domingo, 9 de diciembre de 2012

MISTERIOS DE LA HISTORIA: EL NACIMIENTO DEL FENÓMENO OVNI (SEGUNDA PARTE)


En la primera parte de este relato sobre el nacimiento del fenómeno Ovni en el siglo XX hice una excursión al pasado para recoger algunas de las historias y escritos que los ufólogos relacionan con la observación de estos objetos volantes no identificados en diferentes épocas de la historia de la humanidad, desde enigmáticas pinturas rupestres como las halladas en el Tassili argelino, a   los Vimanas descritos en los vedas de India, los carros de fuego que surgen de la nada para arrebatar a  un profeta como Elías para llevarlo al cielo  o la contemplación de extrañas bolas luminosas en el XVI y XVII de los que citaba hasta tres incidentes celebres como el de Nüremberg en 1561, Basilea en 1566 y Niza , Marsella y Génova en 1608, todos ellos incidentes espectaculares donde los testigos hablaron incluso de combates aéreos y la presencia de seres que salían de aquellas naves descritas en ocasiones como carros de fuego,en otras como barcos voladores, bolas de luz  o caballos voladores. Conocimos nuevos avistamientos en la Francia de la Revolución Francesa y la historia de una extraña nave y su no menos misteriosa pasajera hallada por unos marineros en Japón a comienzos del siglo XIX. Y esto no era más que una breve muestra de múltiples casos similares pero de los que, al margen de los testimonios escritos, no existen pruebas que nos permita saber que fue lo que vieron. Pero ahora es el momento de sumergirnos en el siglo XX que es cuando nacerá de verdad el fenómeno Ovni tal y como lo conocemos hoy.

File:Himmelserscheinung über Nürnberg vom 14. April 1561.jpg
Esta es la octavilla publicada en 1561 sobre el conocido como Fenómeno Celeste de Nüremberg que tuvo lugar en esta ciudad alemana el 14 de abril de ese mimo año 1561, de la que hablé en la primera parte de esta historia  y donde relata como aquel día se pudo observar sobre Nüremberg unos globos de diferentes colores, rojo, azul y negro "a veces tres en fila, aquí y allá-explica la octavilla- cuatro formando un cuadrado, otros solitarios. Además se veían entre los globos cruces de sangre" y más adelante habla también sobre dos grandes tubos  "en los que se podían ver tres, cuatro y más globos. Entonces empezaron a luchar entre sí" y explica como después de más de una hora "todos cayeron desde el Sol y el cielo a la Tierra, como si se estuvieran incenciando; luego, lentamente, todo se desvaneció , produciendo mucho vapor" Esta octavilla se conserva en la actualidad en la colección Wickiana de la Biblioteca Central de Zurich. ¿Qué es lo que vieron sobre los cielos de Nüremberg? ¿un fenómeno astronómico?¿metereológico?El relato  parece más el de un combate aéreo. En la imagen, además del texto de la octavilla tenéis el dibujo que el artista alemán Hans Glaser(1500-1573) realizó sobre este acontecimiento (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )  
 
El papa Juan XXIII(1881-1963) diría en una ocasión "Cuan pequeño seria Dios si después de haber creado este inmenso Universo poblara en el únicamente al diminuto planeta Tierra. Ese no es el Dios que yo conozco" y el astrónomo y divulgador científico Carl Sagan (1934-1996) reflexionaba "Si fuéramos los únicos en este Universo, sería un gran desperdicio de espacio". Sólo pensar en las dimensiones del Universo, en la que nuestra propia galaxia  parece infinita para la escala humana y en el que los astrónomos estiman que habría doscientos mil millones de estrellas y que en todo el Universo habría  entre cincuenta mil millones y cien mil millones de galaxias, es suficiente para pensar que sería absurdo que en todo ese Universo sólo existiera el ser humano, como decía Sagan "que gran desperdicio de espacio" . Apenas hemos iniciado nuestra exploración espacial, es como si hubiéramos salido al jardín de casa y pretendiéramos con ello suponer que el resto del mundo es como nuestro jardín. Hace apenas dos décadas no habíamos descubierto ningún planeta fuera del Sistema Solar, hoy superan el millar y se descubren nuevos planetas casi cada día, aunque aún no hayamos encontrado ningún planeta que presente unas condiciones aptas para la vida, al menos como la entendemos nosotros, pero nos pueden esperar millones de nuevos planetas. Pero si la existencia de vida fuera de la Tierra  es casi una realidad confirmada por el sentido común aunque falten las pruebas físicas, otra cosa muy diferente son los viajes de naves extraterrestes a la Tierra, los Ovnis. Pero volvamos a retomar el hilo de la historia


File:LinkSeltsame Gestalt so in disem MDLXVI Jar.jpg
Esta es la octavilla, también conservada  en la colección Wickiana de la Biblioteca Central de Zurich al igual que la del fenómeno de Nüremberg,  que relata el llamado Fenómeno Celeste de Basilea, que fue visible durante el amanecer del 7 de agosto del año 1566 sobre el cielo de la ciudad suiza . El texto describe que"Muchos globos negros enormes se vieron en el aire ,moviéndose delante del Sol a gran velocidad , y girando uno contra otro como si pelearan. Algunos se volvieron rojos y feroces y más tarde se oscurecieron y se fueron" Es fácil imaginar la impresión que estas escenas tuvieron que causar en los testigos que las contemplaron en un tiempo donde ningún objeto humano podía volar. En el dibujo podéis ver la representación de las bolas observadas sobre el cielo de Basilea   (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org

En 1868 tendría lugar en Chile , en la localidad de Copiapó, el que es considerado por los ufólogos como el primer avistamiento moderno de los Ovnis, aunque todavía no recibían ese nombre, porque en él los testigos no dieron justificaciones religiosas o mitológicas para describir lo que habían visto  . El caso fue recogido por el periódico chileno "El Constituyente" ,que el 14 de marzo de 1868 publicaba  este testimonio de uno de los mineros que lo contempló  "Ayer, a eso de las cinco de la tarde, a tiempo que habían concluido los quehaceres del día en esta mina y estantd todos los operarios reunidos  esperando su cena, vimos venir por los aires,un ave gigantesca que a primera vista tomamos por una de las nubes que en ese momento entoldaban en parte la atmósfera, suponiéndola desprendida de sus compañeras , por una ráfaga de viento" El relato continuaba cuando aquella extraña cosa que identificaban con un pájaro  se acercó al grupo de mineros "Cuando pasó a corta distancia sobre nuestras cabezas, pudimos notar la rara estructura de su cuerpo. Sus grandes alas estaban vestidas de plumas parduscas; la cabeza del monstruo parecía a la de la langosta y con ojos abiertos y brillantes como ascuas.Mientras que el cuerpo, prolongándose como el de la serpiente, sólo dejaba ver   escamas brillantes, que sonaban como partículas metálicas," Para los ufólogos esta es la primera descripción moderna de un Ovni, aunque si nos atenemos a este relato es difícil saber que es lo que realmente vieron.   
 
El mismo diario , meses después, el 14 de noviembre de aquel mismo año, daría la noticia de una gran cantidad de objetos que surcaban el cielo "durante más de una hora, pudimos ver no menos de cien estrellas filantes, cruzando todas de oriente a poniente, recorriendo unas, casi todo el horizonte visible en línea recta, sólo cuatro a seis en sentido opuesto  y con muy corto curso, y otras tantas cuya cola luminosa era un poco curva "  y añade un poco más adelante "las estrellas filantes se deslizaban, ya a la derecha, a la izquierda o sobre el cenit del lugar que ocupábamos. Algunas parecían no cruzar ni a doscientos metros del suelo" Si el anterior relato sería la primera descripción de un Ovni esta se trataría de la primera oleada Ovni, aunque personalmente al leerlo me parezca más una lluvia de estrellas. Pero ahora si daremos el salto hasta el siglo XX y viajaremos hasta la Segunda Guerra Mundial . Aunque la guerra había comenzado el 1 de septiembre de 1939 cuando Alemania iniciaba la invasión de Polonia, Estados Unidos había mantenido la neutralidad hasta que el 7 de diciembre de 1941  se producía el ataque de la aviación japonesa contra la base naval norteamericana en Pearl Harbor , lo que forzó al presidente norteamericano Franklyn Delano Roosevelt (1882-1945) a declarar la guerra a Japón y por extensión a Alemania, entrando en el conflicto militar que hasta entonces los norteamericanos veían con la tranquilidad que proporciona contemplar acontecimientos lejanos.


Mapa con la distribución de los llamados Centros de Reubicación , de los que habría un total de diez dirigidos por la Autoridad de Reubicación de Guerra creada por el presidente Roosevelt para organizar la reclusión de los japoneses que vivían en Estados Unidos al entrar en guerra la nación norteamericana contra Japón después del ataque de Pearl Harbour. Había también otros campos llamados Centros de Reunión donde se les trasladaba en un primer momento para luego distribuirlos entre los Centros de Reubicación y , finalmente, los Centros de Detención que se encargaban de los extranjeros no nacionalizados ya fueran japoneses, alemanes o italianos.El delito de estas personas no era otro que haber nacido en Japón o tener padres o abuelos japoneses, aunque ellos fueran ciudadanos norteamericanos, pero un miedo histérico alentado por la prensa se había extendido por la sociedad norteamericana que veía con recelo y temor a todos los que tuvieran rasgos asiáticos. Este miedo sería alegado como una de las posibles explicaciones de los extraños hechos de la  conocida como Batalla de los Angeles(Imagen procedente de http://prensanacionalalternativa.blogspot.com )
 
Pero en las semanas posteriores a la declaración de guerra  el miedo a un ataque japonés en territorio norteamericano se extendió por el país y , en particular, en la costa del Pacifico, la más cercana al Imperio Japonés . El celebre general norteamericano George Patton(1885-1945), uno de los generales más brillantes y polémicos de la guerra, parecía compartir aquella intranquilidad de la población cuando dijo "Si los japoneses ponen pie en Californnia, ¡Nadie podrá impedir que en dos semanas lleguen a Chicago!". Con declaraciones como estas el miedo no hizo más que extenderse y todavía más en California que , como ya advertía Patton, parecía el lugar más propicio para un ataque japonés. Los propios periódicos como "Los Ángeles Times" señalaban en sus artículos a la población japonesa residente en Estados Unidos como un peligro para la seguridad nacional. Apenas un día después del ataque a Pearl Harbour , el presidente Roosevelt declaraba "Todos los nativos , ciudadanos , moradores o sujetos de Japón, Alemania e Italia mayores de catorce años que estén en Estados Unidos y no posean la nacionalidad podrán ser apresados, retenidos,encerrados o  expulsados como extranjeros enemigos" y el 19 de febrero de 1942 firmaba la Orden por la que se establecía diez zonas militares en la que los ciudadanos japoneses debían ser confinados.

Con esta atmósfera de desconfianza hacia cualquier persona con rasgos asiáticos  y un miedo casi histérico a una invasión por mar en la costa del Pacífico , llegamos al 24 de febrero de 1942. Estamos en la ciudad de Los Angeles y hacia las siete de la tarde diferentes personas avisan de que se ven luces sobre el mar. Inmediatamente se pone en estado de alerta a las defensas antiaéreas y a la defensa costera , pero las luces desaparecieron y aunque se mantuvo la alarma hasta las diez y media de la noche no fueron vistas de nuevo. Pero ya de madrugada comenzaron a llegar  informes de otras localidades costeras que decían haber visto aviones enemigos. A las 2:25 horas de la madrugada ,ya del 25 de febrero, de nuevo sonó la alarma y las baterías antiaéreas volvieron a apuntar hacia el cielo mientras los reflectores trataban de iluminar  la oscuridad de la noche. En el libro "Enigmas y misterios de la Segunda Guerra Mundial" el historiador y periodista español Jesús Hernández(1966) escribe "los reflectores apuntaron al cielo y descubrieron la presencia de unos objetos plateados que se movían a altitudes de entre 3000 y 6000 metros" Al mismo tiempo que  esto sucedía en Los Angeles el sur de California se quedó sin luz durante cinco horas, lo que contribuyó a mantener el clima de miedo y nerviosismo entre la población.  Las baterías antiaéreas y las defensas costeras dispararon contra aquel objeto ,que según relata Jesús Hernández en su obra "hubo testigos que dijeron haber visto una gran máquina, suspendida en el aire, contra la que nada podían hacer los proyectiles  que le disparaban las baterías".

Las portadas de los periódicos anunciaron el ataque aéreo contra la ciudad de Los Angeles, como esta del "Los Angeles Examiner" . Muchos de los testigos afirmaron que vieron "grandes bolsas que flotaban en el aire". La falta de explicaciones oficiales hizo que la prensa hablara  de "una censura que impedía hablar de ello". Los japoneses, después de terminada la guerra, asegurarían que ellos no realizaron ninguna operación sobre la ciudad de Los Angeles . Se han buscado otras explicaciones como la de los globos meteorológicos, lo que explicaría la escasa velocidad del objeto u objetos  según los testigos, pero de ser así habrían sido facilmente derribados por las baterías antiaéreas que dispararon durante más de una hora contra ellos . También se ha alegado que no hubiera nada en realidad y disparan sin saber contra que y sin ver nada , confundiendo el brillo de las nubes al explotar el fuego antiaéreo con objetos solidos, pero las fotografías de aquella noche parecen sugerir que algo , fuera lo que fuese , si había (Imagen procedente de http://unpocodemuxo.blogspot.com  )


Finalmente el objeto u objetos, algunos afirmaban que eran hasta veintisiete y en el informe que realizó el ejército se decía que eran quince aparatos sin identificar, se marcharon sin lanzar ni una sola bomba a excepción de los daños causados por la propia artillería antiaérea que no derribaron ninguno de los aparatos . El día 26 de febrero "Los Ángeles Times" publicó la fotografía de un objeto iluminado por los proyectores, parecía tener forma circular y desde luego no se trataba de un avión. Desde el ejército nadie proporcionó una explicación satisfactoria y se limitaron a anunciar que se había tratado de una falsa alarma, pero la fotografía de "Los Ángeles Times" parecía demostrar lo contrario. El general George Catlett Marshall(1880-1945), Jefe del Estado Mayor norteamericano, redactaría un informe el 26 de febrero para el presidente Roosevelt sobre lo que sería conocido como la Batalla de los Ángeles . En el informe , que no fue desclasificado hasta 1974, explicaba que "Aviones no identificados  que no pertenecían ni a la Marina ni al Ejército americano, probablemente sobrevolaron Los Ángeles, siendo disparados por elementos de la 37CABrigada entre las 3:12 y 4:15 AM. Estas unidades emplearon un total de 1430 balas de munición" A continuación señala que "Puede haber habido hasta quince aviones, volando a varias velocidades"  y resume el ataque diciendo que "No se lanzó bomba alguna, no hubo ninguna baja en nuestras tropas, no se derribó ningún avión, no intervino ningún avión del ejército ni de la marina americana"


Fotografías publicadas por el periódico "Los Angeles Times"  el 26 de febrero de 1942, al día siguiente del ataque. En la parte superior izquierda tenéis la única fotografía del supuesto objeto contra el que dispararon aquel día las baterías de fuego antiaéreo . En el informe que con esa misma fecha realizó el general George C.Marshall para el presidente Roosevelt, llegaba  a la siguiente conclusión sobre los incidentes de la madrugada del 25 de febrero sobre Los Angeles "La investigación continúa - escribía el general-. Parece razonable concluir que, si se hallaban implicados aviones sin identificar, debían de ser aviones comerciales, pilotados por agentes enemigos con el fin de crear situaciones de alarma , descubrir la posición de los antiaéreos  y disminuir la producción con los apagones . Esta conclusión tiene el apoyo de la diversidad de velocidades de los aviones y del hecho de que no se lanzó ninguna bomba" Una explicación que no se sostiene, porque sólo sucedió en una ocasión, no se derribó ningún avión y si hubieran sido aviones comerciales , por su lentitud habían sido alcanzados por el fuego y además los japoneses afirmaron que nunca realizaron una operación de este tipo. (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )

Cuando la Segunda Guerra Mundial terminó los japoneses aseguraron que ellos no habían lanzado realizado operación alguna en la costa californiana en aquellas fechas . La explicación más aceptada es que todo fue el resultado del clima de histerismo en el que vivían los norteamericanos en aquellos días que les habría llevado a imaginarse unos aparatos que luego incluso los responsables de las baterías antiaéreas reconocieron que no sabían contra que estaban disparando y que no vieron nada en el cielo. En el articulo os adjunto la fotografía publicada en "Los Angeles Times" para que valoréis si se ve o no un objeto. Aunque así sea eso tampoco demostraría nada , pero para los ufólogos aquella imagen era la de un Ovni y fueron ellos los que bautizaron este incidente como la Batalla de los Angeles . También en esta época, a partir del año 1941, los pilotos de cazas de combate británicos comenzaron a informar sobre la presencia durante sus vuelos nocturnos de esferas o bolas luminosas que aparentaban seguirles durante el vuelo y hacían maniobras imposibles de realizar por los aviones de su tiempo, con aceleraciones y deceleraciones súbitas e incluso con la capacidad de quedarse suspendidos en el aire sin moverse. Cuando los pilotos norteamericanos se incorporaron a la guerra también ellos informaron sobre estos objetos luminosos, aunque el primer informe oficial tiene fecha del 13 de febrero de 1944 donde se calificaba a estas bolas luminosas como "una nueva arma alemana" y explicaba que al  sobrevolar territorio alemán, los pilotos encontraron "con esferas luminosas color plateado en el espacio aéreo alemán, parecidas a las bolas que adornan los árboles de Navidad".

La fotografía de la polémica ampliada , donde vemos como todos los focos reflectores confluyen sobre lo que aparentemente parece un objeto solido y de forma ovalada .Décadas después , en 1983, se publicarían los resultados de una investigación de la Oficina de Historia de las Fuerzas Aéreas atribuyendo la alarma a la presencia de globos meteorológicos, mientras que otros alegan que las fotografías fueron retocadas antes de ser publicadas. Lo cierto es que aquella noche más de 1400 proyectiles fueron disparados al cielo por las baterías antiaéreas, lo que no sabemos es sobre qué dispararon   (Imagen procedente de http://marcianitosverdes.haaan.com ) 

El informe terminaba indicando que podría ser "un arma de defensa antiaérea , aunque no hay información de cómo se sostiene , qué hay en su interior o para que sirve en realidad"  Pero como aquellas luces no atacaban a los aviones e igual que aparecían desaparecían, cayeron en el olvido después de que oficialmente se explicara que aquellas luces no eran más que alucinaciones de los pilotos causadas por la tensión de las misiones y las muchas horas de vuelo o también por el llamado Fuego de San Telmo causado por la ionización del aire durante las tormentas  con fuerte aparato eléctrico. Los pilotos les dieron el nombre de "Foo Fighters" que era el nombre de un vehículo que aparecía en una conocida tira cómica de la época cuyo protagonista era Smokey Stove y su vehículo se llamaba Foo Fighter, que podría traducirse como "combatientes de humo" aunque también hay otras versiones que dicen que procede del francés Feu,que significa fuego y que los americanos pronunciarían como Foo, y Fighters que significarían Cazas de Fuego. Pero después de finalizar la guerra de nuevo se despertó el interés por la cantidad de relatos de pilotos que afirmaban haberlos visto y describían sus maniobras imposibles. Aunque volvió a especularse con armas secretas alemanas pero no había ninguna prueba que respaldara esta sospecha y además las misteriosas bolas luminosas nunca atacaron a los aviones aliados. Al igual que en la Batalla de los Angeles no había ninguna respuesta satisfactoria para explicar lo que vieron los pilotos durante la guerra.

DOCUMENTAL DEL CANAL HISTORIA SOBRE LOS FOO FIGHTERS 

Aunque la calidad de la imagen no es demasiado buena, este es el documental menos sensacionalista y más riguroso que he encontrado sobre el fenómeno de los Foo Fighters donde además también nos da otra versión sobre el origen de este nombre, que procedería de la tira cómica de Smokey Stove como ya os decía más arriba, pero  no sería un vehículo sino una de las frases del personaje  "Donde hay Foo hay Fuego" la que luego se aplicaría a estos objetos, cuya primera descripción oficial usando este nombre procede del teniente norteamericano Donald Mayers en diciembre de 1944  , donde afirmaba que mientras volaba sobre los cielos de Alemania fue perseguido por estos objetos luminosos durante 32 kilómetros  . También habla sobre los objetos que vio Kenneth Arnold de los que os hablo más abajo  y también del Incidente Roswell.

 
 




Y así llegamos al año 1947 , el año clave para la ufología que convirtió al fenómeno Ovni en un elemento de la mitología contemporánea. El 24 de junio de 1947 un piloto llamado Kenneth Arnold(1915-1984) pilotaba una avioneta sobrevolando el estado de Washington, cerca del Monte Rainer , un volcán situado a 87 kilómetros de la capital del estado, Seattle, y con una altura de 4392 metros. Arnold patrullaba la zona en la búsqueda de un avión de la marina que se habría estrellado en la zona cuando ,de repente, observó nueve objetos brillantes que viajaban a gran velocidad, dispuestos en una formación en V  como los gansos en sus migraciones. Descendían , ascendían y cambiaban de rumbo y al verlos más de cerca se dio cuenta con sorpresa que no tenían cola . Calculó que su tamaño era de unos doce metros y  sobre su forma de volar diría después que era "como si se tomara un plato y se le hiciera saltar sobre el agua", una descripción que sería el origen de la expresión "platillos volantes" aunque la forma de las naves que contempló Arnold eran, según diría después "parecidos a un pastel que es cortado a la mitad con una especie de triángulo en la parte trasera".  También diría que su vuelo era errático, como si no tuvieran un destino concreto hacia el que dirigirse. Arnold aterrizó en el aeropuerto de Yakima , en el estado de Washington y realizó un informe con lo que había observado. En su camino de regreso a casa habló con un grupo de personas entre las que se encontraba un periodista y al día siguiente su historia ya aparecía en los periódicos.

File:Arnold AAF drawing.jpg
Este es el dibujo realizado por Kenneth Arnold sobre los nueve objetos  que el piloto pudo observar aquel 24 de junio de 1947 y que le convertirían oficialmente en el primer hombre en ver lo que iba a llamarse OVNI o Platillos Volantes , un nombre que irritaba a Arnold ya que que él no había dicho que tuvieran la forma de un platillo sino que su movimiento al volar era como el de un plato que se lanzara sobre el agua . Decía que los había visto a una distancia de unos cuarenta kilómetros con respecto a su avioneta, que se movían a gran velocidad y que lo que más le había llamado la atención era la ausencia de cola en la parte posterior (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org ) 

Se citaba a Arnold escribiendo  sobre aquellos objetos que "tenían forma de platillos y eran tan delgados que difícilmente podía verlos". o  que "tenían forma de medias lunas, ovalados en la parte frontal y convexos en la trasera. ... se veían como grandes discos planos". La historia se difundió por todo el país y el término platillos volantes no tardaría en entrar en el lenguaje común de los ciudadanos aunque años después, en 1950, Arnold sería entrevistado por Edward R. Murrow(1908-1965), que era el periodista más celebre de aquellos años y al que muchos recordaréis porque fue llevado a la pantalla por el director y actor George Clooney(1961) en  la película "Buenas noches y buena suerte" , y en esa entrevista Arnold mostraba su disgusto con la forma en que se habían malinterpretado sus palabras y declaraba que "Dijeron que yo había dicho que eran "como platillos", cuando lo que yo dije fue que "volaban al estilo de un platillo" . Sea como fuere en los siguientes meses se produciría una auténtica oleada de avistamientos  que superaron los ochocientos en dos meses y además, apenas unos días después de los objetos no identificados de Arnold, el 3 de julio de 1947  W.W.Mac Brazel, un ranchero que tenía sus tierras en Roswell, una población del Estado de Nuevo México, hallaba unos extraños restos metálicos  en su propiedad que entregó a los militares que estaban en un campo de aviación local. Ese mismo día se hacía público un informe oficial que declaraba  que "Los numerosos rumores acerca de discos volantes se hicieron realidad ayer, cuando la oficina de inteligencia del Grupo de Bombarderos 509 de la Octava Fuerza Aérea del Campo Aéreo del Ejército en Roswell, tuvo la suerte de apoderarse  de un disco, con la cooperación de uno de los rancheros locales".

Fotografía de Kenneth Arnold y el dibujo de uno de los objetos según él los describió. Creo que es importante separar la existencia de vida extraterrestre de la existencia de OVNIS. Aunque existan decenas, centenares o miles de civilizaciones extraterrestres , lo que teniendo en cuenta las dimensiones tan solo de nuestra galaxia no me parece ninguna idea descabellada, otra cosa muy diferente es que pudieran llegar hasta nuestro planeta porque las distancias que nos separan de las estrellas más próximas , viajando incluso a la velocidad de la luz, son demasiado grandes , al no ser que estas civilizaciones hubieran desarrollado otras formas de viajar que ahora son desconocidas por nosotros. En todo caso Ovni es todo aquel Objeto Volante no Identificado, y en ese sentido hay muchos casos que siguen sin tener una explicación satisfactoria , que no quiere decir que sean extraterrestres, pueden tratarse de ensayos de nuevos modelos aéreos, extraños fenómenos meteorológicos y muchas otras explicaciones. Lo que creo que no debe hacerse es desechar el fenómeno como si no existiera pues hemos visto que no solo ha ocurrido en el siglo XX sino que a lo largo de la historia hay diferentes testimonios sobre casos parecidos aunque empleando el lenguaje propio de cada época (Imagen procedente de http://expedienteoculto.blogspot.com )

Era el comienzo del caso más famoso de la ufología en toda su historia, el Incidente Roswell, del que seguro que habéis oído hablar o conocéis su historia. Pero espero dedicarle proximamente un artículo monográfico ya que su historia es compleja y merece dedicarle el espacio adecuado. De momento la pretensión de este relato era contaros el nacimiento del fenómeno Ovni en el siglo XX, aunque también nos hemos remontado al pasado para seguir las pistas de este fenómenos que, como hemos visto, no es algo exclusivo de nuestros días sino que ha venido repitiéndose a lo largo de los siglos, en cada ocasión buscando explicaciones adaptadas a los conocimientos de la época. Ninguno de los casos que he descrito en estas dos partes pueden probarse, se basan únicamente en los testigos que  los vieron y que además tampoco sabían que estaban viendo, pero sin embargo tampoco hay respuestas satisfactorias para explicar lo que vieron, por lo que mientras haya preguntas sin responder merecerá la pena mantener la mente abierta que es la única forma de emprender la búsqueda de respuestas.  En breve volveré sobre este tema para contaros la historia del Incidente Roswell y lo que eso supuso para el fenómeno Ovni pero quería terminar este relato con estas palabras de Albert Einstein "La cosa más maravillosa que podemos experimentar es el misterio, fuente del verdadero arte y la verdadera ciencia" así que sin afirmar ni negar el fenómeno Ovni creo que la mejor forma de enfrentarnos a este tema es ni creyendo todo lo que sobre él se escribe  ni tampoco negándolo sin más. Mientras no haya pruebas habrá que seguir buscándolas para saber que realidad hay detrás de este fenómeno.
Famosos