miércoles, 3 de abril de 2013

IRMA GRESE, EL ROSTRO HERMOSO DEL MAL (PRIMERA PARTE)

"Nunca creeré que los poderosos, los políticos y los capitalistas sean los únicos responsables de la guerra. No, el hombre común y corriente también se alegra de hacerla. Si así no fuera, hace tiempo que los pueblos se habrían rebelado" Son palabras escritas en su diario por una judía adolescente llamada Annelies Marie Frank(1929-1945) mientras permanecía oculta en una casa de Amsterdam junto al resto de su familia tratando de evitar el destino de la población judía de la Europa ocupada por los nazis, los campos de exterminio. Durante dos años y medio Anna Frank, como iba a ser conocida a raíz de la publicación de sus diarios, fue consignando en ellos el día a a día de aquella vida oculta , siempre con el temor a ser descubiertos como si fueran criminales cuando su único delito era haber nacido judíos, la raza odiada por el nazismo , un odio y un desprecio que quedaba resumido en las palabras del comandante en jefe de las SS , Heinrich Himmler(1900-1945)  en las que comparaba a los judíos con unos parásitos que había que exterminar "El antisemitismo es exactamente lo mismo que la desinfección. Deshacerse de los piojos no es una cuestión de ideología, es una cuestión de limpieza. De esta misma manera el antisemitismo para nosotros no ha sido una cuestión de ideología, sino una cuestión de limpieza.". Anna Frank y su familia serían finalmente descubiertos en el verano de 1944 y enviados a los campos de exterminio donde toda la familia, excepto el padre de Anna, encontraron la muerte. La propia Anna fallecía víctima del tifus en campo de exterminio de Bergen Belsen el 12 de marzo de 1945, apenas unos días antes de que el campo fuera liberado por los aliados.


Su historia saldría a la luz gracias a la publicación por su padre de ese diario del que espero hablar en otro artículo, pero hoy quería traer sus palabras aquí porque la reflexión de la joven Anna nos introduce en el tema del origen del mal y la responsabilidad que a todos nos corresponde en su existencia. Por supuesto los máximos responsables del horror de los campos de exterminio nazi fue la cúpula dirigente del partido nazi, con Adolf Hitler(1889-1945) a la cabeza , pero nada de eso habría sido posible si el pueblo alemán se hubiera rebelado contra aquel horror, contra la criminalización de toda una raza y contra un discurso de odio y racismo que no nació durante  la Segunda Guerra Mundial, sino que durante las dos décadas y media de vida del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán , fundado en 1920, fue uno de los pilares de su discurso político. En una frase atribuida al físico alemán y judío Albert Einstein (1879-1955)  decía "La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa." El silencio ante el mal , la inacción ante la maldad es una forma de colaboración y complicidad con ese mal, pero es sencillo hablar desde la seguridad de mi habitación, cuando no arriesgo nada , ni temo que alguien golpee mi puerta para anunciarme que estoy arrestado y seré llevado a un campo de trabajo como detenido político. No es fácil oponerse al mal, hace falta mucho valor, y como decía el psicólogo Viktor Frankl, que también estuvo en un campo de exterminio por su condición de judío, "Sólo se puede esperar heroísmo de uno mismo" pero no se puede exigir a los demás." 


Sin embargo, si bien  no se puede exigir ese heroísmo que implica la oposición al mal arriesgando la propia vida,  otra cosa muy diferente es colaborar con él, como hicieron muchos alemanes en aquel tiempo, gente corriente, hombres y mujeres que llevaban vidas anónimas como ciudadanos comunes, como tu ,lector, y como yo que estoy escribiendo estas lineas, y que de repente, sin que nadie lo pudiera haber sospechado apenas unos meses antes, se convertían en verdugos, en maestros del terror, en seres crueles, fríos , sin compasión, disfrutando mientras causaban dolor y sufrimiento a personas inocentes , a mujeres, ancianos, niños, escribiendo algunas de los episodios más ignominiosos de la historia negra de la humanidad. ¿Qué les llevó a cometer esas atrocidades?¿cómo una persona aparentemente normal se transforma en un sádico? Porque no era ningún secreto lo que los nazis querían hacer, ya lo escribía la filósofa alemana de origen judío Hannah Arendt, una de las intelectuales más destacadas del siglo XX, "Que los nazis querían conquistar el Mundo, expulsar a pueblos "ajenos" y "extirpar a los biológicamente minusválidos" era tan poco secreto como la  Revolución Mundial y los planes de conquista mundial del bolchevismo ruso" . No era un secreto los planes nazis,  y la ignorancia sobre lo que estaba sucediendo no es un alegato creíble en defensa de los que apoyaron el nazismo cuando ya estaban en pleno funcionamiento los campos de exterminio. Sin el apoyo de muchos hombres y mujeres corrientes, esta pesadilla no habría llegado a convertirse en realidad.


[foto de la noticia]
Esta fotografía fue tomada en el año 1936 durante la botadura de un buque en el puerto alemán de Hamburgo. El hombre señalado en el círculo es August Landmesser(1910- fallecido hacia 1944 y oficialmente en 1949) que, mientras todos alzan el brazo con mayor o menor entusiasmo realizando el saludo nazi, él se negó . August había pertenecido al partido nazi durante cuatro años, entre 1931 y 1935, pero se enamoró de una mujer judía, Irma Eckler, y después de casarse con ella fue expulsado del partido en el mismo año, 1935, en que entraban en vigor las Leyes de Nüremberg que prohibían el matrimonio entre alemanes y judíos para preservar la pureza de la raza aria. Tendría con su esposa dos hijas, Ingrid e Irene, y sería esta última la que casi sesenta años después, en 1991, descubrió esta fotografía. Dos años después de la fotografía August fue detenido y llevado a un campo donde eran encerrados los disidentes políticos y nada más se vuelve a saber de su destino a partir de 1941, aunque podría haber muerto combatiendo después de ser liberado o tal vez muerto en el campo de concentración, siendo declarado oficialmente muerto en 1949. Es una de esas imágenes que hablan por sí solas, el acto heroico de un hombre que se enfrenta a la tiranía y la injusticia, un valor que , como decía Viktor Frankl al que cito más abajo, no se puede exigir más que de uno mismo. August demuestra que siempre es posible elegir , pero también lo que puede significar esta elección. La mayoría de alemanes no tuvieron su valor y muchos otros, simplemente, colaboraron de buen grado con aquel régimen, como la protagonista de esta historia , Irma Grese (Imagen procedente de http://www.elmundo.es )
Por eso hoy os propongo que conozcamos no a los líderes políticos del nazismo, a los que ya me he referido en diferentes ocasiones en el Mentidero, sino a un rostro más próximo a nosotros , gente corriente, del pueblo, personas que de haberlas conocido tal vez habrían sido nuestros amigos, habríamos ido a dar un paseo, nos haríamos bromas, nos reiríamos o tal vez incluso nos enamoraríamos, lo que tratándose de nuestra protagonista de hoy, Irma Grese, no sería tan extraño debido a su belleza. Pero antes de sumergirnos en esta historia quiero hacer una reflexión personal sobre mi mismo, ya que yo nací en Berlín , tres décadas después de los acontecimientos que relato aquí , mi padre y toda mi familia paterna era alemana y aunque he pasado  toda mi vida, desde que tenía un año de edad,  en España y me siento español no puedo evitar preguntarme ¿qué habría sucedido si hubiera nacido como Irma Grese en 1923?¿me habría seducido el discurso nazi?¿habría obedecido sus órdenes a la fuerza o habría colaborado voluntariamente con aquella pesadilla de terror? Pueden parecer preguntas retóricas, ya que cada tiempo es diferente y no es posible decir lo que habríamos hecho nosotros en aquella situación por el simple hecho de que no lo vivimos ,aunque quiero pensar que habría reunido el valor de enfrentarme a aquella monstruosidad. Es necesario hacerse esas preguntas para tratar de entender como el mal puede apoderarse de personas aparentemente normales, y sólo cuando nos hemos sometido a la prueba de enfrentarnos con él cara a cara podemos decir si somos capaces de vencerlo o nos rendimos a él. Irma Grese fue una de aquellas personas que no sólo se rindió a él , sino que participó con pasión en el triunfo del horror.


Fotografía de Irma Grese . Sobre su físico escribe Mónica G.Álvarez en su obra "Guardianas nazis. El lado femenino del mal" que "Si hay un rasgo que caracteriza a Irma Grese y que supo aprovechar muy bien es el de la belleza física. La suya era excepcional. Rubia de ojos claros y de dulzura aparente, muchos la admiraban como si de una actriz de cine se tratase"La que sería conocida entre otros muchos nombres como "Bella Bestia", "Ángel de Auschwitz" o "Ángel Rubio" sería acusada durante el juicio celebrado a finales de 1945 de diferentes tipos de torturas y la responsable de centenares de muertes , incluso se afirmaba que su media de muertos era de treinta diarios. Al margen de la precisión de las cifras el resultado es el fruto de una mente perversa en un cuerpo de apenas veintidós años cuando terminó la guerra. ¿Era así desde un principio o fue las circunstancias que la rodeaban la que  despertó el monstruo que llevaba dentro?  Es estremecedor comprobar como antes de aquello ella y otros muchos criminales nazis  eran personas normales y nada hacía pensar que iban a llegar a ser sádicos que disfrutarían con el dolor de miles de seres humanos. La pregunta es ¿por qué? (Imagen procedente de http://globedia.com )
Y ahora viajemos hasta la localidad de Wrechen, situada al norte de Alemania, entre Berlín y la ciudad portuaria de Rostock . Allí nacía el 7 de octubre de 1923 la hija de un lechero llamado Alfred Grese y su esposa Berta, a la que dieron el nombre de Irma Ilse Ida Grese. Poco sabemos de sus primeros años excepto que a los trece años perdió a su madre, que se suicidaba en 1936. Tres años antes Adolf Hitler se había hecho con el poder y no tardarían en iniciar su política antisemita, un antisemitismo que nunca habían ocultado como reflejaban las palabras de Adolf Hitler en su libro "Mein Kampf", "Mi lucha", publicado en 1925, ocho años antes de su definitivo ascenso al poder, y donde ya hablaba de la amenaza judía y que tomo del libro "Breve Historia del Holocausto" del escritor español Ramón Espanyol(1975), que junto a "Guardianas nazis: el lado femenino del mal" de la periodista y escritora española Mónica G.Álvarez(1979), me servirán de fuente de información a lo largo de este relato,  "La mezcla de sangre y la degradación del nivel racial -escribía Hitler-  es la única razón del hundimiento de las antiguas civilizaciones. No es la pérdida de una guerra lo que arruina a la humanidad, sino la pérdida de la capacidad de resistencia , que pertenece solamente a una raza" y subrayaba "El antípoda del ario es el judío. Es difícil que en el mundo haya alguna nación donde el instinto de conservación esté tan desarrollado como en el "pueblo elegido". La mejor prueba es el hecho de que esta raza continúa existiendo. Si pasamos revista a todas las causas del desastre alemán nos daremos cuenta de que la causa final y decisiva hay que buscarla en el hecho de no haber comprendido el problema racial, y en especial la amenaza judía".  El periódico "Der Stürmer", que puede traducirse como "El Atacante", fundado en 1923, y con una tirada de cientos de miles de ejemplares, no dejaba de lanzar ataques contra los judíos, como en un número publicado en 1933 donde les acusa de ser "gente miserable que provoca más miseria".


El 30 de enero de 1933 Hitler se convertía en el nuevo canciller alemán, el 27 de febrero ardía el parlamento alemán, el Reichstag del que el gobierno alemán culpó a los comunistas  después de la detención del comunista holandés Marinus van der Lubbe (1909-1934) al que acusaron de ser el autor material del incendio. Aunque no había pruebas que lo respaldasen, los nazis utilizaron el incendio para afirmar que los comunistas estaban preparando una revolución justificando una serie de medidas represivas , medidas que comenzaron al día siguiente con el llamado Decreto del incendio del Reichstag , y que fueron limitando la democracia en Alemania hasta convertir al nazismo en el dueño absoluto del poder. Como suele suceder cuando se limitan las libertades se hacía en nombre de la seguridad del pueblo.  En lo que se refiere al incendio, aún hoy sigue la controversia sobre su autoría, pero de lo que no cabe duda alguna es que sus principales beneficiarios fueron los nazis. El 22 de marzo de 1933 abría sus puertas el campo de concentración de Dachau, situado al norte de Munich, y el primero de su tipo en ponerse en funcionamiento. Su función era recluir en él a los opositores políticos del estado , es decir, a los enemigos del nazismo y en sus puertas ya se podía leer un lema que se haría tristemente célebre "Arbeit macht frei", "El trabajo os hará libres". Un día después, el 23 de marzo, el parlamento alemán se reunía para decidir si otorgaba o no a Hitler el derecho a emitir decretos sin pasar por la aprobación del parlamento. El líder de los socialdemócratas,Otto Wels (1873-1939), se oponía a esta medida que daba un poder casi absoluto a Hitler y plantándose ante él le espetó "Nosotros los socialdemócratas - decía Wels - nos comprometemos en esta hora histórica a los principios de humanidad y justicia, de libertad y socialismo. Ninguna acta habilitante lo habilita a usted  a destruir ideas que son eternas e indestructible. Ustedes pueden quitarnos la libertad y la vida, pero no pueden privarnos de nuestro honor. Estamos indefensos, pero no desgraciados".


Fotografía actual del Campo de Concentración de Dachau, el primero de su clase inaugurado por los nazis el 22 de marzo de 1933 para encerrar allí a los disidentes políticos que serviría de modelo para el resto de campos que construirían los nazis en los años siguientes. Situado en Baviera, cerca de su capital, Munich, Dachau se construyó sobre una antigua fábrica de pólvora y además de presos políticos también se convirtió en el principal campo para llevar a muchos prisioneros religiosos de diferentes confesiones cristianas . En total más de 200.000 personas pasaron por sus instalaciones y no menos de cuarenta mil perdieron aquí la vida , aunque no deja de ser una cifra modesta si lo comparamos con monumentos del horror como Auschwitz donde al menos un millón y medio de hombres , mujeres, niños y ancianos perdieron su vida. En sus instalaciones también se realizaron experimentos científicos con los prisioneros , una práctica de la que os hablaré en la segunda parte de esta historia cuando acompañemos a Irma Grese a Auschwitz . En la actualidad Dachau es un  Museo Conmemorativo en recuerdo a las víctimas del terror nazi. Cuando escribo sobre este tema me da la sensación de que los términos, horror, crimen, terror, monstruosidad , por repetidos, pierden parte de su fuerza y significado, hasta tal extremo llegó aquella atrocidad que las palabras no logran transmitir del todo lo que significó (Imagen procedente de http://prosadeviagens.blogspot.com )
Pero Hitler le replicó con unas palabras que demostraban sus verdaderas intenciones totalitarias, no iba a compartir el poder con nadie y había llegado para quedarse definitivamente con él "Ustedes ya no son necesarios, la estrella de Alemania se alzara y la de Uds. se hundirá. La hora de su muerte ha sonado"  El 7 de abril , investido con sus nuevos poderes, el canciller aprobaba la "Ley para la Restauración de la Administración Pública" que establecía la expulsión de todos los no arios  de la Administración Pública, entendiendo como no ario a aquellos alemanes que tuvieran padres o abuelos judíos. No era más que el comienzo de la persecución. Ese mismo mes se prohibía la forma de sacrificio del ganado según las leyes judías, y el 10 de mayo se producían las primeras quemas públicas de libros escritos por autores judíos. En los meses siguientes los judíos fueron expulsados de las universidades, de los hospitales y los escaparates de sus comercios aparecían cubiertos con pintadas denigrantes al tiempo que los comercios alemanes ponían carteles que indicaban "Prohibida la entrada a los judíos" o "Los judíos no son queridos". En septiembre de 1935 entraban en vigor las Leyes de Nüremberg que incluían la "Ley para la protección de la sangre y el honor alemanes" y la "Ley de la ciudadanía del Reich". No profundizaré hoy en ellas ya que ya las traté en otro artículo del Mentidero del que os doy luego el enlace, pero que pueden resumirse como el intento de los nazis por establecer una clasificación racial que prohibía la relación entre los judíos y el resto del pueblo alemán, aquellos de pura raza aria. Sólo estos últimos, los arios, serían alemanes de pleno derecho, ciudadanos del III Reich, mientras que los judíos eran degradados a "Residentes", aunque llevaran generaciones viviendo en Alemania.


Antes de que terminara 1935 los judíos eran privados del derecho al voto y a desempeñar cualquier cargo publico , pero además de la marginación establecida por las leyes estaba la marginación social a la que eran sometidos por el resto de alemanes, y la más triste y dolorosa era la marginación que sufrían los más inocentes, los niños , como escribe Ramón Espanyol "Se impusieron leyes de marginación específicas para niños judíos, quienes aparte de estudiar libros de texto donde se les reconocía como residentes temporales en Alemania y racialmente inferiores , eran arrinconados por muchos profesores en las escuelas. En los gimnasios de los colegios tenían prohibido compartir los mismos baños y vestuarios que sus compañeros , y también en ámbitos públicos eran discriminados, sufriendo la privación establecida en el uso de las zonas de recreo infantil de los parques." Sólo la celebración de los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936 suavizó esta política en un intento del gobierno de Hitler por proyectar una imagen positiva en el exterior, pero pasado este acontecimiento las normas volvieron a endurecerse aún más mientras la presión social sobre el pueblo judío se iba haciendo asfixiante. Los comercios que eran propiedad de los judíos sufrían el boicot de los nazis hasta que se veían forzados a cerrar  y venderlos por precios muy inferiores a su valor real. Ya en abril de 1938 se fuerza a los comerciantes judíos a cerrar sus negocios y entre la noche del 9 al 10 de noviembre tenía lugar la Kristallnacht o "Noche de los cristales rotos" .


Fotografía de un grupo de las BDM,la Liga de las Muchachas Alemanas, pues todas ellas tenían entre diez y dieciocho años. Al igual que las Juventudes Hitlerianas en las fotografías nos recuerdan más a los grupos de Boy Scouts pero en realidad era una forma de adoctrinamiento político dirigido a controlar a las futuras generaciones de alemanes . ¿Es posible conservar la independencia de pensamiento si desde tu infancia te enseñan que hay que creer y obedecer unas determinadas ideas políticas y leyes que excluyen a todas las demás?¿si nos dijeran desde que somos niños que ,por ejemplo, los chinos son una raza inferior o que los musulmanes deben ser exterminados , lo creeríamos así de adultos? Creo que el hombre es capaz de escapar de esa prisión del pensamiento y ver las cosas por sí mismo, pero las dificultades para hacerlo son extremas y requieren un esfuerzo y una voluntad de la que no es común disponer, por lo que el adoctrinamiento funciona mientras siga en el poder el régimen que las defiende,  aunque también, por fortuna y como hemos visto tanto en la Alemania nazi como en la Unión Soviética, esas doctrinas no suelen sobrevivir con éxito a la muerte de quienes las impusieron (Imagen procedente de http://www.plettenberg-lexikon.de ) 
Dos días antes había sido asesinado en París el secretario de la embajada alemana en Francia  Ernst von Rath(1909-1938) a manos de un joven judío polaco llamado Herschel Feibel Grynszpan (1921-entre 1943 y 1945). Instigado por el gobierno alemán estalló una ola de violencia del pueblo alemán contra los judíos con miles de comercios judíos saqueados, casi dos centenares de sinagogas destruidas y unos treinta mil judíos arrestados. El cinismo del gobierno nazi llegó al extremo de exigir a los judíos el pago de las labores de rehabilitación de las fachadas dañadas durante aquella noche que puede considerarse como el paso definitivo hacia el verdadero objetivo de los nazis, el exterminio del pueblo judío.  Pero  después de conocer el contexto en el que nos estamos moviendo es hora de regresar con nuestra joven protagonista, Irma Grese. Ya sabemos que en 1936 su madre se había quitado la vida y dos años después, con apenas quince años, decide abandonar sus estudios e ingresa en la BDM, siglas de la Bund Deutscher Mädel o Liga de las Muchachas Alemanas . Esta organización había sido fundada en 1930 como la rama masculina de las Juventudes Hitlerianas , que había sido creada cuatro años antes que a su vez era una evolución de otra asociación juvenil ligada al Partido Nacional Socialista Obrero Alemán creada en 1922. En sus campamentos recibían entrenamiento físico y militar, se les enseñaba la importancia de la camaradería y también el amor a la naturaleza, pero, sobre todo, se les instruía en la obediencia ciega al partido nazi. Las Juventudes Hitlerianas que habían comenzado en sus orígenes con poco más de un millar de afiliados, para 1939 estaba formada ya por  casi nueve millones de jóvenes alemanes entre los diez y los dieciocho años. Hay que decir al respecto que muchos jóvenes entraban en ellas no por convencimiento ideológico, sino porque era la mejor forma de encontrar un trabajo y escapar de la penuria económica.

Por supuesto para pertenecer a cualquiera de estas dos organizaciones había que ser ario puro y no tener entre sus antecedentes familiares ninguna enfermedad hereditaria. En el caso de las jóvenes de la BDM se las enseñaba a ser útiles al Reich , lo que entre otras cosas consistía en dar hijos para el pueblo alemán, y las motivaban enviándolas a trabajar en granjas, como Irma Grese que durante seis meses estuvo trabajando en una granja y otros seis meses más en una tienda, siempre en contra de los deseos de su padre, que no estaba de acuerdo con la relación de su hija con la BDM . Después de estos trabajos entró a trabajar en el complejo sanitario de Heilanstalten Hohenlychen , un antiguo hospital de tuberculosos que ahora se había convertido en un sanatorio de las Waffen SS que estaba dirigido por el doctor y cirujano Karl Franz Gebhardt (1897-1948) ,miembro de las SS desde 1935 y que jugaría un papel destacado unos años después en los experimentos con humanos realizados en los  campos de exterminio alemanes. Me detengo un momento para hacer referencia a las Waffen SS aunque sea brevemente. SS son las siglas de la palabra alemana Schutzstafflel, que puede traducirse como "Compañía de defensa" o "Escuadras de protección", creadas en 1925 como una especie de guardia pretoriana que se encargaba de proteger a Adolf Hitler. Bajo la dirección desde 1929 de Heinrich Himmler, las SS constaba de dos ramas, una política, la Allgemeine SS, y una militar, las Waffen SS , a la que llegaron a pertenecer durante la Segunda Guerra Mundial casi un millón de hombres, aunque antes de la guerra las normas de admisión eran tan estrictas que incluso un empaste podía ser considerada una causa para descartar una solicitud de ingreso en ellas.

Fotografía de Karl Franz Gebhardt, el cirujano y doctor que fue el jefe de Irma Grese antes de la Segunda Guerra Mundial y quién la animaría para presentarse como guardiana de los campos de concentración cuando ella era aún menor de edad. Gebhardt había estado al lado de Heinrich Himmler desde el final de la Primera Guerra Mundial siendo además uno de sus médico personales. Sin embargo, no está registrado como miembro del Partido Nazi hasta el año 1933 y en 1935 ingresó en las SS, cuando comienza a dirigir el sanatorio de  Hohenlychen donde conocería a Irma Grese tres años después. Junto a otros monstruos como Josef Mengele sería uno de los responsables de impulsar la experimentación médica con los prisioneros durante la Segunda Guerra Mundial  (Imagen procedente de http://www.peoples.ru )

Sería a los miembros de las SS a los que correspondería el funcionamiento, mantenimiento y también las vigilancia de los campos de exterminio durante la guerra y su líder, Himmler, fue el encargado de diseñar  la Endlösung, la Solución Final, que a partir de 1942 ponía en marcha el exterminio de todos los judíos en territorio ocupado por los nazis. Pero aún la guerra no ha comenzado y la joven Irma acaba de entrar a trabajar como limpiadora en el hospital regido por Gebhardt. La intención de Irma era convertirse en enfermera , pero su solicitud fue rechazada por la Oficina de Trabajo aunque ya se había ganado el aprecio y la atención de Gebhardt convirtiéndose para aquella joven ,que ya despuntaba por su belleza, en su tutor y protector. Mientras Irma Grese trabaja en el hospital estallaba la Segunda Guerra Mundial en septiembre de 1939, después de la invasión de Polonia por las tropas alemanas y las declaraciones de guerra de Francia e Inglaterra. El mismo día en que empezaba la guerra, el 3 de septiembre, Reinhard Heydrich (1904-1942), apodado por sus hombres "la bestia rubia" y segundo en el mando de las SS después de Himmler, ordenaba que todos aquellos que expresaran alguna duda sobre la victoria alemana en la guerra fueran arrestados acusados de derrotistas e internados en campos de concentración, el mejor pretexto para eliminar cualquier tipo de oposición política si aún quedaba alguna después de seis años de represión de toda oposición por los nazis, al mismo tiempo que se impulsaban los programas de eutanasia sobre, en palabras de Ramón Espanyol, "todos aquellos que poseían altos grados de minusvalía, defectos o enfermedades genéticas"

Literalmente aquellas personas con defectos físicos mentales  eran indignas de ser arios, de pertenecer a la raza superior, y debían ser exterminados. Durante el primer año de guerra más de diez mil personas, entre ellos niños, serían asesinados por esta causa en cámaras de gas o con inyecciones letales en los mismos hospitales donde estaban ingresados, una operación de eutanasia programada que recibiría el nombre de Operación T4 ya que la oficina que coordinaba este exterminio tenía su sede en la calle berlinesa Tiergartenstrasse 4. A finales de 1939 se obligaba a todo judío en territorio alemán a llevar un brazalete blanco con la estrella de David  que le identificara como tal  facilitando aún más su marginación social. Unos meses antes, en mayo de 1939, había abierto sus puertas el campo de concentración de  Ravensbrück ,que significa "Puente de los cuervos" un nombre sombrío que hacía honor a un lugar destinado al horror,   a noventa kilómetros al norte de Berlín, que iba a convertirse en el mayor campo de concentración de mujeres de Alemania y al que fueron trasladadas tanto mujeres judías como disidentes políticas, además de ser algo parecido a una escuela para las guardianas y supervisoras alemanas que luego serían trasladadas a otros campos a lo largo de la guerra.El doctor Gebhardt recomendó a su protegida, Irma Grese, para que se entrevistara con un amigo suyo en Ravensbrück y pudiera formarse como guardiana en el campo, pero cuando tuvo esa reunión en marzo de 1941 Irma no era aún mayor de edad por lo que tuvo que esperar medio año más para cumplir los dieciocho años y solicitar su admisión.

Esta bella construcción es el Castillo de Hartheim , situado en la Alta Austria. Un lugar hermoso pero que entre 1940 y 1944 fue un lugar de horror, pues fue uno de los centros principales de la Operación T4 o Aktion 4  consistente en el exterminio de discapacitados psíquicos y físicos considerados por el régimen nazi como indignos de vivir y representar a la raza aria. Decenas de miles de personas, las cifras oscilan entre los 70.000 y los 300.000, morirían en los centros habilitados por los nazis con este fin y a los llamaban "Clínicas" como este de Hartheim a los que había que añadir los de Bernburg y Brandenburgo, cerca de Berlín, el de Grafeneck , en las proximidades de Stuttgart, Sonnenstein  en Sajonia y Hadamar en el estado de Hesse. Entre las enfermedades que comprendía este programa esta incluso una tan común como la epilepsia. Para los nazis eran seres defectuosos que suponían una carga insostenible para el estado. La Operación fue autorizada por Adolf Hitler a partir de octubre de 1939 (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )   

Por fin, en marzo de 1942 entraba a trabajar en el Campo de Ravensbrück como administrativa de la Oficina de Trabajo del Tercer Reich. Su carrera como guardiana estaba a punto de comenzar e iba a conocer a otra mujer que se encargaría de instruirla bien para el desarrollo del lado más perverso de su personalidad, María Mandel (1912-1948) , que se convertiría en otra de las protectoras de Irma Grese. Mandel procedía, al igual que Irma, de una familia humilde, ya que su padre, Franz Mandel, era zapatero en la localidad austríaca de Munzkirchen, donde nació Mandel el 10 de enero de 1912. Según escribe Mónica G. Álvarez en "Guardianas nazis. El lado femenino del mal", Mandel era la cuarta hija del matrimonio, la benjamina de la familia y la última en dejar su hogar y "se convirtió en una persona muy popular - escribe Mónica G.Álvarez- en la escuela, donde gracias a su atractivo físico se ganó el favor de sus compañeros. Su educación fue exquisita , de ello se preocuparon bien sus padres, Anna y Franz, que intentaron que estuviese siempre por encima de la media" Después de terminar sus estudios fuera de Munzkirchen, regresó al hogar paterno pero con sólo diecisiete años , en 1929, tiene que abandonarlo debido a las malas relaciones con su madre , afectada probablemente por un trastorno nervioso causado por la hidropesía que padecía, una dolencia que produce retención de líquidos en el vientre, las muñecas, el cuello , los brazos o los tobillos y que es síntoma de otra enfermedad relacionada con el corazón, los riñones o el aparato digestivo.

Después de abandonar Munzkirchen se traslada a Suiza , trabajando como cocinera  durante quince meses entre 1929 y 1930 hasta que regresa a Munzkirchen respondiendo a una carta de su padre que requería su ayuda debido al agravamiento del estado de su madre. Durante los siguientes cuatro años permanecería allí ayudando a sus padres, hasta que en 1934 Anna, su madre, parece restablecida y María vuelve a marcharse, ahora para trabajar como criada en la ciudad austríaca de Innsbruck. Ya en 1937 consigue un puesto como funcionaria en la oficina de Correos de Munzkirchen y parece que por fin ha logrado la estabilidad a los veinticinco años. Pero el 12 de marzo de 1938 se produce la Anschluss, palabra alemana que significa Anexión, por la que Austria se incorporaba al III Reich alemán después de que Adolf Hitler evitara que se votase en un referéndum si el pueblo austríaco estaba o no a favor de esta anexión. En lo que respecta a la vida de María el efecto que tuvo la anexión es que perdió su puesto en la oficina de correos, bien porque no pertenecía al partido nazi o bien porque su novio en aquel momento era conocido en la localidad por sus ideas contrarias al nazismo. Sea como fuere, la vida de Mandel estaba a punto de cambiar porque al quedarse sin trabajo recurrió a un pariente, su tío, que vivía en Munich y era funcionario de la policía. Gracias a la ayuda de su familia el 15 de octubre de 1938 fue seleccionada para  trabajar en Lichtenburg. Este era uno de los primeros campos de concentración abiertos en Alemania, pues había sido fundado en junio de 1933.


Imagen
Fotografía del Campo de Concentración de Ravensbrück . Por sus instalaciones se estima que pasaron más de ciento cincuenta mil personas, de las que unas ciento treinta mil fueron mujeres y niños . Sirvió de centro de formación para 3600 mujeres de las SS que se convertirían en guardianas de los demás campos de concentración alemanes, es decir, algo similar a una Universidad del Crimen si tenemos en cuenta la conducta de algunas de aquellas mujeres, desde María Mandel a Irma Grese , pasando por Dorothea Binz(1920-1947) o Ilse Koch(1906-1967) , ejemplos de los monstruos surgidos del nazismo. Ravensbrück tenía capacidad para veinte mil personas pero ese número se superó con creces durante la guerra donde los prisioneros vivían hacinados. En lo que se refiere a las guardianas nazis como Grese o Mandel no estaban autorizadas a llevar armas ni tampoco podían dar órdenes a los hombres , aunque si llevaban su uniforme de las SS. Mañana veremos como estas limitaciones no las impediría ejercer su poder sobre los internos en los campos y ser responsables de torturas y asesinatos de una crueldad que las palabras no llegan a mostrar en su magnitud (Imagen procedente de http://www.forosegundaguerra.com )


Aunque fue cerrado en 1937, reabrió sus puertas en 1938, cuando contrataron a María Mandel junto a otras cincuenta mujeres que trabajarían como guardianas bajo las órdenes de las SS. Los motivos que la llevaron a aceptar aquel trabajo las relataría nueve años después la propia Mandel durante el juicio al que fue sometida al final de la Segunda Guerra Mundial  y que recoge Mónica G. Álvarez en su libro "Elegí este trabajo - declaraba Mandel - porque oí decir a los supervisores de las mujeres de los campos de concentración que ganaban mucho dinero y esperaba ganar más de lo que podía hacerlo como enfermera. Antes de mi servicio en el campamento de Lichtenburg no sabía lo que eran los campos de concentración ni lo que era su equipo" A continuación comenzó a relatar sus funciones allí "Comencé a trabajar e Lichtenburg el 15 de octubre de 1938. Inicialmente y durante el primer trimestre trabajé allí de prueba. En ese tiempo a solas no cumplí ninguna función sin estar acompañada de una de mis compañeras para familiarizarme con el trabajo en el campamento". Y nos deja también una descripción de Lichtenburg "El campamento estaba ubicado en un antiguo castillo , donde se encontraban cerca de cuatrocientas reclusas alemanas que en su mayoría eran asociales, después la mayor parte representaban a escritores, sindicatos criminales, judíos y un pequeño porcentaje de presos políticos.". El periodo de prueba lo superó con éxito como ella misma confirmaba "Al final del cuarto periodo de prueba fui contratada como guardiana de Lichtenburg y así hasta el 15 de mayo de 1939".En esa fecha, el 15 de mayo de 1939 el campo de Lichtenburg entraba a formar parte del recién inaugurado campo de Ravensbrück que ya conocemos y donde en 1942 se encontrarían Mandel y Grese , cuando Mandel ya llevaba a sus espaldas tres años aterrorizando a las reclusas de Ravensbrück. Hasta ahora hemos conocido el lado podríamos decir "normal" de ambas, dos vidas que no nos llamarían la atención por nada en especial. Mañana conoceremos en quienes se convirtieron. 

Enlace con la segunda parte de Irma Grese: el rostro hermoso del mal   
http://chrismielost.blogspot.com.es/2013/04/irma-grese-el-rostro-hermoso-del-mal_5.html

El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

4 comentarios:

Maia L.B. dijo...

No, Christian, vos no hubieses levantado el brazo en aceptación al Reich; así como hoy tampoco te dejas llevar fácilmente por otros fanatismos. El fanatismo no muere, sólo cambia de dueños.
Un gran abrazo.

christian mielost dijo...

Muchas gracias Maia y tienes mucha razón, bajo diferentes nombres el fanatismo pervive , siempre hay grupos que pretenden imponer su visión del mundo pero por fortuna también hay muchos que aman a los seres humanos por encima de las ideas y ese creo que tiene que ser el camino para que no se repitan pesadillas como la historia de Grese.Un abrazo fuerte desde Madrid y muchas gracias de nuevo!!

Anónimo dijo...

Magnífica entrada. Felicidades. Sus comentarios sobre la frase "El trabajo os hace libres" me ha recordado esta entrada de la germanista Rosa Sala Rose sobre su significado: http://rosasalarose.blogspot.com.es/2009/12/sobre-el-significado-de-arbeit-macht.html

christian mielost dijo...

Muchas gracias por tu comentario , por la lectura y por la aportación del enlace , que pienso leer. Un abrazo desde Madrid!!

Famosos