sábado, 7 de enero de 2012

SISSÍ, LA HISTORIA DE UNA EMPERATRIZ TRISTE(PRIMERA PARTE)

En algunas ocasiones me gusta abandonar los temas habituales del Mentidero para relatar alguna historia de amor, de esas historias que nos acercan más al corazón de los seres humanos, que nos permiten conocer mejor su forma de sentir y nos aproximan a su realidad ,aunque de ellos nos separen el tiempo, las costumbres, el idioma o la forma de pensar. Así hemos conocido a lo largo del año pasado la historia de la enamorada monja portuguesa Mariana Alcoforado (1640-1723), de los amores del gran escritor checo Franz Kafka(1883-1924) o los amores medievales de Pedro Abelardo(1079-1142) y Eloísa(1101-1164) . Mirando atrás me doy cuenta que todas estas historias tienen un punto en común, no tuvieron un final feliz, quizás porque conmueve más al alma humana la tragedia, el drama y la desgracia que la dicha de dos personas juntas para toda la vida. Hoy no será una excepción, aunque el nombre de su protagonista, Elisabeth Amalie Eugenie Herzogin , conocida mejor como Isabel de Baviera y más aún como Sissí, nos traiga a la memoria las imágenes de edulcoradas películas como la trilogía protagonizada por la bella actriz nacida en Viena Romy Schneider (1938-1982) en los años cincuenta.

Pero la vida de la auténtica Isabel de Baviera, a la que a partir de ahora llamaremos Sissí en este artículo, tiene muy poco del cuento de hadas descrito en aquellas películas . La pequeña Sissí había nacido en Munich en la Nochebuena del año 1837 y desde su nacimiento tuvo el tratamiento de Alteza Real, ya que pertenecía a la alta nobleza al ser hija del duque Maximiliano en Baviera(1808-1888) y de la princesa Ludovica de Wittelsbach (1808-1892), hija a su vez del que fuera rey de Baviera Maximiliano I (1756-1825) de quién heredaría el título de alteza real que luego transmitiría a su hija Sissí, nieta, por tanto, de un rey e hija de un duque, aunque si os fijáis he escrito Maximiliano en Baviera y no de Baviera, porque tenía el título de duque pero no el título de duque de Baviera que era de una categoría superior. El padre de Sissí,Maximiliano, era un hombre con inquietudes intelectuales, que había seguido estudios en la Universidad de Munich, y que también amaba viajar, escribiendo incluso un libro de viajes titulado "Viaje en Oriente" donde relataba sus peripecias por Grecia, Turquía, Egipto y Nubia y colaboraba incluso con un periódico de Munich en el que escribía artículos bajo el seudónimo de Phantasius .



El Palacio de Possenhofen adquirido en 1834 por Maximiliano , el padre de Sissí,y donde esta pasaría toda su infancia hasta los 17 años, cuando viajó a la corte de Viena para contraer matrimonio con el emperador Francisco José I de Austria . Fue la época más feliz en la vida de la futura emperatriz pues allí llevaba una vida libre, dedicada a las cosas que más amaba, los caballos, la naturaleza y también los libros . Tenía una actitud cercana con la servidumbre y ya entonces rehuía la rígida etiqueta y protocolo de la Corte, influida sin duda por el carácter bohemio de su padre , que trataba de mantener a su familia alejada de la corte e unos emperadores con los que él no simpatizaba por la naturaleza absolutista e inmovilista de la monarquía austríaca 
(imagen procedente de http://realeza.foros.ws ) 




 Este  hombre ,de carácter bohemio y activo, tenía a Sissí como su hija favorita  porque la pequeña era la más parecida a su padre ,en cuanto a su forma de ser, entre sus diez hermanos .Le gustaba montar a caballo, leer, recorrer los bosques y perderse por las montañas con la misma intensidad que rehuía las ceremonias de la aristocracia y la rígida etiqueta de la corte.  Maximiliano trató de llevar una vida alejada de la corte,  viviendo entre Munich y el Palacio de Possenhofen , situado en un idílico paisaje a orillas del lago bávaro de Starnberg , a unos ochenta kilómetros de Munich y que Maximiliano había comprado en 1834 como un lugar de retiro para toda la familia. El matrimonio entre Maximiliano y Ludovica parece que fue feliz, pero lo que no queda tan claro es que colmara las ambiciones de Ludovica. De los doce hermanos de Ludovica, una de ellas, Carlota(1792-1873), se había convertido en emperatriz de Austria al casarse con el emperador austríaco Francisco I (1768-1835), otra de ellas, Isabel Luisa (1801-1873) se casó con el rey de Prusia Federico Guillermo IV (1795-1861) y la hermana gemela de esta última, Amalia Augusta (1801-1877) se casó con el rey de Sajonia Juan I (1801-1873).

Todas ellas casadas con reyes y Ludovica casada con un hombre que ni siquiera era el duque de Baviera,sino un duque en Baviera que ni reina ni tiene responsabilidades de gobierno. Después de sus dos hijos mayores, Luis de Baviera(1831-1920), y Guillermo Carlos de Baviera(1833-1834), que había muerto con solo un año de edad , la primera en edad de sus hijas era Elena de Baviera (1834-1890) y Ludovica estaba dispuesta a que ella fuera la futura emperatriz del Imperio Austríaco casándola con el joven príncipe heredero Francisco José(1830-1916). Elena había compartido con Sissí su afición a los paseos por el campo y . Pero antes de seguir y para entender el contexto en el que nos estamos moviendo miremos al pasado , como solemos hacer en el Mentidero , cuando comienza la andadura del Imperio Austríaco en la historia, un imperio que hundía sus raíces en la historia de Europa posterior a desaparición del Imperio Romano de Occidente en el año 476.




Mapa del Sacro Imperio durante la dinastía Otónida entre el 962, año en que Otón I fue coronado emperador, y su nieto Otón III muerto en 1102. El Sacro Imperio sobreviviría como entidad política  y territorial durante casi mil años, convertido en el heredero del Imperio Romano de Occidente y del sueño siempre insatisfecho desde la desaparición del gobierno de Roma en 476 de una Europa unida . Del Sacro Imperio surgiría en el siglo XIX, como una división del mismo, el Imperio Austro Húngaro 
(Imagen procedente de http://egarciaber.blogspot.com )



Después de las sucesivas invasiones de pueblos germánicos, en el siglo IX se formaba el Imperio Carolingio bajo la autoridad de emperador Carlomagno(742-814), coronado emperador en la Navidad del año 800. Tras la muerte de Carlomagno el imperio que había forjado pasó a manos de su hijo Ludovico Pío o Luis I el Piadoso(780-841) que terminaría dividiendo el Imperio entre sus hijos . Ya en el siglo X, una parte de aquel Imperio dividido y que había tomado el nombre de Reino Franco Oriental , se transformó en Imperio bajo la dinastía sajona de los Otones, llamada así porque sus tres primeros emperadores fueron Otón I(912-973), Otón II(955-983) y Otón III(980-1002). Otón I fue coronado emperador en el año 962 y con él comenzaba el que sería conocido como Sacro Imperio Romano Germánico, aunque no hay un registro escrito con esta denominación hasta el año 1184. Era el intento de Europa de conservar el símbolo y el prestigio del desaparecido Imperio Romano y un intento de unidad que , en realidad nunca llegaría a consolidarse.



Mapa de Europa en 1815, ´con las fronteras marcadas en el Congreso de Viena que se desarrolló entre 1814 y 1815 que establecería el equilibrio de poder en Europa después de la derrota de Napoleón Bonaparte  y que se mantendría hasta el año 1848 sin grandes cambios . Fue un triunfo de la monarquía absoluta sobre los movimientos liberales y revolucionarios nacidos de la Revolución Francesa de 1789 y que en el caso de Austria aseguraba el gobierno del emperador Francisco I apoyado por su canciller Metternich, el auténtico gobernante en la sombra y que se mantendría al frente del gobierno austríaco hasta los movimientos revolucionarios de 1848 
(imagen procedente de http://annalesdeltiempo.blogspot.com)  



Pero esta entidad política y territorial, el Sacro Imperio Romano Germánico, sobreviviría durante casi mil años, hasta que en el año 1806 , cuando el emperador francés  Napoleón Bonaparte(1769-1821) recorría victorioso los campos de batalla de toda Europa, el Sacro Impero demostró ser una estructura anticuada que ya no era capaz de hacer frente a las amenazas externas víctima de sus tensiones internas. El que entonces era el emperador del Sacro Imperio, Francisco II, renunció a la corona imperial para mantenerse sólo como emperador de Austria. El Sacro Imperio desaparecía oficialmente el 6 de agosto de 1806 y nacía el Imperio Austríaco, del que Francisco sería su primer emperador con el nombre de Francisco I de Austria(1768-1835), que además era rey de Hungría , Bohemia y Lombardia,en el norte de Italia. A su muerte en 1835 le sucedía su hijo Fernando I(1793-1875). Fernando había nacido del segundo matrimonio de Francisco I con su prima hermana María Teresa de las Dos Sicilias(1772-1807) y parece que la consanguinidad de sus padres hizo que Fernando naciera con debilidad mental y sufriera desde niño fuertes ataques epilépticos.



El hijo y sucesor de Francisco I, Fernando I de Austria, padecía de cierto retraso mental causado seguramente por la consanguinidad de sus padres, que eran primos hermanos. Sufría ataques de epilepsia y aunque no fue declarado públicamente incapaz de gobernar, las decisiones de gobierno fueron tomadas por el canciller Metternich que , además, elegiría al sobrino de Fernando, Francisco José, como su sucesor. Fernando nunca tendría descendencia a pesar de haber contraído matrimonio con su prima María Ana de Saboya , un matrimonio que seguramente jamás fue consumado. En 1848, cuando las calles de Viena se agitaban por la revolución, Fernando I pidió explicaciones a Metternich sobre lo que estaba sucediendo, y cuando el canciller le respondió que  se estaba iniciando una revolución, el emperador replicó "Si, pero ¿Tienen permiso?" 
El sucesor de Metternich al frente del gobierno obligaría a Fernando I  a abdicar en 1848 en favor de su sobrino Francisco José, pasando el resto de su vida en el castillo de Praga hasta su muerte en 1875
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )



En ese estado no estaba capacitado para gobernar y se formó un gabinete de gobierno en la sombra con el canciller Metternich(1773-1859) como auténtico gobernante del Imperio velando por mantener las estructuras de la monarquía absoluta en una época de frecuentes revoluciones por toda Europa que amenazaban con la desaparición de las monarquías. A pesar de sus problemas mentales, se concertó el matrimonio de Fernando I con su prima Maria Ana de Saboya(1803-1884), quizás tratando de dotar al reinado de Fernando I de un aire de normalidad, silenciando los rumores sobre su incapacidad para gobernar. El matrimonio no tuvo descendencia y muchos historiadores sospechan que jamás llegó a ser consumado. Sin embargo, hay que señalar que Fernando I llevó un diario a lo largo de su vida donde anotaba sus pensamientos con coherencia, si bien demostraba que sus capacidades intelectuales no eran del todo normales.




Archivo:Stieler Archduchess 1832.jpg
Es fácil perderse en este auténtico culebrón del siglo XIX en que se habían convertido las dinastías reinantes en Europa . En la imagen tenemos a la archiduquesa Sofía de Baviera, hermana de Ludovica de Baviera que era la madre de Sissí, por lo que Sofía era su tía. Sofía contrajo matrimonio con el archiduque Francisco Carlos de Austria, hermano del emperador Fernando I. Con su marido tuvo seis hijos, el mayor de ellos Francisco José de Austria. Como Fernando I era incapaz de gobernar Metternich ordenó que Francisco José fuera preparado como heredero de la corona.  Francisco José y Sissí eran, por lo tanto, primos , lo que no sería un obstáculo para su matrimonio, pues la consanguinidad era muy frecuente en unas monarquías donde todos estaban emparentados en algún grado con los demás miembros de la realeza   
 (Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )



Mientras, en 1824 , Sofía de Baviera(1805-1872), hermana de la madre de Sissí, Ludovica de Baviera, se casaba con el archiduque Francisco Carlos de Austria(1802-1878), hermano de Fernando I. Sofía y Francisco Carlos de Austria tendrían seis hijos, de los  cuales uno de ellos nacería muerto en 1840, y el primogénito era Francisco José , nacido en 1830. Como Fernando I no parecía que fuera  a tener descendencia, el canciller Metternich ordenó que se preparara  el pequeño Francisco José como sucesor de su tío al frente del Imperio , pero todo se precipitó cuando en el año 1848 se propagaba por Europa la que sería conocida como la Primavera de los Pueblos o el Año de las Revoluciones. El sistema nacido después de la derrota definitiva de Napoleón basado en el mantenimiento de las monarquías absolutas que habían seguido reinando a partir del Congreso de Viena de 1814-1815 se venía abajo . Primero en Francia y luego en Alemania, Austria y Hungría , hasta llegar a Italia, las revoluciones liberales iban acompañadas además por las primeras manifestaciones nacionalistas y del movimiento obrero. Todas ellas fueron finalmente reprimidas, pero el sistema de la monarquía absoluta quedaba herido de muerte


El joven Francisco José I, con apenas 18 años (en el retrato tiene tres años más) , se convertía en el nuevo emperador de Austria el 2 de diciembre de 1848, después de la abdicación de su tío Fernando I. Así lo contaba Fernando en su diario
"El asunto acabó con el nuevo Emperador arrodillado ante su viejo emperador y Señor, debo decir, yo, pidiéndole su bendición, la cual di, poniendo ambas manos sobre su cabeza y haciendo el signo de la Santa Cruz... entonces lo abracé y besé a nuestro nuevo Señor, y fuimos a nuestra habitación. Después de todo esto, Yo y mi querida esposa oímos Santa Misa ... más tarde yo y mi querida esposa hicimos las maletas."
 Pero la situación que tendría que enfrentar el nuevo emperador no era sencilla, con un Imperio amenazado por las rebeliones liberales, las tensiones nacionalistas , la crisis económica y el rechazo de Hungría a reconocerle como rey que le obligaría a buscar una alianza con Rusia para someter por la fuerza a los húngaros
(Imagen procedente de  https://es.wikipedia.org
 ) 




En el Imperio Austríaco las revoluciones de este año trajeron consigo la dimisión del canciller Metternich que fue sustituido en el gobierno por el aristócrata y militar Félix de Schwarzenberg(1800-1852) que para salvar la monarquía y con ello la estructura del Imperio consideró que era necesario convencer a Fernando I que abdicara en favor de su sobrino. De esta forma, el 2 de diciembre de 1848, a los 18 años de edad, Francisco José se convertía en el emperador Francisco José I de Austria, rey de Hungría,  Bohemia, Croacia, Eslavonia, Dalmacia , Galicia e Iliria. Nada más subir al trono tuvo que enfrentarse a la negativa de Hungría a reconocerle como emperador lo que le obligó a buscar el apoyo de Rusia para derrotar definitivamente a los húngaros en la batalla de Temesvar. Pero las tensiones nacionalistas crecían por todo el Imperio, los serbios y los bohemios también querían la independencia , mientras el Imperio se veía ahogado por la crisis económica. Eran tiempos muy complicados, donde Francisco José I trataba de mantener unido lo que amenazaba con romperse en mil pedazos en cualquier momento.




Helena Thurn Taxis.jpg
Elena de Baviera, la hermana mayor de Sissí y a la que la familia llamaba Nené. Ella sería la elegida por su tía Sofia para convertirse en la prometida de su hijo Francisco José y, por lo tanto, futura emperatriz de Austria. Pero los planes de Sofia y de la madre de Elena, Ludovica, no se cumplirían porque el destino quiso que Francisco José se fijara en su pequeña hermana Sissí, con la que ella había compartido paseos por los bosques y las montañas que rodeaban el Palacio de Possenhofen cuando ambas eran niñas . Elena se sentiría traicionada por su hermana y despreciada por Francisco José. Dos años después , cuando contaba con 22 años y ya era considerada una solterona para las costumbres de la época se pudo concertar el matrimonio con Maximiliano de Thurn und Taxis, cuya familia había hecho fortuna gracias a que tenía el monopolio del correo desde la época del  Sacro Imperio. Sin embargo , apunto estuvo de no celebrarse el matrimonio pues se consideraba que los Thurn und Taxis no tenían suficiente nobleza en la sangre para unirse a Elena. Sissí, que se sentía culpable por la suerte de su hermana, intercedió en su favor y finalmente se pudo celebrar el matrimonio  y Sissí , tal vez, calmó así su conciencia (Imagen procedente de  https://es.wikipedia.org ) 




Esta era la situación cuando en 1853 su madre, Sofía de Baviera , cree llegada la hora de buscarle esposa y se fija en una de sus sobrinas, la seria y discreta Elena . Habla con su hermana Ludovica y ambas deciden organizar un encuentro entre Francisco José y Elena en la ciudad balneario de Bad Ischl, que Francisco José había elegido como lugar de residencia estival desde 1849 en un palacete que ya era conocido como la Villa Imperial. A esta Villa Imperial se dirigían en agosto de 1853  Ludovica de Baviera con su hija mayor , Elena, y también con la alegre Sissí, que a sus 16 años muestra su asombro y alegría por todos los nuevos lugares que va conociendo por el camino. Estaba tranquila, ya que ella sólo iba de acompañante, la cita con el emperador era para su hermana. Pero como dijera el cantante británico John Lennon, "la vida es lo que te pasa mientras tu haces otros planes" y los planes urdidos por Sofía y Ludovica no salieron como ellas esperaban.




Imagen de la Villa Imperial en la ciudad balneario de Bad Ischl , donde se había concertado el encuentro entre Francisco José y Elena de Baviera por iniciativa de sus respectivas madres, Sofía de Baviera y su hermana Ludovica. Sin embargo, la cena en la que se iba a anunciar  el compromiso iba a tener un desenlance inesperado que truncaría los planes de Sofia, que trato por todos los medios de evitar que su hijo se decidiera por Sissí en lugar de casarse con su hermana , pero no lo consiguió, quizás para desgracia de la propia Sissí como el tiempo se encargaría de demostrar. La Corte no era un lugar adecuado para ella y su carácter independiente 
(imagen procedente de http://www.absolutaustria.com )



El 16 de agosto de 1853 tenía lugar el primer encuentro entre Francisco José y Elena , un Francisco José que estaba allí forzado por la autoridad de su madre, ya que él amaba su libertad y no tenía ganas de ningún compromiso matrimonial. Por la noche compartió mesa con la que iba a ser su prometida, pero en aquella mesa se encontraba aquella vivaz, alegre y bella muchacha de dieciséis años que desde un primer momento cautivó la atención del monarca. Según nos cuenta el escritor español Carlos Fisas en su libro "Historias de las historias de amor" de la que extraigo buena parte de la información de este artículo,  cuando la cena llegaba a su fin y todos esperaban que el emperador se levantase para pedir la mano de Elena, este se levantó, si, pero para dirigirse hacia donde estaba Sissí y pedirla que le acompañara en un paseo por los jardines de la villa . Podemos imaginar la sorpresa de todos los invitados, los rostros entre atónitos y desconcertados de las madres de ambos, Sofía y Ludovica, y la vergüenza y humillación que tuvo que padecer Elena cuando esperaba ser la prometida del emperador.

Ajenos a todo esto, los dos jóvenes caminaban por el jardín. No sabemos lo que se dijeron , pero es fácil imaginar que hablarían de sus aficiones comunes, como los caballos , y que él la invitara a acompañarle en una excursión que tenía prevista para el día siguiente. Una vez de regreso del paseo, y ya a solas con su madre , Francisco José y Sofia de Baviera discutieron durante toda la noche, tratando la madre de convencer a su hijo de que la esposa adecuada era Elena y no Sissí. Sofía incluso llegó a pedir en medio de la madrugada que acudiera el cardenal que había sido elegido para bendecir el compromiso previsto con Elena, para que tratara de convencer a Francisco José. Pero todo fue inútil, al día siguiente , a las nueve de la mañana, este mismo cardenal bendecía el compromiso de Francisco José con Sissí. Días después, en el "Wiener Zeitung",  periódico oficial de gobierno austriaco , se hacía publico el compromiso con estas palabras "Su majestad apostólica, imperial y real, el emperador Francisco José I, con el consentimiento de su majestad el rey Maximiliano de Baviera, se ha prometido en Ischl con la princesa Elisabeth, Amalia, Eugenia, duquesa en Baviera, hija de sus altezas el duque Maximiliano José y de la duquesa Ludovica, princesa de la Casa Real de Baviera"




Archivo:Hélène (à gauche) et sa soeur Sissi.jpg
Fotografía de las dos protagonistas de este triángulo amoroso, aunque más bien era una trama amorosa urdida por su madre Ludovica y su tía, la archiduquesa Sofía, para casar a Elena con Francisco José. A la derecha de la imagen tenemos a Sissí y a la izquierda a su hermana mayor Elena . Francisco José quedó prendado al momento de Sissí y al día siguiente de conocerla ya se anunciaba su compromiso con ella, que , menos de un año después, se iba a convertir en la nueva emperatriz de Austria  
(Imagen procedente de  https://es.wikipedia.org ) 


El padre de Sissí, Maximiliano, no se sintió demasiado feliz al saber la noticia del compromiso de su hija  favorita y su futuro como emperatriz de Austria, ya que no tenía en gran estima el tipo de monarquía que representaba Francisco José, una monarquía anclada en el pasado, incapaz de evolucionar con los tiempos abandonando el absolutismo y que seguía ejerciendo un poder tiránico. En cuanto a su madre Ludovica había logrado lo que quería, convertir a una de sus hijas en emperatriz. Que en lugar de Elena fuera Sissí en realidad no era tan importante. Durante el tiempo que faltaba para el matrimonio Sissí tuvo que aprender nuevas normas de comportamiento , muy diferentes a la vida libre y despreocupada que había llevado hasta aquel momento. Entre esos cambios estaba abandonar el consumo de cerveza , a la que Sissí era aficionada, por el vino , más habitual entre la aristocracia vienesa. Después de dejar su hogar, Sissí emprendió el viaje hacia Viena, a bordo de un barco que fue descendiendo el curso del Danubio. Allá por donde pasaba la futura emperatriz repicaban las campanas  y era saludada por la población. En una joven como Sissí aquello tuvo que causar un efecto abrumador.





Sissi
Fotografía de Sissía coronada como emperatriz de Austria.Comenzaba su vida en la Corte y durante los primeros años se haría patente su influencia sobre las decisiones del emperador Francisco José I, pero también se haría patente que su fuerte carácter le iba a traer problemas en la rígida corte austríaca ,comenzando con su suegra y tía la archiduquesa Sofía (imagen procedente de http://vidasfamosas.com )



El 23 de abril de 1854, menos de un año después de su primer encuentro con Francisco José, Sissí llegaba a Viena a bordo de un barco y era alojada en el palacio imperial de Schönbrunn, conocido como el Versalles vienes y que con sus magníficos jardines y sus 1441 habitaciones, era la residencia estival favorita de la familia Imperial. Después de bañarse y arreglarse, salió al balcón del palacio a saludar al pueblo expectante que esperaba en el exterior junto a su prometido. Un día después, el 24 de abril de 1854 Francisco José I de Austria y Elisabeth Amalie Eugenie von Wittelsbach, Sissí, contraían matrimonio en la Iglesia de los Agustino de Viena . Parecía el comienzo de una vida maravillosa para la joven emperatriz, pero pronto surgirían los primeros problemas para adaptarse a la rígida etiqueta de la corte austríaca  y sus roces con la madre del emperador, su tía Sofía de Baviera, unos roces alimentados por el carácter independiente de Sissí que se había criado durante toda su vida en la libertad de los campos del Palacio de   Possenhofen.Es hora que dejemos de momento a los dos recién casados y mañana conoceremos la segunda parte de esta historia, donde nos alejaremos mucho de la luz que hasta ahora había iluminado la vida de Sissí.




Schloss Schönbrunn Wien 2014 (Zuschnitt 2).jpg
El bello Palacio de Schönbrunn, donde Sissí se encontró con Francisco José la víspera de su matrimonio  y desde cuyos balcones saludó a la multitud que deseaba ver a su futura emperatriz. El origen de este palacio hay que buscarlo en el siglo XVII , cuando el entonces emperador del Sacro Imperio , Leopoldo I de Habsburgo(1640-1705) decidió construir un palacio para su hijo y futuro emperador, José I . De esta construcción inicial, comenzada en 1692 y terminada en 1713 se conserva la Capilla y la Escalera Azul. Sería bajo el gobierno de la emperatriz María Teresa I de Austria(1717-1780) cuando se convirtió en la residencia de verano de los emperadores austriacos. Las sucesivas ampliaciones y mejoras harían que Schönbrunn fuera conocido como el Versalles de Viena
                            (imagen procedente de http://www.forodefotos.com )



Enlace con la segunda parte de Sissí, la historia de una emperatriz triste  


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost






4 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Este blog es una pasada! Un domingo por la tarde en que no se puede salir a la calle porque hace un calor de aquí te espero, un puente en el que los últimos invitados esperados serían el frío y la nieve,una noche de insomnio, o con sueño de verano, primavera u otoño..., ya sé a dónde acudir en esos momentos. Vamos, que esto engancha de aquella manera. Espero que sigas por mucho tiempo. Saludos!

christian mielost dijo...

Muchas gracias por tus palabras que me dan fuerza para seguir adelante y me hacen mucha ilusión. Un saludo fuerte desde Madrid!!

Inmaculada Latorre Hernandez dijo...

Leí la segunda parte de esta fabulosa historia y ahora he buscado la primera parte porque comparto totalmente la opinión de : ¡Este blog es una pasada! Engancha!!!

christian mielost dijo...

Muchas gracias Inmaculada!! Y me alegra mucho que te haya gustado tanto y lo hayas encontrado útil. Si te ha gustado éste te dejo el enlace de otro que creo que también te gustará porque es de otro miembro de la familia Habsburgo, uno de los hermanos de Francisco José I, Fernando Maximiliano, que también viviría una intensa historia de amor, en éste caso con la princesa belga Carlota de Sajonia Coburgo y Borbón que acabaría dramáticamente en México
El enlace de la primera parte es éste
http://chrismielost.blogspot.com.es/2012/01/carlota-y-maximiliano-los-desventurados.html
Muchas gracias de nuevo y un abrazo fuerte desde Madrid!!

Famosos