sábado, 9 de febrero de 2013

EL FRACKING Y LA REVOLUCIÓN DEL GAS PIZARRA ¿ENERGÍA A CUALQUIER PRECIO?

Seguro que cualquiera de vosotros que ahora me estáis leyendo habréis realizado varias veces a lo largo del día ese gesto cotidiano de abrir un grifo para lavaros las manos, para llenar un vaso de agua o para fregar los platos después de la comida, tan habitual que no le damos importancia alguna. Pero ¿qué sucedería si cuando abres el grifo el agua huele a gasóleo o a metano?¿si cuando la viertes en el vaso aquel líquido que era transparente se ha convertido en una sustancia maloliente y turbia que incluso deja ennegrecida la ropa de la lavadora y te irrita la piel?¿y si tuvieras un pozo del que antes extraías agua para regar tus plantas y dar de beber a tus animales y que ahora tiene burbujas en su superficie como si se tratara de una bebida carbonatada y al acercar un mechero o una cerilla  prende una llama? ¿Y si esto no fuera una hipótesis sino que estuviera sucediendo ahora mismo en miles de granjas y pueblos de Estados Unidos y que pronto podría estar sucediendo en Europa? Pero no adelantemos acontecimientos y veamos primero que es el Gas de Esquisto o Gas Pizarra, pues este combustible fósil es el origen de esta historia. El gas pizarra es un hidrocarburo que, a diferencia del petróleo, se encuentra no en estado líquido sino en estado gaseoso, formando  bolsas de gas situadas situadas a gran profundidad atrapado en terrenos de rocas sedimentarias como el esquisto, nombre con el que se engloba a un amplio número de minerales como la mica, el talco , el grafito y también la pizarra, de ahí que reciba el nombre de Gas Pizarra o Gas de Esquisto.
Ahora viajemos por un momento al pasado , a Oriente Medio, donde entre el 6 y el 26 de octubre de 1973 estallaba un nuevo conflicto bélico entre Israel y la alianza formada por Egipto y Siria junto con la ayuda de otras naciones árabes. Estados Unidos, Reino Unido y Francia se pusieron del lado hebreo. Apenas diez días después del comienzo del conflicto los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), constituido mayoritariamente por naciones musulmanas, decretó un embargo de exportación de petróleo para todos los países que habían salido en apoyo de Israel, lo que incluía a Estados Unidos y sus naciones aliadas, es decir, toda Europa Occidental. Las consecuencias del embargo no tardaron en notarse, porque la dependencia energética de Occidente con respecto al petróleo era casi absoluta. Se duplicó el precio del crudo lo que a su vez multiplicó los precios de transporte, de fabricación y el precio final de los productos dirigidos a las sociedades de consumo además de los problemas de suministro de combustible que obligaba a racionarlo. Esto causó una recesión a nivel mundial que se prolongaría durante todo el año siguiente y demostraría los peligros de una dependencia tan absoluta de una única fuente de energía. Aquel mismo año de 1973, el presidente de Estados Unidos ,Richard Nixon (1913-1994), aprobaba una ley para imponer restricciones al consumo y venta del petróleo y también marcaba un objetivo para las décadas siguientes, lograr la autosuficiencia energética.




Mapa con la extensión del Yacimiento Marcellus o Marcellus Shale, uno de los más importantes del mundo, en color marrón extendiéndose por los estados de Virginia Occidental, Ohio, Pensilvania y Nueva York . Kathryn  Z. Klaber, presidenta de la Marcellus Shale Coalition que agrupa los intereses de la industria en este yacimiento , no duda en exponer en su página web www.marcelluscoalition.org , las ventajas  de la explotación del gas pizarra con la técnica del fracking 
"Que época tan excitante para Pensilvania -dice Kathryn- Más empleos, actividad económica, ingresos de tasas y energía doméstica. Mejor calidad del aire. Más bajos costes de electricidad y calefacción. Esta histórica transformación está sucediendo ante nuestros ojos" 
Es su punto de vista, pero a lo largo de este artículo espero mostraros esa otra cara menos amable de la extracción del gas pizarra que la industria no muestra con la misma alegría que hace con las ventajas de su consumo (Imagen procedente de http://inafutureage.files.wordpress.com )
Pero era más fácil de decir que de plasmarlo en la realidad, aunque ya entonces comenzaba a plantearse la posibilidad de que el gas pizarra fuera el nuevo petróleo y carbón de Estados Unidos . Bajo la superficie de los estados de Pensilvania, Nueva York, Ohio y Virginia Occidental se extendía una inmensa reserva de Gas Pizarra,considerada como la segunda más grande del mundo después de la que posee Irán en el yacimiento de Pars Sur, en el Golfo Pérsico. Sin embargo, la explotación de este gran yacimiento, llamado Yacimiento Marcellus, no se consideraba rentable por las dificultades para la extracción del gas , pero a partir de los años noventa comenzó a mejorarse una técnica que se empleaba desde los años cuarenta, la Fracturación hidráulica , más conocida por su denominación popular en inglés,  Fracking ,y la empresa pionera en su utilización había sido la petrolera Standard Oil, la gran compañía que en el siglo XIX había fundado John. D. Rockefeller (1839-1937) llegando a monopolizar en aquel siglo la extracción, refinado, transporte y distribución del petróleo y que ahora pretendía ser la pionera en la extracción de gas con el empleo de la fracturación hidráulica a partir de 1949, aunque harían falta cuatro décadas para que la técnica fuera perfeccionada .

¿En qué consiste la fracturación hidráulica? Se excava un pozo hasta una profundidad de entre 2000 y 2500 metrosS  , a continuación se introduce a presión una mezcla de agua, arena y productos químicos que desciende por el tubo que al llegar a la capa donde se encuentran las rocas de pizarra adopta una posición horizontal y a través de unos agujeros que se han abierto en su superficie sale a presión la mezcla líquida que rompe o fractura( de ahí procede el nombre de Fracking en inglés) los estratos rocosos liberando el gas. A continuación el agua retrocede y el vacío es ocupado por el gas que sigue al agua y realiza el mismo recorrido hasta la superficie. Un método muy efectivo pero, sin embargo, en el año 2000 la extracción de gas de pizarra apenas representaba un pírrico  1% de la producción doméstica debido en gran parte a la Ley de protección de Aguas Potables vigentes desde la presidencia de Richard Nixon que unido a otras leyes de restricción medioambiental impedía poner en práctica la Fracturación Hidráulica. Pero todo cambió cuando Dick Cheney(1941),vicepresidente de Estados Unidos entre 2001 y 2009,  hombre de confianza del presidente George Walker Bush(1946) ,y considerado uno de los vicepresidentes más poderosos en la historia de Norteamérica por la estrecha relación que le unía con el presidente, eximió a la industria de cumplir las leyes de protección del agua potable y  otras leyes de protección del medio ambiente.




En éste  gráfico  vemos un esquema  del proceso de extracción del gas pizarra con la técnica del fracking y las consecuencias que se derivan de ello porque las grietas abiertas por la mezcla de arena, agua y productos químicos lanzados a presión por las tuberías que alcanzan hasta los 2500 metros de profundidad dejan fracturas en el terreno que se mantienen abiertas y por las que se filtra el gas y los productos químicos contaminantes a los acuíferos que reciben productos cancerígenos como el benzeno y gases inflamables como el gas metano. Además, los residuos producidos son almacenados en piscinas  que si no están debidamente aisladas también filtran la contaminación, sin contar con que los pozos emiten al aire durante las 24 horas del día productos contaminante a la atmósfera como puede observarse en el documental "Gasland" que os incluyo más abajo. El gas natural es el menos contaminante de los combustibles fósiles pero esta forma de extracción anula esas ventajas con un riesgo de contaminar los acuíferos que dan vida a nuestros ríos, lagos, a las tierras de cultivo regadas con ellas, a los animales que la beben y , finalmente, a las personas que dependen de ese agua para vivir y cuya salud puede verse gravemente afectada por productos tóxicos y cancerígenos   (Imagen procedente de laeconomiadelosconsumidores.adicae.net )





Dick Cheney había sido durante cinco años, entre 1995 y el año 2000, consejero de la empresa Halliburton, que se encarga de llevar los servicios de explotaciones petrolíferas por todo el mundo y que posee nada menos que trescientas empresas subsidiarias o dependientes de ella, entre ellas Energy Services Group (ESG), que se encarga de prestar servicios para la exploración y producción de petróleo y también de gas natural. Además, según la Ley de Política Energética de 2005 la industria tampoco tenía que dar explicaciones sobre los componentes químicos empleados junto al agua y la arena en el fracking. Empresas como la propia Energy Services Group o Encana, Williams, Chesapeake o Cabot Oil &Gas fueron las principales beneficiadas de este cambio en las leyes que permitió que a partir de 2007 y aunque la relación de Cheney con Halliburton saltó a la prensa y se consideró un escándalo, como suele suceder nada pasó y Cheney permaneció en la vicepresidencia hasta el final del mandato y las leyes que favorecían a los extractores de petróleo y gas natural en detrimento de la protección del medio ambiente fueron conservadas. Y es entonces cuando se produce la gran fiebre de la explotación del gas pizarra y del 1% que se extraía empleando el fracking en el año 2000 se pasaría a más del 20% en 2010 y las estimaciones apuntan a más del 46% de la producción doméstica de gas para el año 2035.  El número de pozos de gas natural comenzó una escalada a lo largo de 34 estados pero particularmente en las tierras por las que se extiende el inmenso yacimiento Marcellus y ,según el documental "Gasland" que os incluyo en el artículo, su número supera ya los 450.000 pozos.

Pero además las previsiones son de un crecimiento imparable en las próximas décadas como apunta el profesor de Ingeniería en la Universidad de Cornwell, Tony Ingraffea, uno de los principales expertos en el fracking, "De los pozos del yacimiento Marcellus ahora hay menos de 2000 en Pensilvania pero están aumentando a un ritmo de cuatro o cinco al día y esta tasar continuará creciendo. La intención de la industria es perforar entre tres mil y cinco mil pozos al año en los próximos treinta años en Pensilvania  y , si pueden, también en Nueva York" Su crecimiento es de tales dimensiones que la compañía British Petroleum estima que para el año 2030 la producción de gas pizarra de Estados Unidos, junto a los biocombustibles, la convertirán en una nación autosuficiente energéticamente hablando, el sueño de Richard Nixon durante la crisis del petróleo de 1973, como ya hemos visto. Además, en apariencia , todo son ventajas, pues el propio presidente Barack Obama afirmaba antes de ser reelegido presidente que las reservas de Estados Unidos de gas pizarra eran suficientes para alimentar de energía a la nación durante más de cien años , crearía unos seiscientos mil empleos y además es el combustible fósil más limpio, al menos en su consumo porque veremos que esta última afirmación es muy matizable.



Mapa con los principales yacimientos de gas natural de Estados Unidos , donde destaca la gran mancha roja del yacimiento Marcellus, en el lado derecho del mapa, al este de los Estados Unidos. Desde la ley de 2005 impulsada por Dick Cheney la industria norteamericana no tiene obligación de comunicar los productos químicos que utiliza en el fracking, algo que el actual presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió exigir durante la campaña electoral de 2012  "a todas las empresas - proclamó Obama que hacen perforaciones en busca de gas en terrenos públicos que divulguen las sustancias químicas que utilizan", aunque el presidente considera que es un recurso indispensable que permitirá dar empleo a más de 600.000 personas y garantizar la independencia energética de Estados Unidos durante un siglo, aunque los verdaderos niveles de reservas de gas natural están siendo puestos  en cuestión y podrían no ser tan importantes como afirma la industria. En todo caso, la explotación del gas natural está causando un efecto perverso, porque aunque sustituye al uso del carbón  en Estados Unidos lo que ha propiciado es que el precio de este carbón, uno de los principales responsables de la emisión de gases de efecto invernadero, haya bajado y se venda a países en vías de desarrollo que están incrementando sus emisiones procedentes del carbón, por lo que cualquier efecto benéfico del gas natural quedaría anulado además de añadir un nuevo daño al medio ambiente y a la salud pública  en Estados Unidos (Imagen procedente de https://en.wikipedia.org )



Trabajo, independencia energética y una energía limpia ¿qué más se podía pedir? Pero a veces las cosas no son tan perfectas como nos las presentas, en particular , cuando quién lo hace está vinculado con estas empresas. Sabemos que para fracturar el mineral de pizarra el fracking utiliza una mezcla de agua, arena y productos químicos. La cantidad de agua que necesita oscila entre los cuatro millones y los veintiocho millones de litros de agua por pozo. Si tenemos en cuenta que cada pozo se puede hidrofracturar hasta dieciocho veces y que existen unos 450.000 pozos de extracción de gas de pizarra, la cifra de la cantidad de agua gastada en estos pozos sería el resultado de multiplicar 450.000 pozos por 18 veces que puede ser hidrofracturado  cada uno de ellos por , pongamos una media de veinte millones de litros de agua cada uno.  Pero además un 1% de este líquido está compuesto por productos químicos, una larga lista de hasta 596 productos como el benceno, sulfuro de carbono, bisulfuro de dimetilo, formaldehido , éter de glicol y así hasta los casi seiscientos productos utilizados para mejorar la eficacia de la fracturación del mineral, sustancias tóxicas, muchas de ellas cancerígenas, como el éter de glicol , por poner sólo un ejemplo, que es un producto inodoro e incoloro que se utiliza para fabricar plásticos pero que es indetectable en el agua al no ser que se realice una análisis.

Las compañías de gas durante los últimos seis años han enviado cartas a los propietarios de las tierras donde querían establecer sus pozos para cantar las ventajas de la explotación del gas de pizarra, les ofrecían una buena remuneración por el alquiler de sus tierras y la renuncia a los derechos mineros, con la promesa de que aquello redundaría en beneficio del país porque contribuían a su independencia energética, en la economía de su comunidad ya que creaba empleo y en su economía doméstica gracias al pago de los alquileres por dejarles abrir los pozos de explotación en sus tierras. La postura oficial y común de las empresas que explotan el gas de pizarra es la expuesta en el documental "Fracking Hell" que también os incluyo, en un comunicado de la Coalición por Marcellus Shale(nombre del yacimiento Marcellus en inglés) . Afirman que la explotación del gas de pizarra  es "Una panacea para los Estados Unidos , pues ofrece un combustible que es a la vez una opción más limpia y más segura que confiar en la energía extranjera" Pero entonces ¿qué hay que objetar a esta forma de explotación? Veamos, para fracturar un sólo pozo , además de los millones de litros de agua que hemos visto que eran precisos también hay que incluir 280.000 litros de productos químicos como los que os he mencionado antes. ¿Qué sucede con estos productos químicos?



DOCUMENTAL "FRACKING HELL " O "EL INFIERNO DEL FRACKING"

En este breve documental ,que no alcanza los veinte minutos, se hace un resumen de las consecuencias medioambientales de la extracción del gas pizarra con la técnica del fracking con testimonios de afectados y de expertos en su explotación parte  e incluso de trabajadores en estas explotaciones, cuya información he utilizado en la redacción de este artículo








Hay que considerar que la mayoría de pozos de extracción de gas de pizarra se han abierto cerca de ríos , pozos o lagos que abastecen de agua a  pueblos y ciudades, y estos productos químicos se filtrarían a través de la tierra contaminando el agua, algo que es rechazado por la industria, pero no opinan lo mismo los habitantes de las propiedades donde se hallan los pozos, que han visto como el agua se volvía turbia, tenía extraños olores y un sabor metálico, testimonios que se suceden en los dos documentales que os incluyo, "Gasland", nominado a los oscar y "Fracking Hell", "El infierno del Fracking". Pero no sólo eso , además en muchas casas , en sus pozos o en los mismos grifos de la cocina basta con acercar una cerilla al agua para que este se inflame y produzca una gran llama, ya que el gas se ha mezclado con el agua potable para el consumo humano a través de las fracturas causadas por el pozo de explotación y al igual que ha sucedido con el gas sucede con los productos químicos que en miles de litros son utilizados en las perforaciones.¿Beberiaís ese agua turbia, maloliente e inflamable aunque os dijeran que es potable? Personalmente no.  En granjas por todo el país el agua, la tierra y los animales están contaminados y sus habitantes se quejan de problemas de salud como dolores de cabeza, vértigos, problemas respiratorios, gastroenteritis y si tenemos en cuenta que muchos de los productos químicos  son cancerígenos y que se han detectado en el agua altos niveles de plomo , de arsénico de benzeno (hasta 55 veces las tasas máximas permitidas) o sulfuro de carbono (hasta 107 veces la tasa máxima permitida) no es difícil suponer que en unos años aparecerán casos mucho más graves con enfermedades cancerígenas, neurodegenerativas, desórdenes del sistema nervioso y malformaciones en los fetos.

Existen  estudios que demuestran la toxicidad pero los organismo gubernamentales  afirman que no hay riesgo, conclusiones donde es probable que el lobby o grupo de presión de la poderosa industria energética de Estados Unidos haya jugado un importante papel. James Northrup , un antiguo inversor de la industria energética, relata en el documental "Fracking Hell" que "El dinero invertido en sobornos políticos, hacer anuncios, desacreditar a los críticos, es una de las mejores inversiones que la industria puede hacer" y vistos los resultados habría que pensar que puede tener razón. En cuanto a los propietarios de las tierras el dinero es también la forma de desactivar sus protestas ya que  como explica Weston Wilson de la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos (EPA) "Se puede decir que la industria , desde hace un siglo, compra a quienes contamina. Compran las tierras y firman un convenio de confidencialidad a aquellos que pretenden haber sido contaminados con el petróleo y el gas" Ese convenio de confidencialidad impide denunciar a la compañía una vez que has recibido el dinero y a continuación las empresas extractoras sólo tienen que declinar toda responsabilidad , una responsabilidad que no se circunscribe sólo al agua y la tierra, sino también al aire porque durante las veinticuatro horas del día los habitantes de las regiones donde están los pozos inhalan productos químicos e incluso se detecta la liberación de  elementos radiactivos como el Radio 226 contenido en los depósitos de pizarra y que se ha encontrado en cantidades de hasta 267 veces superiores a la cantidad máxima permitida.



DOCUMENTAL "GASLAND" NOMINADO OSCAR 2011 (Parte 1-3) 

Este es el documental "Gasland", quizás el que más repercusión ha tenido en la denuncia sobre los efectos del fracking en la tierra, el agua, los animales y la salud de las personas, gracias también a su nominación a los oscar en 2011 . En él su realizador, Josh Fox, recibe una carta de una compañía dedicada a la extracción de gas donde le ofrecen 100.000 dólares como pago de alquiler para que les permita explotar el gas que hay bajo sus tierras. Esto le lleva a realizar un viaje por las tierras en las que se extiende el Marcellus Shale para conocer que está sucediendo con los pozos de extracción. Y el resultado no puede ser más alarmante y desalentador.   Como es largo , lo he dividido . Aquí tenéis las tres primeras partes y un poco más abajo os pongo las otras cuatro que componen este documental imprescindible desde mi punto de vista para conocer la realidad del fracking










En cuanto a que se trata del combustible fósil menos contaminante es cierto en lo que se refiere a su consumo pero no así en su extracción.  Para transportar el agua y la arena necesaria para el fracking son precisos centenares de camiones con las emisiones contaminantes que  producen y como dice James Northrup "La cantidad de fluido que está circulando por ahí en camiones cisterna , en miles de camiones cisterna, es tal que si uno de ellos se saliera de la carretera con sustancias químicas de fracturación cayendo en un río, podría llegar a aniquilarlo" ¿No os recuerda a las mismas catástrofes que provocan cada cierto tiempo los hundimientos de petroleros? Con la diferencia de que los vertidos en un río o en la tierra son mucho más dificiles de recuperar que en océano por las dimensiones de este último y como se concentra el vertido en un río, donde toda la vida desaparece ya que no tiene a donde escapar. En el documental "Fracking Hell" se pueden ver múltiples ejemplos de las consecuencias del fracking en la naturaleza como el de una pareja de ancianos que han buscado el retiro en el campo , en un bosque junto a una laguna, hasta que se instaló en la proximidad un pozo de extracción de gas pizarra y hoy ya no pueden beber el agua del grifo, la mujer tiene problemas de salud y la laguna junto a la que iban a pasear está despojada de vida, con el agua envenenada con altos niveles de plomo. El hombre resume en una frase sus sentimientos "Nuestro paraíso se ha convertido en un infierno", mientras que otra mujer, impotente ante la ruina de su granja y sus tierras contaminadas dice "Me siento violada".

Y además la explotación del gas pizarra está teniendo otro efecto perverso . Es cierto que el aumento del consumo de gas pizarra está desplazando al consumo de carbón como fuente de energía en Estados Unidos. En el año 2011 el carbón produjo sólo el 42% de la energía consumida en Norteamérica y para el pasado año 2012 estaba previsto que este porcentaje descendiera hasta el 32%, lo que permite a la nación reducir sus emisiones de dióxido de carbono, uno de los gases principales responsables del calentamiento global del planeta, en más de un 8%. Hasta aquí todo perfecto, pero no lo es tanto cuando el carbón que ya no se utiliza en Estados Unidos es dedicado a la exportación a precios muy bajos , lo que ha contribuido a que el consumo de carbón haya alcanzado el 30% del consumo de combustibles fósiles en el mundo, el nivel más alto desde finales de la década de los sesenta del siglo XX, es decir , el abaratamiento del precio del carbón estadounidense está contribuyendo a que se aceleren las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que anula el impacto positivo del gas pizarra. Estos datos no los ha proporcionado una organización ecologista sino el Informe Estadístico de British Petroleum corroborado por la británica  Universidad de Manchester que en un reportaje del periódico español ABC afirma que "Los cálculos presentados en este informe sugieren que más de la mitad de las emisiones de CO2 evitadas en el sector eléctrico de EE. UU. han sido exportadas como carbón", que es lo mismo que decir que limpias tu habitación para ensuciar las del resto de la casa.

Tony Ingraffea, el experto en fracking de la Universidad norteamericana de Cornwell que ya os he mencionado antes, reflexiona sobre esta fiebre del gas pizarra y los pozos de extracción que emplean el fracking "La Oficina de Conservación del Medio Ambiente de Pensilvania estima una seria preocupación medioambiental  para todos y cada uno de los 150 pozos perforados hasta hoy. Hagamos la cuenta, si hablamos de cientos de miles de pozos estamos haciendo cientos de miles de vertidos. Esto se llama impacto acumulativo" y se pregunta "¿Por qué no vemos estas cosas todavía?" para concluir "Estoy muy preocupado por la gente en Europa, India, Asia y África. Se van a meter en esto otra vez demasiado rápido sin entender completamente las implicaciones de usar esta tecnología sobre la salud medioambiental y humana". En el otoño de 2012 la prensa europea informaba que el Parlamento Europeo estudió y aprobó dos informes sobre la extracción del gas pizarra con la técnica del fracking, en uno de ellos se presentaban las ventajas de su explotación y en el otro se alertaba sobre los riegos medioambientales , pero parece imparable que en los próximos años comience a practicarse fracking en suelo europeo. El 26 de noviembre de 2012  el diario español El Mundo ya advertía que para 2013 comenzarían las prospecciones en la provincia española de Álava ante las protestas de grupos ecologistas como Ecologistas en Acción, cuyo portavoz , Santiago Martín Barajas, declaraba al periódico El Mundo "En España , el 80% de los permisos de investigación pedidos o concedidos está situado sobre acuíferos. Y de ese 80%, el 56% son acuíferos calcáreos. Estas galerías de caliza son muy fácilmente contaminables y tienen una gran capacidad para dispersar las sustancias químicas. Nos estamos jugando una contaminación rápida cuyas consecuencias las podemos notar dentro de cincuenta años y con un efecto que puede ser irreversible"




De todas las imágenes grabadas por Josh Fox en Gasland sin duda esta es la que más impresionó a la opinión pública, el agua que sale del grifo en una granja se inflama al acercar la llama de un mechero debido a que el gas se ha filtrado por las grietas causadas por el Fracking hasta mezclarse con el agua ¿vosotrosse  la beberíais? Uno de los empleados en uno de estos pozos de extracción declara "He visto sustancias químicas salir de la ladera , como si el monte sangrara", productos químicos que se filtran en la tierra, que se mezclan con el agua, que impregnan el polvo que luego transporta el viento por el aire hasta las poblaciones humanas, productos químicos que están relacionados con cáncer de huesos, de hígado, de pecho, desórdenes gastrointestinales , circulatorios, respiratorios, de crecimiento, desórdenes neurológicos y del sistema nervioso. Como se lamenta uno de los participantes en el  documental "El dinero no devolverá lo que han destruido" (Imagen procedente de http://transitionvoice.com )



Muy distinta era la versión que daba la portavoz de una de las empresas extractoras de gas pizarra en España, Shale Gas España, que declaraba en ese mismo periódico "La aprobación de los dos informes implica que el Parlamento Europeo respalda la exploración del shale gas(gas pizarra) y la necesidad de asegurar que su desarrollo se realiza de una manera sostenible para la economía y el medio ambiente" Y en este punto dejo este relato, espero que con los datos necesarios para que al menos ahora conozcáis algo mejor en que consiste el fracking y las consecuencias  que su forma de extracción pueden tener. Los dos documentales que incluyo en el artículo, "Gasland" que fue nominado a los oscar en el año 2011, y "Fracking Hell" tienen una inspiración ecologista, es cierto, y siempre trato de mantener en el Mentidero un punto de vista objetivo e imparcial en la medida de mis posibilidades, pero creo que las palabras de los que sufren las consecuencias de la proximidad de los pozos de extracción, las imágenes de las aguas contaminadas, de los campos fracturados, de las lagunas muertas, de los animales enfermos y de las propias personas con problemas de salud son lo bastante esclarecedoras como para al menos detenernos y reflexionar sobre las palabras de  Paul Stevens en un informe publicado en el mes de agosto de 2012 para el grupo británico de investigación  Chatham House, recogido en el diario español ABC "el gas podría terminar sustituyendo no solo al carbón  sino a las energías renovables; muy malas noticias desde el punto de vista del cambio climático" Y vistas las imágenes de estos documentales, muy malas noticias para la salud de nuestros ríos, lagos, animales y para nosotros mismos. Sólo un dato para concluir. En la próxima década se abrirán al menos 400.000 pozos de extracción de gas pizarra sólo en Estados Unidos y las empresas ya están llamando a la puerta de Europa. No soy ingenuo, claro que necesitamos energía pero la pregunta es ¿qué precio estamos dispuestos a pagar por ella?




Cartel del documental "Gasland" estrenado en 2010 que nos advertía de los riesgos del fracking, hasta entonces considerado como una panacea para solucionar el problema del consumo energético. "Lo que la naturaleza tardó años en crear se destruye en pocas horas" dice uno de los afectados por estas explotaciones. ¿Qué sucederá cuando existan más de un millón de pozos en Estados Unidos?¿qué sucederá cuando esta práctica se extienda en Europa? Aún estamos a tiempo para valorar los riesgos y evitar una catástrofe medioambiental en el futuro. La energía es necesaria para nuestra sociedad, eso es innegable, pero ¿sin importar el precio que tengamos que pagar por ello? (Imagen procedente de http://bibliotecapopularcarabanchel.blogspot.com )



El Mentidero de Mielost en Facebook :
Famosos