sábado, 3 de noviembre de 2012

EL LADRÓN DE PALABRAS : LA IMPORTANCIA DE ELEGIR

El Diccionario de la Lengua Española tiene varios significados para la palabra ficción. Uno de ellos hace referencia a aquellas obras creadas por un escritor, un dramaturgo o un director de cine que nos introducen en un mundo que no existe pero que durante el tiempo que  dura su obra logran sacarnos de nuestra propia realidad, pero también incluye otro significado donde define escuetamente la ficción como "Acción y efecto de fingir" . Ambas definiciones son aplicables a  esa magnífica película que es "El ladrón de palabras" dirigida por Brian Klugman (1975) y Lee Sternthal(1975) , con la que hacen su debut como directores, una película en la que han trabajado durante más de una década hasta que han logrado sacarla adelante y el resultado ha sido brillante, porque "El ladrón de palabras" hace reflexionar sobre nosotros, sobre la forma en que afrontamos la vida, la importancia de nuestras elecciones y como debemos vivir con ellas y seguir adelante, y todo eso mientras contemplamos en la pantalla tres historias paralelas donde la ficción y la realidad se entremezclan en tiempos diferentes, que se presentan como si estuviéramos frente a una matrioska, esas muñecas rusas que ocultan en su interior nuevas muñecas de menor  tamaño, pues cada historia en la película parece ocultar otra historia y esta a su vez otra más.
 
TRAILER DE "EL LADRÓN DE PALABRAS" DE 2012
 
 
 
Rory Jansen, interpretado por Bradlye Cooper(1975) al que la mayoría identificaréis con el protagonista de "Resacón en Las Vegas", vive con Dora, una mujer bella, inteligente y que lo ama profundamente,papel encarnado por Zoe Saldana(1978), una actriz a la que no conocía que transmite una gran dulzura y a la vez mucha fuerza , y tiene un sueño, ser escritor. Durante años se dedica con pasión a escribir por las noches pero cuando llega el momento en que su obra salga a la luz no encontrará ningún editor que quiera publicarla. Doda y Rory se casan y viajan a París para su Luna de Miel y recorren sus calles, esas por las que tantos pintores y escritores habían caminado y entran en una pequeña tienda de antigüedades. Y allí Rory encontrará , para bien o para mal , su destino cuando su mirada se fija en un  viejo maletín olvidado en uno de los estantes. Dora se lo regala  para que pueda llevar en él los ejemplares de su obra cuando visite a los editores. El tiempo pasa, el libro de Rory sigue sin encontrar quién lo publique y un día, por casualidad, descubre que en el interior de aquel viejo y descolorido maletín había una carpeta con varios cientos de páginas mecanografiadas . Comienza a leerlas, no puede parar de leer y cuando termina la lectura llora, no sólo por la historia que contienen aquellos folios amarillentos, sino porque aquellas palabras contienen la belleza y la verdad que siempre ha perseguido sin lograrlo, es como una revelación que le descubriera el arte auténtico y los límites de su talento. Nunca escribirá algo tan hermoso como aquellas páginas
 
El relato contenido en el libro es la segunda de las historias paralelas que nos presenta "El ladrón de palabras", y nos lleva hasta el París liberado por los norteamericanos al final de la Segunda Guerra Mundial, con sus cafés llenos de jóvenes soldados norteamericanos que caían enamorados de las muchachas francesas. Y así pasará con uno de ellos cuando un día conoce a una  bella camarera y nace el amor entre ellos, al mismo tiempo que el joven descubre otro amor, el de los libros, que le muestran un mundo que hasta entonces le era desconocido. Como tantas otras historias de amor nacidas durante la guerra, el regreso a casa los separa y parece que nunca volverán a verse  pero él ya no es el mismo, la vida que antes le parecía sencilla y agradable ya no le llena, porque ha descubierto ese otro mundo que se esconde en las páginas de los libros y nos hace soñar con vidas más emocionantes y grandes. Regresa a París y se encuentra con ella para comenzar una nueva existencia que dará como fruto una niña y un libro. Y aún nos presenta la película una tercera historia, la de un conocido escritor, papel encarnado por Dennis Quaid(1954)  realizando la lectura de su última obra ante un auditorio y entre el publico se encuentra una joven y enigmática admiradora, interpretada por Olivia Wilde(1984), que logrará atraer su atención y nos descubrirá , casi sin querer, el secreto que alberga el escritor
 
El novelista norteamericano Mark Twain, al que Erns Hemingway consideraba el padre de la literatura moderna norteamericana, escribió que "Todo hombre es como la Luna: tiene una cara oscura que a nadie enseña." Rory Jansen aprenderá que una vez tomada una decisión, correcta o incorrecta, tendrás que aprender a vivir con sus consecuencias porque ya no hay marcha atrás . ¿Qué estamos dispuestos a dar por un sueño, por nuestro sueño?¿cuando obramos mal realmente creemos que quedamos impunes si no somos descubiertos? ¿qué es lo que de verdad nos importa en la vida , a qué le damos valor? Son muchas las preguntas que me sugiere las historias de "El ladrón de palabras" porque no habla de un héroe sino  de seres humanos llenos de flaquezas y defectos como cada uno de nosotros, personas que comenten errores y no saben que hacer para solucionarlos, para repararlos (imagen procedente de http://www.cinedor.es )
 
Las tres historias se irán desarrollando a lo largo de la película, en un primer momento con una clara distinción entre realidad y ficción pero gradualmente las fronteras que separan estos dos mundos irán borrándose y también se harán presentes los dos significados de ficción que veíamos al principio, el de la obra creada por el escritor pero también  el acto del fingimiento, de aparentar lo que no somos, de ponernos una máscara para representar a otra persona diferente a la que somos pero que creemos que es la que los demás esperan ver. Y en ocasiones representamos tan bien ese personaje que llegamos a identificarnos con él , a pensar que somos eso que fingimos y a aceptar las mentiras que inventamos , a justificarnos a nosotros mismos hasta que alguien nos pone un espejo delante de nuestros ojos y en ese momento, al ver nuestro reflejo,tendremos que soportar lo que en él contemplamos.  En la película  ese espejo lo sujetará, como lo descubriréis si vais a verla, un anciano interpretado por el gran Jeremy Irons (1948), y de forma inconsciente la joven a la que da vida Olivia Wilde. Es difícil escribir sobre " El Ladrón de palabras" sin revelar  demasiado sobre su contenido, pero sus historias nos hablan  de nuestras vidas, de las decisiones que tomamos cada día y como ellas pueden determinar el resto de nuestra vida , de los errores que cometemos y para los que no hay perdón, porque vivirán en nuestro interior y los llevaremos haya donde queramos huir.
 
Escribía el poeta de la antigua Roma Juvenal que "La integridad del hombre se mide por su conducta, no por su profesión" y William Shakespeare, siempre él gran bardo para hacer la luz , decía "Ningún legado es tan rico como la honestidad". No importa a lo que nos dediquemos,lo que hagamos  o lo que a los ojos de los demás parezcamos, lo importante es ser honestos con nosotros mismo porque si hay alguien al que no podremos engañar será a nosotros , aunque logremos durante un tiempo hacer una ficción de nuestras vidas, al final vendrá un anciano Jeremy Irons para ponernos un espejo delante y forzarnos a ver nuestra realidad sin ficciones. En uno de los momentos claves de esta película el personaje de Jeremy Irons dice "Todos elegimos. Lo difícil es vivir con ello". Cada uno de los protagonistas de estas historias que reune la película realizarán sus elecciones  y se equivocarán , todos esconden una cara oculta, una historia de dolor, de inseguridad, de falta de honestidad, de miedo, sentimientos, sensaciones y comportamientos que forman parte de nuestra naturaleza . Escribía Oscar Wilde que "A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante" y ese instante puede decidir lo que será de ti el resto de tu existencia, será entonces cuando pondrás en juego tus valores, tus creencias, tus sueños, en definitiva, lo que eres y quién eres.
 
Cartel oficial de la película en Estados Unidos, con su título original "The Words", "Las palabras" y este lema "Sólo hay una forma de capturar una vida. Las palabras" . En la imagen podéis ver a Rory Jansen (Bradley Cooper) y su muer Dora (Zoe Saldana) que llevan una vida feliz pero sin ser consciente de ello . Como a los protagonistas de la otra historia, ambos viven lo que llaman "su momento" ese en el que todo parece ir bien , pero Rory necesita cumplir su sueño, ser escritor  y cuando la tentación se cruce en su vida tendrá que elegir el camino por el que seguirá su vida, la honestidad o la mentira. Y una vez realizada la elección no hay gomas de borrar que eliminen el error cometido , permanecerá escrito para siempre aunque nadie pueda ver lo que hay escrito, basta con que lo sepamos nosotros (imagen procedente de http://www.filmaffinity.com )
 
 
 
Cuando se desarrolla el argumento de "El ladrón de palabras"  descubres que no hay realidad ni ficción, todas la historias que cuenta pertenecen a ambos mundos como a menudo sucede en nuestras vidas donde la realidad que nos rodea se entremezcla con la ficción que crea nuestro cerebro. En un cierto momento uno de los protagonistas afirma que "Tienes que elegir entre la ficción y la realidad , pueden llegar a estar muy cerca , pero nunca llegan a tocarse" pero sin embargo una y otra  se cruzan hasta hacer imposible distinguirlas,pero una cosa si queda clara, no podemos escapar de quién somos o de la ficción que hemos creado alrededor de nuestro ser. Por supuesto, esa es mi interpretación de una película compleja que habla de la honestidad, del poder de la palabra, de la ficción, de la realidad, de las decisiones que tomamos y , en resumen, de la vida, que se cierra con un último plano que abre nuevas preguntas y te invita a buscar respuestas. Entre el cine de fácil digestión que invade nuestras salas de cine, "El ladrón de palabras" es un soplo de aire fresco donde las palabras vuelven a ser más importantes que la acción. Después de todo ese es el título original de la película "The Words", "La palabras" y son ellas las que determinarán el destino de sus protagonistas y las que dan forma a nuestras vidas , como ya dijera el humanista español Juan Luis Vives, "No hay espejo que mejor refleje la imagen del hombre que sus palabras.".
Famosos