jueves, 1 de noviembre de 2012

DE HURACANES, EL CAMBIO CLIMÁTICO Y LA DISONANCIA COGNITIVA

Voy a empezar este artículo con un rodeo que parecerá extraño al lector pero que espero que le vea el sentido cuando avance en este relato. Os hablaré primero de  Leon Festinger (1919-1989)  un psicólogo norteamericano que alcanzaría cierta celebridad fuera de los círculos profesionales gracias a una obra publicada en 1957 que se titulaba "Una teoría de la disonancia cognitiva" con la que explicaba muchas de las contradicciones que muestra el ser humano en la vida cotidiana a la hora de tomar decisiones. Festinger partía del hecho de que la mente humana necesita buscar una coherencia en sus acciones, es decir, justificar la razón por la que ha actuado de una determinada forman encajándola en sus esquemas de valores como si se tratara de una pieza de un puzzle. Imaginad que tenemos que tomar la decisión de a que partido político vamos a votar. Por un lado tenemos el partido político A, y os pido perdón por la poca  originalidad en los nombres, y por otro lado el partido político B. A lo largo de años siempre he votado al partido A y , sin embargo, en esta ocasión hay elementos del programa del partido B que me parecen buenos y si actuara conforme a lo que me dicta la razón le daría mi voto. Sin embargo no haré eso, seguiré votando al partido A. Pero esta decisión crea en mi mente una sensación de malestar porque mis actos, votar al partido A, entra en contradicción con mis principios, que en esta ocasión se identificaban más con el programa del partido B.
 
Esta contradicción entre mis actos y mis creencias , pensamientos o principios es lo que Festinger llamaba Disonancia Cognitiva y lo más importante es la forma en que nosotros mismos solucionamos el problema. En el ejemplo de los partidos nuestra mente buscará una explicación que convierta en racional nuestra actuación y elimine la contradicción y terminaré diciéndome a mi mismo , "no he votado al partido B porque aunque su programa me gustaba más en realidad no lo iba a cumplir". De esta forma nuestra mente quedará satisfecha aunque estará engañándose a sí misma , pues nos hace creer que hemos actuado racionalmente  cuando lo que ha sucedido es que primero hemos actuado de una determinada forma y luego hemos justificado ese acto. Pero quizás una muestra más clara de como el cerebro justifica nuestros actos aunque no sepamos explicarlos o actuemos en contra de la razón y cerrando los ojos a la realidad, nos la ofrece otro psicólogo norteamericano, Michael . S Gazzaniga (1939). Este investigador realizó un experimento con  un  grupo de pacientes que se habían sometido a una intervención quirúrgica que implica la separación de los dos hemisferios cerebrales.El cerebro humano está compuesto por dos hemisferios, derecho e izquierdo, que a su vez están unidos por el llamado cuerpo calloso constituido por una gran cantidad de fibras nerviosas que conectan los hemisferios y permite que se comuniquen entre sí.

BREVE REPORTAJE SOBRE LA DISONANCIA COGNITIVA

Este breve vídeo pertenece al programa de ciencia "Redes" e incluye un fragmento de una conferencia de la psicóloga Carol Anne Tavris donde explica mejor de lo que puedo hacer yo en que consiste la disonancia cognitiva , aunque si tuviéramos que resumirla en una sola palabra, sería autoengaño



 
Cada uno de los hemisferios traduce la información que recibe de diferente forma, y así mientras que el hemisferio izquierdo es fundamental  para el desarrollo del habla, la escritura, las matemáticas y el pensamiento lógico, el hemisferio derecho podría ser considerado como el de las emociones, los sentimientos y las facultades artísticas y musicales. Aunque pueda pareceros extraño cuando por alguna dolencia es preciso  separar los dos hemisferios seccionando el cuerpo calloso que los une, la persona puede seguir realizando su vida normal, pero cambia la percepción de la realidad como demostraría Gazzaniga en sus experimentos que de paso demostraron lo acertado de la teoría de la disonancia cognitiva. El psicólogo   reunió a varias de estas personas que tenían sus hemisferios separados, y mostró a cada uno de sus hemisferios una imagen diferente, al hemisferio derecho le mostró la imagen de un paisaje nevado y a su otro hemisferio la de una pata de pollo. Ahora debemos tener en cuenta que los hemisferios controlan la parte opuesta del cuerpo, así el hemisferio derecho gobierna el lado izquierdo del cuerpo y el hemisferio izquierdo hace lo propio con el lado derecho. A continuación Gazzaniga les presentó dos dibujos que tenían que relacionar con las imagenes que habían contemplado antes, uno de ellos era una pala para quitar la nieve y el otro  una gallina que estaba relacionada con la pata de pollo.
 
¿Cual fue el resultado? La mano izquierda de los sujetos del experimento , que está dominada por el hemisferio derecho que había sido al que se había mostrado el paisaje nevado, eligió la pala pues sirve para quitar la nieve del paisaje, mientras que la mano derecha  gobernada por el hemisferio izquierdo que había observado la imagen de una pata de pollo, eligió , como es natural , la gallina. Hasta aquí todo bien  pero tenemos que recordar que los dos hemisferios están separados y por lo tanto no se podían transmitir la información entre ellos. Entonces  Gazzaniga preguntó los motivos de esta elección a una de las personas que participaba en el experimento las razones que la habían llevado a esa elección. Como acabamos de ver antes, el hemisferio izquierdo es el que se encarga del lenguaje y , por lo tanto , es el que interviene a la hora de dar una respuesta, pero este hemisferio sólo tenía parte de la información, ya que había observado la pata de pollo pero no el paisaje nevado, que sólo lo había observado el hemisferio derecho que no participaba en la elaboración de la respuesta al no existir comunicación entre ambos. La persona veía los dos elementos que había elegido, la pala y la gallina junto con la imagen que había registrado su hemisferio izquierdo, la pata de pollo ¿cómo explicaría la relación entre la pala y la pata de pollo?Su hemisferio izquierdo buscó la  solución a esta contradicción y respondió a Gazzinaga "Es muy sencillo. La pata de pollo corresponde a la gallina y la pala la utilizo para limpiar el gallinero".

Fotografía tomada por el satélite del Huracán Sandy después de abandonar el Caribe y dirigirse hacia la costa de Estados Unidos el pasado 28 de octubre. Cuando escribo estas palabras las cifras de muertos, más de 140 entre el Caribe y Estados Unidos, y la de daños, valorados sólo en Estados Unidos en más de cincuenta mil millones de dólares , no dejan de crecer. Sólo se trataba de un Huracán de Categoría 1, la más baja de la Escala Saffir-Simpson que se utiliza para clasificar los huracanes en función de la intensidad de sus vientos y los daños que puede provocar. Los daños económicos  que puede suponer para cualquier nación una serie de huracanes como Sandy  son muy grandes, pero si además de eso se convierte no en un fenómeno excepcional sino en algo probable que se repita varias ocasiones al año incluso podría colapsar una nación. Las líneas de luz caídas, las centrales eléctricas incendiadas, las carreteras cortadas, los puertos y aeropuertos cerrados, la falta de distribución de alimentos son algunas de las consecuencias de un huracán y si están en lo cierto  los científicos que relacionan la proliferación de huracanes con el aumento de la temperatura del mar causado a su vez por el cambio climático, estos  fenómenos extremos serán cada vez más frecuentes   (Imagen procedente de http://www.noticiasgrancanaria.com )

En realidad esa persona no sabía la razón por la que había elegido la pala ya que no era consciente de haber visto el paisaje nevado, pero su cerebro buscó la justificación de su decisión para eliminar la contradicción, la disonancia cognitiva. Los seres humanos buscamos siempre la coherencia en nuestras acciones  aunque para ello tengamos que modificar la realidad o incluso cerrar los ojos a  ella  ,antes que reconocer que no sabemos  el motivo por el que hacemos las cosas o que nos hemos equivocado. De la misma forma, ante dos o más alternativas, como el ejemplo del partido político, una vez escogida una de ellas nos damos justificaciones  para restar importancia a las otras y tranquilizar nuestra mente.Ahora permitidme que abandone por el momento la disonancia cognitiva para viajar hasta el continente americano donde durante la última semana del mes de octubre de 2012 un huracán al que  se puso el nombre de Sandy recorrió desde el 22 de octubre hasta el 31 de octubre un largo trayecto que arrancó en el Caribe, afectó a República Dominicana , Haití, Jamaica,Cuba , Bahamas, Bermudas y finalmente Estados Unidos donde la fuerza destructiva de Sandy se unió a un frente frio procedente de Canadá  que lo reforzó dando lugar a una tormenta perfecta que los medios bautizaron como Frankenstorm, un jugo de palabras entre Storm , que significa tormenta en inglés y, Frankenstein, el monstruo creado por la escritora Mary Shelley.
 
La escala empleada para medir la intensidad de los huracanes, conocida como Escala de Huracanes de Saffir-Simpson desarrollada por el  ingeniero civil norteamericano Herbert Saffir(1917-2005) junto con Robert Simpson, distingue cinco tipos de huracanes en función de la intensidad de sus vientos, que van desde la categoría 1 , con vientos de entre 119 y 153 kilómetros por hora, la categoría 2, con una velocidad de entre 154  a 177 kilómetros por hora, la categoría 3 entre 178 y 209 kilómetros por hora, la categoría 4 donde el viento ya alcanza velocidades de entre 210 y 249 kilómetros por hora y , finalmente, la categoría 5 que son aquellos cuyos vientos superan los 250 kilómetros por hora. Cada una de estas categorías va asociada a un nivel determinado de daños , que en el caso de la Categoría 1 centraría los daños en los árboles,en barcos amarrados en los puertos y causaría inundaciones en las zonas costeras, pero  sin provocar grandes destrozos. Pues bien, Sandy, que es un huracán catalogado de Categoría 1, ha sido responsable de la muerte de sesenta personas en el Caribe y setenta y seis en Estados Unidos en el momento en que estoy escribiendo , y ha originado daños materiales que en la actualidad se están valorando en hasta cincuenta mil millones de dólares. Ya sabemos del poder destructivo de la naturaleza , pero lo que es nuevo es la frecuencia y virulencia con que se están produciendo estos hechos y, sobre todo, las previsiones que los científicos hacen para el futuro.

Este es el esquema de la Escala de Huracanes de Saffir-Simpson, con sus cinco categorías, la fuerza de los vientos en cada una de ella y una descripción de los daños que pueden causar. Como veis el huracán Sandy, categoría 1, no debería haber provocado más que el hundimiento de barcos amarrados en los puertos, la caída de árboles , inundaciones costeras  y daños en los puertos . Pero la realidad demuestra que cuando estos huracanes, como ha sido el caso de Sandy, se unen a otros fenómenos meteorológicos como un frente frío  las consecuencias se pueden multiplicar . El Katrina  en el año 2005  casi destruyó la ciudad de Nueva Orleans  y era un categoria 4 mientras que el Huracán Mitch en 1998 superó los 290 kilómetros por hora en sus vientos  que arrasaron Centroamérica causando entre once mil y dieciocho mil cadáveres. Estos países tardaron en recuperar de aquel daño  pero no tendrían tiempo de recuperarse si hubiera varios Katrina o Mitch al año , o incluso aunque fueran huracanes de la Categoría 1(Imagen procedente de http://danieldelcastillo.wordpress.com )
 
Desde hace décadas numerosos científicos han dado la voz de alarma sobre el cambio climático y sus consecuencias. Aún a principios del siglo XXI y a pesar de las evidencias de los datos recogidos por los investigadores que demostraban que las temperaturas habían ascendido en un 0,76 ºC desde mediados del siglo XIX  y la temperatura del agua del mar estaba subiendo al mismo ritmo que estaba menguando la superficie helada del Ártico y la extensión de los glaciares de las cordilleras montañosas, muchos negaron este cambio y presentaron sus propios estudios que lo desmentían o le restaban importancia. Pero veamos algunos números a modo de ejemplo de lo que está sucediendo. En lo que se refiere a las temperaturas , tomando como referencia el año 1880 , nueve de los diez años con temperaturas medias más altas se han producido desde el año 2000 hasta el actual 2012 y el otro año fue 1998. Es cierto que ha habido otros períodos de la historia en que las temperaturas fueron más altas, la diferencia es la velocidad con la que se está produciendo este incremento y las consecuencias sobre el medio ambiente que no puede adaptarse a la rapidez de los mismos.Pero veamos ahora los huracanes. Para que se produzcan los huracanes en el Caribe es preciso que la temperatura del mar sea al menos de 26,5ºC  y teniendo en cuenta este dato veamos que nos dicen las estadísticas. El año con  mayor número de huracanes fue 2005 con 28 huracanes, le sigue con 20 el año 1933 y a continuación con 19  además de 1887 los años 1995, 2010, 2011 y 2012.
 
De los siete años con mayor número de huracanes desde que se toman registro de ellos , cinco han tenido lugar en los últimos diecisiete años, y los últimos tres años de forma consecutiva. Parece evidente la relación entre el aumento de la temperatura del mar y la formación de huracanes que necesitan temperaturas en el agua del mar de al menos 26,5ºC en grandes volúmenes de agua y que se mantenga esa temperatura hasta los cincuenta metros de profundidad. El director de Análisis Climático del Centro Nacional para la Investigación  Atmosférica  de Estados Unidos, en una información publicada en su página web y recogida por el diario español "El Mundo", señala que "el cambio climático contribuye a incrementar los efectos de estos fenómenos entre un 5 y un 10%." con lo que quiere decir que si bien estos huracanes no son provocados por el cambio climático directamente si tienen que ver en el aumento de su número e intensidad , algo sobre lo que también advierte la revista científica Proceedings of the National Academy of Science.  Pero dejemos ahora a Sandy, y viajemos hasta el Ártico. El pasado 16 de septiembre una fotografía tomada por uno de los satélites de la NASA  mostraba como la superficie helada del Ártico alcanzaba su mínimo histórico desde que en 1979 comenzaran a registrarse los datos de su extensión. Si el anterior record de menor superficie helada databa del año 2007 con 4.170.000 kilómetros cuadrados , el 2012 lo ha superado quedando reducida esta superficie a tan solo 3.410.000 kilómetros cuadrados , lo que significa un descenso de más del 20% en tan solo cinco años , según los datos aportados por el National Snow and Ice Data Center(NSIDC) de Estados Unidos.

Fotografía del satélite del pasado 16 de septiembre de 2012 cuando se registró el mínimo histórico de hielo en el Ártico con 760.000 kilómetros menos de hielo que la anterior marca establecida en el año 2007, una pérdida de hielo que, para que os hagáis una idea, es superior a la superficie de España y muy parecida a la de Chile  y representa apenas el 50% de la superficie helada que existía en el periodo entre 1979 y el año 2000, lo que demuestra como el proceso de deshielo está acelerándose durante los últimos años . La linea amarilla marca hasta donde llegaba antes el hielo y en blanco la zona que ocupa ahora, que en verano deja abierta la Ruta del Noreste permitiendo su navegación que antes era imposible , despertando el interés comercial de las diferentes potencias para la futura explotación de los yacimientos de petróleo que se cree que existen bajo el Ártico. Una de las causas principales del calentamiento que a su vez está implicado en el cambio climático es, sin duda, el uso de combustibles fósiles, por cierto físil es una palabra que procede del latín y significa lo que se extrae de la tierar, como el petróleo y precisamente el deshielo del Ártico permitiría extraer más petróleo que a su vez incrementaría las temperaturas a nivel global acentuando el efecto invernadero. (Imagen procedente de http://www.abc.es )
 
En aquella fecha la investigadora Claree Parkinson de la NASA declaraba que "Los modelos climáticos habían pronosticado un retroceso del hielo marino en el Ártico, pero el retiro real ha demostrado ser mucho más rápido que las predicciones"  y el director del NSIDC, Mark Serreze señalaba en la misma dirección "Ahora estamos en territorio desconocido.Si bien hemos sabido durante mucho tiempo que el planeta se calienta, que los cambios se verían por primera vez y más pronunciados en el Ártico, muy pocos de nosotros estábamos preparados para la rapidez con la que los cambios se han producido en realidad." Hace apenas  unos años se anunciaba que el Ártico podría desaparecer a finales del siglo XXI, en la actualidad este dato ya ha sido corregido para el 2050, pero debemos considerar que  el hielo se comporta como un espejo que hace que gran parte de los rayos de sol que alcanzan la superficie reboten y regresen al espacio, pero si la superficie de hielo disminuye cada vez el mar irá absorbiendo una mayor cantidad de rayos de sol y por lo tanto de calor, con lo que aumentará la temperatura del agua que a su vez acelerará el proceso de deshielo en un sistema que se alimenta a sí mismo.Si el Ártico llega a desaparecer en verano, lo que podría suceder en los próximos tres o cinco años, la temperatura del mar aún aumentará más y la masa de hielo será cada vez más pequeña en invierno.
 
Por desgracia, los gobiernos han visto en esta situación no un riesgo derivado del incremento de la temperatura del agua del mar sino una oportunidad para abrir una nueva ruta marítima comercial en verano y también de explotar el fondo del mar que se presume rico en recursos como el petróleo y que hasta ahora ha permanecido siempre cubierto de hielo. Si queremos añadir más datos recientes, el hielo fundido en Groenlandia batía su record histórico en julio de este mismo año y según el profesor Mark Tedesco profesor de ciencias de la Tierra y la atmósfera en el City College de Nueva York en una entrevista al diario español ABC "Hasta donde sabemos, el calentamiento que vemos en el ártico es responsable de desencadenar procesos que aumentan la fusión del hielo y favorecen mecanismos de retroalimentación. Si miramos a los últimos años, la excepción se ha vuelto norma" El dato más impactante por su espectacularidad es que el 97% de la superficie de Groenlandia experimentó algún tipo de fusión durante el mes de julio de este año 2012. Al mismo tiempo, el metereólogo español  Jacob Petrus publica en la revista de divulgación científica  Muy Interesante  algunas estimaciones en base a los modelos climáticos previstos por el IPCC(Panel Intergubernamental para el Cambio Climático) y escribe que "Los episodios de calor extremo se multiplicarán, mientras que las irrupciones de aire frío disminuirán entre el 50% y el 100%. También se anuncia la pérdida de manto helado en Groenlandia y los casquetes polares, con la desaparición absoluta del hielo Ártico"

Entre estas dos imagenes de Groenlandia apenas hay una diferencia de diez días. A la izquierda fotografía de la isla bajo jurisdicción danesa tomada el 8 de julio  a la derecha la misma protagonista fotografiada el dieciocho de julio . El color blanco que vemos a la izquierda es el hielo y diez días después ya no lo vemos. No es que hubiera desaparecido, pues e grosor de la capa de hielo de Groenlandia tiene kilómetros de espesor en muchas zonas, pero incida que un 97% de su superficie de hielo había sufrido algún grado de deshielo o fusión de hielo en apenas medio mes de julio. El científico Son Nghiem, del Laboratorio de Propulsión a Chorro en Pasadena, California, fue el primero en advertir esta circunstancia y explicaba entonces que "fue tan extraordinario que en un primer momento me cuestioné el resultado".El experto en glaciares Lora Koenig explicaba que estos fenómenos se producen en Groenlandia cada 150 años, pero añadía que  " si seguimos observando los acontecimientos de este tipo de fusión en los próximos años, será preocupante".    (Imagen procedente de http://www.protestantedigital.com )
 
Añade a continuación que "Este derretimiento, junto con la dilatación térmica, provocará un incremento del nivel del mar de hasta 15 centímetros en los próximos noventa años, aunque podría alcanzar los 60 centímetros en los escenarios más apocalípticos" Anuncia también sus efectos sobre las corrientes marinas como la Corriente del Golfo que determina el grado de precipitaciones y las temperaturas en Europa y Estados Unidos. Y científicos como James Lovelock (1919), el creador de la Hipótesis Gaia que considera a la Tierra como un gran sistema en el que todos estamos integrados y que busca su propio equilibrio, algo así como un organismo del que nosotros seríamos parte de sus células, considerarían estas previsiones como muy conservadoras ya que parten de una evolución lineal y constante de los cambios mientras que otros investigadores como Lovelock piensan que llegado a un determinado punto los cambios se acelerarán mucho más de lo estimado por los modelos climáticos. Sea como fuere, el incremento del número de huracanes, de la temperatura del mar, los records de temperatura media que se acumulan durante la última década, los records de deshielo en el Ártico y Groenlandia y el crecimiento de los fenómenos meteorológicos extremos durante las últimas décadas reconocidos por la mayoría de científicos son síntomas de ese cambio climático que algunos aún se empeñan en negar y al que ningún gobierno está haciendo frente. 


Fotografía de los efectos del paso del Huracán Sandy en la costa  norteamericana.  Durante las últimas décadas se han sucedido las Cumbres de la Tierra  sin que hayamos logrado acuerdos que se pongan en práctica y contaban el cambio climático . La actual crisis económica centra toda la atención, tanto de la sociedad como de los diferentes gobiernos , pero las consecuencias de no hacer nada harán que se vean amenazadas nuestras sociedades y en este caso la política del autoengaño, eludir los problemas no hará más que agravarlos (Imagen procedente de http://www.periodistadigital.com )
 
Al principio de este artículo os hablaba de la Disonancia Cognitiva. Aquí tenemos un buen ejemplo. Somos conscientes de lo que está sucediendo, al menos deberíamos serlo por el volumen de datos que confirman la realidad del cambio del clima. Por otro lado, queremos mantener nuestro actual sistema de organización económico, responsable en gran parte de ese cambio. Como no queremos renunciar a ese sistema no tomamos ninguna medida para afrontar ese cambio lo que supone una contradicción en nuestra mente, una Disonancia Cognitiva. ¿Cómo damos respuesta a esa disonancia cognitiva? Negando que ese cambio sea real o relativizando su importancia, es decir negando la realidad para adaptarla a nuestros actos y que no entren en contradicción. Pero, como escribiera el poeta español Antonio Machado "Peor que ver la realidad negra, es el no verla" y como afirma la sabiduría popular "no hay peor ciego que aquel que no quiere ver" . Si niegas los síntomas de una enfermedad tal vez puedas evitar ir al médico durante un tiempo, pero antes o después tu estado se agravará hasta que no tengas más remedio que acudir a verle, y tal vez lo que antes se hubiera podido remediar ahora se haya convertido en una enfermedad mucho más grave y de difícil curación. No se trata de hablar de un apocalipsis, pero si de seguir avisando de lo que puede suceder si seguimos sin adoptar cambios y medidas que llevamos años retrasando. Aún estamos a tiempo pero no sabemos durante cuanto tiempo más. Y en este caso la disonancia cognitiva, el autoengaño, no nos servirá como respuesta.
Famosos