jueves, 15 de septiembre de 2011

GLADIADORES, LA MUERTE COMO ESPECTÁCULO Y MANIPULACIÓN DE LAS MASAS

Hoy los futbolistas son adorados por millones de personas que llenan los estadios para verles y acaparan portadas de periódicos y titulares en programas de televisión  y radio. El fútbol es algo más que un deporte, es un espectáculo alrededor del cual se mueven grandes sumas de dinero y que , al mismo tiempo, cumple una función de manipulación social, mantener al pueblo entretenido para que no se ocupe en otras cuestiones que podrían resultar incomodas para las autoridades . Pero esta estrategia de diversión social y manipulación de las masas no nace en nuestros días, pues , como otras muchas cosas de nuestro tiempo, surge en la época clásica, en aquella colosal organización política que era Roma, primero como República y posteriormente como Imperio, un Imperio que controlaba todas las tierras bañadas por el Mar Mediterraneo, el mundo civilizado fuera del cual se hallaban los pueblos bárbaros. Si, los romanos crearon un método de manipulación y entretenimiento de las masas, los juegos , ludi en latín, en los que la principal atracción eran las luchas de gladiadores, hombres en su mayoría esclavos y prisioneros de guerra , que entregaban sus vidas para diversión del pueblo.

La gran diferencia entre un Cristiano Ronaldo o un Leo Messi de nuestros días con las grandes estrellas del Circo romano, es que mientras los primeros se enriquecen firmando contratos millonarios ,aquellos ganaban la fama pero también encontraban la muerte, excepto aquellos afortunados que conseguían la espada de madera o rudi que les daba la libertad. Es fácil desde nuestra perspectiva considerar aquella forma de diversión como un acto de barbarie impropia del que era considerado el pueblo más civilizado del mundo, pero no podemos juzgar con criterios contemporáneos a una sociedad que existió hace dos milenios, en la que también surgieron voces discrepantes contra su celebración, como la del filósofo Lucio Anneo Séneca(4 a.C- 65 d.C) que describía así las impresiones que le causaba la visión de estos juegos

"Por casualidad, a mediodía asistí a una exhibición , esperando un poco de diversión, unos chistes, relajarme. Pero salió todo lo contrario. Estos peleadores de mediodía salen sin ningún tipo de armadura , se exponen sin defensa a los golpes, y ninguno golpea en vano. Por la mañana echan los hombres a los leones ; al mediodía se los echan a los espectadores. La multitud exige que el victorioso que ha matado a su contrincante se encare al hombre que , a su vez, lo matará, y el último victorioso lo reservan para otra masacre. Esta clase de evento toma lugar estando casi vacía las gradas. Al hombre sagrado para el hombre, lo matan por diversión y risas"




Resultado de imagen de andy whitfield spartacus
El actor fallecido en este mes de septiembre Andy Whitfield, a los 39 años de edad, era el protagonista de la serie "Spartacus", una recreación de la vida de Espartaco, el tracio nacido en el año 113 a.C , que después de combatir como aliado de las legiones romanas y sin que sepamos el motivo terminó en una escuela de gladiadores en Capua . Después de ver un día entre la multitud a su hermana convertida en prostituta al servicio de los legionarios, la indignación le llevó a tomar la decisión de rebelarse junto a otros gladiadores de su ludus , al menos así nos lo cuenta la leyenda que rodea la vida de este líder de los gladiadores que puso en jaque a las tropas romanas durante tres años y que llegó a dirigir un ejército de más de 100.000 hombres de esclavos hasta que en el año 71 a.C fueron derrotados en la batalla junto al río Sílaro en Apulia ,muriendo 60.000 hombres, entre ellos el propio Espartaco. Gracias a esta serie los gladiadores han recuperado la actualidad y también el mito que rodea la vida de estos hombres adorados como semidioses pero también despreciados como esclavos, instrumentos del poder para controlar a sus ciudadanos
 (imagen procedente de www.dailymail.co.uk
)



Pero ahora tenemos que viajar aún más atrás en el tiempo, cuando aún no se había formado el Imperio Romano, al año 364 a. C cuando Roma es una República que aún no domina siquiera la península italiana . Es en ese año cuando se celebran los primeros Ludi Theatrici o  Scaenici. Roma acababa de ser asolada por una epidemia y ,como ofrenda a los dioses para que protegieran a la ciudad y la vida de sus habitantes, se decidió ofrecerles estas representaciones teatrales importadas de Grecia. Si en un principio fueron representaciones de comedias y tragedias como en las ciudades griegas,posteriormente  crearían los romanos nuevos géneros más ligeros  como el mimo y la pantomima que tenían gran éxito entre el público. En el mimo, los actores representaban breves narraciones salpicadas con chistes atrevidos que hacían las delicias de los espectadores, mientras que en las pantomimas se representaban escenas mitológicas usando los gestos y el baile. Estas obras se representaban en escenarios al aire libre , que en aquella época estaban construidos en madera y se desmontaban después de la representación, aunque ya en época de Julio César (100-44 a.C) se construían en piedra, siendo el primero de ellos el Teatro Pompeyo en el año 55 a.C. en Roma.

Según los historiadores romanos Tito Livio(59 a.C- 17 d.C) y al escritor Valerio Máximo (siglo I d.C) el primer combate de gladiadores  habría tenido lugar en el año  264 a.C , cuando los hermanos Marcó Junio Pera y Décimo Bruto Pera quisieron ofrecer en homenaje a su fallecido padre Junio Bruto Pera,munera, una antigua  tradición etrusca , un pueblo que había vivido en la zona de las actuales Toscana y parte del Lacio antes incluso de la fundación de Roma.  En esta primera lucha de gladiadores participaron tres parejas de hombres que eran en realidad esclavos ,y se realizaron, según nos cuenta  el escritor Tertuliano (hacia 160-220), porque "se creyó que las almas de los difuntos podían ser propiciadas", y era costumbre sacrificar  prisioneros  de guerra y esclavos en estos funerales. Pero esta  forma de celebrar los funerales tuvo una rápida aceptación entre los romanos de la República, y se organizarían  cada vez con mayor frecuencia.



Mosaico con varias escenas de gladiadores. En la primera y la segunda comenzando por abajo podéis ver la recreción de una Venatio que era el espectáculo que solía abrir el programa de los ludi o juegos. El primero del que se tiene noticia fue en el año 186 a.C por el consul Fulvio Nobilior para celebrar la victoria de Roma sobre los etolios griegos . Las venationes podían ser de diferentes tipos, desde la exhibición de fieras que habían sido domesticadas, enfrentamientos entre fieras hasta que una de ellas muriera, las cacerías o venationes en las que participaban los bestiarii o bestiarios que tenían la misma consideración que los gladiadores y los venatores o cazadores, que tenían una categoría superior y eran cazadores´procedentes normalmente del Norte de África, que cazaban usando las tácticas de su tierra de origen , y finalmente estaba la damnatio ad bestias donde los condenados a muerte eran dejados en la arena para ser devorados . Esto dio origen a un importante comercio de animales que provocaría la extinción de algunas especies ante las grandes cantidades de animales capturados para los Juegos. En los organizados por el emperador Trajano para celebrar su victoria sobre los dacios, murieron más de 11.000 animales en cuatro meses de juegos. La arena se decoraba con plantas y ríos artificiales reproduciendo los paisajes de donde procedían los animales
(imagen procedente de https://es.wikipedia.org
 )


Poco a poco estos primeros combates perdieron su carácter ceremonial y fueron transformándose en un espectáculo cada vez con un mayor número de espectadores. Los que participaban en los combates recibían el nombre de gladiadores, de la palabra latina gladiator que significaba "el que lucha con la espada" y que procedía a su vez de gladius, palabra usada para designar a la espada empleada por las legiones romanas. En Hispania, una de las nuevas provincias romanas, tuvo lugar el primer combate de gladiadores  en el año 206 a.C, ofrecido por Publio Cornelio Escipión (236-183 a.C) en honor de su padre y su tío ,muertos en combate contra las tropas de Cartago. Los ludi, nombre que recibían los juegos, fueron multiplicándose ,celebrándose en honor de los dioses , en agradecimiento de una victoria, ludi organizados por patricios y otros organizados por los plebeyos, ludi en honor  de los hombres más importantes de la República, siempre había un buen motivo para celebrar unos juegos. Su creciente popularidad los convierte en un espectáculo de masas  que los políticos de la República no podían dejar de utilizar como instrumento de propaganda.

Así, los ludi pasan a ser organizados y financiados no sólo por ciudadanos privados, como los senadores, sino también por magistrados de la República, los ediles,  que se encargaban entre otras tareas, como los temas relacionados con el orden público, de la organización de los juegos. Los ediles eran elegidos tanto entre los patricios, la aristocracia romana,  como entre los plebeyos, y en las elecciones participaban todos los ciudadanos de Roma. El edil que organizase unos juegos espectaculares tenía casi garantizada la reelección, aunque eso suponía un importante desembolso de dinero. De esta forma,  los diferentes magistrados comenzaron a competir entre sí para organizar los mejores juegos, y algunos de ellos llegaron incluso a arruinarse por los desembolsos que tuvieron que realizar . El componente religioso de los juegos quedó olvidado y se mantuvo su aspecto más lúdico. El primero en hacer uso de los juegos como plataforma para lanzar su carrera política fue el propio Julio César en el siglo I a.C  ,y  de ahí en adelante los juegos irían convirtiéndose en un auténtico espectáculo de masas, cada vez más violento




La que quizás sea una de las obras más representativas del mundo de los gladiadores , el óleo "Pollice verso" de Jean-Léon Gérôme(1824-1904) de 1872. El título hace referencia  al gesto que se supone que causaba la muerte del gladiador derrotado, el pulgar hacia arriba, que es lo que significa pollice verso, aunque las fuentes históricas no aclaran si este gesto se usaba en los combates o no. El gladiador que se rendía extendía su brazo derecho con el pulgar separado y los dedos índice y corazón extendidos y en ese momento el público exclamaba ¡Misum! que significa ¡vida!, si deseaba que el gladiador fuera perdonado, y ¡yugula! , degollamiento, si quería su muerte. Aunque en las películas el dedo hacia arriba significa el perdón y hacia abajo la muerte, parece que el pulgar hacia arriba o en posición horizontal era la muerte, simbolizando la espada desenvainada,  y si se introducía dentro del puño era el perdón, la espada envainada 
(Imagen procedente de http://www.viajesconmitia.com



Pero ¿por qué había esa necesidad de entretener al pueblo de Roma? Imaginaos una sociedad donde la gente no trabaja, porque las tareas cotidianas son realizadas por el numero ingente de esclavos procedentes de los diferentes rincones del Mediterraneo, donde las legiones romanas no cesan de avanzar , derrotar ejércitos enemigos y hacer miles de prisioneros que son enviados a Roma para servir a sus ciudadanos, por lo que había una gran parte de la población que no tenía nada que hacer , y una población ociosa puede ser también un elemento desestabilizador para cualquier  sistema político. Roma tenía una larga tradición de tumultos protagonizados por la plebe , por lo que era esencial tenerla distraida y con el estómago lleno , y dos fueron los instrumentos para lograrlo. Por un lado se estableció la annona, por la que los precios del grano se convirtieron en responsabilidad  del estado. Era este el que compraba el grano , fijaba el precio y además lo repartía entre las clases bajas de la ciudad . Así evitaban que las épocas de carestía o crisis de cualquier tipo hubiera rebeliones causados por el hambre. El otro instrumento para mantener distraido al pueblo era, por supuesto, los juegos y , en particular, los combates de gladiadores.

Poco después de que Octavio Augusto(63 a.C- 14. d.C ) asumiera el control del Imperio, que ya había dejado de ser República aunque Augusto quería conservar las formas republicanas,  un actor llamado Pilades advirtió al primer emperador de Roma "Tu puesto depende de cómo mantengamos al populacho entretenido", una advertencia que ni Octavio ni sucesivos emperadores dejaría caer en saco roto . Tiempo después, ya en el siglo I d.C, el poeta Juvenal (60-128)  escribía "Al pueblo que ha conquistado el mundo ahora sólo le interesan dos cosas: el pan y el circo". Es la celebre sentencia "panem et circenses", un lema político que se ha utilizado a lo largo de toda la historia como símbolo de la manipulación de la masa manteniéndola entretenida y con el estómago lleno y que hoy podríamos traducir por "pan y fútbol" o "pan y toros "  o cualquier otro entretenimiento que queramos incluir y que cumpla el objetivo de distraer la atención del pueblo. Pero hora es que conozcamos ya a los protagonistas principales del entretenimiento,a los gladiadores. Ya vimos que gladiador significaba "el que lucha con la espada" y formaban parte de estos hombres tanto los capturados en las guerras por las legiones de Roma , como delincuentes condenados a muerte , esclavos e incluso hombres libres ahogados por las deudas que buscaban en la peligrosa vida de gladiador una forma desesperada de ganar dinero.




Una representación de como debía ser el Ludus Magnus, la escuela de gladiadores construida junto al Coliseo o Anfiteatro Flavio. Fue construida poco después de la inauguración del Coliseo en el año 80, por orden del emperador Domiciano(51-96),hijo del emperador y fundador de la dinastía Flavia, Vespasiano(9-79), que había ordenado la construcción del Coliseo en el año 70, el cual sería inaugurado en el 80 por Tito(39-81), hijo de Vespasiano y hermano de Domiciano. Construido en ladrillo y con tres plantas, en el centro del ludus había un pequeño anfiteatro donde entrenaban los gladiadores y que tenía capacidad para 3000 espectadores , un tamaño similar al de otros anfiteatros construidos en diferentes provincias del Imperio, aunque nada que ver con los 50.000 espectadores sentados que cabían en el Coliseo, y los 80.000 de pie. Cuando los juegos desaparecieron entre los siglos V y VI, el Ludus Magnus pasaría a ser usado como lugar de enterramiento (imagen procedente de http://www.mmdtkw.org)


Los gladiadores acudían a las escuelas llamadas Ludus , que en época de Augusto eran cuatro , pero luego se multiplicarían por todo el Imperio, dirigidas por los lanistas . Los lanistas eran empresarios que compraban a jóvenes esclavos o a prisioneros de guerra para formarlos como gladiadores y luego alquilaban sus servicios, no sólo para participar en los juegos, sino también para participar en funerales y otras celebraciones o como guardaespaldas. Al entrar en la escuela o Ludus, el nuevo aspirante a gladiador debía pronunciar el siguiente juramento "En caso de desobediencia sufriré en mis propias carnes los pinchos de las varas, la quemazón del fuego o la muerte bajo el acero". El gladiador asumía que se encontraba en la escala social más baja , era lo que se denominaba un infamis, una persona incapacitada para ejercer un cargo público y comparable en estima social a la de los actores o las prostitutas. Los romanos eran muy hipócritas y despreciaban a aquellos mismos que les entretenían y aplaudían en los escenarios o en la arena del circo.

Algunas de estas escuelas llegaron a formas hasta 2000 gladiadores al mismo tiempo en los momentos de máxima demanda de luchadores , y en ellas los gladiadores se organizaban en grupos de siete hombres a los que se denominaba "familias". Vivían dentro del ludus, en celdas que tenían lo estrictamente necesario para dormir  y sin ningún lujo. La forma de prosperar para un gladiador eran las victorias, pues ellas aumentaban su prestigio y también incrementaba sus ganancias al igual que la del ludus al que perteneciese. Un gladiador de los poco cotizados ya podía ingresar hasta tres veces más que un ciudadano normal, mientras que si se trataba de un campeón esta cifra podría  ser hasta doce veces superior . Los grandes campeones se convertían  en personajes célebres y en auténticos símbolos sexuales . Si éste lograba suficientes triunfos para enriquecer a su amo, el lanista, podría lograr la libertad igual que si la compraba con el dinero obtenido por los combates victoriosos. En ambos casos se le entregaba la espada de madera, llamada rudi, que era el símbolo de su libertad.




En este mosaico del siglo II de una villa romana vemos a un retiarius a la izquierda , luchando con el que solía ser su adversario en los combates de gladiadores, un secutor a la derecha. El secutor(perseguidor) era quizás la categoría de gladiadores que contaba con una menor equipación, tan sólo su espada o gladius, el escudo rectangular como los usados por los legionarios y un caso cilíndrico ,pero esta misma falta de equipo le proporcionaba una gran rapidez de movimientos. El retiarius tenía como armas principales una red  con la que inmovilizaba al rival , y un tridente llamado fuscina o tridens con el que le traspasaba el cuerpo a su rival  
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)




Sin embargo , no todos querían abandonar aquella vida, porque eso significaba abandonar una existencia  de fama, prestigio y también de éxito entre las mujeres y vivir una existencia mucho más oscura , probablemente como guardaespaldas de algún patricio romano. Cada gladiador se especializaba en el uso de un tipo de arma y según esas armas recibían diferentes nombres. De esa forma se podían distinguir hasta quince tipos  distintos de gladiadores, entre los que se encontraban los secutores, que se puede traducir como "perseguidores", que iban armados sólo con un escudo , una espada o gladius una daga llamada pugio, y un casco de forma cilíndrica,  lo que les permitía tener una gran agilidad en combate y eran los más adecuados para enfrentarse a otro tipo de gladiador conocido como el retiarius u "hombre o luchador de la red" , armado con una red o rete que da origen a su nombre, una daga y un tridente llamado fuscina o tridens. Además llevaba una protección en el hombro llamada galerus o spongia , un brazalete y vestido con el subligaculum, que eran un conjunto de ropas de algodón sujetas por un cinturón o bien cubiertos por una túnica corta .

Otro de los tipos de gladiadores es el murmillo, fáciles de distinguir por la cresta que coronaba su casco que, a su vez, adoptaba la forma de un pez . Iba armado con la gladius o espada, un escudo rectangular similar al usado en las legiones de Roma y en algunas ocasiones cubrían su cuerpo con una armadura completa, aunque lo más usual es que llevara sólo una greba, que es una parte de la armadura que protege la pierna, y un brazalete en el brazo derecho. Posiblemente, por su armamento y forma de vestir, los murmillones, también llamados mirmillones, estaban inspirados en los guerreros galos , y eran un tipo de luchador pesado y muy difícil de derrotar. Al igual que un secutor tenía como rival principal a un retiarius, un murmillo solía enfrentarse a un tracio, llamados así porque su armamento era similar a los de un tracio , un pueblo que habitaba entre las tierras que hoy se encuentran en la zona fronteriza entre Grecia , Turquía y Bulgaria. Los tracios se protegían con un pequeño escudo llamado parmula , una espada corta y de filo curvado , con piernas protegidas por grebas y protecciones en el hombro y el brazo que empuñaba la espada , además de un casco con cresta y visor





En este mosaico podemos ver como un tracio, a la izquierda de la imagen con su casco cerrado con visor ,protegidas sus piernas con grebas y con protección en el brazo y el hombre con el que empuña la espada, es derrotado por un murmillon con su gran escudo rectangular, similar al usado por los legionarios romanos aunque en este caso no va cubierto con la armadura que en ocasiones les protegía todo el cuerpo. Estos últimos eran más lentos y pesados pero muy difíciles de derrotar por lo protegidos que estaban y por su fuerza. Espartaco era un gladiador tracio que iría equipado como el del mosaico 
(imagen procedente de http://mirincondelabahia.wordpress.com )   




Los tracios solían enfrentarse, como ya he dicho , a los murmillones, y también a el  hoplomachus, que podría traducirse como "el que lucha como un hoplita", pues imitaban la forma de luchar de los hoplitas griegos, llevando una armadura que cubría su cuerpo , casco y un escudo redondo, mientras que como armas usaba la lanza y la gladius. Luego estaban los essedarii, que eran gladiadores que se enfrentaban a caballo o en carros de combate, y también los especializados en enfrentarse a animales, que recibían el nombre de venatores , y se enfrentaban a leones , jabalíes, osos o leopardos,   y también mujeres, si, porque había mujeres gladiadoras hasta que fueron prohibidas durante el gobierno del emperador Séptimio Severo (146-211). Estas salían al inicio de los juegos y era un espectáculo tan violento como erótico, ya que dejaban en combate uno de sus pechos al aire para deleite de la plebe.

Ahora que conocemos a los protagonistas de los juegos, vamos a pasar un día en los juegos, como si fuéramos un ciudadano romano.  Ya vimos como ,Julio César primero y luego su heredero Octavio Augusto, se habían percatado de la importancia de los juegos como instrumento propagandístico, por lo que a partir de Augusto serían los emperadores los que se encargarían de impulsar su celebración para ganarse el apoyo popular , aunque, debido a la gran cantidad de juegos que había que organizar, en muchas ocasiones delegarían en otros magistrados como los cuestores, encargados de las finanzas, y los pretores, responsables de impartir justicia. Así mismo el emperador se reservaba también la  reconstrucción de los recintos donde se celebraban los espectáculos, ya fueran circos, anfiteatros o teatros. Hasta la época de Augusto los combates de gladiadores se habían celebrado en el propio Foro de Roma o en instalaciones provisionales que luego se desmontaban, pero ya en el año 29 a.C Augusto inauguraría el primer anfiteatro permanente de Roma, situado en el Campo de Marte , pero quedaría destruido por completo durante el incendio que asoló Roma en el año 64 , bajo el gobierno del emperador Nerón (37-68 d.C)



DOCUMENTAL "EL COLISEO"

Documental del Canal Odisea  dedicado al más espectacular de los circos del Imperio Romano, donde se celebraban las luchas de gladiadores, el Coliseo








Roma necesitaba un nuevo recinto donde celebrar los juegos, pero tenía que ser un recinto en consonancia a las dimensiones de Roma, una ciudad que había alcanzado el millón de habitantes. Y así, bajo el gobierno del emperador Tito Flavio Vespasiano (9-79), hacia el año 70 se inició la construcción del gran Anfiteatro Flavio, llamado así en honor de la dinastía Flavia de la que Vespasiano era su primer representante. El nuevo edificio iba a construirse sobre el terreno que ocupaba un gran lago y donde también se hallaba una colosal estatua de Nerón en bronce y con una altura de entre 30 y 35 metros por lo que era conocida como el Coloso de Nerón, situadas en frente de la Domus Aurea, la lujosa residencia imperial ordenada construir por Nerón después del incendio.  Vespasiano moriría en 79 antes de ver terminada su construcción , y le sucede su hijo, el emperador Tito (39-81). Parte de la Domus Aurea fue derruida, el lago desecado y el Coloso desplazado , aunque sería su cercanía al nuevo anfiteatro lo que haría que terminase siendo conocido con el nombre con el que hoy lo reconocemos, el Coliseo.




Con capacidad para 50.000 espectadores sentados y 80.000 si permanecían en pie, fue el anfiteatro más grande del Imperio. Sin embargo, a partir del siglo VI , con el final de los juegos, comenzó un largo periodo de decadencia donde fue utilizado como refugio, fábrica, sede de una orden religiosa , fortaleza y también como cantera , extrayendo el mármol de su estructura para construir otros edificios en Roma . Sólo se detuvo su destrucción, a la que también habían contribuido varios terremotos , cuando fue convertido en un santuario cristiano en memoria de todos los cristianos que habían hallado allí la muerte. Pero no sólo los cristianos encontraron la muerte en la arena, se calcula que entre 500.000 y un millón de gladiadores murieron durante los cinco siglos en los que el Coliseo fue el auténtico ruedo mortal de Roma 
(imagen procedente de http://soltitialis.worpress.com )     




A la muerte de Vespasiano , el Coliseo estaba terminado hasta su tercer piso y bajo el gobierno de Tito se terminaron las obras, siendo inaugurado en el año 80 . Situado en el mismo centro de Roma, en el corazón del Imperio, esta colosal edificación tenía capacidad para 50.000 espectadores distribuidos en 80 filas  pudiendo ampliar su aforo hasta las 80.000 personas , si estas veían el espectáculo de pie . En los días anteriores a la celebración de los juegos las calles de la ciudad hervían con la llegada de nuevos personajes atraídos por el ´dinero que movían los juegos, desde prostitutas hasta mercaderes invadían el centro de la ciudad. El día de inauguración había que hacer grandes colas hasta acceder a su interior, recibiendo en la entrada una tésera, una pequeña plancha que indicaba al espectador donde los debía sentarse en función de la clase social a la que pertenecían. Así , en la zona más cercana a la arena, estaba situado el podium, en el que se sentaban los romanos de mayor prestigio , desde los senadores hasta los sacerdotes, flanqueando a esta grada dos palcos, el "pulvinar", reservado al emperador, y otro  palco para el magistrado que, en ausencia del emperador, presidiese los juegos .

A continuación estaba el maenianum primum, situado un poco más arriba y donde se sentaban los patricios que no formaban parte del Senado. Después estaba el maenianum secundum, a su vez dividido en el imum, destinado a los ciudadanos ricos que no eran aristócratas, y el summum, para los ciudadanos pobres. Y , finalmente, el maenianum summum in ligneis, reservado para las mujeres pobres. Las entradas a las gradas desde el interior del Coliseo se hacía a través de los "vomitorios" distribuidos por toda la construcción y que permitían la entrada y evacuación del edificio en muy poco tiempo . Podemos decir que la estructura del Coliseo es en la que se inspiran hoy los estadios deportivos  de todo el mundo. Desde nuestra grada podemos ver en el centro la arena, donde tendrán lugar los combates y que recibe este nombre por tratarse de una plataforma de madera cubierta de arena, y oculto a nuestra vista se encuentra el hipogeo, un sistema de galerías donde se alojaba a los gladiadores y también las jaulas de los animales, con rampas y trampillas que en cualquier momento podían abrirse para dar entrada en la arena a nuevos combatientes o a los animales.





DOCUMENTAL "LA VERDADERA HISTORIA DE ESPARTACO" DL CANAL HISTORIA

Este documental relata la historia de la más conocida de las rebeliones de gladiadores de Roma, la liderada por el tracio  Espartaco (hacia 113- 71 a. C) que puso en jaque a las legiones romanas a lo largo de dos años y que convertirían al gladiador tracio en un mito. 







El Coliseo estaba dotado además de un sistema de drenaje  conectado con cuatro grandes cloacas, posiblemente para evacuar el agua después de las naumaquias, reconstrucciones de batallas navales en las que la arena se convertía en un mar artificial. Pero una vez que ya hemos tomado  asiento , aparecerá el organizador de los juegos montado sobre una cuádriga y vestido de púrpura, acompañado de un séquito de esclavos  vestidos de blanco, mientras entre el público se repartían pañuelos con el nombre del organizador, con el fin de que no olvidaran votarlo el día de las elecciones. También se les entregaba una especie de programa de mano con los espectáculos del día . Éste programa solía comenzar con una venatio, un espectáculo de caza que podía ser tanto un espectáculo de doma de animales, como de enfrentamiento entre los propios animales , la caza de los mismos por los venatores o cazadores usando lanza, arco o jabalina y a pie o a caballo , y la llamada damnatio ad bestias, donde los condenados a muerte , desprovistos de toda defensa, debían enfrentarse a leones, lobos y osos para morir devorados por ellos.




Archivo:La naumaquia-Ulpiano Checa.JPG
"La naumaquia" del pintor español Ulpiano Checa(1860-1916). Las naumaquias eran representaciones de batallas navales históricas. En ocasiones se construyeron lagos sólo con este propósito , como el construido durante el gobierno de Octavio Augusto en el año 2 a.C junto al río Tiber en el que  a través de un acueducto erigido para la ocasión se llevaba el agua desde el río hasta el lago donde se iba a celebrar la batalla. Pero, sin duda, la más espectacular de las naumaquias fue organizada durante el gobierno del emperador Claudio (10 a.C-54 d.C) cuando reunió en el lago Funcino a 19.000 combatientes. En estas batallas no solía haber supervivientes y eran todo una muestra de como Roma derrochaba sus recursos para mantener a la población entretenida o, quizás, habría que decir embrutecida. Todo con tal de evitar revueltas políticas  
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)




Estos animales provenían de todos los rincones del Imperio, desde leones de Mesopotamia a hipopótamos de Egipto , osos de Hispania , leopardos de Libia e incluso elefantes traídos desde la India , además de avestruces, antílopes . Los encargados de enseñar a los animales a luchar entre sí eran los bestiarios , capaces incluso de adiestrar a las bestias para que violasen a las mujeres atadas a carros y a postes. Si las fieras no actuaban con la ferocidad exigida por el publico era un desprestigio para el organizador de los juegos y podía costarle la vida al bestiario. Las matanzas de animales podían alcanzar cifras increíbles en nuestros días, como en los juegos organizados por el emperador Trajano (53-117) para festejar su victoria en la Dacia. Durante los 123 días consecutivos que duraron estos juegos murieron más de 11.000 animales además de combatir 10.000 gladiadores. La venatio duraba un número de horas establecido de antemano para que diera tiempo a desarrollar el resto del programa. A medida que el sol iba subiendo se cubría el Coliseo con una cubierta de tela desplegable hecha de lino y accionada mediante poleas que era llamada Velorio , soportada por 250 mástiles de madera y accionadas por un destacamento de marineros de la flota romana.




Era habitual en las venationes que se abrieran trampillas dispuestas en la arena donde, por sorpresa, aparecían las fieras para atacar a los bestiari o los venatorii. Los animales procedían de todos los rincones del Imperio e incluso de más allá de sus fronteras y se convertían en un símbolo del poder de Roma, capaz de llevar a aquellos animales hasta la ciudad con el fin de que participaran en los juegos. Cuando llegaban a la ciudad eran mantenidos en un vivarium, palabra de la que procede vivero, donde esperaban hasta el día de su participación en los juegos. La caza intensiva de animales para alimentar la sed de sangre de los juegos provocaría la extinción de algunos de estos grandes mamíferos 
(imagen procedente de http://clio.rediris.es )




Terminada la venatio le sucedían los andabatae, en la que condenados por crímenes eran forzados a luchar con las cabezas cubiertas por cascos sin visor, con lo que luchaban a ciegas, Para los romanos era un espectáculo cómico ver como estos desdichados se buscaban para darse muerte sin saber donde se hallaba el contrario, guiado en ocasiones por la voz de los  espectadores. El derrotado era rematado golpeándole la cabeza con un martillo y luego su cuerpo era despedazado para darlo de comer a las fieras. Sin tregua, y con la multitud cada vez más excitada y sedienta de sangre , llegaban los Meridiani, gladiadores de inferior categoría que se enfrentaban al mediodía, de ahí su nombre. Después de estos combates había una pausa que los espectadores aprovechaban para reponer fuerzas con la comida que habían llevado al Coliseo . A continuación tenían lugar las ejecuciones de prisioneros de guerra o delincuentes, y también , en ocasiones, de otros grupos como los cristianos  que podían morir quemados en postes, devorados por las fieras o masacrados por los gladiadores. En estos momentos, el olor de la sangre tenía que ser disimulado por el agua perfumada que manaba de las estatuas de mármol y dejaba todo listo para el plato fuerte de la jornada. Además, se repartía entre los espectadores las "sparsiones", unos vales que luego podrían cambiarse por pescado , carne o pan.

Había llegado el momento del combate de los gladiadores más importantes, las estrellas, los que eran seguidos y adorados casi como si fueran semidioses. La fama de los gladiadores era tal que incluso hombres de la nobleza quisieron convertirse en uno de ellos ,y fue Augusto  el que tuvo que promulgar una ley según la cual "no se permite a ninguna mujer que haya nacido libre menor de veinte años  y a ningún hombre que haya nacido libre menor de veinticinco años hacer el juramento de gladiador". La devoción por los gladiadores llegaba hasta tal extremo que en ocasiones los espectadores bebían hasta la sangre encharcada en la arena con la convicción de que tenía efectos curativos para ciertos males. En realidad, el gran espectáculo de los juegos no eran los gladiadores, sino los espectadores, todo un ejemplo de las más primarias pasiones del ser humano. Pero estas peleas no siempre eran limpias, ya que los gladiadores eran mercancías muy valiosas, que costaba mucho tiempo preparar y no era rentable arriesgar a las grandes estrellas enfrentándolas entre sí, por lo que se buscaban oponentes fáciles a los que pudieran vencer sin riesgo de perder la vida.





Una maqueta de Roma y del Circo Máximo. Situado entre las colinas del Aventino y del Palatino, ya existía en tiempos de los etruscos pero sería Julio César el que lo ampliaría hasta tener una pista con 600 metros de largo, 225 metros de ancho y una capacidad de 150.000 espectadores sentados y cerca de 300.000 mil de pie. Aquí se celebraban los llamados ludi circenses , heredados de las tradiciones griegas, donde sobre todo tenía un gran éxito las carreras de carros tirados por  dos, tres o cuatro caballos, siendo estas últimas, las cuádrigas, las más espectaculares. En el centro de la pista se hallaba la Spina, como vemos en la imagen, adornada con estatuas y obeliscos, y alrededor de ella los competidores tenían que dar un número determinado de vueltas. Los carros eran guiados por los aurigas que en muchas ocasiones hallaban la muerte en estas competiciones,. Entre carrera y carrera se lanzaban donativos al público y se celebraban banquetes, y los resultados de las carreras eran luego comentados con la misma pasión que hoy podemos comentar el resultado de un partido de fútbol
 (imagen procedente de http://celialosabe.wordpress.com )


Los gladiadores tenían como norma al saltar a la arena "degüella al vencido sea quien sea". Los que iban a combatir iniciaban un desfile en la que los gladiadores se presentaban ante el público, como hacen hoy los futbolistas o los toreros al salir a la plaza, para dirigirse a continuación hacia el palco imperial y presentar su saludo al emperador, "¡Ave Caesar, morituri te salutant" , el celebre "Ave César, los que van a morir te saludan". Después de un breve calentamiento se iniciaba la lucha ante el delirio del público, que ,preso de la excitación, se golpeaban y llegaban a desnudarse y arrastrarse por el suelo, muchas mujeres se desmayaban. Debía ser un espectáculo casi inimaginable para nosotros . El combate seguía su curso hasta que uno de los combatientes  se daba por vencido y pedía clemencia a las gradas . Si había combatido con valor y agradado al público, éste agitaba sus pañuelos y ponía su dedo pulgar dentro de su puño gritando "¡Missum" que significa "vida" , pero si su forma de luchar no había contentado a los espectadores, mostraban sus pulgares hacia arriba  mientras clamaban "¡yugula!" (degollamiento). Quién tomaba la decisión final era el emperador,o , en su defecto , el organizador de los juegos, pero en muy raras ocasiones llevaba la contraria a las masas, pues ello podría provocar disturbios. Sobre la posición del dedo para designar la vida o muerte del gladiador, ya he mencionado más arriba que sigue siendo controvertida.

Con este programa sangriento, cacerías por las mañanas, luchas de gladiadores secundarios al mediodía, ejecuciones después de comer y luchas de los gladiadores estrellas por la noche, los juegos se mantuvieron durante cinco siglos . Pero ya en el siglo III  estos espectáculos comienzan a decaer al tiempo que también lo hace el poder de Roma. El emperador Caracalla (188-217) diría "estamos sacrificando la vida para alimentar la muerte" pues los juegos devoraban un tercio del presupuesto de Roma y ocupaban doscientos días al año. La falta de conquistas militares redujo el número de esclavos, los animales se agotaban y las arcas del estado ya no permitían financiar estos espectáculos, a lo que había que unir el poder creciente de los cristianos, que a partir de Concilio de Nicea de 325 se habían convertido en la religión oficial del Imperio y no podían admitir este sacrificio de vidas humanas para distracción del público. En el año 365 el emperador Valentiniano I(321-375) prohibía el sacrificio publico de personas y con ello el cierre de las escuelas de gladiadores y de los combates en la arena.



"La última oración  de los mártires cristianos", obra realizada en 1883 por el pintor francés  Jean Léon Gérôme ( 1824-1904) donde vemos a unos  cristianos a punto de ser devorados en el Coliseo. Durante mucho tiempo se ha dado por cierto que los cristianos recibían el martirio en la arena del Coliseo, pero en realidad esta es una creencia que tiene sus orígenes en el siglo XVI y muchos historiadores apuntan a que el lugar del martirio de los cristianos tuvo lugar en el Circo Máximo. El caso más conocido, porque se conservó en las siete cartas escritas por el futuro mártir y santo  Ignacio de Antioquía, que moriría en 107 siendo obispo de Antioquía. En una de sus cartas escribió  "Soy trigo de Dios, y es preciso que sea molido por los dientes de las fieras, para convertirme en pan inmaculado de Cristo. " Parece que fue el Papa Pío V(1566-1572) quién  recomendó que los peregrinos  reunieran arena del Coliseo como reliquia, pues estaba impregnada de la sangre de los mártires
(imagen procedente de https://es.wikipedia.org/ )








Ya en el año 404 se cerraban los circos por orden del emperador Honorio (384-423), entre ellos el enorme Circo Máximo de Roma, con capacidad para 300.000 espectadores , donde se celebraban las carreras de cuádrigas y que eran seguidos con pasión por los ciudadanos, divididos en bandos según los colores de los corredores. Hubo protestas por este cierre, pero el Imperio estaba arruinado, ya no podía financiar estos espectáculos , el fin de Roma estaba muy próximo . Parece que hubo una última pelea de gladiadores en el Coliseo en el año 435 y hasta mediados del siglo VI , ya después de la caída del Imperio Romano de Occidente en 476 , aún se celebraron las venatio, la caza de animales. Pero no hay mejor símbolo del final de estos juegos que las ruinas que hoy podemos contemplar en Roma, desafiando aún al paso del tiempo , los terremotos y el tráfico, el orgulloso Coliseo de Roma, en cuya arena hallaron la muerte entre medio millón y un millón de hombres para saciar la sed de sangre del pueblo y satisfacer los deseos de controlar a las masas de sus gobernantes. 




Más de novecientos años después de su inauguración por el emperador Tito, el Coliseo , después de sobrevivir a terremotos, a ser utilizado como cantera y al más absoluto abandono, sigue conservando la sensación de poder de un Imperio que gobernó los destinos de Europa durante medio milenio y cuya organización y costumbres siguen siendo el espejo en el que hoy nos reconocemos los europeos, pero también es el símbolo de que un pueblo civilizado es capaz de las mayores miserias morales y no es necesario viajar a la Roma imperial para saberlo, nos es suficiente con mirar la historia de Europa durante el siglo XX 
(imagen procedente de http://www.trucospc.info )



Y antes de llamarles  bárbaros pensemos como habríamos actuado nosotros si hubiéramos nacido en la Roma Imperial, nos hubieran educado para ver a los esclavos no como hombres sino como mercancías, si no tuviéramos que esforzarnos para vivir y tuviéramos asegurada la comida y la diversión por el estado. Los seres humanos no cambian demasiado a lo largo de la historia,  cambian las circunstancias en las que se desarrolla su vida . Quizás hoy ya no matamos para divertir al pueblo, pero la naturaleza del ser humano sigue ahí, debajo de las capas que la civilización ha puesto sobre sus instintos primarios, dispuesta a manifestarse cuando las condiciones le sean propicias. Y no quiero terminar este artículo sin dejaros con las imágenes de las dos últimas grandes producciones , "Gladiator" de Ridley Scott y la serie de televisión "Spartacus", que reflejan dedicadas a la vida de los gladiadores, aquellos hombres que juraban "En caso de desobediencia sufriré en mis propias carnes los pinchos de las varas, la quemazón del fuego o la muerte bajo el acero".




ESPARTACO VERSUS TEOCLES DE "SPARTACUS"

Esta en inglés pero merece ver las imágenes de la lucha entre los gladiadores y la reacción de éxtasis del público ante la sangre y la muerte aunque con el efectismo propio de una obra de ficción 

https://www.youtube.com/watch?v=5N1x7xQ6x_c





ESCENAS DE COMBATE DE GLADIADORES DE "GLADIATOR" DE RIDLEY SCOTT

Una de las brillantes escenas de combate de gladiadores de la célebre película de Ridley Scott, "Gladiator"

https://www.youtube.com/watch?v=uQQZR-Skftk



El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost





6 comentarios:

Anthony M. dijo...

Muchísimas gracias por esta introducción y resumen muy completa de la vida de espectáculo de los gladiadores. Has despertado en mí la chispa para seguir investigando este tema. :)

christian mielost dijo...

Muchas gracias Anthony por tu comentario y por la lectura del artículo . Me alegro mucho que te haya servido para animarte a buscar más información sobre este tema, que es muy interesante. Un saludo desde Madrid

Anónimo dijo...

Me ha encantado, muy resumido y detallado. Gracias por escribirlo!!!

christian mielost dijo...

Muchas gracias a ti por la lectura y tu amable comentario. Un abrazo desde Madrid!!

JOU TOWERFAT dijo...

Saludos de un recreacionista y armero aficionado romano-cartaginés, me gusta tu blog y si me lo permites pondré un enlace en los míos.
Chaoo.

christian mielost dijo...

Muchas gracias Jou!!Por supuesto, puedes enlazarlo o utilizar los contenidos del blog que está abierto para todos. Un abrazo fuerte desde Madrid y muchas gracias de nuevo!!

Famosos