martes, 26 de febrero de 2013

LA LECCIÓN DE ITALIA O EL VOTO DE LA RABIA

 
Los titulares de la radio y la televisión, las portadas de los periódicos y el tema de las tertulias en todos los medios no es otro hoy que el resultado de las elecciones italianas, el análisis de un resultado tan fragmentado que dirige a la nación que albergó la ciudad más poderosa del mundo hacia un periodo de incertidumbre e ingobernabilidad. Ningún partido político ha obtenido los votos suficientes para gobernar en solitario y el favorito de la Unión Europea, respaldado por el presidente de Estados Unidos y por el propio pontífice Benedicto XVI(1927),  Mario Montti(1943), ha sido el gran derrotado obteniendo apenas un 9% de los votos, lo que es una clara muestra de las grandes diferencias que separan a las instituciones europeas de los sentimientos de los ciudadanos. Los expertos en la política italiana se preguntan perplejos como es posible que los italianos hayan votado en una proporción de uno por cada cuatro votos, al partido Movimiento Cinco Estrellas dirigido por el actor y cómico Beppe Grillo(1948) que durante años ha trabajado en el cine y la televisión y cuya primera irrupción notoria en la política fue en 2007 cuando convocó a los italianos el 8 de septiembre de aquel año a celebrar el Vaffanculo Day , que podría traducirse por el "Día de Vete a tomar por culo" y ruego que perdonen los lectores la expresión, con la que pretendía forzar a los políticos a introducir un cambio en la ley electoral que prohibiera presentarse a las elecciones a todos aquellos que tuvieran pendientes condenas penales o que hubieran completado dos mandatos, una norma similar a la que existe en Estados Unidos.
 
 
Dos años después de esta iniciativa nacía el Movimiento Cinco Estrellas , fundado el 4 de octubre de 2009 por el propio Beppe Grillo , un partido que según lo define su creador es "una asociación libre de ciudadanos" , que entre sus argumentos principales tiene la defensa de la ecología, un profundo escepticismo frente a la construcción de la Unión Europea,  la oposición a la moneda única europea y la lucha contra la corrupción. En lo que se refiere a su nombre Cinco Estrellas , es la referencia a los cinco pilares de su programa , el Medio Ambiente, Transporte, Desarrollo, Conectividad y Agua pública defendiendo además una reforma del sistema electoral y el libre acceso de todos a Internet, no obstante una de sus frases es "Internet es nuestra única defensa". Es un grupo heterogéneo, sin una estructura organizada , con un programa confuso y falto de concreción  donde se mezclan muchas cosas , entre ellas un marcado rechazo a los extranjeros y que cuya principal seña de identidad es su crítica a los partidos políticos tradicionales. La otra relativa sorpresa, porque en las últimas semanas ya se vislumbraba que pudiera suceder, ha sido la resurrección del magnate de los medios de comunicación Silvio Berlusconi(1936), hace unos meses poco más que un cadáver político y ahora en una situación de empate técnico con el líder del centro izquierda , Pier Luigi Bersani (1951), que aunque ha ganado las elecciones en términos de porcentajes tiene casi imposible la tarea de organizar un gobierno.

 

Fotografía de una de las manifestaciones que se sucedieron por las plazas de toda Italia el 8 de septiembre de 2007 bajo el lema "Vaffanculo", una protesta popular liderada por Beppe Grillo que sólo dos años después fundaría su partido político Movimiento Cinco Estrellas, un partido que aunque se presenta a las elecciones rechaza el actual sistema por considerarlo poco democrático y reclama una democracia directa. Muchas de sus propuestas son poco concretas y otras irrealizables pero ha sabido canalizar una parte del descontento y el escepticismo que siente el pueblo italiano hacia sus dirigentes , convirtiendo a su partido político en el más votado de forma individual, es decir, sin formar parte de una coalición, sumando uno de cada cuatro votos emitidos, un 25% . Suficiente para que los gobiernos europeos reflexionen y se den cuenta que su actuación de espaldas a la realidad de los ciudadanos, su incapacidad para solucionar los problemas o su fracaso en comunicar su solución ha creado un clima de desapego e incluso hostilidad hacia las clases políticas de naciones como Grecia, España y la propia Italia (Imagen procedente de http://www.i-italy.org )
 
¿Cómo es posible que Silvio Berlusconi haya recuperado la confianza de un 30% de los votantes italianos después de los escándalos de corrupción económica, jurídica y sexual que hace apenas un año llevaron a su dimisión y su sustitución por Mario Montti, un hombre al que los italianos no habían elegido en las elecciones pero que, sin embargo, gobernó durante un año con el visto bueno de la Unión Europea y la aprobación de ese ente abstracto pero cada vez de una mayor influencia en nuestras democracias como son los Mercados?¿Cómo se explica el éxito de un cómico como Beppe Grillo, sin experiencia política previa y con propuestas irrealizables unas , absurdas otras?En mi opinión la respuesta a esta reacción del pueblo italiano en las elecciones es evidente y Europa haría muy mal en no tenerla en cuenta , porque es el primer aviso de lo que puede suceder en el futuro si no se adoptan medidas que vayan en dirección contraria a las actuales. Indignación, rabia , decepción y amargura podrían ser algunos de los términos con los que se resumiría y justificaría la decisión electoral de los italianos. La indignación ante la inoperancia e insensibilidad de sus representantes políticos que adoptan medidas que sólo van encaminadas a incrementar la pobreza de los ciudadanos y la desigualdad entre ricos y pobres mientras el célebre estado de bienestar se desmorona. Rabia por las promesas rotas, los comportamientos indignos , la inoperancia pertinaz y la sospecha de corrupción que se ciernes sobre la clase política.Decepción por no encontrar un discurso diferente y renovador que haga concebir esperanzas de un mañana mas transparente y más honesto. Amargura por las circunstancias personales en las que se encuentran millones de personas en las diferentes sociedades europeas, y, lo peor de todo, la falta de perspectiva de un mañana mejor.
 


 
El voto, más que un voto a Beppe Grillo, ha sido un castigo a los partidos convencionales, una señal de alerta , una advertencia que si no es escuchada podría ir más allá con la elección de el Movimiento Cinco Estrellas como partido más votado o con la aparición de algún otro partido con un líder mesiánico que aún no conocemos , portador de un discurso populista y demagogo que sepa canalizar los sentimientos de rabia y frustración del pueblo. El caso de Berlusconi es diferente, porque su éxito se basa en gran parte en el control de los medios de comunicación y en algo mucho más prosaico, la compra de los votos a través de promesas como la devolución del impuesto de las propiedades inmobiliarias que se había cobrado el año anterior por el gobierno de Montti y que Berlusconi ha prometido devolver en cuanto asuma la presidencia. Algo simple, que ha existido siempre, el soborno al pueblo haciendo que este se corrompa junto a su líder. Berlusconi es el síntoma de una sociedad enferma, Beppe Grillo es el síntoma de un sistema político agónico, donde los representantes de los ciudadanos han cometido el inmenso error de olvidar que no gobiernan para contentar a los grupos de inversores, ni a los que juegan en bolsa, ni a la banca, sino que han sido elegidos como representantes de los ciudadanos que con sus voto les aupan al poder y con ese mismo voto se lo pueden arrebatar. En los últimos años la impresión que tienen muchos ciudadanos de Europa es que las promesas de sus políticos no son más que brindis al sol, palabras vacías que no tienen más utilidad que la de captar votos para olvidarlas al día siguiente de que terminen las elecciones.


De izquierda a derecha el vencedor en porcentaje de las elecciones, el líder del Partido Democrático que agrupa bajo ese nombre a una coalición de partidos de izquierda, Pier Luigi Bersani, el que ha sido durante un año primer ministro italiano y ahora líder de Italia Centro, Mario Montti, el gran perdedor de las elecciones, y a la derecha Silvio Berlusconi, que a pesar de sus muchos juicios de corrupción, a pesar de los escándalos morales y sexuales, casi ha empatado con Bersani después de casi comprar el voto de los electores italianos apoyado por su máquina de propaganda , los periódicos, cadenas de radio, emisiones de televisión de su propiedad. En cuanto a Montti ha probado como la valoración que la Unión Europea hacia de su presidencia, muy elogiada y aplaudida, no coincidía con la que tenían sus electores que le han convertido nada más que e la cuarta . Probablemente los italianos no terminaron de aceptar que la Unión Europea forzase su nombramiento sin pasar por las urnas (Imagen procedente de http://s.libertaddigital.com )
 
Esto, que ha sucedido con mayor o menor frecuencia e intensidad a lo largo de los años , es ahora percibido con más fuerza debido al progresivo deterioro de las condiciones de vida de los ciudadanos,por el incremento del paro, de los impuestos, de los precios que van paralelos a los recortes de los sueldos, a la privatización de la sanidad , al deterioro de la educación pública , a la continua disminución del importe de las pensiones de jubilación , en resumen, la demolición del edificio del Estado de Bienestar, ese magnífico intento impulsado a raíz de la Segunda Guerra Mundial por lograr una sociedad donde hubiera menos diferencias entre ricos y pobres y donde todos los ciudadanos tuvieran acceso a lo imprescindible para garantizar una vida en libertad , creando el escenario para que nadie quedase al margen por su condición social. Parece que tampoco recuerdan las autoridades elegidas por el pueblo  el Preámbulo de la Declaración de Independencia de Estados Unidos del 4 de julio de 1776 que en tantas ocasiones he citado aquí "Sostenemos como evidentes por sí mismas dichas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre estos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad; que para garantizar estos derechos se instituyen entre los hombres los gobiernos, que derivan sus poderes legítimos del consentimiento de los gobernados; que cuando quiera que una forma de gobierno se vuelva destructora de estos principios,el pueblo tiene derecho a reformarla o abolirla, e instituir un nuevo gobierno que base sus cimientos en dichos principios, y que organice sus poderes en forma tal que a ellos les parezca más probable que genere su seguridad y felicidad"
 
Una fotografía de Beppe Grillo junto al logotipo de su partido el Movimiento Cinco Estrellas con la V inspirada por la "V de Vendetta" el comic creado por el escritor británico Alan Moore (1953) y que sería llevada al cine con ese mismo título en 2006 con un guión de los hermanos Wachowski, los directores de "Matrix" y de la reciente "El Atlas de las nubes". En los comics, Alan Moore representaba a la Gran Bretaña del futuro gobernada por un partido tiránico al que sólo le hace frente un hombre que oculta su rostro detrás de una máscara de Guy Fawkes(1570-1606), el hombre que a comienzos del siglo XVII trató de hacer volar el Parlamento inglés por los aires y que el protagonista de V utiliza como símbolo de la lucha contra la tiranía. Por fortuna para todos, no vivimos en el mundo de "V de Vendetta", pero el descontento que se está larvando entre los ciudadanos de muchos países europeos, la frustración acumulada durante los casi cinco años que dura la crisis que se inició en 2008 y la falta de horizontes y propuestas atractivas e ilusionantes de los líderes políticos van abriendo camino a los mensajes populistas y demagógicos. El mayor error que pueden cometer los partidos políticos tradicionales es despreciar a partidos como el Movimiento Cinco Estrellas y no tomar nota de las causas de su auge entre los electores. Decía el fallecido papa Juan Pablo II que " La democracia necesita de la virtud, si no quiere ir contra todo lo que pretende defender y estimular", y el problema es que los ciudadanos han perdido la percepción del político como un hombre íntegro que busca lo mejor para los que le votaron, sienten que no son escuchados y que sus dirigentes sirven a otros intereses. Hay que cambiar esa percepción con un cambio de actitud de los políticos o pondrán en riesgo la estabilidad de nuestras sociedades y todo lo que se construyó desde el final de la Segunda Guerra Mundial (Imagen procedente de http://notivargas.com )  
 
 
Parece que tampoco recuerdan nuestros gobiernos  la Declaración Universal de los Derechos Humanos vigente desde el 10 de diciembre de 1948 , en cuyo preámbulo leemos "Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres, y se han declarado resueltos a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad". ¿No eran más que palabras al igual que no son más que palabras sus promesas de hoy?¿no están traicionando el sentido y el espíritu de estas declaraciones, entre las más hermosas que el hombre ha podido poner sobre el papel?¿Qué esperan estos gobernantes cuando millones de personas están perdiendo sus empleos, cuando los sueldos no alcanzan para poder garantizar un techo bajo el que guarecerse todas las noches, ni la seguridad de que mañana habrá un plato de comida en la mesa?¿Qué esperan de unos ciudadanos que al mismo tiempo que ven día a día como su vida se hace más difícil contempla como unos pocos se enriquecen y en muchas ocasiones son esas mismas personas las que salen en la televisión , la radio y los periódicos exigiendo nuevos sacrificios "necesarios e imprescindibles"?¿cómo puede decir el que está saciado al que no tiene comida que debe de ser más frugal? ¿cómo justificar a empresas que a pesar de tener beneficios siguen reduciendo sus plantillas para lograr eso que llaman una mayor flexibilidad en el mercado?¿cómo llaman a una política dirigida a incrementar las jornadas laborales en la misma proporción que reducen los salarios?¿cómo, en fin , pueden disculpar su inoperancia, su ineptitud, su fracaso en el mejor de los casos, o su corrupción, su engaño al electorado que les voto, su traición a los ciudadanos en el peor de los casos?
 
El joven que no encuentra su primer trabajo o que tiene que aceptar un empleo no remunerado para adquirir experiencia para luego, con mucha suerte, obtener un contrato precario por un sueldo que no le permitirá una vida independiente, el hombre y la mujer maduros que una vez traspasada la barrera de los cuarenta y cinco años ya no encuentra ninguna oportunidad laboral justo cuando tiene una familia que mantener, el pensionista que se ve abocado a una pensión que no le garantiza un mínimo de dignidad en sus últimos años después de décadas de esfuerzo, el desempleado al que ahora amenazan con reducir su subsidio después de que mientras trabajó pagó para tener derecho a él como si fuera culpable de haber perdido su empleo , los ciudadanos que además de preocuparse por si mismos se preocupan por la sociedad que les rodea y contemplan como no se hace nada por evitar el deterioro medioambiental de nuestro planeta, como no se transforman las estructuras de nuestras sociedades para combatir los males que afectan a toda la humanidad, como los gobiernos parecen responder a otras voluntades que nos son desconocidas y que no procuran el bien común sino el bien individual de unos pocos , todos esos ciudadanos desencantandos, desorientados, desesperanzados, escépticos y desilusionados , pero también llenos de rabia , son los que  ahora han dado su voto a Beppe Grillo y, por desgracia, los que están dando su voto a otras formaciones mucho más peligrosas como Amanecer Dorado en Grecia o el Frente Nacional en Francia.
 
Una escena que hace apenas una década nos parecería impensable. Seguidores del partido Amanecer Dorado realizando el saludo nazi , mientras su líder , Nikos Mihaloliakos , pasa al lado de ellos con una botella de agua en la mano. La crisis ha despertado la xenofobia de parte del pueblo griego que ve en el partido nazi el único que puede poner orden en la caótica situación del país. En un artículo del periódico español "El País" se recogen declaraciones de ciudadanos atenienses como la de un hombre que se declara votante de este partido y dice "Son los únicos que no sólo hablan, sino que actúan. Y, además, cuando hablan, los entiendes; el mensaje llega a la gente" Por desgracia eso es lo que está sucediendo en Grecia, donde Amanecer Dorado, con un mensaje profundamente xenófobo y contrario a las libertades democráticas, no deja de sumar expectativas de votos aprovechándose del descontento y desesperación de los griegos . Uno de los huevos de la serpiente que se están incubando en Europa favorecidos por la ceguera de los gobiernos incapaces de rectificar sus políticas ni de conectar de nuevo con los ciudadanos. Hay que aclarar que, por fortuna, el Movimiento Cinco Estrellas no tiene que ver  con Amanecer Dorado, pero si tienen en común que han surgido como un síntoma del descontento creciente de la sociedad, y es de temer que nuevos Amaneceres Dorados puedan beneficiarse de esta coyuntura si no hay una reacción de los partidos tradicionales para acercarse de nuevo a los ciudadanos   (Imagen procedente de http://blogs.lavanguardia.com )
 
El escritor suizo Louise Domur decía unas palabras muchas veces citada al hablar de política "La política es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve a ellos", una frase cínica pero que , para desdicha de nuestras sociedades, se está convirtiendo en una norma de los diferentes gobiernos que parecen tomar las decisiones de espaldas a sus ciudadanos, creando un sentimiento de desapego hacia la clase política que es la semilla de muchos peligros futuros, lo que en otras ocasiones ya he calificado como "el huevo de la serpiente", el título de una película del genial director sueco Ingmar Bergman(1918-2007) que hacía referencia al origen del nazismo y por extensión de los totalitarismos. Porque la amenaza de la actual situación es que el desencanto transformado en rabia contra toda la clase política en general se traduzca en el auge de figuras populistas de la que Beppe Grillo no sería más que la cara más amable , pero que puede abrir el camino a otras figuras mucho más siniestras que encontrarían el terreno abonado para mensajes mesiánicos y demagógicos que cautivarían la voluntad de los pueblos ansiosos de alguien que les ofrezca esperanza. En otras ocasiones he puesto el ejemplo de la Alemania de los años veinte y treinta, aquella nación con uno de los niveles de educación más altos de toda Europa que terminó entregándose en manos de Adolf Hitler (1889-1945) y el partido nazi hastiados de la crisis económica y la inestabilidad de la República de Weimar. Tengo la sensación de que el terreno está abonado y sólo falta la mano que ponga la semilla
 
No quiero con ello decir que estemos en la misma situación  que entonces pero si no hay una reacción por parte de los que tienen la responsabilidad de gobernar , sólo es cuestión de tiempo que estas figuras populistas surjan, y detrás del populismo suele venir el caos y del caos una tiranía. La democracia no consiste sólo en lo que decía el escritor norteamericano Charles Bukowski que afirmaba que " La diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las órdenes.", ni ganar unas elecciones es un cheque en blanco a los gobernantes para que actúen sin contar con los ciudadanos que les eligieron . El poder no reside en el gobierno, reside en el pueblo que lo delega en sus representantes para que velen por "los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres, y se han declarado resueltos a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad" como vimos antes que proclamaba la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Si nadie escucha la advertencia de las votaciones en Italia, si sólo se trata de poner un nuevo parche y considerarlo como algo sin importancia que el tiempo curará, creo que estarán equivocándose.
 
La Declaración de los Derechos Humanos, en la fotografía sostenida por Eleanor Roosevelt (1884-1962) , fue el gran logro que nació del horror de la Segunda Guerra Mundial, un contrato firmado por la mayor parte de las naciones del mundo con todos sus ciudadanos, con artículos como el 25 que dice "Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud, el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica ". Entre los objetivos del Milenio planteados por la ONU al comienzo de este siglo XXI estaba reducir la pobreza en el mundo, sin embargo, no sólo parece que no estamos logrando erradicar la pobreza en aquellas naciones donde es un estado endémico, sino que en aquellas naciones donde se había logrado crear un estado de mayor justicia e igualdad , se está destruyendo para ser sustituida por una sociedad más injusta, mas pobre y más desigual . Hay que recuperar el espíritu de las personas que redactaron aquel documento, uno de los más hermosos de la historia de la humanidad, porque ese es el camino para salir de esta situación y evitar que el descontento del ciudadano ante la ceguera y sordera de sus representantes sea aprovechado por otras fuerzas que al final nos conducirían a una situación aún peor.  (Imagen procedente de http://childrensrightsportal.org ) 
 
Comencé a escribir el Mentidero en noviembre de 2010, y desde entonces he escrito en diferentes ocasiones sobre la insensibilidad de nuestros representantes políticos, de su ceguera ante el creciente descontento que se está incubando en las sociedades. Los síntomas son cada vez más evidentes, más alarmantes pero también completamente previsibles ¿qué esperaban?¿el silencio resignado? Cada vez son más frecuentes las voces entre políticos y grandes empresarios que exigen leyes de huelga que recorten el derecho de manifestación, la última válvula de escape que les queda a los ciudadanos. Es un error creer que por callar las voces , por ocultar el humo, se apaga el fuego. La única forma de apagar esta llama que de momento aún no es visible pero cuyo calor se puede presentir, es un cambio de actitud, devolver al centro de la escena a los ciudadanos que ahora son tratados poco más que como espectadores, con la diferencia de que cuando ves una película no sufres el dolor de los protagonistas en tus carnes pero en la vida real si sufrimos las decisiones tomadas por nuestros representantes sin que nadie nos consulte ni tenga en cuenta nuestra voz. El resultado en Europa son naciones hundidas como Grecia y Portugal, otras, como España, con todas sus instituciones bajo sospecha y los ciudadanos desconfiando de todo y de todos, y en Italia el auge de un partido cuyo programa es el antiprograma . Las perspectivas económicas para este año son sombrías para todas las naciones europeas y la única política que son capaces de diseñar pasa por nuevos sacrificios de sus ciudadanos en una espiral que no parece detenerse. ¿Aprenderemos algo de esta primera lección de Italia, de esta primera advertencia?  Quiero pensar que si, porque de lo contrario no será Beppe Grillo el que lidere a los descontentos, sino personajes más siniestros. La historia debería servirnos para aprender de los errores de nuestros abuelos.

2 comentarios:

Maia L.B. dijo...

"La política es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve a ellos". La política se ha convertido en el opio de los pueblos.
Un abrazo, Christian.

christian mielost dijo...

Asi es Maia, por desgracia sus decisiones influyen en la vida de muchas personas que sufren las consecuencias de los malos gobernantes. Un abrazo fuerte desde Madrid!!

Famosos