viernes, 5 de abril de 2013

IRMA GRESE : EL ROSTRO HERMOSO DEL MAL (SEGUNDA PARTE)

Detenía ayer el relato sobre la vida de Irma Grese(1923-1945), una de las tres mil seiscientas guardianas pertenecientes a las Waffen SS que fueron formadas en el campo de concentración de Ravensbrück, en el momento en que era admitida en este campo en 1942 tras ser rechazada su primera solicitud en marzo de 1941 porque aún no había alcanzado la mayoría de edad. Iba respaldada por la recomendación y los buenos informes del que había sido su jefe durante dos años en el hospital de Heilanstalten Hohenlychen , el doctor Karl Franz Gebhardt (1897-1948) , miembro también de las Waffen S, que ya vimos que era el brazo militar de esta organización de elite que había nacido en 1925 como una guardia pretoriana del líder nazi Adolf Hitler(1889-1945) pero que ahora se había convertido en una de las organizaciones más poderosos de la Alemania nazi. Contra la voluntad  de su padre Irma , con sus dieciocho años de edad ya cumplidos, atravesaba las puertas del Campo de Concentración de Ravensbrück en marzo de 1942 y allí iba a encontrarse con otra de las mujeres que tiene su nombre propio dentro de las historias más negras de los campos de concentración alemanes, María Mandel(1912-1947), a la que ya os presenté ayer. Vimos que ambas compartían el mismo origen humilde, María Mandel era hija de un zapatero e Irma Grese de un lechero, y María había encontrado en el puesto de guardiana un trabajo bien pagado , como ella misma reconocía  "Elegí este trabajo - declaraba Mandel - porque oí decir a los supervisores de las mujeres de los campos de concentración que ganaban mucho dinero y esperaba ganar más de lo que podía hacerlo como enfermera" . Antes de volver con Irma tendremos que regresar a 1939 para conocer como desarrollaba su trabajo la que iba a ser su gran maestra en el mal, María Mandel.
Mandel había comenzado a trabajar como guardiana, en alemán Aufseherin, el 15 de octubre de 1938 en el campo de concentración de Lichtenburg que apenas siete meses después pasaba a depender del nuevo campo de concentración de Ravensbrück, inaugurado el 15 de mayo de 1939 y situado apenas a noventa kilómetros de Berlín ,que como ayer veíamos tenía capacidad para veinte mil personas que lo convertían en el mayor campo de concentración para mujeres de Alemania. María Mandel  fue trasladada de Lichtenburg a Ravensbrück junto con varias decenas de guardianas como ella acompañando a cerca de un millar de prisioneras que fueron las primeras internas de Ravensbrück. Mónica G. Álvarez(1978) describe  en su obra "Guardianas nazis: el lado femenino del mal" el físico de la guardiana Mandel "María rápidamente impresionó a sus superiores por su físico , era muy atractiva, de estatura mediana, pelo rubio, ojos grandes y azules , de tez rosada , rasgos regulares y buena constitución" a lo que había que añadir que aún era una mujer joven pues en 1939 tenía apenas veintisiete años de edad.  Además de ser apreciada por su físico, aunque viendo las fotografías yo no la encuentro tan bella, destacaba también por su severidad y aplicación en el cumplimiento de las normas y no pasó mucho tiempo antes de que empezara a ser temida por todas las prisioneras del campo ,y parece que su crueldad fue en aumento sobre todo a partir de  1941, cuando también se incrementó el número de internos en el campo ya que en abril de aquel año se abrió junto a Ravensbrück un pequeño campo adyacente destinado a hombres, al que en junio de 1942 se añadiría otro destinado exclusivamente a niños y jóvenes.

No he encontrado más imágenes de María Mandel que las realizadas después de su detención, como la que tenéis sobre estas líneas o durante el juicio celebrado en 1947. Puede que por el cansancio y la tensión de la detención no aprecio la belleza que le atribuían a María Mandel que en el momento de su detención tenía treinta y tres años. Sin embargo si ejercía una extraña fascinación en alguna de sus prisioneras como la pianista Fania Fénelon(1922-1983), que formaba parte de la Orquesta de Auschwitz formada por prisioneras del campo, y que en su libro "Playing for time" escribía "Mandel, cuyas manos se posaban elegantemente en sus caderas -largas, blancas, delicadas manos que resaltaban sobre la tela gris de su uniforme- nos miraba, sus duros ojos de porcelana azul se prolongaban inquisitivamente en mi cara. Esa fue la primera vez que un representante de la raza alemana me había mirado, se había dado cuenta de mi presencia. Se quitó la gorra y su pelo era de un rubio dorado maravilloso, recogido con unas trenzas gruesas alrededor de su cabeza. Observé todo de ella, sin ningún rasgo de maquillaje  era luminoso, sus dientes blancos  grandes pero bonitos. Ella era perfecta, demasiado perfecta" Es extraña esta especie de fascinación por una mujer de comportamiento tan cruel, quizás era el resultado del terror al que sometía a aquellas mujeres (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )
Entre las instalaciones de Ravensbrück había un edifico de ladrillo donde eran castigadas las internas que hubieran cometido alguna falta grave dentro del campo, entendiendo como falta grave actos tan sencillos como estos que narra Mónica en su obra "caminar del brazo por las calles del campo, visitar a los presos que se encontraban en la habitación de la enfermería , permanecer en el exterior del bloque sin orden alguna , hablar o mirar a un superior sin su permiso" En sus orígenes este edificio , al que llamaban el Búnker, era similar a una celda de castigo donde aislar por un tiempo a la interna castigada, pero pronto iba a transformarse en algo mucho peor. La desdichada que tenía la mala fortuna de llamar la atención de una guardiana, y más aún si era Mandel la que se fijaba en ella, podía prepararse para permanecer en una celda donde no había más mobiliario que el suelo, helado durante el invierno. Allí estaría  incomunicada  durante una o dos semanas, desnuda, en la más absoluta oscuridad  y como único alimento un poco de café y pan duro que le suministraban dos veces por semana. En estas celdas sólo podían entrar las guardianas que se dedicaban a torturar a las internas , como lo relataba Aleksandra Steuer, una interna que en 1947 declararía en el juicio donde fue juzgada María Mansel y que tomo, como todos los testimonios que aparecen en este artículo , de la obra de Mónica G. Álvarez  "En el momento de mi llegada al campo María Mandel sirvió como Guardia del Búnker - relataba Aleksandra - . Era conocida como como una guardiana muy cruel e infame en todo el campamento. Desde el búnker al campamento se escuchaban los terribles gritos de los prisioneros torturados por Mandel. Ella propinaba golpes y patadas por todo el cuerpo mientras el recluso torturado caía sin fuerzas y se hacía un ovillo."
Pero no terminaba ahí la labor de Mandel porque después de esta paliza, en la que la interna recibía al menos veinticinco latigazos y podía llegar a recibir hasta un centenar, probablemente ya inconsciente por el dolor, era duchada con un chorro de agua helada aunque fuera pleno invierno y después la dejaban tendida en el suelo en el exterior del búnker, a la intemperie, y muchas de estas mujeres morían de hipotermia allí mismo.  "En el tiempo que Mandel estuvo en el búnker - nos sigue contando Aleksandra Steuer en su declaración de 1947  - muchos presos murieron de hambre. Mandel no lo ocultaba y los reclusos que informaban  sobre lo que habían experimentando y lo denunciaban les notificaban que estaban equivocados y que no se quejaran más" Aún no eran conscientes que para sus guardianes la vida de los internos no significaba nada y estaban allí para morir. Uno de los signos distintivos de Mandel era que siempre llevaba guantes blancos que utilizaba para golpear a cualquier interna que le molestase por cualquier motivo, como narra otra interna de Ravensbrück , Rozalia Juraszek "Mandel hacía estragos en torno al campamento para mujeres. Siempre se la vio usando guantes, golpeando, pateando, mirando a los presos , insultando de forma groseras" En efecto , le gustaba insultar y entre sus insultos preferidos estaban los dedicados a las polacas a las que odiaba por encima de todas las demás gritándolas "Polnische Schweine" , que significa "Cerdas Polacas", mientras las golpeaba en el rostro hasta hacerlas caer al suelo con sus guantes blancos.


Fotografía del interior de uno de los barracones del campo de exterminio de Auschwitz , mucho más insalubres y peor construidos que los de Ravensbruck. En los informes realizados al final de la guerra para el Juicio de Auschwitz se refería a ellos y a las revistas que continuamente sufrían las internas "Había más de mil personas en cada barracón. No había trabajo que hacer; solamente había revistas continuamente. Duraban seis horas al día, pero si pasaba algo, por ejemplo faltaba alguien, duraba más tiempo aún, y podía ocurrir que nos quedásemos de rodillas hasta el final." María Budziaszek, una interna de Auschwitz, describiría una de estas revisiones ordenadas por María Mandel "Durante el invierno de 1942 a 1943 , en un día muy frío, Mandel convocó a todas las internas a pasar una revista que llegó a durar cinco horas. Todas las prisioneras tenían que salir al prado enfrente del campo. Muchas no aguantaron  el frío y el cansancio y cayeron ya en el prado" (Imagen procedente de http://yourplaceintheworld.blogspot.com )  
Pero antes de seguir adelante veamos como eran estos campos de concentración y la vida en su interior. Solían instalarse en zonas alejadas de la ciudad, probablemente para que la población civil no viera lo que allí estaba sucediendo, rodeados por cercados de tres metros de altura de alambre de espino electrificados , vigilados por altas torres donde los guardias controlaban todo el campo para evitar cualquier intento de fuga. En el interior se disponían los barracones y acudo aquí a las palabras del historiador español Ramón Espanyol(1975) que en su obra "Breve historia del Holocausto"  los describe así "Barracones de piedra rectangulares formados por ordenadas filas de literas de madera , de dos o tres pisos , que servían a los presos para descansar sobre colchones plagados de parásitos" . Las paredes eran finas, había goteras, apenas ventilación y los internos se hallaban hacinados convirtiendo aquellos barracones en otra forma de tortura. Cuando los presos llegaban a los campos primero tenían que pasar por la selección en la que se separaba a los hombres por un lado y a las mujeres y a los niños por otro . A continuación eran desnudados, recibían una ducha de agua helada y eran rociados con insecticidas para plantas para desparasitarles y una vez terminada esta fase les tatuaban en el antebrazo izquierdo su número de identificación, ese número que aún hoy los supervivientes llevan como la marca indeleble del mal que vivieron, recordándoles que no fue una terrible pesadilla sino algo mucho peor porque fue real. Tras tatuarles el número en el brazo les afeitaban la cabeza, tanto a hombres como a mujeres y niños, les daban unos zapatos incómodos que solían causar llagas en los pies a los internos y el uniforme, una fina tela que no protegía del frío y que parecía un pijama a rayas.
A partir del comienzo de la Solución Final , el nombre que los alemanes  dieron al programa dirigido a exterminar a todos los judíos de Europa diseñado por el comandante en jefe de las SS, Heinrich Himmler(1900-1945) y que inició su puesta en práctica a comienzos de 1942 cuando comenzaron a concentrar en los campos de exterminio  a los judíos procedentes de todos los territorios ocupados por los nazis, aquellos que no superaban los exámenes médicos que periódicamente se hacían en el campo eran enviados a las cámaras de gas pues ya no eran aptos para el trabajo en el campo. Más adelante, a partir de 1944, no se esperaba a que el hambre, las enfermedades y el trabajo los debilitasen tanto e iban directamente desde el tren hasta las cámaras de gas porque los nazis no tenían tiempo material de asesinar a tantos seres humanos. Pero cuando no se había llegado a ese extremo, en los años 1942 y 1943, aunque estuvieras enfermo era vital para sobrevivir aparentar sentirte sano a pesar del frío, del trabajo agotador y de la alimentación insuficiente que convertía a los internos en auténticos esqueletos vivientes que en muchos casos apenas superaban los treinta y cinco kilos de peso. Como escribe Ramón Espanyol "La mayoría de los prisioneros duraba apenas unas semanas o unos meses y moría habitualmente por inanición, deshidratación, enfermedad o cansancio"  y el promedio de vida estimado por las SS para aquellos hombres y mujeres no era de más allá de nueve meses.

BREVE VÍDEO SOBRE LA LIBERACIÓN DE AUSCHWITZ

Es un vídeo de apenas cinco minutos pero que muestra el aspecto físico de los internos de Auschwitz en el momento de su liberación, que corresponde con la descripción que acabamos de leer , hombres y mujeres convertidos en esqueletos . Es muy difícil entender de donde sacaron las fuerzas para sobrevivir a aquel horror.  



En lo que se refiere al trabajo de los internos muchos de ellos fueron destinados como mano de obra esclava al servicio de las grandes empresas alemanas. En Ravensbrück , el campo donde estaba María Mandel y más tarde también Irma Grese, se instaló en 1942 veinte naves de la empresa Siemens en las que trabajan las internas del campo, y también las utilizaron otras empresas como la Bayer o la BMW que pagaban una determinada cantidad por cada trabajador a las SS, un importe que era diferente según la nacionalidad del preso y en el caso de los judíos eran la mano de obra más barata. Las vidas humanas convertidas en un negocio para los verdugos de las SS y para las empresas que pagaban muy poco por unos trabajadores condenados a trabajar sin descanso no para ganar un salario sino para conservar la vida,  aunque su destino final solía ser finalmente ese pues se estima que  del millón seiscientos mil presos que trabajaron en la industria alemana hasta el final de la guerra en 1945 aproximadamente un millón no logró sobrevivir. Esta situación queda reflejada en la película del director norteamericano Steven Spielberg(1946) "La lista de Schindler", donde el empresario checo Oskar Schindler(1908-1974) utiliza a presos judíos en su empresa hasta que sabiendo el destino que los esperaba, la muerte en la cámara de gas, los compró a las SS pagando grandes sumas de dinero y salvando así a mil doscientos de ellos. Las internas también podían ser convertidas en esclavas sexuales y aunque las Leyes de Nüremberg prohibían las relaciones sexuales entre alemanes y judíos hay pruebas de que hubo burdeles en cambos de exterminio como Auschwitz, Mauthausen o Buchenwald .
¿Y los guardianes de aquel horror? Escribe Ramón Espanyol "La mayoría de los altos oficiales vivían con sus familias en las inmediaciones del recinto o en casas requisadas de ciudades cercanas y gozaban  de un alto nivel de vida" En algunos campos como el de Auschwitz se llegaron a instalar teatros y cines para su entretenimiento. ¿Cómo eran capaces de divertirse rodeados del horror, de las figuras esqueléticas de miles de seres humanos, del olor de los hornos crematorios donde ardían los restos de sus víctimas? La respuesta la tenemos en la propia María Mandel que llamaba a los internos "mis mascotas judías". Eso eran para los guardianes de los campos, en su mayoría gente muy joven, como Irma Grese, educada en los principios racistas nazis , seguros de su superioridad racial y de la inferioridad de aquellos  seres a los que había que exterminar como parásitos, tal y como afirmaba Heinrich Himmler en 1941 "Hasta el niño en la cuna debe ser pisoteado como un sapo venenoso. Vivimos en una época de hierro, en la que es necesario barrer con escobas de hierro" y la basura que iban a barrer con sus cámaras de gas era la vida de millones de personas inocentes. Y después de este recorrido por los campos de concentración  regresamos a Ravensbrück porque estamos en marzo de 1942 e Irma Grese acaba de entrar a trabajar en el campo , en la Oficina de Trabajo del III Reich como administrativa al tiempo que aprendía su labor como guardiana , pues esa era otra de las funciones de Ravensbrück, un centro de formación para los futuros guardianes de los campos de concentración, una escuela del terror.

La joven y bella Irma Grese podría haber mantenido una relación sentimental con otro monstruo, el doctor Josef Mengele y colaboraba con él en la selección de las internas que serían sometidas a los experimentos supuestamente científicos realziados por los doctores de Auschwitz. Durante el juicio Grese declararía " Los prisioneros tenían que formar de a cinco . Era mi deber que lo hicieran así. Entonces , venía el Doctor Mengele  y hacía la selección" .Pero otra era la declaración de internas como Sára Jakobovits que afirmaban que Grese participaba activamente en la selección de las víctimas de los doctores  "Estas mujeres fueron incluso más crueles que Mengele.Las selecciones se hacían de la siguiente manera: primero las mujeres desnudas se presentaban delante de Mengele con los brazos en alto; y después delante de Grese y Drechsler (se refiere a otra guardiana llamada Margot Drechsler(1908-1945)) Mengele hacía las primeras selecciones , mientras las mujeres (Grese y Drechsler) seleccionaban también a las mujeres que Mengele no seleccionaba" Otra de las actividades favoritas de Grese, según los testimonios de las internas, era lanzar perros contra ellas  o destrozar con su latigo los pechos de aquellas internas que tuvieran un pecho más voluminoso (Imagen procedente de http://quhist.com ) 

Dos meses después, en mayo de 1942 María Mandel era ascendida a Supervisora , en alemán Oberaufseherin, lo que le otorgaba un poder superior y por lo tanto más posibilidades de causar daño a los internos.  Ahora que podía establecer normas una de ellas fue la de obligar a las internas a andar descalzas, aunque fuera pleno invierno y el suelo estuviera helado o lleno de grava que las destrozaba los pies. Rozalia Juraszek, una interna que ya he mencionado antes, recordaba "Durante su mandato las revisiones podían durar varias horas. Tenía que permanecer de pie descalza en el patio del campo sin importar el tiempo . Mandel propinaba golpes y patadas a las presas ante la más mínima ofensa. Así durante la revista deslicé inconscientemente una pierna unos cuantos centímetros hacia delante. Mandel se acercó a mí y me pateó con toda su fuerza en la pierna. Después , durante dos semanas me estuvo golpeando en la pierna dañada". Pero en el verano de 1942 un nuevo horror se sumó a los que ya padecían sus internas cuando comenzaron  a seleccionar a algunas de ellas para ensayos médicos , siendo Mandel la encargada de la selección y el médico que las realizaba un viejo conocido nuestro, el doctor Karl Franz Gebdhart, el mismo que había sido jefe de Irma Grese durante dos años y el que la recomendó entrar en Ravensbrück. También participó en estos experimentos el doctor Fritz Ernst Fischer(1912-2003) que, como podéis ver por la fecha de su muerte, no pagó con su vida ,como harían otros responsables de estos experimentos, el sufrimiento que haría pasar a las mujeres de Ravensbrück. Al final de la guerra  Fischer fue condenado a  cadena perpetua pero su pena fue reducida a quince años y finalmente fue liberado en 1954 retomando su profesión médica.

¿En qué consistían esos experimentos? Mónica G. Álvarez lo cuenta en su libro "Rompían parte de las extremidades de las internas , de sus conejillas de indias, para constatar cual era el proceso por el que los huesos rotos volvían a reconstruirse" y añade que eran "golpeadas con un martillo o un cincel para después suturar la herida y escayolar la parte afectada para examinar días después como había fusionado el hueso"  y no era lo único que las hacían porque también las "extirpaban nervios y músculos del muslo y la pantorrilla, sin condiciones básicas de higiene, sin una anestesia adecuada , sin cambiar las gasas, los algodones y las vendas" Es decir, utilizaban el mismo material para cada paciente,sin esterilizarlo, por lo que muchas de aquellas desdichadas morían de infecciones y las que sobrevivía quedaban mutiladas para toda su vida. Un grupo de presas reunió valor para denunciar estas prácticas al comandante de Ravensbrück  pero toda la respuesta que recibieron  fue que aquellas acusaciones no eran más que "un invento histérico de las mujeres" como lo recordaba años después la interna Wanda Póltawka.La propia María realizaba un particular experimento, inyectaba a las internas tinta y después las obligaba a desnudarse para rociarlas con un chorro de agua helada con la intención de que se produjese una reacción química que cambiase de color la piel de la víctima. Eran juguetes en manos de niños sádicos. Irma Grese seguía formándose en Ravensbrück cuando en octubre de 1942 María Mandel recibe la orden de trasladarse al campo de exterminio de Auschwitz en Polonia, a unos cuarenta kilómetros de la ciudad de Cracovia, la segunda más importante del país. En realidad era un complejo de campos formado por tres campos principales y treinta y nueve campos subalternos.


Fotografía de uno de los barracones de Auschwitz II -Birkenau, que fue organizado por María Mandel y destinado a las mujeres. En esta historia de horror hay también una historia que humaniza algo a una de nuestras protagonistas, María Mandel , y que Mónica G. Álvarez narra en su obra. Cuenta como entre los prisioneros había un gitano que era algo así como la máxima autoridad de los gitanos en Alemania . Tanto él como su esposa fueron enviados a la cámara de gas pero dejaron vivo a su hijo pequeño . Era el invierno de 1943 y según relataron diferentes internas  María Mandel se encariñó de aquel niño y Fania Fénelon , la pianista francesa que os he mencionado antes que formaba parte de la Orquesta de Auschwitz, escribió sobre aquella muestra de humanidad en la cruel guardiana "El niño daba vueltas, pateaba ágilmente, de nuevo se subía encima de su muslo y a ella (Mandel) no le preocupaba que sus pequeños zapatitos le ensuciasen la tan siempre cuidadosamente mantenida falda del uniforme oficial. El pequeño la abrazaba al cuello con sus manitas , la besaba y sus pequeños labios estaban untados de chocolate. Por primera vez, llenas de desconfianza, vimos que Mandel sonreía" Unos días después aquel niño fue llevado a la cámara de gas y Mandel volvió a ser la misma mujer cruel de siempre (Imagen procedente de http://www.elespectador.com)   


 El primero de ellos, Auschwitz I , había comenzado a funcionar en 1940 y después se incorporaría Auschwitz II-Birkenau en 1943, donde está el sector de las mujeres y donde trabajarían Mantel y también Grese, y Auschwitz III donde se encontraba una planta de la empresa IG Farben, productora del Zyklon B, el gas utilizado en las cámaras de gas, aunque la planta de Auschwitz III fabricaba caucho para los neumáticos utilizando la mano de obra esclava de los internos y cuando estos ya se hallaban agotados por el trabajo , el hambre y las enfermedades eran enviados a Auschwitz II- Birkenau donde se encontraban las cámaras de gas y los crematorios. A partir de 1944 las vías del tren llegarían hasta el campo de Auschwitz recibiendo cargamentos de judíos procedentes de otros campos que eran exterminados en las instalaciones de Auschwitz ,convertida en una auténtica fábrica de la muerte , muriendo durante el último año de la guerra hasta diez mil personas al día para un total de alrededor de un millón cuatrocientas mil personas asesinadas en sus instalaciones. Pero en el otoño de 1942 aún no había comenzado esa escalada del horror  y María Mandel se convertía en la nueva Supervisora del campo y sería ella a la que el comandante de Auschwitz , Rudolf Höss(1900-1947), la encargaría la tarea de organizar un nuevo campo para las mujeres en Auschwitz-Birkenau donde iban a ser trasladadas trece mil mujeres y niños aunque no tardarían en sumarse muchas más. Mandel fue ascendida a Jefa del Campo Femenino o Lagerführerin. Si las condiciones de Ravensbrück habían sido malas para las internas, parecían casi una urbanización al lado de las de Auschwitz-Birkenau.

Mónica G.Álvarez describe aquellos barracones "elaborados con una mampostería de tan solo doce centímetros , con techos sin tejas, suelos sin azulejos, llenos de tierra y una única puerta. El frío entraba por cada grieta de la pared. Mil personas conviviendo codo con codo - antes de la llegada de Mantel estaban previstos para sólo ciento veinte personas cada uno por lo que es sencillo imaginar el hacinamiento en su interior que obligaba a muchas a dormir sentadas en el suelo e incluso de pie- sin apenas libertad de movimientos pues seis de ellas tenían que compartir un sólo catre". Hasta María Mandel era consciente del estado pésimo de aquellas instalaciones, aunque otra cosa es que eso la afectara en algo "El sitio - diría en el juicio Mandel- no había sido canalizado , el barro llegaba hasta las rodillas, en los módulos no había suelo , las paredes tenían concavidades húmedas y fangosas , había una grave falta de agua . Tanto por dentro como por fuera había cuerpos amontonados y nadie los retiraba" El hacinamiento y la falta de higiene facilitaba las epidemias e infecciones que atacaban unos organismos debilitados por el hambre y alimentados en muchas ocasiones con carne podrida de caballo . Por no tener, no disponían en 1943 ni de un baño para las presas y apenas había un pozo de agua para todo el campo . Una superviviente relataría después como era el panorama que hallaban los recién llegados "Alrededor de setenta mil presas se encontraban inmersas en un estado de agotamiento  total, no se preocupaban por la vida y no mostraban ninguna inclinación por ella" Me imagino que esta imagen se habrá utilizado en muchas ocasiones, pero creo que es la mejor se adapta a lo que era Auschwitz, un infierno en la Tierra.

Fotografía de la ginecóloga judía nacida en Rumanía, Gisella Perl,que llegó a Auschwitz en 1944 junto a toda su familia, sobreviviendo sólo ella. Durante su estancia en Auschwitz trabajó como doctora auxiliar y desde este puesto pudo salvar la vida de más de un millar de internar que estaban embarazadas, lo que significaba para ellas la condena a muerte. Perl realizaba en secreto los abortos arriesgando su vida. En este caso la muerte de una futura nueva vida  significaba la vida para la madre , una de las terribles paradojas de la pesadilla en que se había convertido Auschwitz    Imagen procedente de http://liosdereinas.blogspot.com )

Irma Grese llegó a Auschwitz-Birkenau en marzo de 1943, encontrándose de nuevo con Mandel y apenas unos meses después, en otoño, fue ascendida a supervisora. Sólo tenía veinte años y ya era la segunda en el mando después de Mandel y fue entonces cuando comenzó a dar rienda suelta a toda su crueldad. Durante el juicio al que fue sometida en 1945 después del final de la guerra se sucedieron los testimonios sobre su comportamiento en Auschwitz, oigamos sus voces recogidas por Mónica G.Álvarez , como la de la  interna rusa Luba Triszinska  que declaraba que "Cuando las mujeres caían, rendidas por el trabajo, Grese solía lanzarles los perros. Muchas no sobrevivían a estos ataques" o la de Gisella Perl(1907-1988) de la que ahora os hablaré, que relataba que a "Grese le gustaba azotar con su fusta en los senos a jóvenes bien dotadas , con el objeto de que las heridas se infectaran. Cuando esto ocurría , yo tenía que ordenar la amputación del pecho , que se realizaba sin anestesia. Entonces ella -Irma Grese- se excitaba sexualmente con el sufrimiento de la mujer". Destrozar los pechos de las internas más atractivas era una de las prácticas con las que más disfrutaba aquella joven de apenas veinte años de edad.  Gisella Pearl, la mujer que nos contaba el sadismo de Grese, era una ginecóloga judía que era obligada a tratar a sus compañeras de cautiverio  aunque sin contar con material médico. En 1948 publicó un libro con sus experiencias en Auschwitz titulado "Yo era doctora en Auschwitz" donde relataba como había practicado más de un millar de abortos a las internas para evitar que al ser descubierto su embarazo las enviaran a las cámaras de gas. Otra interna, Helene Klein contaba que "Grese hacía deporte con los internos , obligándolos a hacer flexiones durante horas. Si alguien paraba , Grese le golpeaba con una fusta de equitación que siempre llevaba consigo"

Un relato más completo nos lo deja Olga Lengyel (1908-2001), una enfermera húngara que también dejaría por escrito su vida en el campo de exterminio en 1947 con el título de "Los hornos de Hitler" y cuyo testimonio seria importante durante el juicio contra Irma Grese así como contra los médicos que realizaban experimentos médicos en el campo. Cuenta Lengyel en su obra que "La hermosa Irma Grese se adelantaba hacia las prisioneras con su andar ondulante y sus caderas en movimiento. Los ojos de las cuarenta mil desventuradas mujeres, mudas e inmóviles se clavaban en ella. Era de estatura mediana , estaba elegantemente ataviada y tenía el cabello impecablemente arreglado" No deja de resultar asombroso como incluso las internas sentían cierto hechizo por la belleza de aquella joven que ejercía un poder absoluto sobre sus vidas , pero sigamos con el relato de Lengyel "El terror mortal inspirado por su presencia la complacía indudablemente y la deleitaba . Porque aquella muchacha de veintidós años carecía en absoluto de entrañas. Con mano segura escogía a sus víctimas , no solo de entre las sanas , sino de entre las enfermas, las débiles e incapacitadas. Las que, a pesar de su hambre y penalidades, seguían manifestando un poco de su belleza física anterior eran las primeras en ser seleccionadas. Constituían los blancos especiales  de la atención de Irma Grese" ¿Envidia de su belleza?¿Las veía como rivales?¿o disfrutaba sexualmente torturando a aquellas que le gustaban físicamente? En realidad poco importaban sus motivos porque lo esencial era que causar dolor era para ella una diversión al igual que para María Mandel y muchos otros guardianes de los campos de exterminio.

Fotografía de Irma Grese, sosteniendo el número 2,   cuando fue detenida en el campo de Bergen Belsen junto a otra de las guardianas, Hilde Lohbauer(1918-fecha desconocida). Una de las historias relacionadas con Irma es la de una joven española de unos trece años, cuyo nombre no se conoció, y que habría sido esclava sexual de Irma, mencionada por el escritor español Alberto Vázquez Figueroa en la biografía novelada dedicada a Irma Grese titulada "La Bella Bestia"  .Dos internas, Isabella Leittner y Olga Lengyel, que ya he mencionado más arriba,  dirían sobre ella que "Tenía aventuras bisexuales y que en los últimos tiempos había mantenido romances homosexuales con algunas internas a las que después mandaba al crematorio" . Durante el juicio ella negaría muchas de esas acusaciones, como la de azuzar a los perros contra las internas o disparar contra ellas "Jamás disparé a ningún interno" aseguraría y también que "Yo soy incapaz de hacer planes. Nunca hice ningún plan para matar prisioneros"  unas afirmaciones que contradecían las decenas de testimonios que se escucharon durante el juicio y las escenas de las que habían sido testigos los soldados que liberaron los campos de exterminio (Imagen procedente de http://www.bergenbelsen.co.uk )

Sigue contándonos Olga Lengyel "Durante las selecciones manejaba con liberalidad su látigo. Sacudía fustazos adonde se le antojaba y a nosotras no nos quedaba más que aguantar lo mejor que pudiésemos. Nuestras contorsiones de dolor y la sangre que derramábamos la hacían sonreír.¡Qué dentadura más impecable tenía! ¡Sus dientes parecían perlas!" De nuevo la admiración por la belleza de Irma .A continuación relataba como conducía a los grupos de internas para una última revisión médica antes de llevarlas a la cámara de gas "Cierto día de junio del año 1944 , eran empujadas - las internas - a los lavabos 315 mujeres seleccionadas. Ya las pobres desventuradas habían sido molidas a puntapiés y latigazos en el gran vestíbulo . Luego Irma Grese mandó a los guardianes de las SS que claveteasen la puerta. Así fue de sencillo. Antes de ser enviadas a la cámara de gas debían pasar revista ante el doctor Klein. Pero él las hizo esperar tres días. Durante aquel tiempo , las mujeres condenadas tuvieron que vivir apretujadas y tiradas sobre el pavimento de cemento sin comida ni bebida ni excusados. Eran seres humanos , ¿pero a quién le importaban?" Os preguntaréis la razón por la que tenían que pasar una revisión médica antes de llevarlas a la cámara de gas y es porque , entre otras cosas, se les revisaba la dentadura y los que tenían alguna pieza de oro eran marcados con pintura en el pecho. Cuando una vez gaseados eran recogidos sus cadáveres aquellos que tenían la marca de pintura eran separados para quitarle las piezas del valioso material dorado.

Mencionaba Lengyel al doctor Klein, haciendo referencia al médico Fritz Klein(1888-1945), uno de los responsables junto al más conocido doctor Josef Mengele (1911- hacia 1979), llamado el Ángel de la Muerte,  de los experimentos médicos en Auschwitz. El horror de estos experimentos no puedo relatarlo aquí porque para contarlos tendré que dedicar más adelante un artículo sólo a ellos , pero al menos quiero citar el relato de Ramón Espanyol en "Breve historia del Holocausto" sobre estas prácticas, en particular de Menguele del que escribe "En sus investigaciones -las de Menguele- dejaba a los recién nacidos morir de hambre , examinaba los que tenían enfermedades hereditarias, estudiaba los embarazos múltiples y realizaba autopsias comparativas entre gemelos para sus estudios de genética, intoxicaba o quemaba a los niños para analizar las reacciones del cuerpo" a lo que había que sumar amputaciones sin anestesia, inyecciones de sustancias tóxicas, extracciones de órganos como los úteros de las mujeres y todo un catálogo de horrores del que fueron víctimas hombres, mujeres y niños. Muchos de los médicos que participaron en esta atrocidad serían juzgados en el llamado "Juicio de los Doctores" en 1946, pero entre ellos no estaba Menguele que huiría a América del Sur donde moriría hacia 1979 sin pagar los crímenes cometidos. Tanto Mandel como Irma Grese colaboraban con los doctores seleccionando a las internas que serían víctimas de estos experimentos. Los relatos de los crímenes cometidos por estas dos mujeres se suceden , desde la interna Janina Kósciuszko  que afirmaba haber sido testigo de como Mandel arrebataba a una madre su bebé de cinco meses para lanzarlo a las llamas ante la mirada espantada de la madre hasta los relatos de otra interna, Klara Lebowitz, que contaba que "Irma Grese  obligaba a los internos a permanecer en formación , durante horas. sosteniendo grandes piedras sobre la cabeza" o de Ilona Stein que fue testigo de como al descubrir a una madre hablando con su hija Irma Grese "entró en cólera y antes de que la madre pudiera escapar fue golpeada y pateada duramente por ella"

LIBERACIÓN DEL CAMPO DE BERGEN BELSEN

Este vídeo corresponde a la liberación del campo de exterminio de Bergen Belsen, el último campo al que fue destinada Irma Grese y donde fue capturada por las tropas británicas. Sólo tiene imágenes sin sonido, pero en esta ocasión no es necesario nadie que nos relate lo que vemos. Este campo estaba situado en Alemania, en la Baja Sajonia, y allí morirían entre 30.000 y 50.000 personas.



Pero la guerra se acercaba a su fin y en enero de 1945 , cuando las tropas soviéticas se aproximaban a Auschwitz, Grese  fue enviada de nuevo a Ravensbrück y de ahí a Bergen- Belsen, donde también dejaría su impronta de crueldad. El 15 de abril de ese año el campo era liberado por los británicos e Irma Grese , junto a otros muchos guardianes además de cuarenta oficiales y el comandante del campo de  Berguen-Belsen , fue detenida. El juicio contra Irma Grese se celebraría en la localidad alemana de Lüneburg el 17 de septiembre de 1945 en el conocido como Juicio de Bergen-Belsen, donde además de a Grese se juzgaba a un total de cuarenta y cinco personas, entre ellos el comandante de Bergen-Belsen, Josef Kramer(1906-1945), que se prolongaría hasta el 17 de noviembre de ese mismo año. Durante el transcurso del mismo declararían muchas de las víctimas supervivientes de las crueldades cometidas por Grese y sus compañeros añadiendo nuevos horrores como el descubrimiento de pantallas de lámparas hechas con piel humana halladas en la vivienda de Grese en el campo, piel procedente de alguna de sus víctimas. Durante el juicio declaró la hermana de Irma, Helena Grese, que relató como visitó a su familia en dos ocasiones "En 1943 - recordaba Helena- llegó a casa de permiso , y lo único que nos dijo acerca de su trabajo fue que su tarea consistía en supervisar los presos para que no se escaparan" y ya en 1945 regresó de nuevo "La vi cuando salió de Auschwitz , y ella me dijo que había estado trabajando durante un tiempo considerable en una especie de oficina de correos, recepción y distribución de correo, y que algunas veces había ejercido funciones de guardiana. La preguntamos ¿qué hacen los prisioneros para conseguir comida  y por qué han sido enviados a un campo de concentración? Y ella respondió que no le permitían hablar con los prisioneros y que no sabía que clase de comida obtenían"

No debía ser fácil hablar a tu propia familia de los crímenes que cometías, aunque Irma, a la que su padre había echado de casa la primera vez que la vio con un uniforme de las SS, siempre negó haber cometido aquellos crímenes o, al menos, no se consideraba responsable de ellos " Himmler - diría durante el juicio - es responsable de todo lo que ha ocurrido, pero supongo que tengo la culpa tanto como los demás por encima de mí". No pensaba lo mismo el tribunal británico que declaraba que "La acusada nº9, Irma Ilse Ida Grese fue Aufseherin (guardiana) en diferentes comandos de trabajo y , temporalmente, Aufseherin de un comando femenino de castigo en Auschwitz. Ha sido descrita como la peor mujer de todo el campo. No había crueldad que no tuviera relación con ella. Participaba regularmente en las selecciones para la cámara de gas , torturando a discreción. En Belsen continuó con el mismo comportamiento , igualmente público. Su especialidad era lanzar perros contra seres humanos indefensos". Irma, junto con otras dos mujeres y ocho hombres, fue condenada a muerte en la horca  y la fecha de la ejecución se fijó para el 13 de diciembre de 1945. Así la relató su verdugo, el británico Albert Pierrepoint(1905-1992) , que se encargaría de la ejecución de cerca de doscientos criminales de guerra . Estamos en la mañana de la ejecución e Irma Grese sale de su celda  "Ella salió de su celda y se dirigió hacia nosotros sonriendo. Era una chica guapa, alguien con quien a uno le gustaría quedar para dar un paseo. Respondió a todas las preguntas de O´Neil, pero cuando le preguntó su edad , ella hizo una pausa y sonrió. De repente, nos encontramos sonriendo con ella ,mientras caíamos en la cuenta de lo inconveniente que resultaba siempre preguntar a una mujer joven acerca de su edad. Inmediatamente dijo  "Veintiuno" , dato que sabíamos que no era correcto"

Fotografía de Irma Grese durate el juicio de Bergen Belsen. Durante el juicio se convirtió en una celebridad para la prensa tanto por su belleza como por los relatos acerca de sus presuntas depravaciones sexuales. En aquel momento Grese era una joven de veintidós años que en circunstancias normales estaría empezando a vivir , a luchar por sus sueños, a enamorarse y formar una familia o ser actriz como parece que habría mencionado alguna vez durante su estancia en Auschwitz, sin embargo se transformó en un monstruo. Como diría su verdugo, Albert Pierrepoint "Era una chica guapa, alguien con quien a uno le gustaría quedar para dar un paseo" (Imagen procedente de http://www.lasegundaguerra.com )

A continuación se dirigieron hacia el lugar de la ejecución y sigue su relato Pierrepoint "Se situó justo en el centro de la plataforma, sobre la marca de tiza. Se quedó allí, muy firme. Cuando iba a colocarle el capuchón blanco , repitió , con voz lánguida: Schnell(rápido)" Así acabó la vida de Irma Ilse Ida Grese, el "Ángel Rubio", la "Bella Bestia", el "Ángel de Auschwitz" o la "Perra de Belsen" o, como la describió su abogado durante el juicio "una niña maleducada de diecinueve años  cuando llegó a la terrible atmósfera de Auschwitz" Pero antes de cerrar este relato me queda deciros el destino final de María Mansel, la profesora de Irma.  Había sido trasladada en noviembre de 1944 al campo de Mühldorf y cuando vio que la guerra llegaba a su final huyó para buscar refugio en su pueblo natal en Austria, Münzkirchen, donde fue descubierta y detenida por soldados norteamericanos el 10 de agosto de 1945. No sería juzgada hasta diciembre de 1947 en la ciudad polaca de Cracovia, donde al igual que Irma Grese negó su responsabilidad en los crímenes "Yo no tenía ni látigo ni perro -declaraba Mandel - . Cumpliendo con mi servicio en Auschwitz me vi obstaculizada por la terrible severidad de Hoss (el comandante del campo que os he mencionado antes) , dependía totalmente del comandante y yo no podía impartir ninguna pena". Fue condenada a la horca y la ejecución tuvo lugar el 24 de enero de 1948. Antes de morir sus últimas palabras fueron "Viva Polonia", tal vez como un gesto final de arrepentimiento. Cuenta Mónica G. Álvarez, cuyo libro recomiendo pues esto no es más que un breve resumen de lo que relata la autora española en "Guardianas nazis: El lado femenino del mal"m que el día antes de la ejecución Mandel se encontró con una de sus antiguas víctimas, la superviviente de Auschwitz Stanislawa Rachwalowa  y se habría dirigido hacia ella con lágrimas en los ojos diciéndole "Le ruego que me perdone" a lo que Stanislawa replicó "Le perdono en nombre de los prisioneros"

DOCUMENTAL "NAZIS: LOS JUICIOS DE AUSCHWITZ"

Es un documental del Canal Historia sobre el Campo de Exterminio de Auschwitz y los juicios realizados dos décadas después con testimonios de algunos de los internos del camo



Y aquí termino este relato en el que he dejado fuera muchos aspectos de su historia, como los experimentos médicos con las víctimas o la conmovedora historia de la Orquesta de Auschwitz y muchas otras pequeñas historias que demuestran el lado más oscuro y también el más luminoso del ser humano . El escritor y corresponsal de guerra soviético Vasili Grossman(1905-1964) escribiría sobre los horrores que presenció al entrar en aquellos campos de exterminio al final de la guerra "Sobriedad, tesón y una limpieza extremada son buenas cualidades típicas de muchos alemanes, que se demuestran eficaces cuando se aplican a la agricultura o la industria. Pero Hitler puso esas cualidades del carácter alemán al servicio de la comisión de crímenes contra la humanidad. En los campos de trabajo de Polonia las SS actuaban como si tratara de cultivar coliflores o patatas". Es difícil comprender como personas normales como Irma Grese o María Mandel, nacidas en familias humildes, trabajadoras , que ni siquiera eran simpatizantes de los nazis, se convirtieron en auténticos monstruos pero también es una advertencia de que el mal está siempre presente, que nadie esta libre de él  y que no podemos bajar la guardia porque en el momento más inesperado puede volver a brotar. Quiero cerrar este artículo con una cita del escritor judío y superviviente del Holocausto Elie Wiesel(1928)  que ya he mencionado en otras ocasiones pero que refleja la necesidad de estar siempre alerta porque el mal sigue existiendo en el mundo actual " hay que advertir a la gente de que estas cosas pueden suceder, que el mal puede desencadenarse. El odio racial, la violencia y las idolatrías todavía proliferan" y, sobre todo, no dejarnos llevar nunca por la indiferencia ante los que comenten el mal porque como también nos avisa Elie Wiesel "Lo contrario del amor no es odio, es la indiferencia. Lo contrario de la belleza no es la fealdad, es la indiferencia. Lo contrario de la fe no es herejía, es la indiferencia. Y lo contrario de la vida no es la muerte, sino la indiferencia entre la vida y la muerte". Precisamente una de las actitudes que más llamó la atención durante el juicio de  Irma Grese fue eso, su indiferencia.La indiferencia del mal


Enlace con la primera parte de Irma Grese, el rostro hermoso del mal
http://chrismielost.blogspot.com.es/2013/04/irma-grese-el-rostro-hermoso-del-mal.html

 El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

12 comentarios:

Maia L.B. dijo...

Christian, Elie Wiesel también dijo: "Yo que estuve allí aún no lo comprendo".
Mis palabras nunca serán suficientes.
Te dejo el enlace a la entrada que hice al año pasado al respecto: http://maialoschblank.wordpress.com/2012/01/25/zyklon-b/
Quisiera agradecerte y no sé cómo. Te daría un abrazo si pudiera, en nombre de mis abuelos sobre todo, que perdieron allí a toda su familia, en los campos de exterminio nazis.
Gracias, Christian. Gracias.

Maia L.B. dijo...

Y, no sé si sabías, pero hoy se conmemora en Israel el día del Holocausto y los 70 años del levantamiento del guetto de Varsovia.

christian mielost dijo...

No recordaba que se celebrabael día del Holocausto, es curioso que haya coincidido esta historia con la fecha. Y no tienes que agradecerme nada Maia, gracias siempre a ti por leerme y en este caso más aún porque se trata de un tema que afectó tan de cerca a tu familia. Ojalá todo lo que se escribe sobre esto sirva para que no se comentan los mismos errores de nuevo, aunque los humanos tenemos la tendencia de tropezar múltiples veces con las mismas piedras.
Voy a leer tu artículo , muchas gracias por el enlace . Un abrazo muy fuerte desde Madrid!!

Anónimo dijo...

Discrepo con usted en eso de que María no era bella. Mire:
www.dailymotion.com/video/xalzcx_ilse-koch_news
Después de la escena de aquella mujer sentada sobre la pila de muertos aparece María junto a una amiga, luego aparece Ilse Koch. En su mayoría eran mujeres bellas, pero tenían un corazón podrido, así que de bien poco importa.

weloveirmagrese.blogspot.com también encontré ese blog con muchísima info que asegura la inocencia de Grese.

Hoy en día, la verdad no sé que creer.

Saludos.

christian mielost dijo...

Muchas gracias por el comentario y la lectura!! En efecto, el tema de la belleza es secundario en este tema además de ser una valoración subjetiva, por eso en el artículo me refiero a que para mi no es una belleza , pero otros es lógico que si lo encuentren.
Leeré el enlace que me indica pero las personas que participaron en los campos de exterminio de una u otra forma colaboraron con un crimen contra la humanidad, unos en mayor grado y otros en menos

antonio rodriguez dijo...

yo creo que los campos de concentracion eran principalmente para retener a los enemigos de los alemanes, y no creo que hayan sido campos de exterminio, como lo cuentan los sobrevivientes, que logicamente cuentan solo lo que ellos quieren sin que nadie se los contradiga, si hubieran querido matarlos lo hubieran hecho con absolutamente todos y no dejar a nadie para hacer estos dramas incoerentes, fantaciosos y exageradamente novelescos que hoy cuentan principalmente los judios en libros, relatos y peliculas en donde siempre aparecen como unas inocentisimas victimas, el holocausto y los campos de concentracion SI existieron, pero fueron muy diferentes a lo que generalmente se cree

christian mielost dijo...

Gracias por su comentario que respeto , por supuesto, como el de todos los lectores pero no puedo compartir Soy alemán y tengo familia en Alemania y lo que sucedió durante años allí , no sólo en la guerra, sino desde que se dictaron las Leyes de Nüremberg es uno de los episodios más trágicos de un siglo trágico, desde el genocidio judío a las represiones stalinistas, la Revolución cultural de Mao , los crímenes de los Jemeres Rojos o las matanzas en Ruanda.
Y es importante no olvidar esos episodios para que no se repitan.
En todo caso le agradezco su lectura y su comentario aunque no podamos estar de acuerdo en este punto.

antonio rodriguez dijo...

gracias, mi estimado christian, por tomarse el tiempo de leer mi comentario, por supuesto que yo tampoco estoy de acuerdo con ningun tipo de violencia en ninguna de sus formas, desgraciadamente el ansia de poder de los dueños del mundo es lo que la provoca, unicamente yo creo que la historia la escriben los vencedores y en el caso de los campos de concentracion creo que aunque si existieron abusos y muertes, todo ha sido exagerado por los judios para causar lastima y seguirse adueñando del mundo, bueno, eso es lo que yo creo. gracias y saludos.

Anónimo dijo...

que horror por gente como el sr. antonio rodriguez es que seguiremos ignorantes ante el poder que adquiere la gente para hacer daño....el ser humano es el peor peligro para la humanidad y si tiene poder mas....y lo peor que pudo pasar en este mundo fue esa mortandad que sucedio en esos campos de concentración por culpa de un hombre que se le dio poder.

antonio rodriguez dijo...

sr. anonimo, respeto su opinion, pero no creo que la gente siga ignorante por lo que yo piense o crea, la gente es ignorante por su poco gusto por la lectura, falta de sentido comun, y principalmente por su poco interes en estos temas, por su falta de investigacion seria y sin ningun tipo de fanatismos ya sea politicos o religiosos, le recomiendo weloveirmagrese.blogspot.com. gracias por tomarse el tiempo de leer mi comentario.

Anónimo dijo...

Mm., es raro encontrar puntos de vista contrarios a la vision que tenemos la mayoria sobre el holocausto, que todos repudiamos, me acorde al leer a este defensor de Irma grese, de una narracion que lei hace mucho, no recuerdo nombre del autor donde la vision de la desicion del exterminio es politica y economica, pintando a un Hitler que concentro a estos miles de judios Para exiliarlos, y que ningun pais donde los pensaba repatriar los acepto, por lo que la situacion era "y ahora que hacemos?", por lo que supuestamente el autor -del articulo- insinua que Hitler hizo como el avestruz haciendose de la vista gorda de lo que hacían los encargados de los campos, y que finalmente cuando le presentan el proyecto de exterminio el da su aprobación por factores económicos, no como algo personal, que las torturas y masacres fueron cosa de las autoridades de cada campo, que por eso la instalación de las cámaras de gas nunca se mencionaron así, sino como "La solución final"... Que cinismo de los hdp.

christian mielost dijo...

Por desgracia el negacionismo del Holocausto se está extendiendo a medida que nos alejamos de la fecha en que sucedió y nos vamos quedando sin las personas que tuvieron que vivir aquel error. Por eso nunca hay que dejar de recordar historias como la de Irma Grese y tantas otras para evitar ese olvido y el horror del que es capaz el ser humano, es la única forma a mi modo de ver de evitar que vuelva a suceder algo así

Famosos