sábado, 27 de agosto de 2011

MUJERES EN LA HISTORIA:CLEOPATRA, LA SEDUCCIÓN DE LA INTELIGENCIA (PRIMERA PARTE)

Mucho se ha escrito sobre la mujer , si , mucho, pero casi todo lo que a lo largo de la historia se ha escrito sobre ella proviene de la forma en que los hombres las han visto. Durante siglos la sociedad de casi todas las naciones del mundo ha sido patriarcal , donde la mujer fue relegada a un segundo plano de la vida pública , recluida su influencia al ámbito doméstico aunque con un poder indudable, la educación de sus hijos. Escribía Sócrates que  "La belleza de la mujer se halla iluminada por una luz que nos lleva y convida a contemplar el alma que habita tal cuerpo, y si aquélla es tan bella como ésta, es imposible no amarla." Los hombres las han amado, las han dedicado los más hermosos poemas, han ordenado erigir los más esplendidos monumentos en su honor, han pintado grandes obras maestras inspirados en el amor que profesaban por ellas, han compuesto canciones, han rodado películas y han librado batallas por su amor. Pero , sin embargo, a pesar de esta devoción por la mujer, se la tuvo apartada de los acontecimientos históricos, del poder, de la participación en la vida social hasta bien entrado el siglo XX.

Generaciones y generaciones de mujeres han padecido en un silencio anónimo esta exclusión de la vida social , una exclusión que afectaba tanto a la humilde campesina como a la aristócrata encerrada entre las paredes de su castillo o de la residencia señorial . Sólo unas pocas mujeres, dotadas de una personalidad excepcional , pudieron romper ese muro de silencio que la ha rodeado durante milenios y nos han dejado sus historias extraordinarias como ejemplo de valor, inteligencia, decisión y fe en si mismas a pesar de hallarse en un mundo donde la mujer era vista bajo la lente prestada por las palabras de Aristóteles cuando decía que "La hembra es hembra en virtud de cierta falta de cualidades", es decir, la mujer era inferior por el único hecho de ser mujer, era una especie de error de la naturaleza, un ser inferior al que había que tutelar y tratar como poco más que un niño . Lo que demuestra que también los genios pueden pensar y decir  estupideces.

En  nuestros días, por fortuna, son innumerables las mujeres que sobresalen en todos los aspectos de nuestra sociedad, desde el deporte a la música, desde la política a las finanzas, desde la ciencia a cualquier otra actividad o manifestación cultural o artística, pero quiero desde el Mentidero rendir un homenaje a todas las mujeres , a esa inmensa mayoría que durante siglos sufrió en silencio la marginación de la sociedad obedeciendo las normas dictadas por un mundo donde eran los hombres quienes escribían sus destinos sin que ellas pudieran intervenir en el rumbo de sus propias vidas, y quiero hacerlo a través de esas mujeres excepcionales cuyo nombre quedó grabado en los libros de historia como luminosas excepciones de un universo masculino.

La imagen de Cleopatra VII Philopátor que todos tenemos en nuestra memoria es casi sin duda alguna la de la actriz  británica Elisabeth Taylor(1932-2011) que interpretó a la reina de Egipto en la película "Cleopatra" dirigida por Joseph L.Mankiewicz e 1963 con el actor Richard Burton en el papel de Marco Antonio. En la realidad parece que Cleopatra no era tan bella como la actriz británica, pero si de un encanto y una capacidad de seducción irresistibles , como escribió el historiador griego Plutarco(hacia 50-120 d.C) , que se refirió a la reina egipcia con estas palabras "Se pretende que su belleza ,considerada en sí misma, no  era tan incomparable como para causar asombro Y admiración, pero su trato era tal que resultaba imposible resistirse" Su inteligencia era su principal arma de seducción (imagen procedente de http://zinemaniacos.wordpress.com )

En esta serie que comienzo hoy conoceremos a personalidades como la poetisa griega Safo de Lesbos(hacia 650-480 a.C) la primera de la que tenemos constancia en la historia , la escritora Christine de Pizan (1364-1430), una de las pocas figuras literarias femeninas medievales, la pintora Sofonisba Anguissola(1532-1625) la pintora más celebre del Renacimiento en un mundo cerrado a la presencia de la mujer, la heroína militar Juana de Arco (1412-1431), que cambió el rumbo de una guerra que se prolongaría un siglo, la astrónoma Carolina Herschel(1750-1848), la primera astrónoma profesional de la historia, la química y física  Marie Curie(1867-1934) , la primera mujer en recibir un Premio Nobel. Son sólo algunos de los nombres que tendrán su espacio  en esta serie dedicada a las mujeres en la historia que irán apareciendo a lo largo de las semanas en el Mentidero, como siempre intercaladas entre los artículos dedicados a otros muchos temas.

Y he querido comenzar esta serie con una mujer  en la que este mes de agosto se cumplen 2041 años de su muerte, una mujer que pudo haber cambiado el destino del Imperio más influyente y poderoso de la historia de Europa, el Imperio Romano y que conquistó los corazones de dos hombres que dirigían aquel Imperio, el gran Julio César (100 - 44 a.C) y Marco Antonio (83-30 a.C). Me estoy  refiriendo a aquella mujer de la que Pascal dijera "si su nariz hubiera sido más corta, toda la faz de la tierra habría cambiado." . Lo cierto es que al margen de las consideraciones sobre su nariz, nuestra protagonista, la reina de Egipto, la faraona Cleopatra VII Philopator(69 - 30 a.C)se convertiría en una de las figuras históricas femeninas más conocidas en todo el mundo y a la que se han dedicado más libros, películas y obras de teatro. Os invito a acompañarme a conocer su historia, que , como suele suceder, nos llevará a mirar un poco más atrás en el tiempo, antes del nacimiento de Cleopatra.

Archivo:BattleofIssus333BC-mosaic-detail1.jpg
Fragmento del mosaico hallado en la Causa del Fauno en las ruinas de la ciudad romana de Pompeya que representa un momento en el desarrollo de la batalla de Issos donde Alejandro obtendría una nueva victoria sobre las tropas persas del rey Dario III en el año 333. Después se dirigiría a Egipto donde iba a fundar la que se convertirían en la nueva capital del reino de los faraones, Alejandría, que se transformará en el gran puerto del Mediterraneo Oriental y en capital del reino faraónico. Alcanzará el medio millón de habitantes y jugará un papel decisivo en los acontecimientos que relataré en este artículo

Cleopatra sería la última reina del Antiguo Egipto y la última representante de la dinastía tolemaica, una dinastía cuyo origen hay que buscarla en el siglo IV a. C. Allí nos encontramos con la figura del conquistador Alejandro Magno (356-323 a.C). Alejandro había emprendido la conquista del gran Imperio Persa que extendía sus fronteras desde las tierras griegas al oeste hasta la lejana India al este. Después de derrotar al rey persa, Dario III(380-330 a.C) , en tres batallas sucesivas las de Granico en 334 a.C, la de Issos un año después y la de Gaugamela en 331 a. C. Un año después moría el rey persa Dario III y Alejandro seguiría su avance imparable que le llevaría a cruzar el Indo , en el actual Pakistán, y derrotar a las tropas del reino indio de Poros en la batalla de Hidaspes en el 326 a.C . Pero aquí, según nos cuenta el historiador romano  Plutarco en su "Vida de Alejandro"

 "El combate de Poro desmoralizó mucho a los Macedonios, apartándolos de querer internarse más en la India: Pues no bien habían rechazado a éste, que les había hecho frente con veinte mil infantes y dos mil caballos, cuando ya se hacía de nuevo resistencia a Alejandro, que se disponía a forzar el paso del río Ganges, cuya anchura sabían era de treinta y dos estadios, y su profundidad de cien brazas, y, que la orilla opuesta estaba cubierta con gran número de hombres armados, de caballos y elefantes; porque se decía que le estaban esperando los reyes de los gandaritas y los preslos, con ochenta mil caballos, doscientos mil infantes, ocho mil carros y seis mil elefantes de guerra"

Cediendo a las pretensiones de sus hombres que deseaban regresar a sus hogares, Alejandro renunció a la conquista de la India y regresó a Babilonia donde pretendía reorganizar su Imperio de más de cuatro millones de kilómetros cuadrados  y lanzar una futura campaña para la conquista de Europa. Pero la muerte le sorprendería en el 323 a. C dejando un inmenso imperio que se repartirían sus generales. Unos años antes, en el 332 a. C, después de la victoria en la batalla de Issos , Alejandro había descendido por el litoral del Mediterraneo, atravesando las tierras de Palestina e Israel y entrando en Egipto en ese mismo año , donde fue recibido como un libertador , pues durante dos periodos diferentes el reino faraónico había sido invadido por los persas, desde 523 al 404 a.C y de nuevo a partir de 342 y hasta la llegada  de Alejandro. Con el apoyo de todo el pueblo Alejandro sería coronado faraón en noviembre de 332 a. C en la ciudad de Menfis y apenas dos meses después fundaba la que sería una de las ciudades más importantes de la época clásica en el Mediterraneo, Alejandría, junto al delta del Nilo

Sólo viendo un mapa nos damos cuenta de lo que significa Alejandro Magno y la razón de que su vida se haya convertido en legendaria. Desde su Macedonia natal en el norte de Grecia hasta la frontera  con la India, más de cuatro millones de kilómetros cuadrados de conquistas, la derrota del gran imperio persa, la conquista de Egipto, la fundación de decenas de ciudades y la unión de la cultura griega con la oriental. Cuando la muerte le sorprendió en el 323 a.C a la edad de 33 años de edad, estaba planeando futuras campañas con las que pretendía conquistar el Norte de África y Europa . A su muerte el imperio quedaría dividido entre sus generales y Egipto pasaría a ser gobernado por uno de sus generales más fieles, Ptolomeo, que escribiría una biografía de Alejandro, y fundaría una nueva dinastía, la Tolemaica, que se mantendría en el poder tres siglos (imagen procedente de http://www.portalplanetasedna.com.ar )

Así nos cuenta la biógrafa de Alejandro Magno, Mary Renault(1905-1983), como fue la fundación de Alejandría "De Menfis bajó por el río hasta la costa, donde tenía que tratar unos asuntos referentes a sus conquistas en Asia Menor. Navegó por el Delta y varó en las proximidades del lago Mareotis. Le pareció un sitio ideal para establecer una ciudad: buen fondeadero, buenas tierras, buen aire, buen acceso al Nilo. Estaba tan decidido a emprender las obras que deambuló por el emplazamiento, arrastrando tras de sí a arquitectos e ingenieros y señalando las situaciones de la plaza del mercado, de los templos de los dioses griegos y egipcios, de la vía real. Un hombre listo se percató de que Alejandro no tenía tiza para marcar y le ofreció harina, que el macedonio aceptó. Los pájaros se alimentaron de ella, por lo cual los adivinos previeron que la ciudad prosperaría y daría de comer a muchos forasteros, predicción que Alejandría sigue cumpliendo".

Egipto quedaba así integrado en el imperio de Alejandro . Cuando su muerte ya parecía inevitable, le preguntaron sus generales a quién dejaba su gran Imperio, a lo que Alejandro contestó "Todo mi tesoro se encuentra repartido en las bolsas de mis amigos. Dejo mi imperio al más digno, pero me parece que mis funerales serán sangrientos" Hoy desconocemos donde está la tumba del gran Alejandro, aunque muchos aventuran que se halla enterrado en el oasis de Siwa, donde había acudido después de fundar Alejandría para consultar el oráculo del dios egipcio Amón. Sea como fuere, su reino sería finalmente dividido entre sus generales, y en lo que nos interesa en este artículo, Egipto, correspondería a su general, además de amigo y biógrafo del propio Alejandro,  Ptolomeo (367 - 283 a. C) que adoptaría el nombre de Ptolomeo I Soter, convirtiéndose en el primer faraón de la dinastía Ptolemaica  o Lagida, por Lagos padre de Ptolomeo,   a partir del año 305 a. C.


Mapa del Egipto Tolemaico en su época de máximo esplendor durante el siglo III a. C, cuando tenía colonias en Siria, Chipre y otras islas del Egeo y dominaba el territorio de la actual Libia. Durante el siglo siguiente, el II a.C comenzó su declive , en parte debido al auge de una nueva potencia en el Mediterraneo, el Imperio Romano , y en parte por la sucesión de faraones cada vez menos competentes , en lo que podría haber jugado un papel importante la tradición de casarse dentro de la misma familia real con los riesgos de descendencia débil, enfermiza o demente que llevaba consigo esta práctica (imagen procedente de http://rtranabasis.foroactivo.com)


Ptolomeo I Soter fundaría la famosa Biblioteca de Alejandría, que sería el principal centro de conocimiento de su época y transformó a Alejandría en el puerto más importante de todo el Mediterraneo Oriental. La ciudad iría creciendo durante el gobierno de los Ptolomeos hasta superar el medio millón de habitantes gracias a su intensa actividad comercial donde se encontraban a personas de todas las nacionalidades que hacían allí negocios. Durante todo el siglo III a. C los Ptolomeos dirigen una política expansionista  que les conducirá a establecer colonias en Siria, Chipre, en las islas del Egeo  pero ya en el siglo II a. C comenzó a encontrar un fuerte obstáculo a sus pretensiones con el auge de una nueva gran potencia en el Mediterraneo, la Roma Republicana que había vencido definitivamente a su gran enemigo en el Mediterraneo Occidental, la ciudad de Cartago, a la que había estado enfrentada durante casi un siglo a lo largo de tres guerras, con el famoso episodio de la invasión de Italia por las tropas cartaginesas dirigidas por Anibal (247-183 a.C) .

Pero en el transcurso de la Tercera Guerra Púnica, entre el 149 y el 146 a. C, la ciudad de Cartago fue destruida  por las tropas romanas después de tres años de asedio. Sin embargo, Egipto no prestaba atención a este nuevo poder que surgía en el Mediterraneo  mientras la dinastía Ptolemaica que había dirigido con acierto Egipto durante todo el siglo III a. C comenzó un rápido declive  que le llevaría a perder casi todas sus colonias en el Mediterraneo hasta quedar reducido su territorio al propio Egipto. En cuanto a sus reyes, aunque eran griegos de origen, siguieron manteniendo la costumbre egipcia de la casa real de casarse entre miembros de la misma familia, por lo que eran constantes los matrimonios entre hermanos para mantener  pura la estirpe real. Estos matrimonios consanguíneos se darían en otras monarquías, como la de los Austria en España y el Sacro Imperio en los siglos XVI y XVII , aunque no entre hermanos pero si entre primos y sobrinos, lo que al final daba como resultado monarcas débiles y cuando no dementes o muy enfermos.

Durante ese siglo II a. C se suceden crisis políticas y militares, y también sociales por el progresivo alejamiento entre el pueblo egipcio y la elite griega que les gobernaba , pero la situación se haría insostenible en el siglo I a. C. Durante los dos siglos anteriores se habían ido sucediendo los faraones, todos ellos con el nombre de Ptolomeo . En el año 80 a.C moría sin descendencia el faraón Ptolomeo XI , que sólo había gobernado unos días en este año 80 y al no haber heredero directo había que buscar entre la familia Ptolemaica al nuevo faraón, dignidad para la que finalmente fue elegido Ptolomeo XII Neo Dioniso(112-51 a.C). Era el hijo bastardo de otro faraón de la familia, Ptolomeo IX , hermano de Ptolomeo XI.  Ya imagino que estaréis hartos de tantos Ptolomeos, pero no hay más remedio que mencionarlos, todos se llamaban así.


Archivo:Ptolemy XII Auletes Louvre Ma3449.jpg
Busto de Ptolomeo XII , llamado despectivamente por su propio pueblo Auletes, palabra de origen griego que significa "flautista" ya que al faraón le gustaba mucho tocar la flauta, mucho más que gobernar su reino . Su largo reinado desde el año 80 al 51 a.C estaría marcado por las rebeliones de su pueblo contra su política a favor de Roma, que a su vez le amenazaba con ejecutar el testamento de Ptolomeo XI , donde este faraón legaba Egipto a la República de Roma , lo que significaba el final de la independencia del reino. Fue el padre de Cleopatra, a la que estimaba por su inteligencia y a la que  dejaría el reino con la condición de que mantuviera la tradición y se casara con su hermano pequeño Ptolomeo XIII, un niño entonces de 10 años

El nuevo faraón Ptolomeo XII no estaba preparado para gobernar , pero una vez en el poder se aferró con todas sus fuerzas al trono. Su pueblo no tardó en advertir la gran afición que el nuevo faraón tenía a las fiestas y los banquetes, en los que solía emborracharse y donde se dedica a su afición favorita, tocar la flauta, por lo que se ganó el sobrenombre de Aulettes , que en griego significa flautista, mientras que mostraba una absoluta indiferencia por los problemas que afligían a su reino. Ante el creciente poder de Roma que amenazaba a Egipto se limitaría a comprar la amistad de los senadores romanos con grandes cantidades de oro y plata.Mientras, Roma amenazaba a Ptolomeo con la existencia de un testamento redactado por Ptolomeo XI y custodiado en el Templo de Vesta en Roma, donde éste legaba el reino de Egipto a la República de Roma    


Mientras, Ptolomeo XII  se casaba, siguiendo la costumbre de su familia, con su hermana Cleopatra V, y fruto de este matrimonio nacerían las futuras reinas Berenice IV, Cleopatra VI, Arsinoe IV y Cleopatra VII, ésta última nacida en el 69 a. C y que es la protagonista de nuestra historia. Durante los siguientes años la pequeña Cleopatra da muestras de su gran inteligencia convirtiéndose en la primera de toda la dinastía en aprender el idioma del pueblo que gobernaba, el egipcio, junto a otros muchos como el griego, el latín, el arameo, el etíope, árabe , hebreo, parto e interesándose por todo aquello que pudiera aumentar sus conocimientos desde las matemáticas y la astronomía, hasta la medicina y la política, sin olvidarse de la historia, la música, la política y la literatura donde sobre todo amaba la obra de Homero. Sobre todo su conocimiento del egipcio le serviría para acercarse a su pueblo que no tardaría en amarla y considerarla su auténtica princesa.

A la izquierda de la imagen Cneo Pompeyo Magno y a la derecha Cayo Julio César, que junto al hombre más rico de Roma, Marco Licinio Craso, se repartieron el poder de los ya extensos territorios de la República de Roma bajo una forma de gobierno  a la que llamaron triunvirato. Este fue el Primer Triunvirato de Roma y se mantendría unido desde el 60 al 53 a.C, cuando Craso murió dirigiendo una expedición contra los partos. Pocos años después estallaría la guerra civil entre Pompeyo y Julio César que tendría graves consecuencias para Egipto (imagen procedente de http://europa-soberana.blogia.com )
Mientras, en el 65 a. C  el Senado romano debatía la posibilidad de anexionarse Egipto para hacer cumplir el testamento de Ptolomeo XI.  Para evitarlo Ptolomeo XII recurrió primero al general y cónsul romano, el magistrado de más alto rango de Roma que era ocupado durante un año, Cneo Pompeyo Magno(106-48 a.C), ganándose su apoyo a cambio de apoyar la campaña que el militar romano dirigía en Judea y unos años después sobornaría al propio Julio César en el 59 a.C , cuando le ofreció 6000 talentos, una gran fortuna en la época, para que fuera aprobada una ley en Roma que confirmará la legitimidad del gobierno de Ptolomeo XII. Así lo hizo César, que siempre estaba necesitado de dinero y acosado por los acreedores,  pero esto no evitó que Roma se anexionara Chipre en el año 58 a. C sin que Ptolomeo XII hiciera nada por evitarlo,  lo que provocará una rebelión del pueblo egipcio contra  Ptolomeo XII , que correrá como un perrillo asustando a pedir la ayuda de los que eran sus amos, el Senado de Roma.,mientras que el gobierno queda en manos de su esposa Cleopatra V y de su hija Berenice IV. 

Cleopatra V, esposa de Ptolomeo , muere en el 57 a. C y su hija, y hermana de nuestra Cleopatra,  Berenice IV(74 - 55 a.C), se queda como gobernante en solitario con el apoyo de su pueblo, que la apreciaba. Se envía una comisión al senado de Roma para que medie entre padre e hija y el Senado pide a Berenice IV que contraiga matrimonio , pues sólo reconocerían a un hombre en el trono pero nunca a una mujer.Primero la obligan a casarse con el cónsul Seleuco Cibiosactes, pero Berenice IV no era una joven que admitiera imposiciones, y lo hace estrangular para seguir gobernando en solitario. De nuevo la fuerzan a casarse, ahora con el sumo sacerdote del templo de la diosa romana Belona, diosa romana de la guerra, en Capadocia. Sin embargo, el incombustible y rastrero Ptolomeo XII regresaría a Egipto después de lograr el apoyo del Senado de Roma, acompañado de varias legiones bajo el mando del cónsul Aulo Gabinio, al que, como no podía ser de otra manera,  había prometido 10.000 talentos por recuperar el trono ,  y donde encontramos a un joven Marco Antonio, entonces con 28 años,  al frente de la caballería romana

Mapa del Mediterraneo , donde en rojo aparecen las posesiones de la República de Roma antes de las conquistas de César y Pompeyo, en amarillo las conquistas de Julio Cesar , y en azul las de Pompeyo. Egipto, Judea y Crimea conservaban cierta independencia pero en realidad ya dependían de Roma. Desde la destrucción de Cartago en el 146 a.C  el Mediterraneo era un dominio de Roma (imagen procedente de http://eltamiz.com)

Ptolomeo XII entra victorioso en Alejandría y ordena la detención y ejecución de su hija Berenice IV. Es en esta época cuando Cleopatra entra en la vida pública egipcia , donde ya era famosa por su inteligencia y cultura , aunque ya daba muestras de un carácter rebelde, fuerte, obstinado y con una gran capacidad de seducción. Y parece que su padre Ptolomeo apreciaba mucho las virtudes de su hija, aunque las deudas no le dejaran demasiado tiempo para deleitarse con ella, pues tuvo incluso que nombrar como ministro de finanzas al banquero romano Rabirius, que le había prestado dinero para su campaña militar y ahora pretendía asegurare la recuperación de sus fondos saqueando las finanzas egipcias. Por supuesto, esto provocaría una nueva rebelión que obligó a Rabirius a huir a Roma. Y así llegamos al año 51 a. C cuando Ptolomeo XII  no puede derrotar al único enemigo al que no puede tratar de sobornar , la muerte

En ese momento Cleopatra tiene 18 años y su padre, que parece que si la amaba realmente, la nombra su sucesora, convirtiéndose en Cleopatra VII ,pero con una condición, debía contraer matrimonio con su hermano pequeño , el aún niño Ptolomeo XIII  que cuenta en esos momentos con sólo 10 años de edad. Ambos reinarían Egipto bajo la tutela de Roma, en concreto de Cneo Pompeyo Magno, que había gobernado Roma junto con Julio César y Marco Licinio Craso(115-53 a.C) desde el 60 al 53 a. C formando parte del Primer Triunvirato y que ahora pretendía usar a los hijos de Ptolomeo XII en su lucha por el poder en Roma. Entre el 50 y el 49 a. C Egipto sufre varios periodos de hambrunas y se desencadenan revueltas populares al tiempo que la economía egipcia se hunde en una grave crisis y su dependencia de Roma es casi absoluta. Mientras, Cleopatra tiene que hacer frente a problemas familiares. Hemos visto como moría su hermana Berenice IV en el año 55 a.C ejecutada por su propio padre, y durante los años de reinado de Berenice había hallado la muerte otra de sus hermanas, Cleopatra VI, pero aún quedaba una tercera hermana,  Arsinoe IV (68-41 a.C)


VÍDEO SOBRE LA GUERRA CIVIL ENTRE JULIO CÉSAR Y CNEO POMPEYO MAGNO Y LA BATALLA DE FARSALIA







Arsinoe era contraria a la política a favor de Roma de su hermana y trataba de arrebatarla el trono , mientras que su pequeño hermano y esposo, Ptolomeo XIII , era manejado por un consejo de tres hombres contrarios a Cleopatra , el general Aquilas, un retórico llamado Teodoto y un eunuco llamado Potino. Finalmente, en el 48 a.C , por obra de estos tres consejeros, convencen a Ptolomeo XIII para que envíe a Cleopatra al exilio en Siria . Al mismo tiempo , en Roma estallaba en el 49 a.C la guerra civil por el poder de la República entre los que antes habían sido aliados y ahora irreductibles enemigos, Cneo Pompeyo Magno y Cayo Julio César, el conquistador de las Galias. Julio César derrotaría a Pompeyo en la batalla de Farsalia librada en territorio griego el 9 de agosto del 48 a.C  y se convertía en el nuevo hombre fuerte de Roma, aunque Pompeyo había logrado huir y aún representaba una amenaza para César. Cneo Pompeyo fleta un barco y navega hasta la ciudad de Mitilene, en la isla de Lesbos frente a la costa de la actual Turquía, donde recoge a su esposa Cornelia y su hijo Sexto Pompeyo y pone rumbo a Alejandría.


Pompeyo pretendía pedir ayuda al pequeño faraón Ptolomeo XIII, sin saber que este no gobernaba , sino sus consejeros y habían decidido que sería buena idea congraciarse con el hombre fuerte de Roma, Julio César, entregándole la cabeza de su principal enemigo. Después de enviar a un mensajero a la corte de faraón, Pompeyo y su familia esperaron durante unos días a corta distancia del puerto de Alejandría hasta que llegara la respuesta. El eunuco Potino convenció a Ptolomeo XIII de la necesidad de acabar con la vida del romano y el 28 de septiembre de 48 a.C un bote se acerca a la nave de Pompeyo para llevarle hasta la costa a ver al faraón. Pompeyo sube confiado al bote, pero cuando estaban llegando a la playa ,es apuñalado por la espalda por soldados romanos que ya no servían a su general,  luego le cortan la cabeza y la llevan al faraón. Un día antes Pompeyo había cumplido 59 años y su muerte fue observada por su hijo y su esposa sin que nada pudieran hacer para ayudarlo.

Busto de Cleopatra. Al tiempo que estallaba la guerra civil en Roma, Cleopatra era enviada al exilio por el grupo de consejeros que rodeaban a su pequeño hermano y esposo Ptolomeo XIII , de apenas doce años en aquel momento . Estos también aconsejarán a Ptolomeo XIII el asesinato de Pompeyo para congraciarse con Julio César, pero los romanos no iban a agradecer la muerte de uno de sus grandes hombres a traición (imagen procedente de http://www.cecilgoitia.com.ar )

Julio César , que sería nombrado dictador de Roma , un gobierno extraordinario que confería el Senado de Roma en momentos especiales como cuando había una guerra y que daba al dictador una autoridad absoluta pero sólo durante un tiempo determinado establecido por el Senado,   se dirige a Egipto sin conocer la noticia de la muerte de Pompeyo. Pero cuando Julio César ,al frente de dos legiones, llega a Alejandría se encuentra con un panorama que no esperaba. La reina Cleopatra VII está viviendo en el exilio en Siria, el faraón Ptolomeo XIII es un títere en manos de sus consejeros, y Pompeyo había sido asesinado a traición. Aunque habían sido enemigos, para los romanos el honor era muy importante, y la muerte de Pompeyo , de un gran romano, había sido deshonrosa y un insulto a Roma. César, que lloró al saber como había sido la muerte de Pompeyo, no vacila en castigar con la muerte  a los instigadores del asesinato, los consejeros del faraón Potino y Aquilas. Las cenizas del cuerpo de Pompeyo serían entregadas a su esposa Cornelia y su  cabeza enterrada en el templo romano dedicado a Némesis,  diosa de la venganza y la fortuna.


Julio César decidió quedarse en Alejandría al tiempo que pide refuerzos a Roma. Todo parecía indicar que el final de la dinastía de los Ptolomeos y de la propia independencia de Egipto había llegado, pero Cleopatra estaba observando el curso de los acontecimientos desde su exilio en Siria y ya tenía un plan para evitar que esto sucediera. Los destinos de Julio César y Cleopatra estaban a punto de cruzarse en una escena que ha pasado a la historia y que justifican el título de este artículo, la seducción de la inteligencia. Pero eso lo veremos mañana, donde no sólo asistiremos a esta histórica escena sino a los amores entre el gran general y la reina egipcia, el incendio de la Biblioteca de Alejandría y los trágicos acontecimientos que convertirían a Cleopatra en algo más que una reina de Egipto. la convertirían en leyenda.
Famosos