualmente con una cantidad que supera los sesenta mil millones de euros .
 
¿Quiénes podrían tener acceso a esta información? Estados Unidos dispone , como hemos visto, de cincuenta agencias dedicadas a la seguridad y al espionaje y sólo la NSA dispone de una plantilla que supera los cincuenta mil efectivos . En total, al menos  854.000 norteamericanos podrían gozar de diferentes niveles de acceso a información clasificada como secreta bien por pertenecer a alguna de las cincuenta agencias de espionaje norteamericanas o  bien por trabajar para empresas civiles o militares relacionadas con la defensa de Estados Unidos. Esta claro que nuestras conversaciones íntimas no lo eran tanto ¿verdad? Pero ¿qué es la NSA? Como ya os he dicho son las siglas de la National Security Agency, la Agencia Nacional de Seguridad, que fue creada en 1952 por el presidente Harry S. Truman (1884-1972) con una doble misión en la actualidad, por un lado proteger las comunicaciones de Estados Unidos contra cualquier intento de ataque exterior, y por otro vigilar y analizar todas aquellas comunicaciones que puedan resultar potencialmente peligrosas para los Estados Unidos. Estaréis pensando ¿Cómo pueden dedicarse a analizar comunicaciones privadas?¿No están violando el derecho a la privacidad y la intimidad? Pues legalmente la NSA está amparada por la legislación vigente y por los Tribunales de Supervisión de Inteligencia Extranjera. Detrás de esta denominación se encuentran unos tribunales que comenzaron a funcionar en 1978  y cuyo origen era, paradójicamente, proteger la privacidad de las comunicaciones ya que hasta aquel año cualquier presidente de Estados Unidos tenía acceso total al contenido de las telecomunicaciones y con estos tribunales se  podía poner un cierto límite a ese acceso a la comunicación, aunque en la práctica no han servido más que para dar cobertura legal a las escuchas.

No es ni mucho menos la primera vez que se desarrollan programas para vigilar las comunicaciones. Si hoy el enemigo son los ciberterroristas, los fanáticos islámicos o China antes lo era la Unión Soviética. Terminada la Segunda Guerra Mundial , los Estados Unidos y el Reino Unido decidieron seguir colaborando en el espionaje para controlar y vigilar al nuevo enemigo, la Unión Soviética de Stalin, y así en 1948 crearon la UKUSA, siglas de United Kingdom-United States Security Agreement, Acuerdo de Seguridad Reino Unido- Estados Unidos. A este acuerdo se unirían posteriormente Canadá , Nueva Zelanda y Australia que cooperarían en la vigilancia sobre los movimientos de la Unión Soviética y sus aliados. Cada una de estas naciones se responsabilizó de vigilar un área geográfica determinada, así Estados Unidos se encargaba de la vigilancia de las comunicaciones por radio y satélite de Asia, la parte asiática de la Unión Soviética y América del Sur, el Reino Unido hacia lo propio con Europa, la Rusia europea y África, Australia se encargaba de  todo el sureste asiático, Nueva Zelanda del Pacífico Occidental y Canadá de buena parte de la Unión Soviética . Esta red de espionaje de las comunicaciones sería conocida con el nombre de ECHELON .Desde su creación y en las décadas siguientes hasta llegar a nuestros días ,se ha construido toda una red de estaciones provistas de antenas para interceptar todo tipo de comunicaciones, ya sea a través de radio, satélites y en la actualidad a través de móviles o la información transmitida a través de la fibra óptica. Estas antenas capturan la información y la envían a unos superordenadores que antes han sido programados para detectar una serie de palabras potencialmente amenazadoras, como por ejemplo bomba, atentado o cualquier otra que merezca ser investigada.La información sobre el presupuesto que cada una de las naciones participantes dedica a este proyecto , así como el personal destinado a la misma es confidencial , aunque se estima que pueden llegar a trabajar en ella más de 300.000 personas. Tiene a su servicio 120 satélites que se encargarán de recoger y enviar las comunicaciones de empresas y personas particulares , hasta una cantidad que se estima en más de 3000 millones al día (Imagen procedente de http://www.bibliotecapleyades.net )
 
Se conocen los miembros que los integran , elegido por períodos de seis años por el Tribunal Supremo de Estados Unidos , pero eso es todo lo que se sabe de ellos pues su funcionamiento es secreto . En el momento de su creación su misión era aprobar o no las comunicaciones relacionadas con el espionaje, después se amplió al terrorismo y a partir del año 2007 y como consecuencia de los cambios producidos por el atentado contra el World Trade Center el 11 de septiembre de 2001 , el presidente George W.Bush (1946)  confería a estos tribunales  la autoridad para poder aprobar también la investigación sobre cualquier ciudadano estadounidense, para ello bastaba que la agencia gubernamental de turno adujese que tenía sospechas superiores al 51% de que estuviera involucrada en alguno asunto que pudiera resultar amenazador para la seguridad nacional. Sólo con ese requisitos , sin especificar que criterio se puede establecer para determinar que las sospechas son superiores al 51% que es lo mismo que dejar la puerta abierta para que todos los ciudadanos puedan ser objetos de esta vigilancia, cientos de millones de comunicaciones por teléfono, correo electrónico o Internet pueden ser controladas, analizadas y almacenadas. ¿Qué grado de independencia tienen estos tribunales? En el periódico español "El Mundo" se ofrecía un dato revelador. Sólo en el año 2012 se hicieron a estos tribunales 1789 peticiones para intervenir comunicaciones, de todas ellas sólo en un caso se rechazó la petición de las agencias de seguridad y espionaje. Y si un ciudadano quisiera llevar a los tribunales a cualquiera de estas agencias por intervenir sus comunicaciones se encontraría con una sentencia del Tribunal Supremo de Estados Unidos que exige que para poder denunciarlo hay que tener la certeza de ser espiado , pero si ofreces esa certeza serías juzgado por rebelar un secreto que pone en peligro la seguridad nacional.
 
¿Qué os parece? Sólo puedes denunciarlo si presentas pruebas de que una agencia gubernamental te está espiando, pero como desvelar un secreto gubernamental es un delito, finalmente eres tu quién serás juzgado por traición a tu país, es decir, estás tan indefenso ante tu gobierno como Josef K., el protagonista de la novela "El proceso" de Franz Kafka(1883-1924) , que una mañana es arrestado sin que en ningún momento sepamos el motivo, y a lo largo de la novela tiene que defenderse de una acusación que no sabemos en que consiste recurriendo a tribunales que luego no tienen ninguna autoridad y le obligan a recurrir a otros tribunales en un proceso sin fin que pone de manifiesto la imposibilidad del ciudadano para acceder a la verdadera justicia. De esta situación absurda de indefensión procede el término kafkiano que he querido utilizar como título para el artículo de hoy aunque igualmente se podría usar el de orwelliano por el Gran Hermano de la novela "1984" de George Orwell(1903-1950), donde el estado vigila cada uno de los pasos de sus ciudadanos, omnipresente en cada instante de sus vidas. Creo que Kafkiano es el que mejor se puede aplicar a esta situación donde la justicia no ampara los derechos del ciudadano sino los derechos de una organización controlada por un gobierno elegido por los votos de los mismos ciudadanos que se convierten en las víctimas de su vigilancia. Según han publicado "The Guardian" y "The Washington Post"  nada menos que el 14% de la información recolectada por la NSA procedería de esta vigilancia de las comunicaciones sobre los ciudadanos. Pero no sólo sucede en Estados Unidos porque, como también han desvelado estos periódicos, el británico Centro de Escuchas y Decodificación de los Servicios Secretos  (GCHQ sus siglas en inglés) también habría tenido acceso a este programa PRISM desde el año 2010 para vigilar las comunicaciones de los ciudadanos británicos.

El escudo de la NSA flanqueado por los nombres de las empresas que habrían colaborado permitiendo el acceso a sus servidores, aunque como podéis ver en el texto que se halla inmediatamente debajo de estas líneas todos ellos lo niegan y sólo Bill Gates reconoce que si el gobierno se lo pidiera ellos accederían. En todo caso están todos ellos amparados por la ley  y no estarían violando ninguna libertad civil de acuerdo a los cambios introducidos por George W.Bush en el año 2007 Hace dos años escribía en el Mentidero estas palabras que ahora parecen aún más vigentes "Estamos dejando a los ciudadanos indefensos frente a los abusos de su gobierno. el correo electrónico que hayáis escrito esta mañana, la llamada telefónica que estáis manteniendo ahora, este mismo artículo del Mentidero, las fotografías que tenéis en vuestro ordenador, las transacciones que habéis realizado con la tarjeta de crédito en el cajero automático o él historial de las páginas de Internet que visitáis a diario pueden estar en cualquier momento en manos de esta red  lo que supone dejar al descubierto nuestra intimidad y proporcionar una información sobre nuestra vida, sobre nuestras costumbres e incluso sobre nuestros vicios que en un momento determinado podría ser utilizado en nuestra contra o con fines que nos son desconocidos. En el actual mundo digital, dejamos nuestras huellas en múltiples sitios , una huella que además no se borra y de la que no tenemos control alguno "  (Imagen procedente de http://es.gizmodo.com ) 
 
Las grandes empresas de Internet han negado su participación en esta vigilancia . Así , el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg(1984) declaraba al día siguiente de publicarse la noticia "Facebook no forma parte ni ha formado parte de ningún programa para dar a EEUU o cualquier otro gobierno acceso directo a nuestros servidores. Nunca hemos recibido una orden masiva o una orden judicial de ninguna agencia del gobierno pidiendo acceso a datos de forma masiva, como la que han recibido en Verizon. Y si lo hubiéramos hecho, hubiéramos luchado contra ella agresivamente. No habíamos escuchado hablar de PRISM hasta ayer", el fundador de Microsoft, Bill Gates (1955) señalaba que no conocía el programa pero que si recibían órdenes al respecto las acatarían "No tengo detalles específicos - decía Gates - pero puedo decir que si nos llegan unas órdenes judiciales específicas, nuestra compañía las acata". Steve Dowling, portavoz del gigante de las comunicaciones Apple apuntaba  que "No hemos escuchado hablar de PRISM. No proporcionamos a ninguna agencia del gobierno acceso directo a nuestros servidores y cualquier agencia que quiera datos de un cliente debe poseer una orden judicial." , aunque ya hemos visto lo fácil que es obtener esa orden judicial para las agencias de seguridad . Y Larry Page(1973), fundador junto con  Sergey Mijaylovich Brin (1973), del mayor buscador de Internet, Google, declaraba que "En primer lugar, no nos hemos unido a ningún programa que daría al Gobierno de EEUU (o a cualquier otro gobierno) acceso directo a nuestros servidores. El Gobierno de EEUU no tiene un acceso directo o puerta trasera para la información almacenada en nuestros datacenters. No habíamos escuchado hablar de PRISM hasta ayer. En segundo lugar, sólo ofrecemos datos a los gobiernos de acuerdo con la ley. Nuestro equipo legal revisa todas y cada una de las peticiones y frecuentemente rechaza aquellas que son demasiado genéricas o que no siguen el proceso correcto. Los informes que sugieren que Google está ofreciendo acceso abierto a los datos de nuestros usuarios son falsos, y punto".
 
Como suele suceder, nadie sabe nada aunque todos sepan lo que está sucediendo. Pero en toda historia que se precie hay un héroe que desvela la trama, y hablo bien de héroe en el sentido que le da el cantante Bob Dylan que define al héroe como "quien entiende la responsabilidad que conlleva su libertad." Acabamos de conocer su nombre, Edward Snowden, que ha desvelado su identidad al periódico "The Guardian" desde Hong Kong, la ciudad a la que ha ido a buscar refugio consciente de que su captura se va a convertir en uno de los objetivos prioritarios de las agencias de seguridad de Estados Unidos. Snowden es un hombre de veintinueve años que ha trabajado para la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, la que todos conocemos por sus siglas en inglés CIA, y que en la actualidad se hallaba en Hawaii trabajando para la empresa Booz Allen Hamilton. Si visitáis su página en Internet, www.boozallen.com , veréis que ellos mismos se definen como un proveedor de tecnología y una consultora en servicios de defensa e inteligencia para el gobierno de Estados Unidos. Fundada en 1914, es una de las empresas de consultoría más antigua del mundo y en ella trabajaba Snowden con un buen sueldo, ciento cincuenta mil euros anuales, aunque no era ningún cargo importante, sólo un miembro más de la plantillas que, eso si, y al igual que los otros 854.000 personas con capacidad para hacerlo, tenía acceso a las comunicaciones privadas de millones de personas, hasta que un día Edward entendió que, como decía Dylan, su libertad conllevaba la responsabilidad de denunciar que se estaba espiando a millones de personas sin su conocimiento por parte de su propio gobierno.

ENTREVISTA A EDWARD SNOWDEN

Esta es la entrevista realizada a Edward Snowden en Hong Kong el pasado seis de junio. Por desgracia sólo está en inglés pero la incluyo para aquellos de vosotros que tengáis suficientes conocimientos de la lengua y os sirva para conocer de primera mano sus razones para arriesgarse a perderlo todo. Entre sus palabras




 
 
En la entrevista que The Guardian realiza a Snowden y que yo leo en el periódico "El Mundo" declara que está  dispuesto a sacrificar todo lo que tenía hasta entonces, un buen empleo, una familia, un lugar idílico para vivir, un futuro asegurado porque "en conciencia no puedo tolerar que el gobierno de Estados Unidos destruya la privacidad , las libertades básicas y la libertad en Internet con la gigantesca maquinaria que estamos construyendo" Fue él la "garganta profunda" , el hombre que desveló la información a The Guardian  y The Washington Post, y ahora ha viajado a Hong Kong abandonando todo lo que tenía en Hawái en un intento de escapar de la justicia de Estados Unidos que, de capturarlo, le someterán a un juicio por traición en el que podría ser condenado a muerte o, con suerte, a cadena perpetua. Es consciente de lo difícil que es su situación "No espero volver a mi hogar nunca" declara y añade que "Todas mis opciones son malas" ya que sabe como funcionan las agencias de seguridad y que tienen muchos medios para llegar hasta él donde quiera que trate de esconderse.  La forma de actuar de Snowden nos recuerda la de otro hombre, Daniel Ellsberg(1931). Ellsberg era un analista de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos que en los años sesenta trabajó en el Pentágono y también  durante dos años  lo hizo para el Departamento de Estado en Vietnam durante la guerra . Con los años Ellsberg se convirtió en un activista contra la guerra y en 1969 decidió actuar y logró sacar copias de una serie de documentos confidenciales del Pentágono sobre la situación en Vietnam que serían conocidos precisamente como "los papeles del Pentágono" y que Elssberg filtraría  a la revista "TIME" en 1971 . Aquellos documentos desvelarían que el gobierno norteamericano estaba ocultando a sus ciudadanos la información de que la guerra iba a perderse y que además habría que sacrificar en ella muchas más vidas de las que se pensaba.


Cuando escribo estas líneas parece que Edward Snowden ya no está en Hong Kong y se encuentra en paradero desconocido. Cuando en la entrevista le preguntan el motivo que le ha llevado a denunciar el espionaje que el gobierno estaba realizando sobre sus ciudadanos poniendo en peligro su propia vida responde "La NSA ha construido una infraestructura que permite interceptarlo todo. Con su capacidad, la mayoría de las comunicaciones humanas son interceptadas de forma indiscriminada. Si yo quiero ver tus correos electrónicos o el teléfono de tu esposa  todo lo que tengo que hacer es interceptarlos. Puedo conseguir tus correos electrónicos, tus claves, tus llamadas, tus tarjetas de crédito." Y añade "Yo no quiero vivir en una sociedad que hace esa clase de cosas. No quiero vivir en un mundo donde todo es grabado. No es algo con lo que yo quiera vivir y apoyar"  (Imagen procedente de http://www.guardian.co.uk )
 
El gobierno norteamericano trató de evitar la publicación, pero mientras, Ellsberg filtró los documentos a otros diecisiete periódicos y la noticia se hizo de conocimiento público. Fue considerado por muchos como un héroe que revelaba la verdad a los ciudadanos que le era  ocultada por su gobierno, mientras que otros le consideraron traidor a su patria por revelar información secreta en tiempo de guerra. Probablemente lo mismo que va a sucederle ahora a Edward Snowden del que Ellsberg ya ha escrito que su acto es mucho más importante para la sociedad norteamericana que el que él realizó.  Y a todo esto ¿cual ha sido la respuesta del presidente de Estados Unidos, Barack Obama(1961), el hombre que llegó en 2008 a la Casa Blanca bajo el lema de "Podemos" y al promesa de nuevos tiempos de más libertad, paz  y transparencia  al que apresuradamente se le concedió el Premio Nobel de la Paz ? Pues lo justificó afirmando que "No puedes tener un 100% de seguridad y también un 100% de privacidad y 0 inconvenientes"  Pero ¿no tienen derecho los ciudadanos a decidir el grado de seguridad que quieren y como desean que sea protegida ? En un estado democrático ¿puede un gobierno atribuirse la potestad de espiar indiscriminadamente a sus ciudadanos alegando que lo hace por su seguridad? Si esto es así ¿se podría justificar también arrestos arbitrarios, torturas o prisión indefinida sin juicio alegando que es por motivos de seguridad? Soy consciente que hay muchos peligros en el mundo actual, que la posibilidad de un atentado terrorista está muy presente, pero no se defiende la democracia y la libertad traicionando sus principios , convirtiendo sus sociedades en un estado orwelliano donde un Gran Hermano vigila cada movimiento de sus ciudadanos. Personalmente, para mi Edward Snowden es un héroe que a puesto en juego todo lo que tiene en defensa de la libertad y creo que la mejor forma de terminar este artículo es con las palabras del que es precisamente uno de los padres fundadores de Estados Unidos, Benjamin Franklin que decía "Cualquier sociedad que renuncie a un poco de libertad para ganar un poco de seguridad, no merecen ninguna de las dos cosas." A los fundadores de Estados Unidos no sólo deberían admirarles de palabra, sino también con sus actos, lo contrario si me parece una traición a los principios de libertad sobre los que se asientan nuestras democracias.
Famosos