martes, 28 de mayo de 2013

REBELIÓN A BORDO. EL CAPITÁN BLIGH Y EL MOTÍN DE LA BOUNTY (PRIMERA PARTE)

El motín es definido por el Diccionario de la Lengua Española como un "Movimiento desordenado de una muchedumbre, por lo común contra la autoridad constituida", pero como suele suceder con las definiciones de los diccionarios , aunque es exacta no transmite las emociones que se hallan en el origen de la palabra, porque un motín es una explosión emocional, un acto de rebeldía por lo que se considera una injusticia, una humillación , una violación de los derechos individuales por una autoridad despótica. A lo largo de la historia son incontables las rebeliones y motines que se han producido en las sociedades humanas , algunas de ellas con la fuerza suficiente para cambiar el curso de la historia, para derribar gobiernos ,  deponer reyes o derrotar ejércitos pero sin tener esa trascendencia , sin significar ningún cambio histórico, hay un motín que aún más de doscientos años después sigue alimentando la imaginación y siendo argumento de novelas, artículos, ensayos, documentales y películas. Se trata del célebre Motín de la Bounty, un nombre que casi todos identificamos con los hombres que lo llevaron al cine en sus cinco versiones de la historia, con actores como Charles Laughton, Trevor Howard o Anthony Hopkins interpretando al supuesto villano de esta aventura, el capitán William Bligh, y Clark Gable, Marlon Brando o Mel Gibson encarnando al supuesto héroe de la aventura, el segundo oficial Christian Fletcher. La paradisiaca isla de Tahití, los cálidos Mares del Sur, el mundo reducido y claustrofóbico de un navío, las personalidades encontradas de sus tripulantes, las pasiones y emociones humanas , son ingredientes suficientes que explican que esta historia haya sobrevivido a lo largo de estos siglos y siga conservando su fuerza. Os invito a que me acompañéis a bordo del HMAV Bounty.
 
Tenemos que viajar hasta el año 1754, cuando nace uno de nuestros protagonistas, William Bligh (1754-1817) , en la localidad de Saint Tudy, en Cornualles, una tierra bañada por el Mar Céltico al norte y el Canal de la Mancha al sur, por lo que el mar marca la vida de sus habitantes y el pequeño William , con sólo siete años, ya ingresa en la Armada Británica, la Royal Navy, la flota más poderosa del mundo. Es una edad normal para empezar la vida en el mar como grumete o aprendiz de marinero. Si además eras hijo de una buena familia, como era el caso de Bligh ya que uno de sus parientes había incluso llegado a convertirse en almirante,  este rápido ingreso servía para acumular años de servicio que más tarde ayudarían a una rápida promoción en el escalafón de la Armada. Es una época excitante en la que se organizan grandes viajes de exploración y en el que la Royal Navy domina todos los océanos casi sin rival alguno. En 1771 el joven Bligh, con sólo diecisiete años, ya es guardiamarina , el paso previo para convertirse en oficial de marina .Durante tres años permanece a bordo del "Crescent" . Ese mismo año regresaba de su primer viaje alrededor del mundo  el capitán James Cook (1728-1779) después de tres años de navegación en los que él y su tripulación habían circunnavegado y cartografiado Nueva Zelanda, desembarcado en la costa oriental de Australia y observado el tránsito de Venus desde la idílica isla de Tahití.  Un viaje que convirtió al capitán y a quienes le acompañaron en auténticos héroes en Inglaterra, entre ellos  el joven aristócrata, botánico y naturalista Joseph Banks(1743-1820) que pagó para ir en la expedición  la desorbitante suma de diez mil libras, que era más del doble de lo que había costado organizar la expedición. Durante el viaje Banks recogería muestras de 30.000 especies entre plantas, insectos, peces, aves y mamíferos .
 
File:Paul Gauguin 128.jpg
"¿Dónde vas?" es el título de esta obra del pintor francés Paul Gauguin (1848-1903), realizada en 1892. Gauguin encontraría su propio paraíso en Tahití, pero era ya entonces un paraíso agonizante que conservaba muy poco de la vida alegre y espontánea de sus habitantes tal y como la conocieron James Cook y Joseph Banks en su primer viaje a aquellas tierras . Banks los observaba como seres casi angelicales, que no habían sido corrompidos por nuestra civilización. Le admiraba entre otras cosas su extraordinaria higiene, se aseaban al menos tres veces al día,   sus dientes de blanco inmaculado y su piel brillante y suave. Otra cosa que le llamaba la atención era su olor por el aceite que empleaban para el cabello "Está hecho con aceite de coco , al que a veces añaden maderas olorosas y flores -escribe Banks - Estas gentes están libres de todos los olores de la mortalidad y no cabe duda de que, por rancio que sea el aceite, han de preferirlo al fuerte perfume de los pies y de las axilas tan frecuente en Europa" . Todo cambiaría muy rápido con la llegada de los barcos europeos y como escribe el biógrafo británico Richard Holmes en su obra "La edad de los prodigios" "Las enfermedades venéreas, el alcohol y el cristianismo se aliaron a principios del siglo XIX para destruir las estructuras  tradicionales de la sociedad de Tahití y transformar su inocencia pagana para siempre" Años después, cuando Charles Darwin(1809-1882) estuvo en la isla en 1835  durante su viaje a bordo del Beagle escribiría "Otaheite, ese Paraíso perdido" . Lo que décadas después pudo contemplar Gauguin eran los últimos brillos de una cultura que desaparecía (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )   
 
Para los que participaron en aquella aventura el momento culminante del viaje había sido su estancia en la isla de Tahití, donde permanecieron entre abril y julio de 1769, tres meses que a hombres como Banks les dejaron para siempre el recuerdo de un lugar parecido al paraíso del que Banks escribía "No hay país que pueda jactarse de tener veredas tan deliciosas como este; todos los llanos en los que residen los habitantes están repletos de arboledas en las que abundan los árboles del pan y los cocoteros, sin que la maleza corte el acceso ; en todas las direcciones están atravesados por las sendas que van de una casa a otra, con lo que todo el paisaje es una grata sombra"  y admiraba la libertad de sus costumbres en contraste con la represiva moral europea "Se desecha toda intimidad incluso en aquellos actos que la decencia de los europeos  nos lleva a mantener en el mayor de los secretos; esta es sin duda la razón de que ambos sexos expresen las ideas más indecentes en cualquier conversación sin la menor emoción; en esto es rico su lenguaje y les deleita esta clase de conversación más que ninguna otra. La castidad evidentemente goza de escaso valor, sobre todo entre las personas de mediana edad; si una mujer casada incurre en adulterio, el único castigo que recibe es una paliza propinada por su marido".  Cuando finalmente el 13 de julio de 1769 la expedición de Cook abandona Otaheite, el nombre que sus habitantes daban a Tahití, el corazón de los británicos se entristeció  como escribe Banks "Tras una estancia de tres meses , hemos dejado a nuestros amados isleños con gran pesar". Banks nunca olvidaría aquellos días en Tahití.
 
Banks se convirtió en uno de los héroes del momento y unos años después, en 1778 , sería elegido como presidente de la prestigiosa Royal Society , fundada en el siglo XVII para impulsar los avances científicos y geográficos y que Banks iba a presidir durante cuarenta y dos años , hasta su muerte en 1820. Desde este puesto de privilegio, Banks mantiene correspondencia con científicos y personalidades de todo el mundo y entre ellos se encontraban unos terratenientes británicos en el Caribe que le preguntaban si sería posible adaptar el árbol del pan descrito por Banks en Tahití al clima caribeño. Cuando nunca había oído hablar de este árbol pensaba que su fruto  debía ser algo parecido a una barra de pan, os podéis reír,  pero en realidad es un árbol alto y frondoso, que puede alcanzar los veinte metros de altura , con un tronco recto, que da frutos que pueden llegar a pesar hasta seis  kilos y un tamaño similar al de una cabeza humana, de color verde que se vuelven amarillos al madurar aunque deben consumirse antes de su maduración pues después pierden todo su sabor que , por otro lado, tiene un cierto parecido al del pan. Cada ejemplar puede producir una media de entre 150 y 200 frutos , aunque pueden llegar a superar los quinientos , frutos que tienen un gran aporte energético y constituía una de las bases de la alimentación tanto de los habitantes de Tahití como de otras islas de los Mares del Sur, ya que el clima al que se adapta el árbol del pan es un clima cálido y tropical. Además de su valor como alimento el árbol del pan también proporcionaba madera para la construcción de canoas, remos y cabañas y sus raíces y hojas podían emplearse con algunos fines curativos. Vamos, que el árbol del pan no tenía desperdicio, aunque el interés de los terratenientes británicos en el Caribe era para emplearlo como alimento barato para los esclavos africanos que trabajaban en sus plantaciones.
 
Fotografía de los frutos del Árbol del Pan que se convirtió en el gran objetivo de la expedición organizada por Joseph Banks y dirigida por William Bligh a Tahití . Crece por todo el Pacífico y gracias a las expediciones de estos años su uso se extendería también por el Caribe y América Central . Una de las ventajas del Árbol del Pan es su rápido crecimiento, pues crece entre un metro y un metro y medio por año y en cuanto a sus frutos maduran en unos cuatro meses , unos frutos que en los árboles en estado natural no suelen brotar hasta los diez años de vida, pero si han nacido de esquejes o injertos en tres años ya pueden dar sus primeros frutos. Dependiendo de la variedad algunos pueden incluso producir setecientos de estos frutos en un año aunque lo normal es entre 150 y 200 frutos anuales , frutos ricos en proteínas, minerales y vitaminas lo que era ideal para los terratenientes de los grandes latifundios caribeños , pues les proporcionaba alimento barato, nutritivo y abundante para sus esclavos . No es que les preocupara su manutención pero si podían alimentarlos a bajo coste enfermarían menos y trabajarían más. (Imagen procedente de http://selvanet20.blogspot.com )
 
Banks acoge con interés la consulta de estos terratenientes y él mismo ya había jugado con la idea de tratar de aclimatar el árbol del pan en el Real Jardín Botánico de Kew , uno de los lugares favoritos del rey inglés Jorge III (1738-1820) y del que Joseph Banks era un consejero informal para organizar el Jardín aunque a partir de 1797 se convertiría en su director y convertiría a estos jardines en los más importantes del mundo y el lugar de introducción en Europa de plantas de todo el mundo que eran traídas por los exploradores y navegantes británicos. Banks decide impulsar una expedición a su añorada Tahití para traer a Inglaterra ejemplares del Árbol del Pan  y que además también tendría una misión geográfica, explorar el estrecho que separa a Australia, entonces conocida como Nueva Holanda pues había una colonia holandesa en su costa septentrional,  de Nueva Guinea, aunque ya había sido explorado antes por Luis Váez de Torres(hacia 1565-hacia 1613) , un navegante posiblemente portugués pero al servicio de la Corona Española   que  habría pasado por el estrecho que separa los actuales estados de Nueva Guinea y Australia, en 1606 y que también recorrería el capitán James Cook en su primer viaje. Banks solicitó a la Royal Navy una embarcación para realizar el viaje y aunque el almirantazgo no tenía un especial interés en esta expedición finalmente acepta poner a disposición de Banks un navío de carga construido en 1783 llamado "Banthia" y que en 1787 es adquirido por el Almirantazgo para utilizarlo en la expedición planeada por Banks. Era un barco de pequeñas dimensiones, 26 metros de eslora (longitud del barco) y siete metros y medio de manga (ancho de la nave) , una única cubierta y tres mástiles con capacidad para una tripulación de cuarenta y cuatro hombres.
 
El barco entra en servicio en la Royal Navy el 15 de octubre de 1787 y es rebautizado con el nombre de HMAV Bounty. HMAV son las siglas de His Majesty Armed Vessel (Buque Armado de Su Majestad) y Bounty significa "Caridad", curioso nombre para un navío cuya misión era recoger árboles del pan que serían utilizados para alimentar esclavos negros. Pero ahora que ya se disponía de una embarcación era necesario elegir un capitán, y la elección iba a recaer sobre uno de nuestros protagonistas ,William Bligh.¿Qué había sido de su vida desde que en 1771 comenzara a navegar como guardiamarina a bordo del "Crescent"? En 1776 había sido elegido por el mismo capitán James Cook para acompañarle en su tercer viaje, que  se inició en Plymouth en julio de 1776. William Bligh iba a bordo del HMS Resolution con el cargo de maestro de navegación. Sería un viaje infortunado pues en él encontró la muerte Cook  en la isla de Hawái. Pero Bligh demostró durante la expedición su habilidad como navegante , una habilidad que años después iba a salvarle la vida a él y a los que le acompañaron. De retorno en Inglaterra en 1780, un año después , en 1781 , contrae matrimonio con Elisabeth Bentham con la que se traslada a vivir a la Isla de Man, situada entre Irlanda y Gran Bretaña, en las aguas del Mar de Irlanda, donde residía la familia de su esposa . En estos años Bligh se embarca en diferentes naves con el cargo de teniente , hasta que en 1785 deja temporalmente la Armada para navegar en la marina mercante durante dos años, en barcos que se dedican al comercio de ron y azúcar entre Inglaterra y el Caribe. Pero en 1787 llega una oportunidad que no podía despreciar cuando es elegido para gobernar el HMS Bounty en la expedición a Tahití para traer de vuelta árboles de pan.
 
"H.M.A.V. Bounty", the second Bounty replica
Una de las réplicas  del HMAV Bounty construido para la película de 1984 "Motín a bordo", la última versión hasta ahora del Motín de la Bounty interpretado por Mel Gibson en el papel de Christian Fletcher , el líder de los amotinados ,  y Anthony Hopkins como William Bligh. En la actualidad se encuentra en Hong Kong como atracción turística. Podéis apreciar el pequeño tamaño de esta nave en la que tenían que convivir más de cuarenta personas con la carga de provisiones necesarias para el viaje además de seiscientos maceteros para los árboles del pan, compartiendo un espacio minúsculo durante meses de navegación, en este caso diez meses desde que zarparon de Portsmouth el 23 de diciembre de 1787 hasta su llegada a Tahíti el 26 de octubre de 1788 excepto una breve escala en Ciudad del Cabo. Frío, calor, humedad convertían estos viajes en una prueba de resistencia física y psicológica y la habilidad y destreza de Bligh se demuestra en que durante el viaje de ida sólo perdió a un hombre y apenas cinco se verían afectados por un leve escorbuto (Imagen procedente de http://www.dundernews.com )
 
¿El motivo de su elección? La pericia demostrada en la navegación durante su viaje con Cook y también su experiencia con barcos de la marina mercante, pues el recién bautizado Bounty no era un navío de guerra sino un barco dedicado al transporte de mercancía, además de las influencias de su familia. Las condiciones del viaje no iban a ser fáciles, pues a las ya reducidas dimensiones de la "Bounty" había que hacer espacio para  todos los árboles de pan que pudieran transportar. Así se eliminaron los camarotes del propio capitán y del resto de marineros convirtiendo este espacio en invernaderos improvisados para conservar los árboles durante el viaje de regreso. Como no se podía prescindir de la tripulación necesaria para navegar se decidió que no llevaría infantería de marina , que acompañaba siempre a las naves de la Royal Navy tanto para protegerla de ataques como para reforzar el poder del capitán y asegurar la tranquilidad dentro de la embarcación. Y aunque estaba al frente de la expedición Bligh no recibía el cargo de capitán, sino que seguía siendo teniente, lo que no era una situación cómoda para él  en el caso de que tuviera problemas con la tripulación y quisiera imponer la autoridad respaldado por su rango. Poco a poco se va preparando todo para zarpar entre críticas de los abolicionistas de la esclavitud que consideran que la Royal Navy y la Royal Society no debían asociarse para organizar un viaje que tenía como principal objetivo suministrar comida a los grandes terratenientes caribeños para alimentar a sus esclavos. William Bligh escribe en su diario "El objetivo de todos los viajes realizados hasta ahora al mar del Sur ha sido contribuir al progreso de la ciencia y al acrecentamiento del saber. Se podría decir que este viaje es el primero que aspira a sacar beneficio de los descubrimientos que se han hecho en tierras lejanas"
 
Iba acompañado por cuarenta y cuatro tripulantes más dos jardineros encargados por Joseph Banks de cuidar de los Árboles del Pan. También había otro curioso tripulante, un violinista ciego que Bligh había enrolado para amenizar con su música los largos días de navegación que tenían por delante. Y entre los compañeros de navegación viajaba como segundo timonel Fletcher Christian (1764- hacia 1793), que ya había viajado en dos ocasiones con Bligh al Caribe cuando este  trabajaba en la marina mercante y era uno de los hombres en los que más confiaba el líder de la expedición pues las familias de ambos se conocían desde hacía tiempo. Fletcher era un hombre de apariencia atractiva, simpático y que no tardaba en ganarse el respeto de sus compañeros de navegación. Finalmente todo estaba preparado y la Bounty zarpaba  de Portsmouth la víspera de Nochebuena de 1787 , con las bodegas llenas de provisiones para lo que se presumía un largo viaje hasta Tahíti, además de seiscientos maceteros para los árboles de pan que pensaban traer de regreso a Inglaterra. Los primeros días de navegación son alentadores para Bligh que anota en su diario "Mi pequeño barco está en perfecto estado y mis hombres y oficiales están todos bien y obedecen de buen grado" Las tripulaciones de aquellas naves era heterogénea, desde los adolescentes  que trabajaban como grumetes, el más joven de ellos tenía doce años,  al tiempo que aprendían el oficio de navegar , a hombres analfabetos y que nunca habían estado en el mar pero que necesitaban ganar dinero para sacar adelante a sus familia  y también otros educados y procedentes de buena familia que están dando sus primeros pasos para labrarse una brillante carrera como oficiales.  Personas muy diferentes  con intereses y personalidades distintas que hacían de la convivencia en el barco un asunto delicado y justificaba la estricta disciplina que reinaba en los barcos de la Armada.
 
James Lind fue el médico escocés que descubrió que el consumo de fruta fresca y en particular de cítricos como el limón prevenía el escorbuto y aliviaba los síntomas de los que ya lo padecían, después de navegar en el HMS Salisbury entre 1746 y 1747 donde entre una tripulación de más de trescientos hombres sólo sobrevivieron ochenta, falleciendo los demás en su mayor parte a causa del escorbuto. Sus conclusiones las publicaría en 1753 en su obra " Tratado sobre la naturaleza, las causas y la curación del escorbuto"  pero aún tuvieron que pasar casi cuarenta años antes de que la Royal Navy estableciera la obligación de llevar fruta fresca abundante en sus naves lo que hizo que muchos hombres perdieran la vida en aquellos años innecesariamente. No fue el caso ni de las expediciones de James Cook ni de William Bligh que emplearon fruta y también Chucrut, el nombre de aquel plato de origen alemán basado en la col cocida, muy rica en la vitamina C cuyo déficit es la causa del escorbuto (Imagen procedente de http://www.jameslindlibrary.org )
 
 
En sus repletas bodegas la Bounty llevaba alimentos para combatir el escorbuto, una dolencia que el propio Bligh definía como "la mayor desgracia de un barco". Tradicionalmente había sido el mal que más muertes causaba entre las tripulaciones , una enfermedad entre cuyos síntomas se encontraban la entrada en un estado depresivo , sangrado e inflamación de las encías, aparición de heridas en la superficie de la piel, en el rostro y los muslos,  caída de los dientes y del pelo, hemorragias internas y ,ya en estados muy avanzados de la enfermedad, fiebre alta, ictericia (coloración amarillenta de la piel) , convulsiones y finalmente un paro cardíaco y la muerte . Durante mucho tiempo nadie supo el origen de aquella enfermedad aunque ya en el siglo XVII algunos navegantes se dieron cuenta que la fruta aliviaba e incluso curaba estos síntomas. Sería el médico escocés James Lind (1716-1794) el que demostró que la fruta fresca era la cura para esta enfermedad, durante el viaje que realizó a partir de 1747 a bordo del HMS Salisbury . En un viaje anterior ya había observado la cantidad de hombres que caían enfermos de escorbuto y para hallar el remedio decidió dividir a los enfermos en grupos , dando a cada uno de ellos un remedio diferente. De esta forma observó como los únicos que mejoraban eran aquellos a los que alimentaba con fruta fresca, en particular con cítricos ricos en Vitamina C.  Cuando regresó a Gran Bretaña escribió sus observaciones en una obra que publicaría en 1753 con el título de "Tratado sobre la naturaleza, las causas y la curación del escorbuto" .Sin embargo, la Royal Navy no adoptaría la precaución de embarcar suficientes provisiones de fruta fresca hasta 1789 .
 
La  Bounty llevaba para combatir el escorbuto un alimento que no era demasiado sabroso pero si efectivo, el chucrut , un plato típico de Alemania y Rusia, que consistía en hojas del col fermentadas en agua de sal . El caso es que la col es muy rica en vitamina C, el principal remedio para curar el escorbuto, por lo que el chucrut salvaría la vida de muchos de los miembros de la tripulación. Además también llevaba otro nuevo producto denominado Sopa Portable que era utilizada en la Royal Navy desde 1756 y que era empleado para combatir el frío. Consistía en una especie de consomé deshidratado y puesto en pequeñas tabletas que guardan un gran parecido con los actuales cubitos de caldo. Así pertrechados comienza la navegación . Bligh tenía previsto dirigirse primero a las islas Canarias para desde allí cruzar el Atlántico hasta el Cabo de Hornos y salvado este obstáculo adentrarse en el Océano Pacífico para arribar a Tahití.  pero el clima es adverso y así lo refleja Bligh en su diario "Los temporales que se puedan imaginar. Vientos tan potentes y olas tan colosales  como jamás he visto". En la primavera de 1788 la Bounty se encuentra intentando salvar el Cabo de Hornos , uno de los lugares más peligrosos para la navegación tanto por la presencia de icebergs como por los fuertes vientos que de oeste a este barren la zona, con nombres que hacen temblar como  los "cuarenta bramadores",  los "cincuenta furiosos" y los aún más violentos "sesenta aulladores"  levantando olas que pueden superar los treinta metros de altura. Las condiciones eran tan duras que Bligh , después de un mes de lucha contra los elementos atmosféricos,  decidió cambiar el rumbo y renunciando a salvar el Cabo de Hornos puso rumbo al este para doblar el Cabo de Buena Esperanza, en el extremo de África  y desde allí seguir siempre hacia el este después de una breve escala en Ciudad del Cabo.
 
VÍDEOS SOBRE EL CABO DE HORNOS
 
Os adjunto dos vídeos sobre el Cabo de Hornos para que podáis ver a que tenían que enfrentarse William Bligh y su tripulación y todos los que se enfrentan  al reto de doblar este cabo  cuyas aguas son la morada final de cientos de naufragios. Son muy breves, el primero de ellos es del barco de regatas español "Telefónica Azul" dando la vuelta al mundo y el segundo es sobre la familia que vive en la isla del Cabo de Hornos , el faro del fin del mundo
 
 
 
 
 
A continuación pasan por la Tierra de Van Damien, hoy la isla de Tasmania y el 19 de septiembre de 1788 llegan a un pequeño grupo de islotes rocosos poblados por pingüinos, focas y alcatraces al que dan el nombre de Islas Bounty, que hoy pertenecen a Nueva Zelanda   y en 1998 fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad junto a otros cuatro archipiélagos situados al norte de la Antártida. En estos meses Bligh trata de demostrar en todo momento que es digno de la responsabilidad que se le había asignado y se esfuerza en que todo funcione a la perfección, aunque había tenido un buen ejemplo en el capitán James Cook, y pretende evitar los castigos físicos característicos de la Armada  procurando mantener motivados y activos a sus tripulantes además de vigilar la higiene y la buena alimentación de todos ellos . Entre las medidas higiénicas que adopta se encuentra el lavado continuo de la cubierta con vinagre para desinfectar la madera, aunque eso signifique que todo el barco este perfumado por un penetrante olor a vinagre.  A pesar de todo, cuarenta y seis hombres confinados durante meses en el pequeño espacio de un barco que sólo tiene siete metros de ancho y veintiséis de largo no pueden convivir sin que surjan roces , discusiones y rivalidades que en ocasiones obligan a Bligh a ordenar latigazos y otras medidas disciplinarias. Pero al margen de ello , el ambiente sigue siendo bueno y así, después de recorrer cincuenta y dos mil kilómetros , el doble de lo que  habían previsto ,  el 26 de octubre de 1788, casi diez meses después de haber zarpado de Portsmouth, la HMS Bounty arribaba a Otahite, la hermosa Tahití, a la que Bligh describe como el "Paraíso en este mundo".  A pesar del retraso el viaje había sido un éxito en esta primera parte , pues sólo había perdido a un tripulante y ahora podrían descansar en aquel lugar paradisíaco. Tal vez demasiado paradisíaco para querer regresar como veremos mañana en la segunda parte del motín más célebre de la historia de la navegación.  
Famosos